Crisis financiera y económica de España

La crisis financiera actual es un fenómeno extraordinariamente importante y sumamente complejo. Hay acuerdo entre los expertos y que exista acuerdo no es nada frecuente en considerar que la crisis actual es la perturbación económico-financiera de mayor calado.

Reseña histórica de España

LA ESPAÑA IMPERIAL

1480-1515: La unión de los Reyes Católicos mantuvo las instituciones propias de ambos reinos, afirmó la autoridad de la corona ante la nobleza y atendió a los intereses de expansión de ambos con la toma de Granada y el fin de la reconquista(1492) y la recuperación de Nápoles (1504);en 1512 Fernando anexionó Navarra.1516-1556:Carlos I de Habsburgo consolidó la unión dinástica, tras sofocar las rebeliones de las Comunidades de Castilla (1520-1521)y las Germanías de Valencia (1519-1523)y de Baleares ;la política europea, dada su condición de emperador(Carlos V)desde 1519,se convirtió en la prioridad del monarca.1556-1598:Felipe II heredó las coronas de Castilla, con América y Aragón, con el reino de Nápoles, y los Países Bajos, y se anexionó, por el matrimonio, Portugal (1580);los crecientes beneficios generados por el imperio americano contrastaron con la erosión de la posición de los Austrias en Europa (sublimación de Flandes,1566;enfrentamiento con Inglaterra; instauración de los Borbones de Francia).1598-1699:

El imperio español se situó a la defensiva ante la rivalidad de Inglaterra y Francia, la persistencia de la rebelión de los Países Bajos y la crisis general de 1640(rebeliones de Portugal y Cataluña); Felipe IV tuvo que reconocer la independencia neerlandesa (tratado de Westfalia, 1668),aunque recuperó Cataluña (1652);la muerte de Carlos II (1699) inició un conflicto sucesorio europeo por el trono de España.

EL SIGLO XVIII                                       

1701-1714:la guerra de Sucesión española desembocó en los tratados de Utrecht (1713)y Rastadt (1714),por los que Felipe de Anjou fue reconocido rey de España (Felipe V)a cambio de importantes concesiones territoriales.1715-1759:la dinastía borbónica acabó con la coexistencia de reinos soberanos (decretos de Nueva planta)y centralizó la admisión; los pactos de familia(1733,1743,1761)mantuvieron una alianza subordinada con Francia, se perdió peso en Europa y se priorizó la defensa del imperio americano.1759-1788:el reinado de Carlos III conoció un reformismo administrativo destinado a fomentar el comercio y mejorar los ingresos de la corona, sobre todo los procedentes de América, pero mantuvo intacto el régimen señorial y el poder de la aristrocacia.1789-1808:la revolución francesa ratificó el fin de la etapa reformista, aunque tras una confrontación inicial con la república(1793-1795)Godoy renovó la tradicional alianza con Francia y colocó la monarquía de Napoleón.

LA REVOLUCIÓN LIBERAL

1808-1814:el levantamiento contra la ocupación napoleónica desembocó en la convocatoria de las cortes de Cádiz y la promulgación de la primera constitución española(1812).1814-1833:tras la derrota napoleónica, Fernando VII rechazó el régimen constitucional y restableció el absolutismo, salvo el breve período del reino liberal(1820-1823);por otra parte, fue incapaz de detener la emancipación de las colonias americanas81810-1824).1833-1840:a la muerte de Fernando VII, la gerente María Cristina se apoyó en los liberales para hacer frente al levantamiento carlista(1833);el triunfo del liberalismo significó la abolición del régimen señorial, la desamortización y el establecimiento de un régimen de tipo censitario.1840-1868:el liberalismo se dividió entre moderados y progresistas, y emergió el movimiento obrero, apoyado en la expansión del capitalismo; la presión democrática culminó en la revolución que derrocó a Isabel II (1868).

EL SEXENIO DEMOCRÁTICO Y LA RESTAURACIÓN

1868-1874:tras fracasar el intento de una monarquía parlamentaria con Amadeo de Saboya (1870-1873),la proclamación de la primera república (1873-1874)no pudo tampoco consolidar un nuevo estado democrático, debilitado por la división entre federales y unitarios.1875-1898:el golpe militar que disolvió la república dio paso a la restauración de la dinastía borbónica con Alfonso XII; el poder quedó controlado por los dos partidos dinásticos, conservador y liberal, mediante el caciquismo político; la expansión económica recibió un duro golpe a raíz de la guerra con E.U.A. y la perdida de Cuba, Puerto Rico y Filipinas (1898).1898-1931:la crisis de régimen de la Restauración, agravada por la eclosión del regionalismo vasco y catalán y el incremento de los conflictos sociales, propició la dictadura de Primo de Rivera (1923-1930),cuyo fracaso arrastró la caída de la monarquía.

