Gestión del Cese de Operaciones de un negocio

Generalidades del Cese de Operaciones

Se entiende que un contribuyente cesa sus operaciones (temporal o definitivamente) para fines fiscales, cuando decide suspender toda y cada una de sus actividades u operaciones, ya sea por venta, liquidación, permuta u otra causa.

Cesación Temporal

Es cuando el contribuyente decide suspender las actividades de manera temporal, con el fin de reiniciar sus actividades en un futuro, debiendo comunicar por escrito a la Dirección General de Impuestos Internos cuando decidan reiniciar sus operaciones.

Para los fines del cese temporal, la solicitud deberá indicar el tiempo de dicha cesación, que nunca podrá ser menor de un (1) año ni mayo a tres (3).

En el caso de cese temporal de operaciones, deberá presentarse una declaración jurada del Impuesto sobre la Renta, marcada como “Cese”, que abarque el periodo desde el día posterior a su último ejercicio fiscal declarado hasta la fecha efectiva del cese. El cese temporal de operaciones no suspende la obligación de presentar la declaración jurada de activos, en virtud de las disposiciones del Título V del Código Tributario, modificado por la ley 557-05 y la Norma General 4-06 sobre Activos.

En el caso de cese definitivo de operaciones, deberá presentarse una declaración jurada del Impuesto Sobre la Renta, marcada como “Final”, que abarque el periodo desde el día posterior a su último ejercicio fiscal declarado hasta la fecha efectiva del cese. Asimismo, en el cese definitivo, también se requerirá la liquidación de todos los activos que forman parte del patrimonio de la persona jurídica, de conformidad con el Articulo 326 del Código Tributario.

Para fines de la presentación de la declaración jurada de cese definitivo el Impuesto Sobre los Activos generado, en virtud de dicha declaración, se deberá pagar en una cuota única al momento de la presentación.

En los casos de cesación (temporal o definitivo) de actividades, deberán informar a la DGII los numerosos de comprobantes fiscales que quedaran sin uso, que comprendan desde el último reporte remitido a la DGII hasta la NCF utilizados a la fecha de la modificación declarada. Los referidos NCF tendrán el mismo estatus del RNC, lo que implicara que no podrán ser utilizados hasta tanto sea levantado el cese de actividades del contribuyente involucrado.

Para fines fiscales, la DGII entenderá que un contribuyente ha reiniciado sus operaciones y podrá levantar el cese oficiosamente, tan pronto se realice un pago, declaración o se detecten actividades u operaciones comerciales o económicas.

Cese de Operación de las actividades económicas de Personas Físicas.

La cesacion definifiva de la obligacion fiscal del ISR de un contribuyente registrado como persona fisica solo se realiza en caso de su muerte, y es la unica razon por la cual un RNC de persona fisica es dado de baja del Sistema de Informacion Tributaria.

Si ha sido registrado a través de su Cedula de Identidad la misma se marca como registro inactivo directamente desde la Junta Central Electoral. Pero se mantiene activo para los procesos de la sucesión por parte de sus herederos y se descontinúan posteriormente sus obligaciones fiscales, luego de que el referido proceso sucesoral esté concluido.

 Pasos para el Cese de Operaciones:

  1. Debe depositar una comunicación en la Administración Local que le corresponda indicando que ha cesado de realizar sus operaciones, a los fines que se le inactiven las obligaciones que corresponden a la actividad que realiza.
  2. Completar el formulario RC-02 y Formularios anexos si es necesario.

Cese de Operaciones de las actividades económicas de Personas Jurídicas

El Código Tributario indica en su artículo 325 que una de las facultades del contribuyente es la cesación de negocios, estableciendo un plazo de sesenta (60) días para la presentación de la Declaración Jurada, que aplicara tanto para los ceses definitivos como los temporales.

Requisitos Cesación temporal de Sociedades:

  • Depositar el formulario RC-02 y Formularios anexos si es necesario.
  • Copia Nomina de Presencia
  • Copia de la Asamblea que decide el Cese temporal de operaciones
  • Estar al día en el pago y presentación de impuestos al momento de declarar el cese de sus operaciones temporal o definitivo de su negocio.

Disolución/Cese definitivo de Personas Jurídicas: se define como el trámite que realizan las Sociedades para liquidar sus operaciones comerciales o para su extinción como ente jurídico en el país.

La cesación producto de reorganización de compañías, a la luz de las disposiciones del Código Tributario, establece que los valores pagados por concepto de Impuesto sobre Activos, en la declaración jurada final de una empresa absorbida en un proceso de fusión, podrá ser traspasados  como crédito a la empresa absorbente en la declaración jurada del ejercicio fiscal en que tuvo lugar la fusión.

Casusas de Disolución o Cese de Personas Jurídicas

A continuación enunciamos las causas comunes a todas las sociedades, en virtud al artículo 1895 del Código Civil, como son:

  • La terminación o llegada del tiempo para el cual fue contratada.
  • Por extinción de la cosa o por haberse consumado la negociación.
  • Por la voluntad que uno solo o muchos de los socios manifiesten no permanecer más en sociedad.
  • Por anulación del Contrato de Sociedad por vicios de fondos.

Causas especiales que aplican para determinados tipos de sociedades

En el caso de sociedades de personas son causas de disolución: la muerte, quiebra, interdicción de uno de los socios, salvo disposición contraria en los estatutos sociales.

En las sociedades anónimas las causas especiales de disolución son:

  • Que el número de socios baje a menos de dos.
  • Que se verifique en un ejercicio fiscal la pérdida de más de las tres cuartas partes del Capital Social, lo que implica la quiebra técnica.