MERCADO INTERNACIONAL DE DIVISAS

Introducción

El mercado de divisas (foreign exchange market, FOREX market o FX market) es el mercado base de todos los demás mercados financieros internacionales, ya que en él se establece el valor de cambio de las monedas en que se realizan los flujos monetarios internacionales. Actualmente, el mercado de divisas es el mercado de mayor volumen de actividad en todo el mundo. Desde finales de los años 70, en que el volumen diario de actividad era cifrado en 75.000 millones de dólares, se ha pasado a casi 2 billones de dólares en 2004. A efectos comparativos, estas cuantías suponen que el nivel de negociación de la Bolsa de Nueva York (la principal bolsa del mundo) equivale a una media hora del mercado de divisas, mientras que la Bolsa de Madrid no llegaría ni a los dos minutos. En el mercado de divisas no son extrañas operaciones individuales de 200-300 millones de dólares. ¿Cómo podríamos definir el mercado de divisas? Es el mercado, o la estructura organizativa, a través de la cual se compran o venden las diferentes monedas, de tal forma que una transacción en dicho mercado supone la compra o la venta de una moneda contra otra, a un determinado precio, que se denomina tipo de cambio (exchange rate). El tipo de cambio y la determinación del mismo es una de las cuestiones más importantes en los mercados financieros. Es, quizá, el precio que afecta a una mayor parte de decisiones y variables en los mismos. Por ejemplo, la variación del tipo de cambio afectará tanto a la actividad comercial de un determinado país (y por lo tanto a sus unidades productivas) como a la repatriación de los beneficios de una empresa con plantas de producción en el extranjero, a las propias decisiones de expansión, o a la inversión puramente financiera (ya sea en renta variable o fija).

TIPOS MERCADO INTERNACIONAL DE DIVISAS

Mercado de Cambio al Contado: se refiere al tipo de mercado donde el precio de una moneda es para entrega inmediata. El término entrega inmediata es relativo; para una moneda al contado es habitual comprar contra entrega a dos días.

Mercado A Plazo: donde se negocian obligaciones a plazo, fijándose normalmente el valor a 30, 60, 90 y 180 días. Se compra y vende la moneda para entrega futura, aunque en las monedas principales los bancos están dispuestos en comprar o vender hasta a diez años. Si se sabe lo que tiene que pagar o recibir en moneda extranjera en una fecha futura, puede asegurarse frente a pérdidas comprando o vendiendo a plazo. Este valor suele variar algo con respecto al valor de contado, puesto que el mismo incluye el efecto de las distintas tasas nacionales de interés existentes y las expectativas relativas a la devaluación o revaluación de las monedas.

PRINCIPALES MERCADOS

Los principales participantes del mercado de divisas son las empresas, los inversores institucionales, las personas físicas, los bancos, los bancos centrales y los operadores (brokers).

Las empresas, los inversores institucionales y las personas necesitan divisas para los negocios o para viajar al extranjero, siendo éstas últimas suministradas por los bancos comerciales. Por medio de su extensa red de oficinas de cambio (dealing rooms), los bancos realizan operaciones de arbitraje que permite asegurar que las cotizaciones en diferentes centros tiendan hacia el mismo precio. Los operadores de moneda extranjera se encargan de realizar las transacciones entre compradores, vendedores y bancos por lo que reciben una comisión.

En cuanto a los bancos centrales de cada país (o zona monetaria, como en el caso del Banco Central Europeo), suelen operar en los mercados de divisas comprando o vendiendo su propia moneda u otras divisas con el objeto de estabilizar o controlar el valor de su moneda en el exterior, aunque en el sistema financiero internacional actual los bancos centrales no están obligados a intervenir (aunque lo hagan a menudo) en el mercado de divisas.  La intervención se denomina limpia cuando lo que se pretende es evitar movimientos especulativos sobre la moneda tratando de disuadir a los especuladores.

PRINCIPALES OPERACIONES

Los principales operadores en el mercado de divisas son los siguientes

Instituciones financieras

Estas instituciones pueden participar en el mercado de forma especulativa o de cobertura o actuando por cuenta de un cliente. Cualquier transacción económica internacional, desde una transferencia hasta la compra de unas acciones extranjeras, implican el paso previo por el mercado de divisas para efectuar la compraventa de divisas necesarias para realizar la operación principal.

Hasta hace poco tiempo, los operadores en divisas participaban activamente en este negocio, facilitando a las partes que negociaban el cumplimiento efectivo de sus órdenes a cambio de unos honorarios limitados. Hoy, sin embargo, gran parte de este negocio se ha trasladado a sistemas electrónicos más eficientes, tales como EBS, Reuters, la Bolsa de Comercio de Chicago, Bloomberg y Trade Book.

Compañías comerciales

 Las empresas del sector no financiero que operan con clientes y proveedores internacionales intervienen también en el mercado. Su impacto en el mercado en el corto plazo es pequeño. Sin embargo, los flujos comerciales son un factor importante en el comportamiento a largo plazo de una moneda. Además, las operaciones de algunas multinacionales pueden tener un impacto imprevisible en el cambio de la moneda de países pequeños.

Bancos centrales

Los bancos centrales operan en los mercados de moneda extranjera para controlar la oferta monetaria, la inflación y/o los tipos de interés de la moneda de su país. A menudo imponen las tasas de cambio e incluso a menudo utilizan sus reservas internacionales para estabilizar el mercado.

La expectativa o el rumor de una intervención de un banco central pueden ser suficiente para alterar el valor de una moneda. Sin embargo, los bancos centrales no logran siempre sus objetivos y en algunos casos el mercado puede imponerse a un banco central. Esto sucedió en la debacle 1992-93 del Exchange Rate Mechanism, y en épocas más recientes en el Ásia-Pacífico.

Inversores particulares a través de intermediarios

Gracias a este mercado han surgido empresas especializadas que se encargan de brindar servicios de administración de cuentas en forex, fondos de inversión y sistemas automáticos. Hoy en día se cree que el mercado de intercambio de divisas (FOREX o FX) es el mercado financiero con mayor proyección de crecimiento en el mundo financiero moderno.

Una de sus principales diferencias frente al mercado bursátil es que el mercado de divisas carece de una ubicación centralizada, opera como una red electrónica global de bancos, instituciones financieras y operadores individuales, todos dedicados a comprar o vender divisas en virtud de su volátil relación de cambio.

En la actualidad existen empresas especializadas en la participación y apoyo a los operadores de este mercado que ofrecen diferentes tipos de servicios. En primer lugar, los “Brokers” o intermediarios financieros, ofrecen la posibilidad de abrir una cuenta en una divisa determinada y por medio de órdenes de compra y venta, emitidas por diferentes canales, permiten al inversor tratar de obtener beneficios aprovechando las fluctuaciones de los tipos de cambio de las distintas monedas. Estas empresas, dada su importancia en el sistema financiero, normalmente están sujetas a diversos controles y auditorías; no obstante, cuando se está hablando del intermediario financiero o “broker”, es recomendable que antes de elegir uno se investigue su solidez y trayectoria, así como tener en cuenta el marco legal por el que se rige.

Para el operador individual, el principal objetivo como inversor es la especulación acerca de los cambios futuros en el precio de las divisas y, al comprarlas y venderlas según las fluctuaciones de los tipos de cambio, podrá conseguir beneficios o pérdidas.

Empresas gestoras de fondos de inversión

Estas empresas actúan en el mercado de divisas para tener acceso a los mercados financieros de otros países y así poder invertir en bonos, acciones, etc. a cuenta de los partícipes de sus fondos.