CENTROS COMERCIALES ABIERTOS

INTRODUCCIÓN

El asociacionismo espacial se produce cuando varias empresas, normalmente minoristas, desarrollan su actividad comercial de forma independiente en un espacio común. Esto supone la ”agregación de ofertas y la asunción en común de servicios e instalaciones propias del lugar donde se ubican los establecimientos”.

Algunos de los motivos que subyacen en las empresas a la hora de practicar alguna de las formas de asociacionismo espacial pueden ser:

  • Búsqueda de economías de escala organizativas.
  • Defender un mercado ante la entrada de posibles competidores.
  • Compartir costes y/o recursos.
  • Acceder a nuevas oportunidades.
  • Intercambiar experiencias.
  • Conseguir apoyo institucional (del gobierno, de las comunidades autónomas, corporaciones locales, etc.).

Los comerciantes (minoristas y mayoristas) que practican formulas de asociacionismo espacial buscan beneficiarse del:

  • Principio de aglomeración, que afirma que los puntos de venta obtendrán mayores resultados si están situados próximos entre si.
  • Principio de complementariedad, que dice que los establecimientos que ofrecen productos diferentes que entran en el mismo proceso de compra de los consumidores conseguirá mas ventas al localizarse unos cerca de otros.

Los centros comerciales son agrupaciones de minoristas, que pueden estar ubicados en un espacio común a pie de calle, formando los centros comerciales abiertos, o bien localizarse dentro de un edificio, dando lugar a los centros comerciales, clásicos o cerrados. De la misma forma, los minoristas pueden agruparse en mercados municipales y galerías comerciales, cuya característica principal es el tipo de productos que ofrecen (alimentación, básicamente). Por su parte los mayoristas que ocupan un mismo espacio para atender a sus clientes (mayoristas mas pequeños o detallistas) conforman los mercados centrales de mayoristas.

La característica general de todas estas figuras de asociación espacial es la existencia de negocios que gestionan y administran de forma independiente, pero que comparten un mismo espacio. La atracción que se genera es mayor que la generada por cada uno de los establecimientos (sinergia), lo que conduce a un mayor volumen de ventas y mejores resultados. La organización comunitaria de ciertos servicios (limpieza, vigilancia, administración, logística, etc.) y de algunas variables de marketing ( como la publicidad y la promoción), así como la complementariedad de la oferta y la distribución racional de los establecimientos, entre otros aspectos, contribuirá a  los mejores resultados, difíciles de alcanzar si cada miembro se encontrara ubicado de forma independiente.

CENTROS COMERCIALES ABIERTOS

Concepto y orígenes.

 El comercio minorista tradicional, principalmente el ubicado en los centros de la ciudades, ha sufrido en las ultimas décadas una perdida de su cuota de mercado frente a otras formulas mas modernas, tanto en su gestión (como un hipermercado) o especialista (las superficies especializadas).

El cambio de hábitos de consumo y compra de la sociedad y la ubicación de grandes superficies en la periferia se han visto acompañados del deterioro físico y ambiental del centro de las ciudades, la dificultad de acceso y de aparcamiento, etc.

La supervivencia de este tipo de comercio, tradicional y ubicado en el centro de la ciudad, pasa necesariamente por la modernización de sus estructuras y en muchos casos por la asociación de comerciantes. Esta necesidad de ve acompañada por el interés de las corporaciones locales en revitalizar los casos urbanos.

Es por ello por lo que aparece el concepto de centros comerciales abiertos, que a diferencia de los centros clásicos o cerrados, son aquellos en los que se concentran un determinado número de establecimientos detallistas en una zona a cielo abierto.

Esta formula de asociacionismo espacial se convierte en una estrategia necesaria para el comercio tradicional del centro, de forma que pueda ofrecer multi-producto y un conjunto de servicios a los consumidores que de forma independiente no se lograría. De esta forma la atracción que se genera permite competir con otros formatos comerciales más modernos.

Existen distintas denominaciones para esta idea: centros comerciales a cielo abierto, centro comerciales naturales, centros comerciales tradicionales, centro ciudad o centros comerciales abiertos.

