LOS LÍMITES AL CRECIMIENTO Y EL DETERIORO MEDIO AMBIENTE

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

LOS LÍMITES AL CRECIMIENTO Y EL DETERIORO MEDIO AMBIENTE

El problema del deterioro ambiental y de los procesos de contaminación ha adquirido a últimas fechas gran importancia, no sólo por la conciencia que se ha creado en torno al problema, sino por la imperiosa necesidad de resguardar la vida y entorno humano. La destrucción de la capa de ozono, los cambios climáticos, la lluvia ácida, la pérdida de biodiversidad, el sobre calentamiento de la tierra y el destino de los residuos tóxicos y nucleares, no están encerrados en las fronteras de cada país, sino que afectan a todo el planeta y conforman un marco de acción global.

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Los procesos de conservación ambiental por un lado, y la pujante y creciente necesidad de modelos de desarrollo acelerados, han sido cuestionamientos opuestos a lo largo del desarrollo de nuestra historia, planteándose un dilema entre crecimiento económico y conservación y preservación ambiental. La Revolución Industrial marcó el inicio no sólo de la búsqueda incesante de formas de crecimiento que aceleraran los procesos productivos y de competencia, sino que igualmente marcó el inicio de la destrucción y la devastación de la tierra y de los seres que en ella habitan, incluido el hombre.

Tal problemática no fue abordada sino hasta 1970 principalmente, en donde los cuestionamientos sobre la irracionalidad de los modelos de crecimiento, ocuparon los principales focos de atención e incursionaron a los más altos niveles de dirección internacional y mundial. Es así como la década de los 70’s marca el inicio de una mayor conciencia ambiental. Distintas teorías y postulados, plantean no sólo la posibilidad de conjuntar desarrollo económico con conservación ambiental, sino que incluso postulan una correlación positiva entre uno y otro (necesidad de uno para el desarrollo del otro). Algunos de los principales enfoques que versan al respecto son el Neoliberal, el Neokeynesiano, el Radicalista y el Estructuralista.

Posterior a los años 70’s, el desarrollo de temas ecológico-económicos y su presentación en foros internacionales, se ha evidenciado y ha adquirido dimensiones importantes, ahora ya incluso los tratados de libre comercio y acuerdos comerciales en general, buscan introducir normas y reglamentos ecológicos que coadyuven a resolver el problema ambiental.

Toda esta problemática que se ha planteado, no es excluyente para ningún país, y mucho menos para algunos, en donde los procesos de contaminación, devastación y depredación de la tierra son realmente alarmantes, en donde las regulaciones son muy pobres y en donde la conciencia cívica, política y social al parecer es inexistente.

Es por eso, que este reporte, intenta puntualizar, ubicándonos en un contexto internacional, algunos de los principales problemas que aquejan a nuestro país, acotando ciertas acciones que se han llevado a cabo, tanto por la iniciativa privada como por el sector público, para finalmente, plantear algunas posibles perspectivas que se vienen gestando en el país como medidas de solución al problema, tal es el caso de las altas y atractivas ganancias que podrían arrojar las inversiones en materia ambiental. Por lo anterior, este trabajo pretende hacer conciencia de la problemática, identificando los principales problemas, puntualizando algunas acciones tendientes a dar solución al problema y sobre todo, destacar por un lado, las perspectivas que en materia ecológica se tienen, y por otro, lo mucho que falta por hacer y la premura de su realización.

La Humanidad y el Medio Ambiente:

El desarrollo de la humanidad se ha matizado a lo largo de este siglo, por la búsqueda constante de mejores niveles de vida y de desarrollo, sin embargo dichos niveles de vida y de desarrollo se han visto confrontados con los deterioros y perjuicios que éstos causan contra el medio ambiente. La humanidad en su empeño de mejores y mayores niveles de ingreso, en su búsqueda por formas de producción mayormente industrializadas, ha olvidado las limitantes de un medio ambiente que se degrada y tiende al deterioro gradual hasta su desaparición. Es por la anterior, que en este capítulo se plantean las principales actividades que se han desarrollado en materia ecológica, divididos en periodos de 10 años, a la par del pretendido desarrollo económico; resaltando las principales acciones que en materia de protección ambiental se han gestado a partir de la revolución industrial; igualmente se puntualizan los alcances y límites de las mismas en el contexto de protección ambiental y crecimiento económico.

ANTECEDENTES

La Revolución Industrial es, sin duda, el inicio y punto de partida del crecimiento económico basado en los procesos tecnificados de producción. La Revolución Industrial desató, no sólo, el auge económico, científico y técnico, sino que, con el inicio de ésta, se promulgó el uso intensivo, extensivo e irracional de los recursos naturales en busca de modelos de acelerado crecimiento económico.