LA SEGUNDA REPÚBLICA Y LA GUERRA CIVIL

1931-1933:la alianza entre republicanos y socialistas reemprendió la reforma del estado mediante su laicización, la reforma militar, la reforma agraria y la concesión de la autonomía catalana.1933-1936:el ascenso de la derecha republicana al poder, apoyada por la C.E.D.A., dio paso al encantamiento de la confrontación política (insurrecciones de 1934).1936-1939:la victoria el Frente popular fue rechazada por la derecha, que apoyó el alzamiento militar de julio de 1936,que inició la guerra civil; el aislamiento internacional de la república, forzado por la política de no intervención, contrastó con el apoyo a Alemania e Italia al bando insurrecto, a cuyo mando se situó el general Franco, que logró ganar la contienda.

DE LA DICTADURA FRANQUISTA A LA RESTAURACIÓN DE LA DEMOCRACIA

1939-1975:el general Franco es encadenó una amplia represión y estableció una dictadura personal, que mantuvo tras el fin de la guerra mundial (1945),con el apoyo de E.U.A. y favorecido por la guerra fría; la expansión económica de los años sesenta comportó el establecimiento definitivo de una sociedad urbana e industrializada ,que favoreció el desarrollo de la oposición a la dictadura.1975-1977:tras la muerte de Franco, en el contexto de la reinstauración de la monarquía con Juan Carlos I, el acuerdo entre la oposición democrática y el sector aperturista del régimen liderado por Adolfo Suárez (1976)hizo posible la transición a la democracía.1977-1982:período de gobierno de la U.C.D. (A. Suárez hasta 1981;J.Calvo Sotelo,1981-1982),y España ingresó en la O.T.A.N.1982-1996:prolongada etapa de gobierno del P.S.O.E. prescindido por Felipe González, durante la cual España se integró plenamente en la O.T.A.N. y en la Comunidad europea(1986).1996:triunfo del Partido popular en las elecciones legislativas; José María Aznar es nombrado presidente del gobierno.

Causas dela crisis financiera y económica de España

Muchos españoles se preguntan diariamente sobre las causas de la terrible crisis económica que venimos padeciendo desde hace dos años.

La explicación que nos ofrece el gobierno es que estamos en una crisis internacional, provocada por las hipotecas “subprime” en EE.UU y cuyas consecuencias nos afectan negativamente a los españoles.

¿Es una explicación cierta o no cierta?, en este artículo profundizamos en las circunstancias de la crisis en España y contestamos a esta pregunta. En cuanto a si nuestra crisis es consecuencia de la americana, si pero no, me explico, el detonante de la crisis internacional se produce en EE.UU., pero la actual crisis española es consecuencia de muchos errores pasados y presentes de nuestra economía y su salida pasa por tomar medidas difíciles y concretas.

A continuación intentaré describir los principales problemas que nos afectan de forma particular.

En primer lugar nuestros sectores productivos más importantes la construcción, el turismo y el automóvil, se han visto afectado por problemas internos (burbuja inmobiliaria) y externos caída de demanda de productos turísticos y automóviles a nivel global, incluida nuestra propia demanda interna, lo que ha provocado pérdidas millonarias de puestos de trabajo en sectores muy intensivos en mano de obra.

Un segundo problema importantísimo, es el deterioro de nuestra productividad con respecto a otros países, a modo de ejemplo en los últimos diez años, hemos perdido un 36% de competitividad con respecto a Alemania el principal productor europeo, lo que ha significado que nuestro sector exportador deje de ser competitivo con respecto a nuestros socios de la Unión Europea.

Un tercer grupo de problemas, se centran en la inadecuada política energética y del agua, que venimos siguiendo históricamente, somos un país altamente dependiente de los combustibles sólidos –petróleo- importado de otros países, esto significa energía cara, y dependencia de terceros estados, lo que agrava nuestra competitividad exterior, ocurriendo sucesos tan lamentables como lo ocurrido en el último mes de Diciembre donde aumenta nuestra inflación en plena crisis de demanda interna –vamos de locos-. En cuanto al agua sufrimos un problema económico-político, la falta de visión de nuestro gobierno y nuestros políticos autonómicos, dificulta la llegada del agua a las zonas deficitarias como el Levante, Murcia, y Andalucía Oriental, que podrían ser las áreas más importantes para reforzar nuestro sector agroalimentario e incrementar nuestras exportaciones agrícolas a Europa.

