Bando Popular Dominicano, generalidades

Reseña histórica del Banco Popular Dominicano.

Cumpliendo con la legislación monetaria vigente en la época, el 23 de agosto de 1963 fue fundado el Banco Popular Dominicano, el cual abrió sus puertas al público el 2 de enero de 1964, distinguiéndose desde sus inicios por ofrecer facilidades de crédito a las pequeñas industrias, por atender a las necesidades ahorro y préstamos del sector rural, y por la apertura de cuentas de ahorros y corrientes con bajos depósitos.

En todos estos atributos desarrollistas fue pionera la entonces joven entidad bancaria, y poco tiempo pasó para hacerse tan popular entre los dominicanos como pretendía su nombre. Su crecimiento fue gradual y sostenido, estableciendo oficinas comerciales donde se detectaban núcleos de población que requirieran los servicios de la banca, abarcando tanto los centros urbanos como pequeños pueblos costeros y del interior. En el año que recién finalizó, por ejemplo, se abrieron sucursales tanto en la capital como en Dajabón. Las Matas de Farfán, La Romana y La Vega, entre otras comunidades del país.

Tras ganarse la confianza de los dominicanos, en los años setenta, el Banco Popular consolidó su etapa de madurez e inició un ciclo de expansión en los años ochenta, el cual repuntó en los noventa y continúa en la primera década del siglo XXI.  La evolución del Popular también ha incluido el fortalecimiento de sus relaciones con entidades financieras de otros países: desde la canalización de los préstamos del Fondo FIDE, e incursión en sistemas financieros extranjeros bajo la sombrilla del Grupo Popular en los años setenta, hasta el establecimiento de relaciones de cooperación con la banca europea a finales de los años noventa.

Durante estos cuarenta años de servicios, el Popular ha sido presidido por tres destacados banqueros: de 1963 a1986 por su fundador, Alejandro E. Grullón E., actual presidente del Consejo de Directores del Grupo Popular; de 1986 a  1990, por Pedro A. Rodríguez, quien se desempeña como miembro del Consejo de Directores, y desde marzo de 1990 hasta la fecha, por Manuel A. Grullón, quien es, además, presidente ejecutivo del Grupo Popular. Todos ellos han concedido prioridad a los principios de apego a las normas constitutivas de la entidad bancaria, al estricto cumplimiento de las leyes financieras vigentes en el país y en el contexto financiero internacional, y a la adhesión a funcionales y eficaces mecanismos de gobernabilidad interna de la institución, en beneficio de sus accionistas, depositantes y clientes, así como de los mejores intereses del país.

Hoy, el Banco Popular cuenta con una cartera de más de un millón seiscientos mil clientes, cuyas necesidades financieras son atendidas por un capacitado grupo de 4,500 empleados a través de una red de 187 oficinas y más de 500 cajeros automáticos repartidos en toda la geografía nacional.

Evolución Corporativa

En el 1961, un grupo de empresarios junto al Sr. Alejandro Grullón, dan los primeros pasos para el establecimiento de la Asociación para el Desarrollo, Inc., en la ciudad de Santiago.

La Asociación para el Desarrollo Inc., surge como institución financiera destinada a brindar servicios en Santiago y el resto de la nación, mediante un sistema de Caja de Ahorros y Préstamos, lo que además le permitiría la instauración de un Plan de Construcción de Viviendas.

El 23 de agosto del 1963 se fundó el Banco Popular Dominicano, C. por A., primera entidad bancaria de capital privado de nuestro país, la cual empieza sus operaciones en enero del año siguiente.

En el 1964 se abrieron, además las primeras sucursales en Santiago, Moca, Higüey y San Francisco de Macorís, y se ofrecía al público la apertura de cuentas corrientes (libres de costos y sin montos mínimos), así como cartas de crédito para importadores e industriales.

