Clasificación del capital contable

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

El capital contable se divide en dos categorías : capital contribuido y capital ganado.

Capital contribuido

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

El capital contribuido se constituye por :

  • Capital social: está representado por títulos que han sido emitidos a favor de los accionistas o socios como evidencia de su participación en la entidad. En aquellas empresas que estén constituidas como sociedades de responsabilidad limitada, el capital social está representado por partes sociales. En las sociedades anónimas, el capital social está representado por acciones.

Existen dos tipos de acciones, cada una de las cuales le confiere a sus tenedores  diferentes derechos:

  • Acciones comunes: los dueños de las acciones comunes son generalmente los que controlan la dirección de la empresa; si la empresa sólo  tiene un tipo de acciones, éstas son comunes. Los accionistas comunes  participan en el riesgo de pérdida y reciben los beneficios del éxito, pero  no tienen garantía de dividendo ni de recibir activos específicos en caso de disolución.
  • Acciones preferentes: los accionistas preferentes tienen ciertos derechos especiales, a cambio de los cuales sacrifican parte de los derechos inherentes a las acciones, como el derecho al voto o a participar en la administración de la empresa. Algunos derechos de los que gozan los accionistas preferentes son:
    • Tienen preferencia en cuanto a dividendos en relación con los accionistas comunes.
    • El dividendo para los accionistas preferentes se estipula de antemano en el cuerpo de la acción y es acumulable, de manera que si un año no se reparten dividendos, éstos se acumulan para el siguiente periodo.
    • Tienen preferencia en cuanto a activos si hay una liquidación, en cuyo caso tienen derecho a ellos después de los acreedores externos y antes de los accionistas comunes.
    • Sus acciones pueden  convertirse a comunes cuando así se haya estipulado en la acción.
  • Prima en venta de acciones: las acciones generalmente tienen un valor nominal, que es el valor que está estipulado en el título de la acción, por ejemplo $120. Algunas empresas venden sus acciones en la Bolsa de Valores, las cuales son compradas por el público inversionista a su valor de mercado, es decir, al precio que se cotizan en los mercados financieros dependiendo de la oferta y la demanda. Ese valor de mercado puede llegar a estar por encima de su valor  nominal, por ejemplo $145, por lo que al comprar las acciones los accionistas estarían pagando un excedente de $25 sobre su valor nominal, al que se le denomina  prima en venta de acciones.

Supongamos que una empresa emite (vende) 5,000 acciones con valor nominal de $250 cada una y se venden en la Bolsa de Valores en $300. entonces tendríamos:

Capital social ( 5000 x $250)                               $1,250,000

Prima en venta de acciones (5,000 x $50)                  25,000

  • Donaciones: en ocasiones puede ocurrir que la empresa se vea beneficiada por un donativo, sobre todo si es de beneficencia; esos donativos se incluyen dentro de capital contribuido en un rubro llamado capital  donado.

Anexo 1

Capital ganado

Corresponde al resultado de las operaciones de la empresa y de otros eventos o circunstancias que la afectan. Como vimos en el capítulo 5, el capital contable se ve incrementado por las utilidades de la empresa  o disminuido por las pérdidas.

Las partidas que integran el capital ganado son:

  • Utilidades retenidas: son las utilidades que se han reinvertido en el negocio en periodos pasados y cuyo cálculo se presenta en el estado de utilidades retenidas, que aunque no es un estado financiero básico, forma parte del estado de variaciones en el capital contable y su formato se muestra a continuación:

Anexo 2

Los accionistas esperan obtener un beneficio por su inversión superior al que recibirían si tuvieran el dinero invertido en el banco o en algún otro instrumento de inversión, ya que este tipo de inversiones representa un mayor riesgo debido a que no se sabe a ciencia cierta si la empresa obtendrá o no utilidades, así que a mayor riesgo, mayores son los beneficios esperados. Ese  beneficio lo pueden obtener de dos maneras:

  • Con el pago de dividendos
  • Con un aumento del valor de mercado de sus acciones

Los dividendos representan la parte de las utilidades que se reparte entre los accionistas; recordemos que las aportaciones de  los accionistas son una fuente de financiamiento para las empresas, por lo que éstas los retribuyen mediante el pago de dividendos. El monto y fecha del reparto de dividendos son determinados en junta del concejo de la alta administración. Estos dividendos pueden ser en efectivo o en especie y no deben exceder el monto de utilidad disponible.

Sin embargo, en épocas de crecimiento o si en el ejercicio se obtuvieron pérdidas, puede ocurrir que no se repartan dividendos, en cuyo caso el accionista puede esperar a que la empresa se recupere o consolide su crecimiento para ver los resultados de su inversión. En cambio, los acreedores no esperan, lo que puede provocar -si no se realizó una adecuada planeación financiera- que se llegue a la quiebra y en consecuencia, al cierre de la empresa.

Por ejemplo, supongamos que una empresa tenía al inicio del periodo un saldo de utilidades retenidas de $65,000; durante el periodo obtuvo utilidades por $40,000, de las cuales repartió en forma de dividendos $12,000. El total de utilidades retenidas al final del periodo quedaría:

Utilidad retenida inicial                     $65,000

+    Utilidad del periodo                     40,000

Utilidad disponible                          $105,000

–     Dividendos                                 12,000

=     Utilidad retenida final                $93,000

El estado de utilidades retenidas sirve de enlace entre el estado de resultados y el balance general.  Como hemos visto, los resultados obtenidos en la empresa repercuten directamente en el capital, reflejándose como un aumento o una disminución en el capital contable según  se muestra a continuación:

Anexo 3

  • Pérdidas acumuladas: representan lo contrario a las utilidades retenidas, es decir, las pérdidas que ha acumulado la empresa en periodos pasados y que ocasionan un decremento en el capital ganado de la empresa.

Anexo 4

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">