Personajes históricos en la Microeconomía

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

INTRODUCCIÓN

La microeconomía es una rama de la economía que estudia el comportamiento de unidades económicas individuales, como pueden ser individuos, familias y empresas, y el funcionamiento de los mercados en los cuales ellos operan. La definición más clásica de microeconomía dice que la microeconomía es la parte de la economía que estudia la asignación de los recursos escasos entre finalidades alternativas. La teoría microeconómica utiliza modelos formales que intentan explicar y predecir, utilizando supuestos simplificadores, el comportamiento de los consumidores y productores, y la asignación de los recursos que surge como resultado de su interacción en el mercado. En general el análisis microeconómico se asocia con la teoría de precios y sus derivaciones. Se considera que el mayor contribuyente al análisis microeconómico ha sido Alfred Marshall.

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

INVESTIGA LOS PERSONAJES HISTÓRICO

QUE DESARROLLARON TEMAS EN LA MICROECONOMÍA

La microeconomía estudia un grupo de personas y la macroeconomía toda la población. Por supuesto, ambas están intrínsecamente relacionadas y la evolución de una afecta a la otra.

Cualquier unidad puede ser analizada de ambas maneras: por ejemplo, una gran empresa repercute en la economía de un país tanto a nivel macroeconómico como de forma local, familiar e incluso individual. Además, los análisis macroeconómicos se fundamentan en consideraciones microeconómicas: por ejemplo, para explicar la tasa de ahorro de un país se analizan los factores microeconómicos que llevan a las familias y las empresas a ahorrar.

La microeconomía, por su parte, estudia el comportamiento de cada unidad económica: los individuos, las familias, las empresas y los mercados. Su objetivo es explicar y predecir el comportamiento de productores y consumidores. La microeconomía estudia factores como la oferta y la demanda (analizada por las teorías del consumidor) y los índices de precios. La existencia de ambos términos se debe al noruego Ragnar Frisch, Nobel de Economía en 1969.

Personajes históricos Destacados

  • El Austriaco Cari Menger (1840 – 1921).
  • El Francés León Walras (1834-1910).
  • El británico Alfred Marshall. Ç
  • Ragnar Frisch (1969)
  • El inglés Stanley Jevons (1835 -1882).

 CARL MENGER

Carl Menger (23 de febrero de 1840 – 26 de febrero de 1921) fue un economista austríaco y fundador de la Escuela Austríaca de Economía.

Menger nació en Nowy Sacz, Galitzia, en el Imperio austríaco (en la actualidad Polonia). Era el hijo de una familia de nobles acomodados y su padre era abogado. Después de acudir al instituto, estudió Derecho en las universidades de Praga y Viena, y más tarde recibió un doctorado en jurisprudencia de la Universidad de Cracovia.

En los años 60 del siglo XIX Menger dejó los estudios y se dedicó al periodismo, escribiendo primero en el Lemberger Zeitung en Leópolis y después en el Wiener Zeitung en Viena. Durante el transcurso de su trabajo periodístico aparecieron discrepancias acerca de la determinación de los precios entre lo que decía la economía clásica que él había aprendido y lo que creían los participantes en el mercado real.

En 1867 Menger comenzó un estudio de economía política que terminó en 1871 con la publicación de su Principios de Economía Política convirtiéndose así en el padre de la escuela austríaca de pensamiento económico. En su tiempo Principios fue generalmente inadvertido, aún con el tiempo fue adquiriendo importancia.

En 1872 Menger entró en la facultad de derecho en la Universidad de Viena, y pasó los siguientes años enseñado finanzas y política económica en seminarios y conferencias a un número creciente de estudiantes. En 1873 ocupó la cátedra de teoría económica con una edad muy joven, 33 años.

En 1876 Menger comenzó a dar clase de economía política y estadística al archiduque Rodolfo de la Casa de Austria, príncipe de Austria. Durante dos años Menger acompañó al príncipe en sus viajes, primero por la Europa continental y luego por las islas británicas. Se cree que también ayudó al príncipe en la composición de un escrito, publicado anónimamente en 1878, que era muy crítico con la aristocracia austríaca. Su asociación con el príncipe duraría hasta el suicidio de Rodolfo en Mayerling en 1889.