Un cuarto grupo de problemas radica en nuestro sistema financiero, todavía está por abordar en profundidad las fusiones de Cajas de Ahorro, tan necesarias para asegurar su supervivencia, ya que han sido las principales afectadas de la irracionalidad crediticia de pasados años al sector inmobiliario. Asimismo se viene produciendo una disminución drástica del crédito por parte de todo el sistema financiero Bancos y Cajas, a pequeños empresarios y familias, hace unos años mucho, ahora nada, lo que dificulta la supervivencia de las pequeños empresas que son las que mantienen el 80% de los puestos de trabajo en España, así como el día a día de muchas familias españolas. Mi pregunta es si tenemos un sistema financiero que no presta y realiza su principal función, no habría que intentar cambiarlo por parte del gobierno y más cuando se está beneficiando de multimillonarias ayudas públicas tanto por el Gobierno de España, como por parte del Banco Central Europeo, mediante tipos de interés bajísimos.

Otro importante grupo de problemas específicos de nuestra economía, radica en nuestro mercado de trabajo, para resumirlo es de locos, la fuerte importancia política de unos sindicatos de clase anclados en el tiempo y cuya única función es proteger los derechos adquiridos en el pasado, está dificultando la incorporación al mercado de los trabajadores “marginados” entre los que se encuentran nuestros jóvenes con una tasa de paro por encima del 40%.

Hablar del sector público en España es abordar otro de nuestros grandes problemas, su principal característica es la macrocefalia ,que dilapida el dinero que los españoles pagamos con nuestros impuestos, contamos con más de 3 millones de funcionarios con funciones muchas veces triplicadas o cuadriplicadas entre las diferentes administraciones (estatal, autonómica, provincial y local), así como unas políticas irracionales de gasto fomentadas por el actual gobierno socialista, el famoso Plan E, nos va a costar 15.000 millones de Euros en dos años, sin crear un solo puesto de trabajo permanente. Asimismo el actual sistema político de la España de las autonomías, ha creado 17 diferentes mercados económicos, en un solo país. Finalmente comentar que todo este despilfarro tiene un nombre, el déficit público de todas las administraciones durante el año 2.009 superó los 100.000 millones de euros, y esto que significa dirán ustedes, bastante simple en los próximos años cada uno de nosotros incluidos niños y ancianos, tendrá que pagar 2.300 euros más de impuestos por persona para compensar el desaguisado.

Me gustaría recordar también que una parte de nuestros problemas radican es la falta de preparación de nosotros mismos, como ciudadanos de un país llamado España, con un nivel educativo bajísimo, fruto de políticas erróneas y que se caracteriza por su autismo provinciano, a modo de ejemplo el nivel de españoles que dominan un segundo idioma tan importante en el mundo de los negocios como el inglés, es de una tercera parte con respecto a países como Alemania o el grupo del Benelux, finalmente destacar la falta de programas importantes que relacionen eficazmente nuestras universidades con el sistema empresarial.

Un último problema que me gustaría destacar y quizá el más importante, es la ausencia de liderazgo político tanto por parte del gobierno –el mayor responsable-, como de la oposición, para llegar a un acuerdo de consenso sobre la magnitud de nuestros problemas y empezar a abordarlos de una forma consensuada poniendo por delante los intereses de nosotros, los ciudadanos, a los propios intereses particulares de cada partido político.

En definitiva queridos lectores, la actual crisis tiene mucho de propia y poco de importada y solo abordando de frente los gravísimos problemas que tenemos, podremos empezar a solucionar una crisis que va a ser larga y dura, muy dura.

En un próximos artículo les prometo comentar desde mi modesto punto de vista, las soluciones que habría que implementar para salir del marasmo en que nos encontramos, hasta entonces les deseo salud y fortaleza de ánimo, para seguir luchando como sociedad civil en recomponer el juguete roto que nuestros políticos no quieren o no pueden recomponer.

Consecuencia de las crisis financiera y económica

La crisis de España ha sido un tema que hadado mucho de que hablar, desde las causas muy lejanas hasta las más cercanas, desde las acciones gubernamentales hasta las de la población, desde las consecuencias en dicho país hasta las más lejanas pero no ajenas a la economía de tal. Ángela Merkel ha asegurado en un discurso pronunciado ante el Budista en Berlín que la situación que está viviendo hoy la economía española es consecuencia de una “década irresponsable”, unas palabras que ponen de manifiesto el hartazgo con que se observa desde Berlín lavada alegre en nuestro país que ha conducido a la superpoblación de autopistas, pueblos, aeropuertos y urbanizaciones fantasma. La economía es un ciclo que a veces puede predecirse pero generalmente no es así, se podría culpar a cualquiera por estas consecuencias pero debemos comprender que nunca tendremos la razón o la capacidad de elegir algo sabiendo que efectivamente funcionara. En esos momentos la economía española es vulnerable pero tampoco iba La crisis española fue a ser fuerte por siempre, no producto de una serie de es que se le desee algo malo fenómenos económico si no que debemos hacernos bancarios y del mercado, la idea de que estos sucesos ahora lo que deben buscar no son programados y es una solución porque es un azotan a las economías y de problema que acarrea más paso se llevan a las que problemas. Estaban relacionadas con esta.

