RÉGIMEN FINANCIERO DE LA REPÚBLICA DOMINICANA

INTRODUCCIÓN

El sistema monetario y financiero de la República Dominicana está regulado principalmente por la Constitución, la Ley Monetaria y Financiera No. 183-02  sus normativas complementarias. En este informe de lectura analizamos todo lo relativo al régimen monetario y financiero, incluyendo sus reguladores y participantes, haciendo un estudio comparativo de los artículos 223 al 232 de nuestra Constitución en consonancia con la ley 183-02.

Como bien se sabe, en nuestro país los entes reguladores del sistema financiero son: la Junta Monetaria, el Banco Central de la República Dominicana, y la Superintendencia de Bancos de la República Dominicana. Estas instituciones conforman la Administración Monetaria y Financiera (AMF), la cual tiene la autoridad para fijar políticas, formular e implementar regulaciones y aplicar sanciones.

La Constitución Dominicana de 2010 configuró un nuevo orden para la Jurisdicción Contenciosa Administrativa. Corresponde a los tribunales superiores administrativos conocer de los recursos jurisdiccionales interpuestos frente a los actos y resoluciones dictados dentro de la materia monetaria y financiera de la Nación. Estos tribunales superiores administrativos recibieron las atribuciones de los tribunales contenciosos monetarios y financieros que creó la LMF, pero que nunca fueron integrados.

RÉGIMEN FINANCIERO DE LA REPÚBLICA DOMINICANA

Constitución de La República Dominicana

Del Régimen Monetario Y Financiero.

La Regulación del Sistema Monetario y Financiero en la República Dominicana, está establecida en la Constitución Dominicana, a partir del artículo 223 hasta el 232. “La regulación del sistema monetario y financiero de la Nación corresponde a la Junta Monetaria como órgano superior del Banco Central”. Artículo 223.

Artículo 224 – Integración De La Junta Monetaria. La Junta Monetaria está integrada por no más de nueve miembros incluyendo el Gobernador del Banco Central, quien la preside, y los miembros ex oficio, cuyo número no será mayor de tres.

La Junta Monetaria es el órgano superior del Banco Central. Le corresponde la regulación del sistema monetario y financiero de la Nación. La Junta Monetaria, tiene a su cargo la dirección y adecuada aplicación de las políticas monetarias, cambiarias y financieras de la Nación y la coordinación de los entes reguladores del sistema y del mercado financiero. La Junta está presidida por el Gobernador del Banco Central y tiene entre sus funciones:

  • Determinar la política monetaria, cambiaria y financiera de la República Dominicana.
  • Aprobar el programa monetario del país.
  • Dictar los reglamentos monetarios y financieros.
  • Aprobar los reglamentos internos y presupuestos del Banco Central de la República Dominicana y de la Superintendencia de Bancos de la República Dominicana.
  • Otorgar y revocar la autorización para funcionar como entidad de intermediación financiera o cambiaria, así como autorizar las fusiones, adquisiciones y escisiones.
  • Conocer y fallar los recursos jerárquicos interpuestos contra los actos dictados por el Banco Central de la República Dominicana y la Superintendencia de Bancos de la República Dominicana.

Artículo 225 – Banco Central. El Banco Central de la República es una entidad de Derecho Público con personalidad jurídica, patrimonio propio y autonomía funcional, presupuestaria y administrativa.

El Banco Central de la República Dominicana  es el único emisor de los billetes y monedas de circulación nacional. La moneda de la República Dominicana es el Peso Dominicano (DOP).

El Banco Central tiene por objeto velar por la estabilidad de precios. También tiene por función ejecutar las políticas monetaria, cambiaria y financiera, de acuerdo con el Programa Monetario aprobado por la Junta Monetaria. Además es responsable de la supervisión y liquidación final de los sistemas de pago, así como del mercado interbancario. Corresponde también al Banco Central compilar y elaborar las estadísticas de balanza de pagos del sector monetario y financiero, y otras que sean necesarias para el cumplimiento de sus funciones.

Artículo 226 – Designación de Autoridades Monetarias. El Gobernador del Banco Central y los miembros de designación directa de la Junta Monetaria serán nombrados por el Poder Ejecutivo, de conformidad con la ley. Durante el tiempo de su designación sólo podrán ser removidos por las causales previstas en la misma.

