CONTRATOS DE TRABAJO, CLASIFICACIÓN

Clasificación legal:

Clasifica los contratos de trabajo de acuerdo a su duración (por tiempo indefinido, por cierto tiempo o para obra o servicios determinados), por la forma (verbal o escrita); por el carácter de la relación de trabajo (individual o colectivo).

Contrato por Tiempo Indefinido.

El contrato por tiempo indefinido es el contrato por excelencia. Cuando un trabajador labora sucesivamente con un mismo empleador, en más de una obra determinada, se reputa que existe entre ellos un contrato de trabajo por tiempo indefinido.

Contrato de Duración Limitada.

Los contratos de trabajo de duración limitada, lo son en razón del tiempo de duración convenido, conforme a la naturaleza del trabajo que hace que éste sólo dure una parte del año, por la necesidad temporal del servicio, para intensificar temporalmente la producción o cuando los trabajos correspondan a circunstancias accidentales de la empresa.

Contrato por Cierto Tiempo.

El contrato de trabajo por cierto tiempo es un contrato de excepción. Los casos en que puede celebrarse están limitativamente señalados por la ley. Los contratos de trabajo celebrados por cierto tiempo fuera de estos casos legalmente permitidos o para burlar las disposiciones del Código de Trabajo se consideran hechos por tiempo indefinido.

Contratos para Obra o Servicios Determinados.

Estos contratos de trabajo deben redactarse por escrito y sólo pueden celebrarse cuando lo exija la naturaleza del trabajo. Tienen lugar generalmente en la industria de la construcción.

Contratos de Trabajo por Temporada.

También se les denomina contratos de trabajo estacionales. Se trata de contratos relativos a trabajos que por su naturaleza, sólo duran una parte del año.

CARACTERÍSTICAS DE LOS CONTRATOS DE TRABAJO:

Los tratadistas asignan al contrato de trabajo las siguientes características:

  • Es consensual, ya que se perfecciona por el simple acuerdo de voluntades, es decir, no requiere solemnidad ni formalidad alguna para su validez.
  • Es personal, esta cualidad atañe únicamente al trabajador, ya que el patrón puede ser una persona moral, y además puede ser substituido sin necesidad de que se modifique el contrato.
  • Es oneroso, porque establece obligaciones recíprocas; la prestación del servicio a cambio de una remuneración.
  • Es bilateral, ya que establece derechos y obligaciones mutuos entre las partes.
  • Es de tracto sucesivo, en virtud de que sus efectos no se agotan en el acto mismo de su celebración, sino que continúan durante la prestación del servicio.
  • Es conmutativo, ya que las prestaciones que se deben las partes son inmediatamente ciertas.
  • Es un contrato condicionado por la ley, porque no es un contrato libre, regido por la autonomía de la voluntad, sino un contrato dirigido, que lleva implícita la condición de aceptar las modificaciones impuestas por la ley, que favorezcan a los trabajadores.

CONTRATO INDIVIDUAL Y CONTRATO COLECTIVO

Un contrato de trabajo se refiere a la convención entre dos o mas personas, a fin de reglar, transmitir, modificar o extinguir entre ellas un acuerdo jurídico, el cual llevara escrito una serie de normativas o puntos, los cuales ambas partes deberán cumplir para la buena relación de los mismos.

Un contrato de trabajo puede ser de orden individual o colectivo. Un contrato individual se celebra entre un patrono o una asociación de patronos tal cual fuera el caso y así respectivamente con el empleado o trabajador quien se compromete a seguir la serie de normas o acuerdos antes planteados y de este modo cumplir con las tareas allí expresadas.