INFLUENCIA DE LAS TECNOLOGÍAS DE INFORMACIÓN Y MEDIO DE COMUNICACIÓN EN EL LIDERAZGO MILITAR NAVAL

Tipos de tecnología de información utilizado por la A.R.D.

Algunos autores datan del origen de la tecnología en su carácter militar o de defensa en los tiempos primitivos en los que los primeros pobladores de la Tierra descubrieron que los objetos punzantes o cortantes eran más capaces de producir una herida que otros que no disponían de esta característica. La acumulación de experiencia y de conocimientos permitió la evolución de estas rudimentarias armas hacia diseños más elaborados.

Al tiempo que la tecnología se hacía cada vez más compleja en los años de la posguerra mundial y los ejércitos pasaban a un periodo de paz, la burocracia se fue incrementando y sus estructuras fueron alterándose en el sentido de disminuir las unidades de combate y aumentar las de servicios y auxiliares. Al mismo tiempo fueron creciendo el número de departamentos, secciones, ramas, especialidades y otras subdivisiones.

Este incremento de la complejidad de las estructuras orgánicas y operativas que dificultaba el ejercicio del mando llevo a una reducción de la entidad de las unidades y a un incremento de la de los órganos de mando. De este modo, la tecnología dio paso a la complejidad, la complejidad a una extraordinaria necesidad de información, y esta a su vez a un enorme papeleo.

Otro uso militar del procesado de datos se dio en la defensa aérea. En este campo, todo dependía en aquellos años de la coordinación entre radares, proyectores, artillería antiaérea y aviación de combate, una tarea que había de llevarse a cabo con rapidez y precisión. Para ello se utilizaron calculadoras mecánicas y electromecánicas con las que se pretendía dotar al sistema de capacidad para identificar la aeronave hostil, hacerle el seguimiento, determinar sus datos de vuelo y abatirla. La guerra termino antes de que se pretendiera dotar al sistema de capacidad para identificar la aeronave hostil, hacerle el seguimiento, determinar sus datos de vuelo y abatirla. La guerra término antes de que se consiguiera la completa integración de los diferentes elementos del sistema, sin embargo, quedaba datos los primeros pasos para su completa automatización.

Para Van Creveld, que ha dedicado muchas de sus obras al estudio de los avances tecnologías al compás de la evolución del arte de la guerra, las calculadoras fabricadas y empleadas durante la Segunda Guerra Mundial tenían dos importantes inconvenientes. El primero que se formaba de un gran número de componentes móviles, lo que significaba una gran complejidad y una alta relación peso/potencia del conjunto, para una baja velocidad y de cálculo. El segundo consistía en que su falta de capacidad para elegir entre operaciones alternativas (capacidad conocida como branching) les impedía llegar a considerarse verdaderos ordenadores.

El primero de esos problemas lo resolvió J. PresperEckbert en el año 1946 con la invención del ENIAC (ElectronicNumerialIntegrator and Calculator) en el que reemplazaba las ruedas dentadas por circuitos electrónicos, aunque todavía muy rudimentarios.

El segundo de los problemas fue resuelto por John Von Neumann en el año 1947 con la invención de la programación almacenada. Este primer programa de ordenador de Neumann se podía almacenar en la memoria y contenía instrucciones para realizar diversas operaciones matemáticas. Además, era capaz de tomar decisiones en función del resultado de sus cómputos mediante secuencias de operaciones diferentes. Fue utilizado en el cálculo de tablas de tiro, en el diseño de armas y aeronave, en la gestión de personal y en el control de inventarios.

La aparición del transistor en el año 1947 supuso un notable avance en el campo de la electrónica. En los años cincuenta, el transistor comenzó a reemplazar el tubo de vacío. Años más tarde el circuito integrado de materiales semiconductores se impuso, permitiendo una notable reducción del tamaño y peso de los aparatos. De igual manera se avanzó en el desarrollo de software y de equipos periféricos y los costes se redujeron significativamente.

Toda esta evolución de los sistemas de cálculo estuvo íntimamente ligada desde el principio al mundo militar, en concreto en Norteamericana, no solo en el diseño y desarrollo de la tecnología sino también en la financiación de aspectos logísticos tales como petición y seguimiento de piezas y repuestos. Todo ello en aras de rentabilizar lo que ya se conocía como el “binomio coste/eficacia”.

El impacto tecnológico de los ordenadores que se iniciaría en estos aspectos administrativos y logísticos, pronto alcanzo el mundo de las comunicaciones, en el que permitió pasar de interruptores y cuadros de mandos manuales y mecánicos a otros completamente automáticos y electrónicos. Durante la guerra de Vietnam ya se utilizaban sistemas de comunicaciones completamente automáticos soportados por equipos de pequeño volumen, robustos y altamente fiables.