Artículo 227 – Dirección de las Políticas Monetarias. La Junta Monetaria, representada por el Gobernador del Banco Central, tendrá a su cargo la dirección y adecuada aplicación de las políticas monetarias, cambiarias y financieras de la Nación y la coordinación de los entes reguladores del sistema y del mercado financiero.

Artículo 228 – Emisión de Billetes y Monedas. El Banco Central, cuyo capital es propiedad del Estado, es el único emisor de los billetes y monedas de circulación nacional y tiene por objeto velar por la estabilidad de precios.

Artículo 229 – La Unidad Monetaria Nacional es el Peso Dominicano. Antes de la creación del Banco Central y durante la primera intervención norteamericana, la circulación monetaria estaba compuesta por billetes y monedas de oro norteamericanos y de otros países, de los restos de algunas monedas fiduciarias del siglo pasado y de fichas de la instauración en el poder de Rafael L. Trujillo Molina.

El 21 de febrero de 1937 fue promulgada la Ley No. 1259, considerada como la creadora de la moneda nacional, y en la que se contemplan una serie de normas tendentes a regir la acuñación de monedas de todas las denominaciones, tomando en consideración que las mismas debían ser acuñadas en igualdad de condiciones a la moneda americana en lo referente a la fineza, peso, forma, dimensiones y escala de unidades. Este modelo estuvo vigente hasta el año 1975.

Artículo 230 – Fuerza Legal y Liberatoria de la Unidad Monetaria. Sólo tendrán circulación legal y fuerza liberatoria los billetes emitidos y las monedas acuñadas por el Banco Central, bajo la garantía ilimitada del Estado y en las proporciones y condiciones que señale la ley.

Artículo 231 – Prohibición de Emisión de Signos Monetarios. Queda prohibida la emisión de papel moneda u otro signo monetario no autorizado por la Constitución. Antes de la creación del Banco Central existía en el país la prohibición para emitir papel moneda, por tanto fue necesario realizar una reforma constitucional previa para adecuar la nación a los cambios que produciría la adopción de un sistema monetario propio.

Fue mediante la Ley No.1261, del 9 de octubre de 1946, promulgada por el Poder Ejecutivo en esa misma fecha, la cual convocó una Asamblea Revisora de la Constitución que modificó los artículos 94 y 95, del Título XV. El 10 de enero de 1947 fue proclamado un nuevo texto constitucional que derogó la prohibición que pesaba en contra del Estado Dominicano de emitir papel moneda.

Artículo 232 – Modificación del Régimen de la Moneda o de la Banca. Por excepción a lo dispuesto en el artículo 112 de la Constitución, la modificación del régimen legal de la moneda o de la banca, requerirá el apoyo de las dos terceras partes de la totalidad de los miembros de una y otra cámara legislativa, a menos que haya sido iniciada por el Poder Ejecutivo, a propuesta de la Junta Monetaria o con el voto favorable de ésta, en cuyo caso se regirá por las disposiciones relativas a las leyes orgánicas.

El artículo 1 de la Ley No. 183-02, establece el objeto de la Ley y Régimen Jurídico del Sistema Monetario, Financiero y Cambiario, el cual es: establecer el régimen regulatorio y de supervisión del sistema monetario, financiero y cambiario de la República Dominicana.

El Artículo 11 de la ley 183-02, regula la designación, capacidad, incompatibilidades, deberes y remoción de los Miembros de la Junta Monetaria.

a) Designación. Los miembros de designación directa y por tiempo determinado serán nombrados por el Presidente de la República, por un período de cuatro (4) años, pudiendo ser renovable.

b) Capacidad. Para ser miembro de designación directa y por tiempo determinado es necesario ser dominicano, mayor de treinta y cinco (35) años, con grado universitario en ciencias económicas, jurídicas o financieras o, especialidad en una de estas ramas, de reconocida capacidad profesional y con más de diez (10) años de acreditada experiencia en materia económica y financiera

c) Incompatibilidades. El cargo de miembro de designación directa y por tiempo determinado de la Junta Monetaria será incompatible con lo siguiente:

1) Ser funcionario electivo o desempeñar otras funciones públicas remuneradas, con excepción de los cargos de carácter docente o académico.