LÉON WALRAS

Economista francés (Évreux, Normandía, 1834 – Clarens, Suiza, 1910). Era hijo del economista Auguste Walras, que le puso en contacto con la obra del economista y matemático Cournot y otros precursores del pensamiento marginalista. Como su padre, Walras defendió un tipo de teoría económica bastante abstracta, apoyada en las matemáticas; y como él, también sostuvo una teoría heterodoxa del valor de tipo subjetivo, que chocaba con las doctrinas objetivas asentadas por la escuela clásica.

Por todo ello, Walras fue incomprendido en los medios académicos franceses y se vio obligado a dejar su país, buscando acomodo en la modesta y periférica Universidad de Lausana (Suiza) en 1870. Allí publicó sus Elementos de economía política pura (1874-77), en donde proponía un modelo matemático de equilibrio general para una economía de mercado, basado en una teoría del valor de los bienes que hace depender éste de la utilidad subjetiva que tienen para los individuos en función de su escasez.

Dicho modelo era un sistema de ecuaciones que tomaba como variables los precios de oferta y de demanda de los bienes (incluido el dinero) y de los servicios productivos, así como los coeficientes técnicos de producción que determinan los costes; Walras sostenía que este modelo era viable y que se ajustaba por un procedimiento de tanteos sucesivos.

Aunque no completó su proyecto original de acompañar aquel tratado por otros dos sobre la economía aplicada y la economía social, sí publicó otras obras menores sobre varios temas económicos y monetarios. Pero fueron sus Elementos los que le hicieron famoso como padre de la «escuela de Lausana» (cuyo principal seguidor fue Pareto, heredero de la cátedra de Walras). Aquella obra constituyó uno de los tres focos de donde surgió la «revolución marginalista» en economía, junto con la escuela de Viena (con Karl Menger) y la escuela británica (con Williams Stanley Jevons): de manera prácticamente simultánea y sin comunicación entre ellos, los tres se desprendieron de la vieja economía política clásica de Ricardo y pusieron las bases para la teoría económica neoclásica al describir rigurosamente los mecanismos de ajuste de los precios en los mercados, prescindiendo de atribuir a las mercancías un valor intrínseco dependiente de los factores productivos.

El objetivo de Walras al emprender este camino fue eliminar de la vida social las injusticias creadas por el intercambio desigual; intentaba crear cimientos realistas para una política de reforma social basada en la intervención del Estado (el gobierno, en su opinión, debía regular el nivel de precios, controlar la publicidad y la especulación, expropiar monopolios naturales como la propiedad del suelo y prestar toda una serie de servicios públicos esenciales a la comunidad). De hecho, aunque su obra permitió el desarrollo de la teoría económica ortodoxa en el mundo capitalista, también puso las bases para los modelos de planificación económica de los países socialistas.

ALFRED MARSHALL

(Londres, 1842 – Cambridge, Reino Unido, 1924) Economista británico. Estudió en la Merchant Taylor’s School y el St. John’s College de Cambridge, donde se licenció en matemáticas en 1865. Fue profesor de economía política en el Balliol College de Oxford (1883-1885) y en la Universidad de Cambridge (1885-1908). Convirtió Cambridge en la principal facultad de economía de los países de habla inglesa, y tuvo como discípulos a importantes economistas, como Pigou o Keynes.

Su labor docente se basaba en las teorías de David Ricardo y John Stuart Mill complementadas con las aportaciones del marginalismo, especialmente de Carl Menger y Léon Walras, conciliando las teorías ricardianas con las de la escuela austriaca. De espíritu abierto, con una sólida formación matemática, histórica y filosófica, introdujo en sus enseñanzas las críticas a la Escuela Clásica inglesa (principalmente, Adam Smith, David Ricardo, Thomas R. Malthus y John Stuart Mill) procedentes del historicismo alemán y del socialismo, así como también de la escuela marginalista.

El resultado de sus esfuerzos fue la denominada «síntesis neoclásica», base de la teoría económica moderna. En 1890 publicó su obra capital, Principios de economía, que durante muchos años fue el principal libro de texto en las facultades de todo el mundo. En el primer volumen de la obra compaginó conceptos de la economía clásica como riqueza, producción, trabajo, capital o valor con aportaciones de la escuela marginalista como utilidad y utilidad marginal. A los agentes de la producción (tierra, trabajo, capital) añadió un nuevo factor, el de la organización industrial.

En el segundo volumen realizó una exposición del funcionamiento de los mercados, un análisis de la oferta y la demanda y expuso su teoría del equilibrio general, de la formación de la oferta, la incidencia de los monopolios y la distribución de la riqueza nacional. Los problemas más destacados que analizó fueron el de la formación de los precios y la distribución de la renta.