Un centro abierto se puede definir como ” agrupación de un numero indeterminado de establecimientos comerciales independientes que se encuentran ubicados en las calles urbanas de un espacio concreto con una tradición comercial en la zona (habitualmente en los cascos históricos de las ciudades ), que están vinculados a través de una sociedad jurídica y con una gestión externa común, con un criterio de unidad de imagen propia permanente”.

Mas recientemente, en el I Congreso de Centros Comerciales Abiertos (2000), se propuso el siguiente concepto: ” Formula de organización comercial con una imagen y estrategia propia que cuenta con implicación de todos los agentes de un área delimitada de una ciudad, con una concepción global de oferta comercial, servicios, cultura y ocio”.

La definición, por tanto, parece evolucionar hacia la idea de la gestión integral, tanto del centro urbano como de otras zonas de la ciudad, donde convive multitud de aspectos (comerciales, evidentemente, aunque también de urbanismo, sociales, culturales, legales, etc.) y múltiples agentes (comerciantes, ayuntamientos, delegaciones, asociación de vecinos, etc.). Por ello, parece mas oportuno emplear el termino Centro Comercial de Área Urbana (CCAU), que podría ser definido como ”agrupación de agentes sociales, económicos, políticos y culturales de un área urbana delimitada, vinculados a través de una entidad con personalidad jurídica que, con una gestión externa común y un criterio de unidad e imagen propia, persigue la mejora de la situación socioeconomica de su entorno”.

Por tanto, no es una simple agrupación de comerciantes, sino que los distintos agentes deben colaborar y cooperar para desarrollar y lograr el éxito de los CCAU.

Características.

 Aunque no hay un unico modelo de centro comercial de area urbana, podemos senalar algunas de sus caracterisricas:

  • Existencia de un determinado numero de establecimiento con una cierta entidad y tradicion comercial.
  • Definicion geografica concreta.
  • Elevada diverrsificacion de la oferta comercial y de servicios.
  • Establecimientos que actuen como locomotoras del resto de los puntos de venta ubicados en el CCAU. Un foco de atraccion podria ser un mercados municipal, por ejemplo.
  • Comerciantes con vacación asociativa y de gestión común.
  • Adecuacion de los establecimietos comerciales al entorno arquitectonico y urbanistico, mediante la restauracion y remodelacion externa de fachadas, escaparates, rotulos y señalizacion que potencien la imagen singular del conjunto.
  • Voluntad real de revitalizar y rehabilitar el área por parte de las diferentes instituciones involucradas.

VENTAJAS DE LOS CENTROS URBANOS

Los beneficios de los CCAU se extienden a todos los agentes involucrados, así como a los posibles clientes

 BENEFÍCIANOS DE LOS CENTROS URBANOS

AGENTES BENEFICIOS
Comerciantes Aumento de las ventas del tránsito peatonal.
Propietarios Incremento de las rentas (alquileres) y del valor de sus propiedades
Ayuntamiento Recuperación del la ciudad

Incremento de las recaudaciones municipales

Clientes Las compras se realizan en un entorno agradable, seguro, más accesible.

La oferta de productos es variada.

No es necesario Desplazarse a la periférica de la ciudad.

 

Visitantes (turistas) Encuentro lugares de interés y actividades de ocio.

No obstante, para que estos benefícianos se produzcan, deben salvarse las siguientes limitaciones:

  • Insuficientes recursos económicos y técnicos.
  • Escasa cultura participativa de los comerciantes.
  • Formulas de gestión tradicionales de los puntos de venta
  • Diferencia en los intereses y en la forma de trabajar de los distintos agentes involucrados. (Comerciantes, políticos, asociaciones sociales, etc.)
  • Imagen débil, en comparación con la imagen de otros establecimientos, como grandes superficies. (grandes almacenes, hipermercados, etc.)
  • Vulnerabilidad antes cualquier acción externa.

CENTROS COMERCIALES (CLÁSICOS O CERRADOS)

Conceptos y Orígenes:

El término centro comercial puede tener distintas acepciones:

Lugar del Centro de las Ciudades donde se ubican muchos establecimientos comerciales

En marketing territorial, un centro comercial es el centro de un area comercial.