 Crisis española de 2008-2014.

La crisis económica española 2008-2014, también llamada Gran Recesión o depresión económica española,1 se refiere a la crisis económica que se inició en 2008 y dura hasta la actualidad. En 2008 los principales indicadores macroeconómicos tuvieron una evolución adversa. Los efectos se han prolongado durante más de cinco años hasta la actualidad, no sólo en el plano económico sino también en el político y el social (crisis político-social española). Esta crisis se enmarca dentro de la crisis económica mundial de 2008 que afectó a la mayor parte de países del mundo, en especial a los países desarrollados.

El comienzo de la crisis mundial supuso para España la explosión de otros problemas: el final de la burbuja inmobiliaria, la crisis bancaria de 20102 y finalmente el aumento del desempleo en España, lo que se tradujo en el surgimiento de movimientos sociales encaminados a cambiar el modelo económico y productivo así como cuestionar el sistema político exigiendo una renovación democrática. El movimiento social más importante es el denominado Movimiento 15-M, surgido en mayor medida, por la precariedad y las condiciones económicas de la clase media y baja; dos consecuencias de la crisis financiera.3 La drástica disminución del crédito a familias y pequeños empresarios por parte de los bancos y las cajas de ahorros, algunas políticas de gasto inadecuadas llevadas a cabo por el gobierno central, el elevado déficit público de las administraciones autonómicas y municipales, la corrupción política, el deterioro de la productividad y la competitividad y la alta dependencia del petróleo son otros de los problemas que también han contribuido al agravamiento de la crisis. La crisis se ha extendido más allá de la economía para afectar a los ámbitos institucionales, políticos y sociales, dando lugar a la denominada crisis española de 2008-2014, que continúa en la actualidad.

La situación política actual de España

Hoy en día el partido que gobierna en España es, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que tiene como presidente a José Luis Rodríguez Zapatero. Mientras que en la oposición se sitúa actualmente el Partido Popular (PP), con Mariano Rajoy como presidente del partido.

Actualmente, España se encuentra inmersa en una importante crisis económica, que tiene su origen en una crisis mundial, pero que en España se ha visto agravada por las especiales circunstancias de nuestra economía, muy dependiente del sector de la construcción, y que ha provocado que actualmente haya más de 4 millones de personas desempleadas.

La falta de acuerdo entre los dos partidos mayoritarios (PSOE y PP) sobre los temas más importantes, da lugar todos los días a continuos enfrentamientos que podemos ver en los medios de comunicación, en los que es suficiente con que uno diga una cosa, para que el otro diga lo contrario.

Para acometer las reformas necesarias para salir de la crisis, sería conveniente un gran pacto de estado entre estos dos partidos mayoritarios, al igual que han hecho en el País Vasco, de forma que las medidas fueran adoptadas con el máximo consenso, y no teniendo que usar a los partidos minoritarios para aprobar las mismas, como previsiblemente va a ocurrir en la proyectada subida del IVA, en la que el PSOE ha tenido que pactar con el PNV y Coalición Canaria. Por comentar este punto en concreto, mientras que el PSOE entiende que es necesaria la subida del IVA para recaudar más dinero, el PP nos dice que ello contribuirá a que haya un menor consumo, y que por lo tanto no se produzca esa subida de ingresos que prevé el Gobierno, sino antes al contrario una disminución.

El Estado español está dividido en Comunidades Autónomas, que también están gobernadas por estos dos partidos mayoritarios, por ejemplo PSOE en Andalucía, Cataluña y Castilla La Mancha y PP en Galicia, Madrid y Valencia.

También en las Comunidades Autónomas existe el mismo problema de crispación política, con continuos enfrentamientos que podemos ver todos los días en los medios de comunicación.

Otro de los temas que sirve de conflicto es el de la corrupción política, como por ejemplo el caso Gurtel, corrupción del Partido Popular en la Comunidad Valenciana.

En la presente legislatura, ha disminuido sin embargo la tensión en otro de los temas polémicos de la legislatura anterior, como es el terrorismo, donde parece que los partidos políticos cuentan con mayor sintonía y existe un apoyo, al menos tácito de la oposición, sin continuas interferencias en la labor del Ministerio del Interior.