En el primer caso estableció como determinantes del valor de un bien tanto el coste de producción como la utilidad. A partir del valor del bien, la formación de los precios vendría dada por la confluencia de la oferta y la demanda; la primera, determinada por los costes de producción, y la segunda, por la utilidad marginal. También estableció una relación entre precio y cantidad demandada cuya sintaxis gráfica (curvas de oferta y de demanda) sigue vigente hoy día.

En relación a la oferta realizó un análisis de los costes de producción y la forma en que las empresas se adaptan a las cantidades demandadas a corto y largo plazo. A este respecto definió como nivel óptimo de producción de una empresa aquel que permitía la obtención del máximo beneficio, que se produciría en el punto de equivalencia entre coste marginal y precio de mercado. Acuñó el término excedente del consumidor para definir la mayor utilidad que un sujeto obtiene en el intercambio de bienes.

Introdujo el factor tiempo en el análisis de la formación de los precios así como en el de las distintas formas de mercado (competencia perfecta y monopolio), diferenciando el corto del largo plazo en función de la naturaleza de los costes. A largo plazo, el coste de producción fija las condiciones de equilibrio entre oferta, demanda y precio. A corto plazo, la oferta es fija y no puede influir sobre los precios ni adaptarse a la demanda.

En el análisis del mercado introdujo nuevos conceptos de gran poder explicativo, tales como elasticidad de la demanda, cuasirrenta, bien complementario y bien sustitutivo, economías externas y economías internas, etc. En lo que respecta a la retribución de los factores y a la distribución de la renta, introdujo el concepto de relación marginal de sustitución, mediante el cual explicitó matemáticamente la asunción de que los diferentes factores de producción competían entre sí, y que toda variación de un factor influye sobre los demás.

RAGNAR FRISCH

(Oslo, 1895-1973) Economista noruego, uno de los fundadores de la econometría. Contribuyó con sus trabajos al análisis cuantitativo de los hechos de naturaleza económica. En 1969 se le concedió el primer Premio Nobel de Economía, junto a Jan Tinbergen, por sus trabajos en modelos dinámicos sobre el análisis de los procesos económicos.

Procedente de una familia dedicada a la joyería, Frisch trabajó como aprendiz para instruirse en los trabajos ornamentales con oro y plata. Sin una clara vocación por la profesión, se matriculó en la Universidad de Oslo para cursar estudios de economía, y se licenció en 1919 con extensos conocimientos, tanto matemáticos como sobre cuestiones económicas. También adquirió interés en ampliar su formación, lo que le condujo a realizar estudios de tercer ciclo. Después de recorrer varios países europeos, regresó desde Francia a Noruega y obtuvo una plaza como profesor asistente en la universidad de la capital, lo que le permitió presentar su doctorado en estadística matemática en la citada institución académica en 1926.

Un año después viajó a Estados Unidos con el apoyo de la Fundación Rockefeller y en 1928 obtuvo el puesto de profesor titular en la Universidad de Oslo. Dos años más tarde se desplazó de nuevo a territorio estadounidense, donde trabajó como profesor en las Universidades de Minnesota y Yale. Tras su segundo viaje a Norteamérica, volvió a Noruega en 1931 y accedió al puesto de catedrático en la universidad capitalina.

En el último tercio de la década de los años veinte, cuando Frisch era aún profesor titular de la Universidad de Oslo, se empezó a interesar en el estudio de una disciplina recién creada, la econometría. Esta inclinación investigadora le condujo a fundar en 1930, junto a Irwing Fisher y Charles F. Roos, la Sociedad Econométrica. Tres años más tarde y bajo su dirección (que se extendió hasta 1935), la Sociedad comenzó a publicar la revista Econométrica.

WILLIAM STANLEY JEVONS

 (Liverpool, 1835 – Hastings, Reino Unido, 1882) Economista británico. En 1854 abandonó sus estudios en el University College de Londres para viajar a la ciudad australiana de Sydney, donde se interesó por la economía política y los estudios sociales. A su regreso a Londres, en 1859, escribió varias obras de contenido económico, en las cuales expuso los principios de la teoría marginalista, de forma contemporánea a K. Menger. Dicha teoría arrumbó la del valor-trabajo heredada de la escuela clásica, proponiendo en su lugar un enfoque basado en la subjetividad de la satisfacción personal experimentada por el consumidor, expresada en función de lo que denominó «utilidad marginal». Fue asimismo pionero en la introducción de un mayor rigor matemático en la disciplina, tendencia que iría generalizándose en años posteriores. Entre 1866 y 1876 fue profesor de política económica del Owens College de Manchester y, a partir de la última fecha, del University College londinense.

