LA POLÍTICA DE CALIDAD Y LOS PROCESOS PRODUCTIVOS

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

ASPECTOS GENERALES SOBRE LA POLÍTICA DE CALIDAD Y LOS PROCESOS PRODUCTIVOS

DEFINICIÓN Y CONCEPTO DE POLÍTICA DE CALIDAD

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Las políticas de calidad son definidas como las intenciones globales y orientación global de una organización relativas a la calidad tal como se expresan formalmente por la alta dirección. (Política de calidad y objetivos. Fecha de consulta: 02 de febrero del 2015, disponible en: http://abc-calidad.blogspot.com/2011/05/politica-de-calidad-y-objetivos.html).

“Generalmente la política de la calidad es coherente con la política global de la organización y proporciona un marco de referencia para el establecimiento de los objetivos de la calidad”. (UNE-En ISO 9000:2000, Apartado 3.2.4.)

La Política de Calidad y objetivos de Calidad en el entorno ISO es la intención manifiesta de la Alta Dirección de una empresa de orientar la organización y gestión de la misma según un sistema de Gestión que busca la mejora continúa enfocado a la satisfacción de los clientes, de la propia organización y de terceros implicados.

En otras palabras podríamos describir la Política de Calidad de una empresa como una declaración pública y documental del compromiso que asume  la Dirección, de gestionar la empresa según un sistema de Gestión de Calidad,  de establecer unos objetivos de calidad que conduzcan a la mejora continua en la gestión de la Organización y un compromiso de aportar los recursos necesarios y difundir la Política y los objetivos de calidad a todos los miembros de la empresa y de formarlos  para que se trabaje en la consecución de de dichos objetivos y bajo los criterios establecidos según  el  sistema de Gestión de Calidad.

Valores, propósitos y objetivos

Misión: Mensaje corto y  preciso de las tareas principales de la empresa.

Valores: Hacen referencia a la cultura, el sistema de valores de la empresa. Caracterizan la cultura.

Propósitos: Proposiciones para el futuro, desarradas en base a los valores.

Objetivos de la empresa: Son las actividades/tareas detemrinadas en tiempo y ambito.

POLÍTICA DE LA CALIDAD/OBJETIVOS DE LA CALIDAD

En los últimos decenios se ha reconocido que la calidad se ha vuelto tan importante que el control no puede ser el único instrumento para asegurarla. Además se ha reconocido que para lograr productos de calidad, también los procesos y los sistemas tienen que cumplir con las demandas de calidad. (Política de calidad y objetivos. Fecha de consulta: 02 de febrero del 2015, disponible en: http://abc-calidad.blogspot.com/2011/05/politica-de-calidad-y-objetivos.html).

Por ello es necesario fijar políticas de calidad; es decir, establecer de antemano a qué aspira la empresa en cuestión de calidad. Para lograrlo, cada empleado debe saber qué se espera de él en este ámbito; es decir, qué objetivos concretos tiene que cumplir.

Decidir definir una política de calidad, supone reconocer la importancia de la calidad y supone además imple mentar las medidas necesarias para lograr que esta preocupación se traduzca en una realidad, una empresa que logra ofrecer al cliente productos/servicios de calidad. (Política de calidad y objetivos. Fecha de consulta: 02 de febrero del 2015, disponible en: http://abc-calidad.blogspot.com/2011/05/politica-de-calidad-y-objetivos.html).

La política de calidad es una parte de la política de empresa, por lo que debe estar basada en esta última; es decir, la política de calidad debe ser siempre acorde con la política de la empresa. Para conocer qué es la política de la calidad vamos a fijamos en la definición que de ella nos da la UNE-EN ISO 9000:2000.

Objetivos

 “Los objetivos de calidad tienen que ser coherentes con la Política de la Calidad. El compromiso de mejora continua y su logro están definidos en una serie de objetivos que tienen que poder medirse”. (Consultado el 03 de enero Obtenido en)

La ISO regula que la política de calidad al igual que los objetivos de calidad debe revisarse y adaptarse a las necesidades cambiantes de la organización. Es decir la Política de Calidad es un documento vivo, adaptable a las necesidades y por mi experiencia debe someterse a revisión al menos una vez al año.

