Los Estados Financieros

Los estados financieros, también denominados estados contables, informes financieros o cuentas anuales, son informes que utilizan las instituciones para dar a conocer la situación económica y financiera y los cambios que experimenta la misma a una fecha o periodo determinado. Esta información resulta útil para la  Administración, gestores, reguladores y otros tipos de interesados como los accionistas, acreedores o propietarios.

La mayoría de estos informes constituyen el producto final de la contabilidad y son elaborados de acuerdo a principios de contabilidad generalmente aceptados, normas contables o normas de información financiera. La contabilidad es llevada adelante por contadores públicos que, en la mayoría de los países del mundo, deben registrarse en organismos de control públicos o privados para poder ejercer la profesión.

OBJETIVOS

El objetivo de los estados financieros es proveer información sobre el patrimonio del emisor a una fecha y su evolución económica y financiera en el período que abarcan, para facilitar la toma de decisiones económicas. Se considera que la información a ser brindada en los estados financieros debe referirse a los siguientes aspectos del ente emisor:

  • Su situación patrimonial a la fecha de los estados
  • Un resumen de las causas del resultado asignable a ese lapso;
  • La evolución de su patrimonio durante el período;
  • La evolución de su situación financiera por el mismo período,
  • Otros hechos que ayuden a evaluar los montos, momentos e incertidumbres de los futuros flujos de fondos de los inversores

COMPONENTES

Los Estados financieros obligatorios dependen de cada país, siendo los componentes más habituales los siguientes:

  • Estado de situación patrimonial (también denominado Estado de Situación Financiera o Balance de Situación)
  • Estado de resultados (también denominado Estado de Pérdidas y Ganancias o cuenta de pérdidas y ganancias)
  • Estado de evolución de patrimonio neto (también denominado Estado de Cambios en el Patrimonio Neto)
  • Estado de flujo de efectivo (también denominado Estado de Origen y Aplicación de Fondos)
  • Las Notas a los Estados Financieros (que en la legislación de España se denomina “memoria”, y en Argentina “Información Complementaria”, compuesta por Notas y Anexos).

Los estados financieros se presentan acompañados de notas y cuadros, que “revelan” o aclaran puntos de interés que, por motivos técnicos o prácticos, no son reflejados en el cuerpo principal.

Estos estados financieros son la base de otros informes, cuadros y gráficos que permiten calcular la  rentabilidad, solvencia, liquidez, valor en bolsa y otros parámetros que son fundamentales a la hora de manejar las finanzas de una institución.

Habitualmente cuando se habla de estados financieros se sobreentiende que son los referidos a la situación actual o pasada, aunque también es posible formular estados financieros proyectados. Así, podrá haber un estado de situación proyectado, un  estado de resultados proyectado o un estado de flujo de efectivo proyectado.

CARACTERÍSTICAS DE LA INFORMACIÓN

La información contenida en los estados financieros debería reunir, para ser útil a sus usuarios, las siguientes características:

  1. Pertinencia
  2. Confiabilidad
  3. Aproximación a la realidad
  4. Esencialidad
  5. Neutralidad
  6. Integridad
  7. Verificabilidad
  8. Sistematicidad
  9. Comparabilidad
  10. Claridad

Otras denominaciones

  • En Colombia se denomina a algunos tipos de Estados Financieros Balances, cómo lo es el Balance General.
  • En Argentina se suelen denominar “balance” al conjunto de estados financieros, aunque el nombre oficial es “estados contables”1
  • En España se denominan “Cuentas Anuales”.