2) Ser miembro de directorios, consejos u órganos equivalentes, o de cualquier modo participar en el control o dirección de una entidad de intermediación financiera o cambiaria, sometida a lo dispuesto en esta Ley o en otras leyes especiales.

3) Tener una participación directa o indirecta en el capital de las entidades sometidas a las disposiciones de esta Ley.

4) Tener participación política partidista activa.

5) Tener participación empresarial activa dentro del mercado financiero.

6) Realizar actividades empresariales y profesionales que impliquen situaciones de alta exposición de riesgo para el ejercicio de sus atribuciones.

d) Deberes de los Miembros de la Junta Monetaria. Los miembros de la Junta Monetaria de designación directa y por tiempo determinado deberán acogerse al Código de Conducta referido en el literal b) del Artículo 6 de esta Ley.

e) Remoción. Los miembros de designación directa y por tiempo determinado sólo podrán ser removidos de sus cargos mediante decisión adoptada por las dos terceras (⅔) partes de la totalidad de los miembros de la Junta Monetaria, por las siguientes causales:

1) Cuando sobrevenga alguna de las circunstancias que determinan la existencia de conflicto de interés o causas de inhabilidad e incompatibilidad previstas en los literales b) y c) de este Artículo, o fuere declarado judicialmente incapaz.

2) Cuando violen la obligación de confidencialidad a la que se refiere el Artículo 8 de esta Ley, o no se inhiban en los casos en que debieren hacerlo, conforme se establece en el Artículo 13 de esta Ley.

3) Cuando hicieren uso en provecho propio o de terceros de información obtenida en el desarrollo de sus funciones como miembros de la Junta Monetaria.

4) Cuando se ausentasen o injustificadamente dejasen de acudir a tres (3) sesiones consecutivas de la Junta Monetaria.

f) Efectos. El miembro de cuya remoción se trate podrá recurrir ante la Suprema Corte de Justicia, en un plazo de quince (15) días, contado a partir de la fecha de su remoción. Ni el plazo para recurrir, ni el ejercicio de dicho recurso es suspensivo de la decisión de remoción adoptada por la Junta Monetaria.

La Constitución de manera general ha establecido disposiciones sobre el régimen financiero en la República Dominicana, pero la ley 183-02 es la Ley especial que aprueba la Ley Monetaria y Financiera. En ella encontramos el  marco regulatorio e institucional y se establecen los principios de la regulación del sistema monetario y financiero de nuestro país.

CONCLUSIÓN

La regulación y supervisión del sistema monetario, financiero y cambiario en todo el territorio de la República Dominicana se llevan a cabo exclusivamente por la Administración Monetaria y Financiera.

La regulación del sistema comprende la fijación de políticas, reglamentación, establecimiento de normas prudenciales, ejecución y aplicación de sanciones, en los términos establecidos en la ley 183-02 y en los Reglamentos dictados para su desarrollo.

La Junta Monetaria es el órgano superior del Banco Central. Le corresponde la regulación del sistema monetario y financiero de la Nación. La Junta Monetaria, tiene a su cargo la dirección y adecuada aplicación de las políticas monetarias, cambiarias y financieras de la Nación y la coordinación de los entes reguladores del sistema y del mercado financiero.

El Banco Central tiene por objeto velar por la estabilidad de precios. También tiene por función ejecutar las políticas monetaria, cambiaria y financiera, de acuerdo con el Programa Monetario aprobado por la Junta Monetaria. Además es responsable de la supervisión y liquidación final de los sistemas de pago, así como del mercado interbancario.

De conformidad con la ley 183-02, la regulación del sistema monetario tiene por objeto mantener la estabilidad de precios, la cual es base indispensable para el desarrollo económico nacional.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Jiménez Cleto, José Eduardo. “Constitución Política de la República Dominicana. (2010).
  1. Ley No. 183-02 que aprueba la Ley Monetaria y Financiera.
  1. Cedeño, Emmanuel. “Guía Monetaria y Financiera”. Recuperado en:

http://www.omg.com.do/guia-de-negocios-monetaria-y-financiera/