Como sinónimo de grandes superficies  (grandes almacenes o hipermercados)

No obstante, nosotros utilizamos el término  centro comercial para referirnos al formato fruto de la evolución de un concepto, anterior en el tiempo llamado almacén colectivo de detallistas independientes.

Se utiliza el nombre de centro comercial para designar al conjunto de establecimientos minoristas de dimensiones y actividades diversas, que han sido planificado  y construido para constituir una entidad comercial, cuyas ofertas competidoras y complementarias constituyen para el publico un factor de atracción.

Características y condiciones de éxito.

Los establecimientos detallistas que se ubican en un centro comercial se dedican a actividades y complementarias, con el objetivo de cubrir el mayor numero de secciones posibles y no competir entre ellas. Las secciones más frecuentes son: Alimentación, moda, calzados, complementarios, así como establecimientos de servicios tales como: bancos, agencias de viajes, peluquerías, restaurantes etc.

Cada punto de venta es gestionado de forma independiente, aunque muchas de las decisiones se encuentran limitadas por la aceptación de unas normas comunes.

El centro comercial es planificado, desarrollado y comercializado por una o varias entidades. Una vez comenzada la actividad, el centro comercial se gestiona como una unidad, de forma que las labores de publicidad, limpieza, seguridad y otros servicios comunes, así la vigilancia e inspección de que se cumplan los acuerdos tomados por los miembros del centro y la gerencia, son tareas de los gestores del centro.

Los centros comerciales pueden contar con una o varias locomotoras o anclas, que son medianas o grandes superficies que atraen a gran cantidad clientes.

Las variables que condiciones el éxito de un centro comercial, además del acierto y profesionalización en el proceso de su creación son las siguientes:

Accesibilidad: los centros comerciales, tanto los situados en el centro de las ciudades como en la periferia, deben proporcionar un fácil acceso de los clientes,  de forma peatonal, en vehículo propio o en transporte público.

Confortabilidad: los centros comerciales deben de ser cerrados y dotados de la climatización que asegure la estancia agradable de los clientes con independencia del tiempo.

Limpieza y seguridad: Estas condiciones son indispensables para la visita transcurra en condiciones optimas.

Oferta diversificada: este es un factor que va a condicionar en gran medida el tamaño y el tipo de clientela que acudirá al centro a efectuar sus compras.

Posibilidad de complementar las compras y el ocio: Los centros comerciales deben procurar que ir de compras se convierta en un placer, compaginándolo con actividades complementarias, como comidas, ir al cine, etc.

Clasificación

Hay distintas clasificaciones de los centros comerciales.

  • Centros comerciales pequeños.
  • Centros comerciales grandes.
  • Centros regional.

 Clasificación de los Centros Comerciales

Hay distintas clasificaciones de los centros comerciales, dentro de las mismas el criterio de clasificación sería la Superficie Bruta Alquilable (SBA), es decir, la superficie de venta que presenta el centro.

Según este criterio, distinguimos entre:

  • Centro comercial pequeño, cuya SBA es menor de 10,000 m2.
  • Centro comercial grande, estando su SBA entre 10,000 y 40,000 m2.
  • Centro regional, cuya SBA es superior a los 40,000 m2.

Existen distintos tipos de centros comerciales, independientemente de la superficie que ocupen, estos son:

  • Centros basados en hipermercados. Son aquellos centros que fundamentalmente se dedican a la alimentación y su locomotora es un hipermercado. Generalmente éste ha sido el promotor del centro y utiliza las galerías anexas del centro para complementar su oferta comercial.
  • Centros Temáticos. Son centros que reúnen fundamentalmente a establecimientos dedicados al mismo sector. Pueden estar dedicados a la moda, pero lo más recientes son los centros de ocio y se acompañan de otros locales de restauración.
  • Centros comerciales de fabricantes. Reciben el nombre de Factory Outlets Centros (FOC), o simplemente Factory, y reúnen a establecimientos que venden directamente al consumidor el excedente de fabricación, existencias obsoletas o taras, a precios inferiores al de los canales clásicos.