Las directrices para la gestión de calidad en cuanto a  Política de Calidad se refieren,  indican que:

  1. La Política de Calidad y sus objetivos deberían estar documentados y pueden estar en un documento independiente o estar incluidos en el manual de calidad.
  1. Cuando la organización elige incluir la Política de la Calidad en el Manual de Calidad, éste puede incluir una declaración de la Política y los objetivos de la calidad. Las metas de la calidad reales para alcanzar esos objetivos pueden estar especificadas en otra parte de la documentación del sistema de gestión de calidad como lo determine la organización. La Política de Calidad debería incluir un compromiso para cumplir con los requisitos y mejorar continuamente la eficacia del sistema de gestión de calidad.
  1. Los objetivos se derivan habitualmente de la Política de Calidad de la Organización y han de ser alcanzados. Cuando los objetivos son cuantificables se convierten en metas y son medibles. Es decir la política de Calidad es previa a la fijación de los objetivos, estableciendo el marco en el cual se han de definir.

La ISO 9001 respecto a la Política de Calidad establece lo siguiente:

La alta dirección debe asegurar que la Política de la Calidad:

  1. es adecuada al propósito de la organización.
  2. incluye el compromiso de satisfacer los requisitos y de mejorar continuamente la eficacia del sistema de gestión de la calidad
  3. proporciona un marco de referencia para establecer y revisar los objetivos de la calidad
  4. se comunica y entiende dentro de la organización
  5. se revisa para conseguir que se mantenga adecuada continuamente.

NECESIDAD DE UNA POLÍTICA DE CALIDAD

Todas las organizaciones tienen en la mente (o escritos) algunos principios, credos, opiniones, etc., que son sus guías generales para conducir la gestión. Estas guías u orientaciones descansan sobre una base filosófica y ética. Están relacionadas con ideas importantes, son el resultado de mucha reflexión y se pretende que tengan larga vida, es decir, que actúen como un estabilizador. En este Manual, tales principios, etc., son designados como políticas.

En las organizaciones muy pequeñas donde un hombre toma todas las decisiones, estas gulas de dirección están literalmente (en la mente). Ese hombre único actúa de acuerdo con su código de conducta no escrito. Cualquiera que desee descubrir este código debe deducirlo de los hechos observados. (Juran, Gryna, Bingham, 2005).

Por ejemplo, el patrón de un pequeño taller aplica la política (no escrita) de garantizar que sus productos no tengan defectos. La gente descubre esta política de su actuación y publican la política por transmisión verbal.

Según crecen las organizaciones, más y más directivos se comprometen en la toma de decisiones importantes. Estas decisiones afectan a numerosas personas dentro y fuera de la organización, incluyendo a los propios directivos. A menos que haya coherencia en estas decisiones, no hay posibilidad de predecir; nadie, ni de dentro ni de fuera, sabe lo que se espera. Una manera impersonal de crear esta pronosticabilidad es pensar sobre ello, escribirlo y dar a conocer las políticas que se convierten, entonces, en la base para una conducta coherente. (Juran, Gryna, Bingham, 2005).

PRINCIPALES TEMAS DE LAS POLÍTICAS DE LA CALIDAD

La forma más corriente de establecer la política de calidad es una breve declaración tal como la siguiente:

“Es política de la empresa dar productos y servicio» de una calidad que satisfaga las necesidades iniciales y subsiguientes de la clientela y sus expectativas en relación con el precio pagado y con la naturaleza de las ofertas de la competencia y. haciendo esto, ser líder en la reputación de calidad del producto”. (Juran, Gryna, Bingham, 2005).

Es política de la empresa que sus productos cumplan todas las normas establecidas de rendimiento, de fiabilidad y de calidad que les afecten.

Nadie discute tal declaración. Sin embargo, será mirada por la mayor pane de los directivos como demasiado vaga para dar orientaciones de gestión. (De aquí el nombre de políticas de «maternidad». porque cualquiera está a favor de la maternidad). Para ser útiles, las políticas de calidad deben dar guías específicas de acción en asuntos específicos e importantes. Tales guias ayudan a los de dentro a comprender lo que se espera de ellos y a los de fuera a comprender lo que se espera de los directivos de la empresa.

Por ejemplo, en las relaciones con los proveedores hay siempre discusiones sobre si el comprador dará asistencia técnica a los proveedores y si habrá intercambio de visitas entre ingenieros del comprador y del vendedor para ver los procesos respectivos. En la política escrita de Johnson & Johnson sobre relaciones con los proveedores, las siguientes responsabilidades se incluyen entre las de los proveedores de la compañía:

  1. Poner, cuando sea posible, las instalaciones de nuestra investigación, desarrollo y servicios técnicos a disposición de nuestros proveedores en orden a ayudarles en los problemas que pueden encontrar para el suministro de materiales con nuestras especificaciones y ayudarles en el desarrollo de mejores medios para la producción y mejora de la calidad. (Juran, Gryna, Bingham, 2005).