Los sistemas de comunicaciones integrados fueron utilizados a su vez para interconectar los ordenadores de diferentes estamentos de la organización, permitiendo una significativa reducción de personal.

Al final de la década de los sesenta, se consiguió enlazar los ordenadores mediante cable y sin el a una gran variedad de sensores electrónicos tales como cámaras de televisión, radares, sonares, etc. Este nuevo tipo de interconexiones, utilizado sobre el terreno, sobre buques, sobre aeronaves, o sobre satélites, abrió un nuevo campo de posibilidades a la inteligencia militare, permitiendo al mando militar disponer de información actualizada de gran valor para su toma de decisiones.

El periodo de la guerra fría de determinante en el progreso y evolución de la tecnología de las comunicaciones. Los más importantes avances fueron la comunicación satélite de órbita geoestacionaria, los sistemas de multiplexado y la transmisión de datos por conmutación de paquetes de información. A ellos se añadió la utilización de la fibra óptica en los años setenta, que permitiría la utilización de un gran ancho de banda en redes fijas, con baja atenuación de la señal y gran seguridad en la comunicación.

En cuanto a las comunicaciones radio, durante esos años se desarrollan de forma vertiginosa los sistemas de comunicaciones en todas las bandas, tanto en Frecuencia Modulada (FM) como en Amplitud Modulada (AM), consiguiéndose terminales cada vez más sofisticados, más potentes, menos pesados y más resistentes, que dotaban a las comunicaciones de rapidez, seguridad y fiabilidad.

En lo que respecta a la Guerra Electrónica (EW), que había nacido para abaratar los costes y riesgos del espionaje convencional a principios del siglo XX durante la crisis italo-austriaca de 1908 y la guerra italo-turca del año 1911, se desarrolló exponencialmente el mismo día en que comenzó a funcionar el primer radar.

En el transcurso de la Segunda Guerra Mundial se experimentó por primera vez en combate y de forma continuada lo que los ingleses Wilkins y Rowe habían ideado unos años antes y que denominaron RADAR (Radio Direction and Ranging). Desde aquel momento la guerra electrónica no ha dejado de evolucionar al compás de la tecnología hasta constituirse hoy en día en un factor decisivo en el combate.

Tradicionalmente se han dividido en tres áreas: Medidas de Apoyo de Guerra Electrónica (ESM), Contramedidas Electrónicas (ECM) y Medidas de Protección Electrónicas (EPM), también denominadas Contra-contramedidas electrónicas (ECCM). Este campo de la tecnología impregna la totalidad de las facetas del combate, puesto que abarcan la aplicación de dispositivos integrados en sistemas aéreos, terrestres y marítimos para ser utilizados tanto en acciones ofensivas como defensivas, y cualquiera que sea el uso que se dé al espectro electromagnético. Su evolución desde aquellos años del conflicto mundial ha sido constante hasta nuestros días y al compás de su progreso ha evolucionado la doctrina y la táctica.

Acciones como la búsqueda direccional de la emisión electromagnética encaminada a la localización o DF (DirectionFinding), y el análisis del espectro con el fin de obtener información y evaluarla fueron utilizadas profusamente durante la Segunda Guerra Mundial y en conflictos posteriores.

A toda medida electrónica se opone la correspondiente contramedida y a esta, a su vez, una nueva contramedida. De esta forma y a lo largo de las décadas que siguieron al conflicto mundial, se fueron desarrollando las tres grandes áreas de la FW.

Tipos de medios de comunicación usados por la A.R.D.

En general las comunicaciones son procesos donde intervienen un emisor, que envía unmensaje a un receptor a través de un canal, pudiendo existir la retroalimentación, por parte del receptor hacia el emisor. Y las comunicaciones militares son aquellos sistemasy medios de comunicaciones que sirven a los elementos de las fuerzas armadas enoperaciones, ellos son empleados desde los comandos hasta los niveles más bajos de lasunidades de combate. Por lo tanto las comunicaciones militares en la organización yoperaciones militares, son importantes, ya que por ellas las fuerzas armadas mantienenla relación de comando necesaria para el cumplimiento de la misión.