 Algunas de sus características:

  • Se comercializan excedentes de producción, productos descatalogados, prototipos, muestras, artículos con pequeños defectos de fábrica y restos de temporada.
  • Existe un descuento mínimo de 30%, que puede llegar hasta el 10% en épocas de rebajas. La oferta se hace muy atractiva para los consumidores, así como para los productores, que con este canal llegan a vender hasta un 20% de su cifra de negocios.
  • Ubicación. Se localizan lejos de los grandes centros urbanos, para no entrar en competencia directa con los canales habituales de distribución y venta. No obstante, también suele ser habitual una mezcla de comercio tipo FOC con zonas o centros de ocio, así como ubicaciones en zonas turísticas.
  • Como su nombre indica, los FOC deberían ser centros cuyos arrendatarios fuesen fabricantes. No obstante, es muy habitual que los miembros del FOC sean:

1) Distribuidores de esas marcas.

2) Comerciantes que venden los excedentes de stocks de sus tiendas convencionales multimarca.

3) Comerciantes que compran a fabricantes y distribuidores sus excedentes o sobrantes, con el fin de venderlos posteriormente a estos centros.

En la mayoría de los centros comerciales, los locales se arriendan y no se venden. Los arrendatarios pagan además una cuota variable de entre un 4% y un 12% de las ventas que se realizan para el mantenimiento del centro.

 Los FOC no son homogéneos y existen diversas clases:

  • Los que comercializan marcas muy prestigiosas, tratan de evitar que la venta con descuento repercuta negativamente en la imagen de la marca. Por tanto, intentan crear un ambiente similar al de una calle comercial convencional. Crear este entorno requiere grandes inversiones que hace que los costes de los alquileres y los gastos de comunidad sean altos.
  • Los FOC, radicalmente opuestos, entienden que los productos se venden como si estuvieran en el almacén de una fábrica. Estos crean un ambiente parecido al de una fábrica, con techos altos, suelos y acabados simples. De esta forma, los costes de estancia en el centro por los arrendatarios son inferiores que en el caso anterior.
  • Parque de actividades comerciales. Son centros de reciente aparición, en los que alrededor de una zona de aparcamiento y espacio urbanizado comunes se agrupan varios edificios, cada uno de los cuales está ocupado por una empresa, generalmente cadenas especializadas. Su ubicación es en zonas periféricas debido al precio del suelo más bajo, lo que permite la implantación de negocios que requieren importantes superficies de ventas para su desarrollo, (Medianas y grandes superficies).

 Ventajas e inconvenientes de los Centros Comerciales:

 Los detallistas ubicados en los centros comerciales obtienen las siguientes ventajas:

La existencia de una organización y servicios comunes:

  • Reducción de los costes de servicios (vigilancia, limpieza, ect.)
  • Posibilidad de reducir los costes administrativos con la centralización de los mismos (contabilidad, gestión de facturas, ect.)

La planificación conjunta:

  • Distribución racional de los establecimientos en cuanto a tamaño y gama de productos, fundamentalmente.
  • Complementariedad de la oferta.
  • Servicios comunes a los clientes (aparcamientos, climatización, diseño, ect.)

La agrupación comercial:

  • Imagen y logotipos comunes. En cuanto a la utilización del nombre del centro, existen dos posibilidades: su empleo por todos los miembros del centro o bien utilizarlo conjuntamente con el nombre de cada establecimiento.
  • Posibilidad de realizar acciones comerciales conjuntas (publicidad, promoción, rebajas, ect.)
  • Mayor poder de atracción de clientes.
  • Ventas más altas, debido a la mayor asistencia de los clientes.

 Los inconvenientes fundamentales de la integración de un comercio en un centro comercial son los siguientes:

  • Perdida de independencia
  • Elevados costes

MERCADOS MUNICIPALES Y GALERÍAS DE ALIMENTACIÓN

Mercados municipales

Los mercados municipales o de abastos se definen como un conjunto de establecimiento minoristas, independientes entre sí, que venden productos de alimentación, fundamentalmente perecederos, agrupados en un edificio y que presentan una gestión común controlada por un ayuntamiento u otra entidad, por concesión de éste.

Los mercados suelen ubicarse en los barrios o zonas densamente pobladas de las localidades. Se distribuyen atendiendo a caracteres demográficos, teniendo en cuenta aspectos de la zona, como distancia, equipamiento, ect.