Durante muchos años, y antes de que la Revolución Industrial marcara para siempre a la humanidad, la industria primitiva no se constituía como un factor importante de deterioro ambiental. Las primeras industrias utilizaban el carbón como único energético y aunque provocaban grandes cantidades de gases, estas cantidades eran tan modestas que no impactaban el medio ambiente; igualmente, los procesos tradicionales de producción y explotación del suelo y subsuelo, permitían la renovación y conservación “natural” de los mismos, ya que tales procesos eran extremadamente rudimentarios, y no provocaban devastación ni aniquilamiento de los recursos. Sin embargo, una vez llegada la Revolución Industrial, los nuevos mecanismos y formas de producción, aunado a la explotación intensiva y sistemática de los recursos naturales, se fue generalizando y extendiendo de manera incontrolada, sin preveer las consecuencias irreparables de la indiferencia ambiental. Los procesos de industrialización no sólo fueron en aumento, sino que estos fueron concebidos de forma irracional, dando como resultado la grave problemática ambiental que hoy día nos invade.

A pesar de que los nuevos modelos de crecimiento acelerado, implicaban el deterioro ambiental, la devastación de los recursos y el atentado contra la propia humanidad, esto pareció poco relevante, y la imagen de cientos de chimeneas arrojando humo representó por mucho tiempo el símbolo del progreso y la consolidación del poderío económico. Desde 1789 con el inició de la Revolución Industrial, fueron más de 150 años de Indiferencia Ecológica. La “violencia ecológica”1 que se desató desde 1789 fue enorme, y en poco o nada se intentó evitar o por lo menos controlarla. Fueron más de 150 años de depredación irracional e inmisericorde de la tierra en favor de un modelo de crecimiento sostenido pero no sustentable que iba poco a poco atentando contra la propia humanidad. Aunque ya hacia finales de los años 50’s y principios de los 60’s, la conciencia ecológica empezaba a manifestarse, sobre todo a nivel de análisis y planteamientos aislados donde se mostraba la tendencia exponencial de la degradación y extinción de los recursos naturales, no es sino hasta la década de los 70’s, cuando los procesos de deterioro ambiental y depredación de la tierra se hacen tan evidentes y sus costos empiezan a manifestarse en todos los ámbitos, que la humanidad tiene que reflexionar y buscar por un lado, formas alternativas de crecimiento y desarrollo económico que eviten continuar con los procesos de deterioro ambiental, y por otro, mecanismos que coadyuven a la recuperación y saneamiento del medio ambiente.

Ante la economía mundial:

En primer lugar, tengamos en cuenta el carácter estructural de nuestra economía. Una economía basada en el ladrillo durante mucho tiempo, tanto que llegó a suponer casi el 40% del PIB del total del país. Si bien es cierto que una economía no puede basar su estructura productiva tan solo en un sector, no menos cierto es que este sector hizo que nuestro país creciera de manera sostenida durante varios años. Cuando finalmente estalló la burbuja inmobiliaria en el año 2008, muchas constructoras quebraron, lo que destruyó una gran cantidad de puestos de trabajo, tanto de empleos directos como indirectos, lo cual tuvo un doble efecto negativo en las cuentas públicas: por un lado, el estado dejó de ingresar los impuestos de la renta y las cotizaciones sociales, y por otro lado, gasto público para garantizar las prestaciones por desempleo.

MODOS DE PRODUCCIÓN CAPITALISTA

El modo de producción, es la forma en la que se organiza la producción y está constituido por la suma de las fuerzas de producción y las relaciones de producción.

Marx comienza su análisis del capitalismo por la mercancía. Bajo el capitalismo, según Marx, todo, desde un minúsculo alfiler hasta una fábrica gigante e incluso la fuerza de trabajo del hombre se compra y se vende.

La producción generalizada de mercancías es una condición indispensable para el capitalismo, los productos no se destinan al consumo personal, sinó a la venta, Lenin decia:

“Por producción mercantil, se entiende una organización de la economía social, en la que los artículos, son elaborados por productores sueltos, aislados, con la particularidad de que cada uno se especializa en la fabricación de un producto determinado, de modo que para satisfacer las demandas de la sociedad es necesaria la compraventa de productos que por ello adquieren el carácter de mercancías

Los informes al club de roma:

“Club de Roma” – es una organización no gubernamental internacional, reúne a unos setenta empresarios, directivos, políticos, altos funcionarios, expertos de confianza, activistas, académicos de los países de Europa Occidental, Norte y Sur América y el Japón.

