El Dinero

Definición

“El dinero es una capacidad general de compra expresada en alguna unidad de cálculo”  “O es un crédito con cargo al producto social”

El dinero es un derecho y las especies monetarias los títulos. Las especies son el vehículo en el cual CIRCULA el dinero para  facilitar las transacciones.

Las especies monetarias son los medios de pago o instrumentos materiales o títulos en los cuales se expresa el dinero.

Existe una confusión entre dinero y las unidades monetarias, la confusión surgió porque antiguamente el bien que se escogió como dinero, consistía en una mercancía que tenia valor en si misma o sea un valor intrínseco tales como la sal, tabaco, el ganado que en latín es pecus del cual se desprenden los vocablos pecunia y pecuniario que aun se utilizan para referirse al dinero.

Una definición acertada de dinero es decir “que es un derecho a exigir de la comunidad bienes y servicios expresados en especies que son aceptados en forma universal como unidades de cambio y medidas de valor”

Pero la definición clásica y objetiva de dinero reportada por los diccionarios reza: “Todo lo que siendo susceptible de ser expresado en unidades homogéneas se acepta de modo general en razón de determinadas cualidades intrínsecas, a cambio de bienes y servicios”.

Medio de pago

El dinero actúa como medio de pago cuando la compra-venta de la mercancía se efectúa a crédito, es decir, con un aplazamiento del pago de la mercancía. En este caso el dinero entra en la circulación cuando vence el tazo del pago, pero no ya como medio de circulación, sino como medio de pago. Cumple la misma función en las operaciones de préstamo, en el pago de impuestos, de la renta del suelo, de los salarios, etc. La función del dinero como medio de pago hace posible la liquidación recíproca de las obligaciones deudoras y economizar el dinero efectivo.

En los dólares estadounidenses dice “Este billete es de curso legal y sirve para pagar todas las deudas públicas y privadas”. Cuando acudimos a las tiendas, confiamos en que los vendedores aceptarán nuestro dinero a cambio de los artículos que venden. La facilidad con que se convierte el dinero en otras cosas,  bienes y servicios, a veces se denomina liquidez del dinero.

Ejemplo:

Para comprender mejor las funciones del dinero, tratemos de imaginar una economía que careciera de él, es decir, una economía de trueque. En ese mundo, el comercio exige la doble coincidencia de los deseos, es decir, la improbable casualidad de que dos personas tengan cada una un bien que desee la otra en el momento y lugar precisos para realizar un intercambio. Una economía de trueque solo permite realizar sencillas transacciones.

El dinero hace posible la realización de transacciones más indirectas. Un profesor utiliza su sueldo para comprar libros; la editorial utiliza los ingresos derivados de la venta de libros para comprar el papel; la empresa papelera utiliza los ingresos derivados de la venta de papel para pagar a la empresa maderera; la egresa maderera reparte unos beneficios que permiten que los hijos de los socios vayan a la universidad; y la universidad utiliza las tasas universitarias para pagar el sueldo del profesor. En una economía moderna y compleja, el comercio suele ser indirecto y exige el uso de dinero.

LOS TIPOS DE DINERO

El dinero adopta muchas formas. En la economía de estados unidos, se realizan transacciones con un artículo cuya única función es servir de dinero: los billetes de dolar. Estos trozos de papel verde que llevan pequeños retratos de estadounidenses famosos tendrían poco valor si no se aceptaran en general como dinero.

Dinero fiduciario

Es el dinero que no tiene ningún valor intrínseco, ya que se establece como dinero por decreto.  Aunque el dinero fiduciario es lo normal en la mayoría de las economías actuales, históricamente la mayor parte de las sociedades utilizaban como dinero una mercancía que tenía algún valor intrínseco.

Cómo surge el dinero fiduciario

No es sorprendente que surja algún tipo de dinero-mercancía para facilitar el intercambio: la gente está dispuesta a aceptar un dinero-mercancía como el oro porque tiene un valor intrínseco. Sin embargo, la aparición del dinero fiduciario es más desconcertante. ¿Qué haría que la gente comenzara a valorar algo que carece de un valor intrínseco?