En diciembre de 1974 se constituyó Tenedora Popular, S. A., con la visión de ofrecer servicios bancarios y financieros dentro y fuera del país.

El 16 de julio del 1976 se constituye la Financiera Empresarial S.A., la cual se dedicaría al financiamiento a mediano y corto plazo de proyectos industriales turísticos y agropecuarios que contribuyeran al desarrollo del país.

En los 80’s, producto de los avances tecnológicos en informática, telecomunicaciones y procesos industriales, surge la Banca Múltiple. Este sistema asumió una nueva serie de servicios tales como: arrendamientos financieros, préstamos y depósitos en monedas extranjeras, entre otros.

En el año 1981, la  Tenedora Popular pasó a ser Grupo Financiero Popular, lo que hoy día se conoce como Grupo Popular, sinónimo de prestigio, gran vocación de servicio y fe en el desarrollo económico, social e institucional del país.

En el año 1992 se construye La Torre Popular, iniciando la centralización de todas las operaciones. Este edificio concentró todas las Áreas y Departamentos del Banco. En esta década inicia la MultiBanca, ofreciendo al cliente respuesta a sus necesidades. Otro hecho importante es la adecuación de todos los sistemas a las demandas del nuevo siglo (Y2K).

El año 2000 nos permitió adecuar todos los sistemas a las demandas del nuevo siglo (Y2K).Otro hecho importante es la adecuación de la tecnología a demanda del cliente, permitiendo accesar al Banco las 24 horas del día a través del acceso remoto. (Internet Banking, Mobile Banking, Telebanco Popular, Cajeros Automáticos).

En el 2002, se aprobó la Ley Monetaria y Financiera No.183-02 que permite a los bancos ofrecer directamente una serie de servicios que antes se manejaban a través de otras empresas de Grupo Popular.

En consonancia con la ley Monetaria y Financiera No.183-02, a partir del 2003 la institución adopto un modelo de concentración financieros que implico la venta de su participación accionaría en empresas no directamente relacionada como Seguros Popular, ARS Popular, y Multimedios del Caribe.

Filosofía Corporativa del Banco Popular Dominicano.

La Cultura Basada en Valores es el modelo de administración permanente, basado en una evolución de los firmes principios y valores que dieron origen a nuestra cultura corporativa.

Desde la creación de la empresa, en el año 1963, se ha reconocido la importancia de desarrollar una mística de servicios orientada a la eficiencia y una cultura basada en valores, la cual modela la conducta de nuestro personal y sirve de guía para la toma de decisiones. Las decisiones en nuestra organización financiera se toman usando los valores como base para guiar conductas y criterios.

Los cinco valores pilares que caracterizan el actual proceso de evolución que vivimos como parte de nuestra cultura institucional son:

Misión

Trabajamos para ser un eficiente y rentable proveedor de servicios financieros, personales y empresariales, en el mercado local e internacional. Cumplimos, nuestra función social garantizando la satisfacción de nuestros clientes, empleados y accionistas, apoyados en el desarrollo de nuestro capital humano y en una moderna tecnología, conforme a los más altos principios éticos y legales.

Visión

“Ser el grupo de servicios financieros predominante para la República Dominicana, con un crecimiento rentable, que permita satisfacer las necesidades de los clientes personales, empresariales y corporativos, a través del capital humano, capacidad tecnológica, reputación y marca, el conocimiento de nuestra amplia base de clientes y nuestra oferta de sucursales para servirlos”. Esta visión se integra por los siguientes objetivos:

 

  • Ser el primero.
  • Ser rentable.
  • Satisfacer necesidades.
  • Se consigue a través de: Gente, tecnología, Canales y marca.