Alguna de sus características son:

  • Los edificios de los mercados son propiedad, en gran parte, de las corporaciones locales respectivas, que se ocupan de su puesta en funcionamiento, así como de su vigilancia y conservación.
  • El edificio se ubica en el centro de las ciudades y se concreta en una o dos plantas comerciales como máximo.
  • No disponen, normalmente, de aparcamiento para sus clientes.
  • Los vendedores son totalmente autónomos. No existen acción común o colaboración de ningún tipo entre ellos. Los puestos, generalmente de pequeño tamaño, tienen carácter de explotación familiar y las contrataciones de personal no emparentado son mínimas.
  • El horario es normalmente matinal, aunque existe la tendencia de ampliarlo por la tarde.
  • Los productos que se venden en los mercados son principalmente productos de uso cotidiano perecederos, es decir, carnes, pescados, frutas y verduras, ect.; por esta razón, las compras de los consumidores son frecuentes.
  • Por el número de puestos, destacan ampliamente los de frutas y verduras, seguidos de los de carnes y pescados y {aves y huevos}.
  • Existe una gestión de funcionamiento en común, así como servicios y locales técnicos comunes.

VENTAJA E INCONVENIENTES DE LOS CENTROS COMERCIALES

 Los detallistas ubicados en los centros comerciales obtienen las siguientes ventajas, derivadas de:

La existencia de una organización y servicios comunes:

  • Reducción de los costes de servicios (vigilancia, limpieza, etc.).
  • Posibilidad de reducir los costos administrativos con la centralización de los mismos (contabilidad, gestión de facturas, etc.).

La planificación conjunta:

  • Distribución racional de los establecimientos en cuanto a tamaño y gama de productos, fundamentales.
  • Complementariedad de la oferta.
  • Servicios comunes a los clientes (aparcamientos, climatización, diseño, etc.).

Los inconvenientes fundamentales de la integración de un comercio de un centro comercial son los siguientes:

  • Perdida de independencia.
  • Elevados costes.

MERCADOS MUNICIPALES Y GALERÍAS DE ALIMENTACIÓN

 Mercado municipales:

Los mercados municipales o de abastos24 se definen como un conjunto de establecimiento minoristas, independiente entre sí, que vende productos de alimentos, fundamentalmente perecederos, agrupado en un edificio y que presentan una gestión común controlada por un ayuntamiento u otra entidad, por concesión de este.

Los mercados suelen ubicarse en los barios o zonas densamente pobladas de las localidades. Se distribuyen atendiendo a caracteres demográficos, teniendo en cuenta algunas de sus características son los siguientes:

  • Los edificios de los mercado son propiedad, en gran parte, de las corporaciones locales respectivas, que ce ocupan de supuestas en con funcionamiento (construcción, equipamiento, adjudicación de puestos, etc.) así como de su posterior vigilancia y conservación.
  • El edificio se ubica en el centro de las ciudades y ce concreta en una o dos plantas comerciales como máximo.
  • No disponen, normalmente de aparcamiento para sus clientes.
  • Los vendedores son totalmente autónomos. No existe acción común o colaboración de ningún tipo entre ellos. Los puestos, generalmente de pequeño tamaño, tiene carácter de explotación familiar y las contratación de personal no emparentado son mínimas.
  • El horario es normalmente matinal, aunque existe la tendencia de ampliarlo por la tarde.
  • Los productos que se venden en los mercados son principalmente de uso cotidiano perecederos, es decir, carnes, pescado, frutas, verduras, etc., por esta razón, la compra de los consumidores son frecuentes.
  • Por el número de puestos, destacan ampliamente lo de frutas y verduras, seguidos de los de canes y pescados y aves y huevos.
  • Existen una gestión de funcionamiento en común, así como servicios y locales técnicos comunes.

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS MERCADOS MUNICIPALES

 Para el empresario. Por la naturaleza de los productos que se venden, el nivel de ventas de los puestos es bastante constante, con las consiguientes ventajas respecto a las previsiones de compras a realizar y el almacenaje de los productos, evitando asi, entre otras cosas, las inmovilizaciones excesivas y el deterioro de los productos.