Para comprender como se pasa del dinero-mercancía al dinero fiduciario, imaginemos una economía en la que la gente lleva consigo bolsas de oro. Cuando se efectúa una compra, el comprador mide la cantidad correcta de oro. Si el vendedor está convencido de que el peso y la pureza del oro son correctos, ambos realizan el intercambio.

El dinero y las convenciones sociales en la isla de Yap

La economía de Yap, una pequeña isla del Pacífico, tuvo una vez un tipo de dinero que se encontraba a medio camino entre el dinero-mercancía y el dinero-fiduciario.

El medio tradicional de cambio eran los feis, ruedas de piedra de hasta cuatro metros de diámetro. Estas piedras tenían un agujero en el centro, por lo que podían transportarse mediante un eje y utilizarse para realizar intercambios.

Dinero-mercancía.

Es el tipo de dinero que tiene algún valor intrínseco, el oro es el ejemplo más extendido. Cuando la gente utiliza oro como dinero (o papel-moneda redimible en oro), se dice que la economía tiene un patrón oro. El oro es un tipo de dinero-mercancía porque puede utilizarse para varios fines-joyería, odontología, etc. Así como para realizar transacciones. El patrón oro era frecuente en todo el mundo a finales del siglo XIX.

El dinero en un campo de concentración

En los campos de concentración nazis de la segunda guerra mundial surgió una clase excepcional de dinero. La cruz roja suministraba a los prisioneros diversos bienes: alimentos, ropa, cigarrillos, etcétera. Sin embargo, estas raciones se asignaban sin prestar especial atención a las preferencias personales, por lo que naturalmente las asignaciones solían ser ineficientes. Podía ocurrir que un prisionero prefiera chocolate, otro prefiera queso y otro una camisa nueva. Las diferencias de gustos y dotaciones de los prisioneros los llevaban a realizar intercambios entre ellos.

LAS FUNCIONES DEL DINERO

Funciones elementales del dinero

La función elemental del dinero es la de intermediación en el proceso de cambio. El hecho de que los bienes tengan un precio proviene de los valores relativos de unos bienes con respecto a otros.

La causa de estas relaciones se origina en la comparación del valor de los bienes y en las contingencias del mercado. La fuente de esos valores puede ser el trabajo incorporado en esos bienes o la utilidad que le atribuyen los individuos, según nos orientemos a una teoría objetiva o subjetiva del valor.

Formas concretas en que se manifiesta la esencia del dinero como equivalente general. En la economía mercantil desarrollada, el dinero cumple las cinco funciones siguientes:

1) Medio de circulación

2) Medida del valor

3) Medio de acumulación o de atesoramiento

4) Medio de pago

5) Dinero mundial.

El Dinero como Producto del Mercado: sus Funciones e Importancia

Según la teoría económica el producto es la sumatoria del consumo, la inversión, el gasto público y las exportaciones netas.   Sin lugar a duda que en el mundo del comercio el dinero cada vez es un producto de los más importantes utilizado para garantizar inversiones de toda índole (de carácter intangible) bajo la forma de fideicomisos, créditos prendarios-hipotecarios, obligaciones negociables, etc.

La cantidad de dinero existente u oferta monetaria esta formada por el efectivo en manos del público y los depósitos que éste mantiene en los bancos. Esa cantidad de dinero crece o disminuye por efecto del crédito bancario y de la preferencia por la liquidez del público, que determinan conjuntamente el valor del multiplicador monetario.

La oferta monetaria, OM, es por tanto el resultado de la expansión de la base monetaria, BM, por efecto del multiplicador monetario, m.

El coeficiente de liquidez, l, depende de los gustos del público pero el coeficiente de reservas, r, puede ser determinado por la autoridad monetaria. Si el banco central autoriza que los bancos operen con menos reservas, éstos podrán disponer de más dinero para prestar, aumentando el efecto multiplicador. El banco central dispone por tanto de tres instrumentos de control de la oferta monetaria: las operaciones de mercado abierto y los créditos a la banca privada, que modifican la base monetaria, y la manipulación del coeficiente legal de reservas, que modifica el multiplicador monetario.