Dedicado desde su regreso a Inglaterra al estudio de la filosofía y de la economía política, William Stanley Jevons alcanzó muy pronto en ambos ámbitos una posición de primera fila. Publicó la mejor y más significativa de sus obras, Teoría de la economía política, en 1871, y en 1874 dio a la imprenta Principios de la ciencia. El éxito de estos libros le llevó a la cátedra de economía política del University College de Londres, donde sucedió a I. E. Cairnes, discípulo de Stuart Mill.

Jevons figura entre los principales economistas modernos por la originalidad de sus concepciones teóricas y sus aportaciones de precursor a los estudios inductivos y de economía aplicada. Posterior a David Ricardo, el cual, en la determinación del valor, había fijado su atención únicamente en el trabajo empleado en la producción, contribuyó a dar nueva importancia a la demanda mediante su teoría del grado final de utilidad.

En Teoría de la economía política (1871), Jevons compendia toda la doctrina de la escuela llamada psicológica o de la utilidad marginal, que trata de dar una nueva interpretación al concepto de la utilidad después de las polémicas entre la escuela inglesa y la francesa. Admitido que la utilidad de un bien no es un elemento objetivo connatural del bien mismo, sino la aptitud (valoración psicológica subjetiva) que el bien tiene para satisfacer una necesidad nuestra, Jevons afirma que ésta es una cantidad de dos dimensiones: la cantidad disponible del bien y la intensidad del efecto producido sobre el consumidor.

Si, por ejemplo, para satisfacer mi necesidad de beber me bastan dos vasos de agua, todo vaso de agua de más que tenga a mi disposición me será siempre menos útil, es decir, adquirirá una utilidad negativa. La utilidad que me procura el último vaso de agua se llama utilidad marginal o final, la cual se puede aplicar a todos los bienes, en cuanto todos los bienes se pueden descomponer idealmente en partes infinitesimales. La utilidad marginal de un bien es precisamente la utilidad producida por el último incremento de bienes.

Sobre esta clave lógica, Jevons, y con él los economistas de la escuela psicológica, construyen un sistema completo de economía política. Un valor de cambio, es decir, la relación por la que dos cosas se cambian entre sí, exige como premisa esencial que cada individuo atribuya un grado comparativo distinto de utilidad marginal a los objetos de cambio. Sólo cuando existe esta valoración comparativa y distinta tiene lugar el cambio, que continúa hasta que cada individuo atribuye a las dos mercancías la misma utilidad marginal.

De forma análoga considera el problema de la producción, el cual se reduce a un problema de comparación entre la utilidad marginal de una cierta cantidad de productos y el trabajo (esfuerzo) que ha costado la fabricación de aquella determinada cantidad de producto. Cuando las dos utilidades marginales, o sea, la de la última cantidad de producto y la del esfuerzo para producirlo (coste de producción) son iguales, el fabricante cesará en su producción. La obra de Jevons, sin duda uno de los más originales economistas modernos, ha sido interpretada diversamente. Aunque de propio Jevons se presenta como un revolucionario, se tiende siempre más a ver en su sistema un complemento genial de la idea de David Ricardo, que contiene en sí los gérmenes de desarrollos sucesivos.

CONCLUSIÓN

Hemos trabajado y dedicado nuestro tiempo para crear este contenido. Por favor comparta este artículo con otros usando el vínculo:

Es usual considerar a la microeconomía la rama opuesta a la macroeconomía, ya que mientras la microeconomía analiza el comportamiento de agentes individuales, como personas, familias, y firmas, la macroeconomía tiene como objeto de estudio a agregados, como el conjunto de familias de un país, o el conjunto de empresas de un país.

Actualmente, el estudio de la microeconomía se encuentra signado por los fundamentos de la escuela neoclásica, lo que se observa en la mayoría de los análisis microeconómicos. Por ejemplo, en los modelos utilizados en la microeconomía se parte de agentes racionales que tienen que resolver problemas de optimización condicionada. Para resolver estos problemas se utilizan técnicas de optimización.

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">