 Valores

Estos, integrados en el diario accionar, permiten:

  • Integridad: Reconocer que la integridad es un aspecto fundamental para la toma de decisión frente a los clientes, empleados, accionistas y en cada una de las acciones de su estilo de vida.
  • Innovación: Reconocer que la innovación es un atributo de las organizaciones exitosas que les permite revisarse, adaptarse a los cambios y reenfocarse de acuerdo a su naturaleza visionaria y a las tendencias del mercado.
  • Trabajo en Equipo: Reconocer la relevancia del trabajo en equipo como mecanismo impulsor para lograr los objetivos institucionales.
  • Satisfacción del Cliente: Reconocer que priorizar la satisfacción del cliente es una garantía para mantener su lealtad y confianza hacia la marca Popular y cada uno de sus empleados como sus embajadores.
  • Respeto: Reconocer que el ejercicio del respeto, frente a los clientes, accionistas y ante nuestros compañeros de labores, sólo puede derivar de la creación de una cultura de hombres y mujeres justos y respetuosos.

Estructura organizacional de la entidad.

En lo que respecta a la estructura organizacional posee un orden muy específico en el que el consejo directivo posee el escaño más alto seguido de la presidencia esto garantiza una jerarquía acorde con los interés de la entidad, los sub-gerentes y las asesorías jurídicas siguen en el orden de importancia brindando un importante apoyo en los temas de decisión, los últimos lugares dentro de esta importante jerarquía  las ocupan las distintas gerencias como la de contabilidad, asesoría económica entre muchas otras que forma parte vital de la estructura, a continuación se muestra de forma grafica la organización de dicha jerarquía.

ORGANIGRAMA

Anexo 1

Servicios que Ofrece.

A continuación se presenta una lista de los principales servicios que ofrece la entidad bancaria.

 Cartera de Servicios:

Banca personal Banca empresarial
·         Tpago

·         Internet Banking

·         Formulario Reclamación Consumo de Tarjetas de Crédito.

·         Telebanco Popular

·         Internacionales

·         Sucursales

·         Cajeros Automáticos y de depósitos

·         Otros Servicios

·         Móvil Banking Popular

·         Remesas

·         Servicios Premium

 

·         Banca  Popular 360°

·         Internet Banking

·         Sucursales y Cajeros

·         Internacionales

·         Otros Servicios

·         Pagos Electrónicos

 

 

 

Fuente: Creación propia. Agosto, 2013.

Responsabilidad social del Banco Popular Dominicano.

La Responsabilidad Social Empresarial del Popular descansa en cinco pilares: Medioambiente, Educación, Salud, Gestión Social, y Arte y Cultura. La organización financiera entiende que la empresa crece en un entorno favorable en lo económico y también en lo social.

El Banco Popular Dominicano forma parte de la red dominicana del Pacto Global de las Naciones Unidas, integrándose a su comité gestor en 2007.  La institución fue reconocida en 2011 por sus aportaciones como empresa socialmente responsable. Somos competitivos y eficientes en la rentabilidad de nuestro negocio y en términos de responsabilidad social.

A través de estos programas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), esta entidad está alineada con los Objetivos del Milenio, fundamentalmente en lo que respecta a educación, sostenibilidad medioambiental, mortalidad infantil y salud de las madres. Su estrategia de inversión social tiene como fundamento contribuir al bien de la sociedad, a mejorar el nivel de vida de la comunidad y preservar el medioambiente.

La filosofía de RSE del Popular transciende la filantropía, ya que se basa en la realización de programas sostenibles en el largo plazo, que contribuyen a la mejoría en la calidad de vida de las comunidades beneficiadas. Estos programas descansan en cinco campos pilares: Medioambiente, Educación, Salud, Gestión Social,  Arte y Cultura.

El año pasado más de 900 familias e instituciones recibieron el apoyo del banco a través de sus actividades de responsabilidad social corporativa.  Esta vocación de servicio a la sociedad se traslada a todos los niveles de la organización, involucrando a los ejecutivos y empleados a participar en los distintos programas de RSE que se desarrollan al año, con el objetivo de incentivar en ellos el interés por el voluntariado corporativo.