6 Animar los intercambios de visitas entre el personal técnico de nuestros proveedores y nuestro personal técnico para observar nuestras respectivas operaciones de fabricación, promoviendo así una mejor comprensión de los mutuos problemas y objetivos.

La publicación de estas declaraciones aclaran tanto a los directores de la compañía como a los proveedores, las relaciones a establecer.

Temas de política fundamental. La determinación de las bases fundamentales de la política de calidad, debe hacerse a medida para cada empresa. Sin embargo, algunos temas son tan importantes y tienen tan amplia aplicación que deben ser tenidos en cuenta por cualquier empresa que pre-pare su política de calidad escrita. Estos temas fundamentales son los siguientes:

¿Qué nivel de clientela constituye el mercado de la empresa? (Esto conduce directamente a la elección de la calidad de diseño o grado).

¿Está preparada la empresa para ser leader en calidad, competitividad o adecuación?

¿Está la empresa vendiendo productos normalizados o está vendiendo un servicio en el cual el producto es uno de los ingredientes de la venta? (Esto afecta al énfasis que debe hacerse en cuanto a la conformidad, a las especificaciones o en cuanto a la aptitud para el uso). (Juran, Gryna, Bingham, 2005).

¿La empresa debe comercializar sus productos sobre una base de alta fiabilidad a un precio inicial alto o de una fiabilidad más baja a un precio inicial más bajo?

¿Debe hacerse un esfuerzo para optimizar el coste del usuario o el del fabricante?

¿Deberán cuantificarse las «habilidades» (fiabilidad, mantenibilidad. etc.)?

¿Deberán basarse los controles de la compañía en los sistemas o en los hombres?

¿La planificación de la calidad deberá hacerla personal asesor o de línea?

¿Los proveedores deberán incluirse en este equipo?

¿Deberá participar la alta dirección en la planificación y aseguramiento de la calidad o deberá delegar esto en alguien?

Políticas de la empresa y de sus divisiones. A medida que una empresa crece hasta abarcar múltiples mercados y productos, se va haciendo evidente que nadie que establezca las políticas de calidad puede ser un experto en todas las actividades de la compañía. Este problema se resuelve creando diversos niveles de política de calidad.

LAS DIRECTRICES PARA LA GESTIÓN DE CALIDAD

Las directrices para la gestión de calidad en cuanto a  Política de Calidad,  indican que:

1.- la Política de Calidad y sus objetivos deberían estar documentados y pueden estar en un documento independiente o estar incluidos en el manual de calidad. (Política de calidad y objetivos. Fecha de consulta: 02 de febrero del 2015, disponible en: http://abc-calidad.blogspot.com/2011/05/politica-de-calidad-y-objetivos.html).

2.-Cuando la organización elige incluir la Política de la Calidad en el Manual de Calidad, éste  puede incluir una declaración de la Política y los objetivos de la calidad. Las metas de la calidad reales para alcanzar esos objetivos pueden estar especificadas en otra parte de la documentación del sistema de gestión de calidad como lo determine la organización. La Política de Calidad debería incluir un compromiso para cumplir con los requisitos y mejorar continuamente la eficacia del sistema de gestión de calidad.

3.-Los objetivos se derivan habitualmente de la Política de Calidad de la Organización y han de ser alcanzados. Cuando los objetivos son cuantificables se convierten en metas y son medibles. Es decir la política de Calidad es previa a la fijación de los objetivos, estableciendo el marco en el cual se han de definir. (Política de calidad y objetivos. Fecha de consulta: 02 de febrero del 2015, disponible en: http://abc-calidad.blogspot.com/2011/05/politica-de-calidad-y-objetivos.html).

La ISO 9001 respecto a la Política de Calidad establece lo siguiente:

La alta dirección debe asegurar que la Política de la Calidad:

  1. es adecuada al propósito de la organización.
  2. incluye el compromiso de satisfacer los requisitos y de mejorar continuamente la eficacia del sistema de gestión de la calidad
  3. proporciona un marco de referencia para establecer y revisar los objetivos de la calidad
  4. se comunica y entiende dentro de la organización
  5. se revisa para conseguir que se mantenga adecuada continuamente.

 

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">