El club inició sus actividades en 1968 con una reunión de la Accademia dei Lincei, en Roma – de ahí el nombre del club. El Presidente del Club – vice-presidente de Olivetti, miembro del consejo de administración de Fiat Aurelio Pechchei. Un club no es un Estado y un presupuesto oficial. Coordina las actividades de la junta directiva de 8 miembros. Inicialmente, la financiación de las actividades del Club empresa italiana Fiat, y de Alemania Occidental preocupación Folksvagenverk, estaban interesados en el análisis sistemático de las perspectivas de la energía y las materias primas los problemas asociados con la posibilidad de ampliar los mercados para los automóviles . Pero los científicos – la cibernética, economistas, sociólogos y otras personas involucradas para el desarrollo de estas previsiones, en su informe cubre una amplia gama de cuestiones relacionadas con los problemas mundiales.

Estos son los principales objetivos fijados por los líderes “del Club de Roma:

  • • Metodología para la sociedad, lo que podría ser científicamente analizar el “problema de la humanidad” en relación con los límites físicos de los recursos de la Tierra, el rápido crecimiento de la producción y el consumo – estos “principios de los límites del crecimiento”;
  • Mensaje a la humanidad en relación con los representantes del Club preocupante la situación crítica en el mundo por una serie de aspectos;
  • “Sugerir “a la sociedad, ¿qué medidas debe adoptar para” razonablemente para realizar negocios y llegar a un “desequilibrios mundiales”.

A principios de los años 70’s en la propuesta del Club Dzh.Forrester (EE.UU.) utiliza una metodología desarrollada por el modelado de ellos en el equipo para el “mundo cuestiones”. Los resultados de la investigación se publicaron en el libro “World Dynamics” (1971). Su conclusión: el desarrollo ulterior de la humanidad sobre la Tierra las limitaciones físicas del medio ambiente dará lugar a desastres en 20 años del próximo siglo. Tras un debate, “Forrester modelo” comité ejecutivo instruyó a los estudiantes a continuar con el estudio de Forrester. El modelo ha sido mejorado significativamente.

MEDIO AMBIENTE Y LAS NACIONES UNIDAS

El medio ambiente es el conjunto de todas las cosas vivas que nos rodean. De éste obtenemos agua, comida, combustibles y materias primas que sirven para fabricar las cosas que utilizamos diariamente.

Al abusar o hacer mal uso de los recursos naturales que se obtienen del medio ambiente, lo ponemos en peligro y lo agotamos. El aire y el agua están contaminándose, los bosques están desapareciendo, debido a los incendios y a la explotación excesiva y los animales se van extinguiendo por el exceso de la caza y de la pesca. Debido a esto, la ONU busca lograr el “desarrollo sostenible”. Este concepto quiere decir el hecho de lograr el mayor desarrollo de los pueblos sin poner en peligro el medio ambiente. Para ello se creó, en 1987, el Programa de las Naciones Unidas sobre el Medio ambiente (PNUMA), que se encarga de promover actividades medioambientales y crear conciencia entre la población sobre la importancia de cuidar el medio ambiente.

Con el fin de preservar el medio ambiente de la Tierra, que es “la casa mayor de todos los seres humanos”, la Organización de las Naciones Unidas trabaja con intensidad para lograr acuerdos internacionales que ayuden a preservar y respetar el medio ambiente, como el mejor legado o herencia que los adultos puede dejar a los niños. Así, en 1987, la ONU celebró la “Cumbre para la Tierra”, en la cual se adoptó el “Programa 21”, que es un plan de acción que explica las medidas para lograr un desarrollo sostenible. Más de 1,800 ciudades del mundo han hecho su propio programa 21 local, basándose en el que se adoptó en la Cumbre para la Tierra. En esta Cumbre, también:

Se definieron los derechos y deberes de los Estados en materia de medio ambiente. Se abordaron las cuestiones relacionadas con:

  • La protección de los bosques
  • El cambio climático y la diversidad biológica
  • Las poblaciones de peces migratorias
  • La desertificación
  • El desarrollo sostenible de los Estados Insulares (islas).
  • En 1997, tuvo lugar la “Cumbre de Río, que tenía como principal objetivo analizar la ejecución del “Programa 21”, aprobado en la Cumbre de 1992. En la Cumbre de 1997 se obtuvieron diversas acuerdos que se plasmaron en el documento final de la sesión.

El estado estacionario: En mecánica cuántica un estado estacionario es aquel en el cual la densidad de probabilidad no varía con el tiempo. Una consecuencia es que los estados estacionarios tienen una energía definida, es decir, son autofunciones del Hamiltoniano del sistema. Como es una autofunción del Hamiltoniano, un estado estacionario no está sujeto a cambio o decaimiento (a un estado de menor energía). En la práctica, los estados estacionarios no son “estacionarios” para siempre. Realmente se refieren a autofunciones del Hamiltoniano en el que se han ignorado pequeños efectos perturbativos. Esta terminología permite discutir las autofunciones del Hamiltoniano no perturbado considerando que la perturbación puede causar, eventualmente, el decaimiento del estado estacionario. Esto implica que el único estado estacionario de verdad es el estado fundamental.

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">