El Feminicidio en la República Dominicana

República Dominicana tiene mayor número de feminicidios en El Caribe

Con una voz de sonido firme y cálido, la joven Vierka Reyes revelo que por más de un año fue víctima de violencia intrafamiliar; sufrió persecuciones, acosos, humillaciones, golpes, intentos de agresión sexual y al final un asesinato por parte de su pareja.

Estuvo desesperada por la situación, realizo una búsqueda de ayuda en la Unidad de Atención a la Violencia Contra la Mujer. Pero ya que los problemas aquellos con su ex esposo prosiguieron, decidió abandonar el lugar donde vivía para buscar asistencia en dicha institución, donde consiguió una orden de protección y alejamiento a su favor, pero esto no sirvió y fue al final asesinada cruelmente por aquel hombre.

La ley 24-07 sobre el Feminicidio

Los procesos nacionales que son reconocidos para este tema de la violencia de género, fueron trabajados a partir de la promulgación y aplicación de la ley 24-97, sobre la violencia Intrafamiliar, que se modificó el Código Penal Dominicano, en enero del 1997, un trabajo que se realizó con el proceso de coordinación entre autoridades de las ONGs y gubernamentales reconocidas que trabajan el tema desde hace algunos años en el país.

Existen otros paquetes de legislaciones que están constituidas dentro de los mecanismos legales para la Violencia de Genero e Intrafamiliar para evitar los feminicidios que son:

  • Ley 136-03 que deroga la Ley 14-94 a partir de octubre 17 del 2004.
  • Ley 24-97 sobre violencia intrafamiliar
  • Ley 88-03 que instituye en todo el territorio nacional las Casas de Acogida o Refugios y sus Reglamentos
  • Ley 137-03 Sobre Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas

En los mecanismos nacionales, leyes y protocolos, se reconoce la violencia intrafamiliar y los feminicidios como una forma de violación a las libertades fundamentales de las personas y los derechos humanos que se aprende de generación en generación.

Además, se parte de que la violencia hacia la mujer es un obstáculo grave para el desarrollo humano que no permite alcanzar una buena calidad de vida para las personas y que se debe reconocer más como un problema público y de salud pública, que genera inmensos costes económicos, psicológicos y sociales en términos de perdida humana y económica. Existen documentos que quieren llegar a esta finalidad que son los siguientes:

  • Plan Nacional de Equidad de Género.
  • Modelo Nacional para la Prevención y Atención de la Violencia Intrafamiliar
  • Normas Nacionales de Atención en Salud a la Violencia Intrafamiliar contra la Mujer,
  • Organización de Redes Locales de Atención Integral a la Violencia Intrafamiliar

Ministerio de la Mujer

El Ministerio de la Mujer trabaja arduamente para promover la autonomía de la mujer y la igualdad de género dentro de este país lleno de machismo. Cada día en el sector Los Guaricanos ya sea en la intimidad o en lo público se registran casos de violencia hacia la mujer, dejando como consecuencias: embarazos no deseados a temprana edad, lesiones físicas, abusos sexuales, problemas de salud mental, feminicidios, y extremos suicidios.

La violencia contra las mujeres es una expresión colocada en la desigualdad entre hombres y mujeres; basada en la afirmación de machismo y superioridad en un sexo sobre otro, básicamente los de sexo masculinos sobre las de los sexos femeninos. Esta condición de desigualdad afecta a toda la sociedad en su conjunto y no obstante, estos actos violentes ahí que analizarlos dentro del contexto de la sociedad a nivel general.

En otro ámbito, existe un estudio de la Procuraduría General de la Republica que hace énfasis en revelar que el mayor porcentaje de los culpables de feminicidios que se encuentran bajo la disposición de la justicia son choferes de transporte público o militares. Pero no es bien conocido que la violencia no conoce ni fronteras, ni limites, pues esta se refleja en todos los hogares donde no faltan recursos económicos o tengan un puesto flujo marital perfecto.

Procuraduría General de la República

La Procuraduría General de la República ha definido el feminicidio como aquel delito que tiene como consistencia quitarle la vida a una mujer de manera intencional y lo tiene clasificado en tres renglones.

En el primer renglón está el Feminicidio Intimo que consiste en el que se comete por un hombre con quien la víctima tuvo o tenía una relación familiar, intima o de convivencia.

En el segundo renglón está el Feminicidio No Intimo, que consiste en aquel asesinato cometido por un hombre con quien esa víctima no tenía ninguna relación pasional. En dicha categoría caen algunas riñas, robos, violaciones sexuales, entre otras.

En el tercer y último renglón está el Feminicidio General que es la suma total de los dos renglones anteriores. En ese orden de renglones, no pasa un día sin que nuestra sociedad se sienta estremecida por hechos sangrientos que van insensibilizando a una audiencia que miran dichas acciones como algo normal y hasta cotidiano.

Sin embargo, como una solución a este fenómeno social nos podemos encontrar con la esperanza de la implementación del Plan Convivencia que consiste en la ejecución de una política contra estos crímenes. Según Domínguez Brito.

Feminicidios en República Dominicana una lacerante realidad

En los primeros 6 meses del año 2012, se registraron 98 feminicidios en la República Dominicana, lo que equivale a un asesinato cada 44,6 horas; un poco menos de un feminicidio por cada dos días.

En Santo Domingo Norte, sector Los Guaricanos el feminicidio al igual que la violencia de genero de forma sexual o intrafamiliar se ha observado estadísticamente después de la segunda mitad del año 2004, y aun los datos en la actualidad van en crecimiento, ya que ahí diversidades de indicadores que se necesitan para que se contemple actualmente la gravedad del fenómeno.

Es un hecho lacerante que actualmente los mecanismos se seguridad de nuestro país no pretendan ayudar a las mujeres víctimas de violencia intrafamiliar dándole seguimiento a esos hombres a través de programas de educación sobre el valor de la vida. Las cifras actuales son muy alarmantes, esto debido a la sobredosis de situaciones irreales donde el hombre se cree el dueño y señor de la mujer que tiene a su lado, sin embargo, esto debe desagregarse con dichas actuaciones de las autoridades.

En la R. Dominicana, el término feminicidio es conocido y utilizado desde mediados de la década de los ochenta dentro del movimiento feminista y de mujeres organizadas e independientes para señalar los asesinatos de mujeres por el hecho de ser mujeres y hasta el día de hoy, no se ha cuestionado esta terminología que sigue siendo utilizada más allá del movimiento social de mujeres.

El alrededor de las víctimas de feminicidios íntimos y no íntimos, se reconoce las violencias que antecedieron y el maltrato, como permanentemente sostenidas por el terror psicológico de su verdugo, en un cien por ciento de los casos. Las amenazas de asesinato están plasmadas en todos los casos generalizados.

La fase de indagación de los casos de cierta forma comienza en el mismo momento en que hay una querella formal ante la Fiscalía o por conocimiento del Ministerio Público, o como parte de una denuncia pública. Es una fase en la que se trata de crear un método claro de protección inmediata a la víctima, aunque haya un desenlace fatal.