Las comunicaciones militares dentro de la conformación de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, tienen una importancia trascendental con el transcurrir de losaños y la llegada de eventos que enmarcan la historia de nuestro país y el mundo engeneral, en un cúmulo de hechos que vieron en la tecnología su gran oportunidad dedesarrollo y cambio en beneficio de la humanidad, es así como las comunicacionesmilitares han sido a través de la historia el elemento esencial del mando, coordinación ydesarrollo de las operaciones militares que se han constituido en el fundamento de lasgrandes victorias y al igual han permitido que los conflictos modernos se decidan por elempleo adecuado de los medios electrónicos, los cuales facilitan anticiparse a lasintenciones y acciones del adversario.

Importancia de las comunicaciones

Las Comunicaciones Militares en la organización y operaciones militares, sonimportantes, ya que por ellas los ejércitos mantienen la relación de comando necesaria para el cumplimiento de la misión.

Clasificación de los medios comunicacionales miliares

Los medios de Comunicaciones Militares se clasifican en:

  1. Medios alámbricos: Son utilizados, pero únicamente lo necesario.
  2. Medios inalámbricos: Se mantienen las comunicaciones por radio, pero con ciertasrestricciones para evitar posibles detecciones.
  3. Medios acústicos: No son empleados este tipo de medios, debido a que se debemantener la sorpresa.
  4. Medios visuales: Se hace uso extensivo de este tipo de medio, especialmente lasseñales visuales.
  5. Mensajeros: Se emplean primordialmente para apoyar al comandante´
  6. Mensajeros: Se emplean primordialmente para apoyar al comandante6. Medios Audio-visuales7. Medios integrados

Resultados de las operaciones realizadas por la A.R.D. mediante el uso de las tecnologías y medios de comunicación.

La comunicación nuevo nuclear del siglo XXI se ha vuelto clave en la geopolítica militar mundial. La globalización y revolución digital de esta nueva era, “obliga” de cierta manera a pensar la creación de nuevos paradigmas comunicacionales para todas las estructuras armadas del nuevo milenio, sean fuerzas armadas, militares, policiales, o bien cualquier tipo de fuerzas del orden legal o ilegal, ninguna de ellas puede escapar a esta nueva necesidad de transformación comunicacional.

No subestimar la importancia de la comunicación militar

Incluso en estos tiempos, pleno siglo XXI suele ser un error habitual de algunas estructuras castrenses o pertenecientes a las fuerzas del orden, el subestimar la importancia de la comunicación en general en lo que hace a la gestión y la producción de resultados a obtener;

En efecto, numerosos expertos en materia de comunicación de las fuerzas armadas coinciden en que la implementación de una estrategia comunicacional que busque mejorar y potenciar los canales de comunicación internos o externos dentro de las diferentes estructuras militares juega un papel fundamental a la hora de pretender efectuar un salto cualitativo en esta área.

El caso de la comunicación interna en las fuerzas del orden

Una muestra de esto, es la falta de capacitación de los altos mandos para trabajar y valorar el desarrollo de la comunicación interna en sus respectivas pirámides de influencia. Efectivamente, el acrecimiento del flujo de intercambio de información en todo el circuito interno permite sin dudas mejorar el rendimiento general de la estructura en cuestión.

De esta manera, el potenciamiento de la comunicación interna suelen permitir por lo general:

  • Reordenar de manera constante los roles y prerrogativas de cada empleado o cuadro de la estructura.
  • Reforzar la motivación profesional y ontológica que hace a todo grupo u subgrupos humanos que trabaja para el bien de la comunidad.
  • Generar un proceso de reidentificación y sentido de pertenencia al sector para el cual se está trabajando.

La comunicación interna intercultural se propone de esta manera potenciar los canales internos de comunicación de la estructura de trabajo en tres niveles y según las prioridades:

  • Relaciones comunicacionales laterales: aquellas que se producen entre miembros que presenten el mismo nivel de escalafón
  • Relaciones comunicacionales ascendentes: aquellas que parten desde la base hacia la jerarquía.
  • Relaciones comunicacionales descendentes: aquellas que van desde la jerarquía hacia la base de la estructura.

No se debe olvidar que para aumentar la eficacia, el rendimiento y la calidad humana del conjunto de los funcionarios, verdadero motor en lo que a resultados de se refiere, éste ha de sentirse a gusto e integrado dentro de su organización y esto sólo es posible si los integrantes de la misma están informados, conocen los diferentes entramados de la estructura, su misión, su filosofía, sus valores, su estrategia, se sienten parte de ella.

Por ello, establecer una línea de comunicación interna eficaz en las diferentes áreas de las estructuras son algunos de los objetivos que persigue este tipo de ciencia comunicacional.

Capacitar a los funcionarios en materia de comunicación interna -y externa-, aparece entonces como una herramienta fundamental para mantenerse en la esfera de la gobernabilidad.