Por el contrario, el principio inconvenientes es que sus instalaciones son pequeñas, lo que limita la volumen de ventas.

Para el consumidor. Las principales ventajas son:

  • El cliente suele conocer perenalmente a los vendedores, generándose un ambiente de confianza inusual en otros métodos de venta.
  • La proximidad de los mercados a las vivienda de los consumidores.
  • Pueden realizar cualquier reclamación a la cantidad y/o precio de los productos adquiridos dentro del mismo mercado.

Desde las corporaciones locales están desarrollando medidas para la recuperación de los mercados municipales y del comercio tradicional allí implantando algunas son:

  • Realizar un análisis exhaustivo para reflejar su situación actual y su expectativa.
  • Crear una imagen para el mercado y remodelarlo atendiendo a un plan estratégico. Una buena opción es crear un centro comercial abierto en el que el mercado ejerza de locomotora.
  • Colaboración entre la administración local y los comerciantes para el moderniza miento del mercado:
  • Acciones comerciales conjunta (campaña de publicada y promociones)
  • Mescla comerciales adecuada a la necesidades de su público,
  • Actitud de horario

Servicio a los consumidores: consolidación de la entrega a domicilio, comprar por teléfono o internet, carritos de compra, tarjeta de crédito, aparcamiento…

Mejora de la actividades funcionales:

  • Carga y descarga, almacenamiento, gestión de los desperdicios.
  • Cambios físicos en el mercado: mejor en le ambiente, climatización, señalización carteleria, amplitud, de pasillos…
  • Practica de merchanding en el mercado: expositores, iluminación, adecuación del surtido.

FORMACIÓN DE LOS COMERCIANTES.

Probar con nueva mescla comercial. Así, en algunos mercados de Iberoamérica se está produciendo el numero de pues dedicados  los productos frescos y abriendo establecimientos de restauración y de artesanía local, con intención de convertirlos en centros de atracción turísticos.

Ventajas e inconvenientes de los mercados centrales de mayoristas:

  1. A) Para el empresario (mayorista o minorista), se encuentran las siguientes ventajas:
  • Las operaciones comerciales son más cómodas para el mayorista, al asegurarle una fuerte presencia de comerciantes, y para el minorista, al permitirle una elección fácil.
  • Proporciona a los empresarios una estructura adecuada donde poder realizar sus actividades. Los mercados centrales disponen de amplias instalaciones, modernas y con una amplia gama de servicios.
  • La confrontación entre la oferta y la demanda determinará los precios de los productos. Se puede considerar que en los mercados centrales de desarrolla lo que teóricamente se conoce como competencia perfecta. El libre juego de oferentes y demandantes proporciona diariamente el precio de mercado para cada uno de los productos.

El principal inconveniente radica en la necesidad de desplazarse al mercado central para realizar sus compras y sus ventas.

  1. B) Para el consumidor. Entre las ventajas encontramos:
  • El sistema garantiza un perfecto control de los precios y de las calidades de los productos por parte de los poderes públicos.
  • Representa un medio muy útil para la racionalización de las estructuras comerciales.

 Los inconvenientes son los siguientes:

  • Los mercados centrales monopolizan la comercialización de los productos perecederos, impidiendo la adopción de otros métodos comerciales más modernos.
  • Los intermediarios influyen en el precio del producto, encareciendo las mercancías. Este fenómeno es particularmente notorio en el caso de los productos perecederos por dos motivos:

La fuerza de los asentadores que casi siempre son números clausus en los mercados centrales de las grandes ciudades, por razones legales (licencias municipales) o por insuficiencia de espacio.

El asentador es un término que se aplica a uno de los principales tipos de mayoristas existentes en los mercados centrales. Normalmente tienen un puesto de venta de régimen de concesión, realizando servicios de almacenamiento, selección, clasificación, exposición y venta de productos. Este puede operar mediante la compra en firme de los productos en origen, o mediante del depósito y venta de los productos en nombre de terceros, percibiendo por ello una comisión que varía entre el 8 y 10%.

Prácticas restrictivas de los detallistas, que constituyen una oferta atomizada, pero que se enfrenta con una demanda aún más atomizada.

MERCADOS EN ORIGEN

En contraposición a los mercados centrales (mercados de destino), con una clara orientación hacia los lugares donde se consumen los productos, surgen los mercados en origen, con una orientación hacia los lugares de producción.

El mercado en origen es la denominación empleada para referirse a los lugares próximos a los centros de producción de bienes agrarios, ganaderos y pesqueros, en los que se efectúa la primera venta de estos artículos. Es un centro físico de contratación público o privado, que cumple una serie de requisitos y ofrece un mínimo de instalaciones y servicios comerciales.

Se podría decir que es una fórmula similar a las anteriores de asociacionismo espacial, en la que los productores de artículos perecederos ofertan por primera vez sus artículos. Los clientes que acuden a estos centros de contratación, son los mayoristas, corredores o comisionistas interesados en esos productos, que posteriormente lo distribuirán.

Existen dos tipos principales de mercados de origen: las alhóndigas y las lonjas.

LAS ALHÓNDIGAS

Las alhóndigas (también denominadas corridas) son centros privados de contratación en origen, donde se produce la concurrencia de oferta de productos agrícolas por parte de los agricultores y de demanda por parte de corredores o comisionistas, realizándose las ventas por el sistema de subasta a la baja.

En la subasta, los precios van siendo cantados por el subastador o por el propio propietario de la mercancía hasta que se detiene la subasta por un comprador. Este elige la caja o cajas que desea llevarse, continuando luego con sucesivas adjudicaciones, hasta que se agote la partida subastada o hasta que el propietario retire la mercancía al considerar que los precios son muy majos.

Algunas principales características son las siguientes:

  • Son unos almacenes generalmente de propiedad particular a los que acuden vendedores (agricultores) y compradores (comisionistas).
  • Las transacciones se realizan mediante subasta o corrida. Normalmente se realiza a la baja y a viva voz a semejanza de las lonjas.
  • La labor fundamental que se realiza en estos locales consiste en la agrupación de las mercancías en lotes mayores, cuyo destino son los mercados mayoristas, generalmente.
  • Es muy frecuente que las alhóndigas dispongan de un departamento de exportación que puede alcanzar hasta un 20% de la cifra de los negocios.
  • La mayoría de las alhóndigas están constituidas como sociedades anónimas, aunque también en menor medida, existen otros tipos de sociedades (sociedades limitadas y sociedades agrarias de transformación).

 LAS LONJAS

Las lonjas de contratación son mercados situados en zonas marítimas y/o de producción agraria, generalmente de propiedad municipal, a las que concurren productores y compradores para realizar sus transacciones comerciales.

Los representantes de la autoridad municipal intervienen como árbitros que garantizan la seriedad de las transacciones, de cara a la obtención y publicación de las cotizaciones medias o más frecuentes.

La mayoría de las lonjas de pescado existentes no cuentan con las instalaciones adecuadas para realizar las operaciones de contratación, manipulación y almacenamiento de productos pesqueros.

Gran parte de las lonjas de pescado son propiedad o están arrendadas a las cofradías de pescadores, por concesión de la Junta de Obras del Puerto o de los ayuntamientos. Algunas lonjas son explotadas directamente por armadores de buques, cooperativas de pescadores u otros grupos, mientras otras lonjas permanecen inactivas por falta de condiciones adecuadas o desarrollan actividad únicamente en determinados períodos del año.

CONCLUSIÓN

Un centro comercial es una construcción que consta de uno o varios edificios, por lo general de gran tamaño, que albergan locales y oficinas comerciales aglutinados en un espacio determinado concentrando mayor cantidad de clientes potenciales dentro del recinto.

Un centro comercial está pensado como un espacio público con distintas tiendas; además, incluye lugares de ocio, esparcimiento y diversión, como cines o ferias de comidas dentro del recinto. Aunque esté en manos privadas, por lo general los locales comerciales se alquilan y se venden de forma independiente, por lo que existen varios dueños de dichos locales, que deben pagar servicios de mantenimiento al constructor o a la entidad administradora del centro comercial.

BIBLIOGRAFÍA

  • Libro Distribución Comercial 3ra Edición de Enriquez Diez de Castro.