LAS 4 ETAPAS DEL PROCESO DE APRENDIZAJE 

PRIMERA ETAPA DEL PROCESO DE APRENDIZAJE: INCOMPETENCIA INCONSCIENTE

A la hora de empezar el proceso de aprendizaje de algo nuevo para nosotros, lo más habitual es que estemos en esta primera etapa de aprendizaje en la cual todavía NO somos conscientes de que no sabemos cómo hacer algo correctamente.

Lo ignoramos completamente, habitualmente porque hasta el momento en el que se inicia el aprendizaje no hemos necesitado dedicar esfuerzos de ningún tipo para aprender cómo hacerlo. Sencillamente, no nos ha hecho falta pensar en ello.

A modo de ejemplo para facilitar la comprensión, supongamos que un amigo nos ha desafiado a participar contra él en una partida de dardos. Imagina que hasta aquel momento no has jugado nunca a los dardos, nunca te han gustado y no te molestaste en jugar ninguna vez. Hasta que tu amigo te desafió, no eras plenamente consciente de que no sabias cómo jugar. Conoces la mecánica, lo has visto, sabes que existe ese juego pero ya está. Nunca has pensado en ello porque no lo has necesitado. Aquí es donde empieza el proceso de aprendizaje.

SEGUNDA ETAPA DEL PROCESO DE APRENDIZAJE: INCOMPETENCIA CONSCIENTE

Una vez que somos conscientes de que hay algo que tenemos que aprender, comenzamos a fijarnos en los detalles que antes decidíamos ignorar completamente por no ser interesantes o importantes para nosotros. En esta segunda etapa del proceso de aprendizaje tomamos consciencia de la necesidad que ha surgido y a la que tenemos que hacer frente. Empezamos a dedicar recursos mentales a prestar atención a los detalles relacionados con esa nueva actividad que se nos presenta.

En nuestro ejemplo, el proceso de aprendizaje de la incompetencia consciente se inicia cuando somos desafiados a jugar a los dardos y aceptamos el desafío. Hasta aquel momento no éramos conscientes, pero desde ese instante nuestro comportamiento sobre esa actividad cambia. Ahora sabemos que somos incompetentes, no sabemos las normas, el peso de los dardos hace que fallemos y lancemos los dardos con mucha fuerza fallando por mucha distancia, etc.

TERCERA ETAPA DEL PROCESO DE APRENDIZAJE: COMPETENCIA CONSCIENTE

Después de practicar muchas veces conseguimos desarrollar nuestras habilidades hasta el punto de conseguir hacerlo correctamente. Esta parte del proceso de aprendizaje es la competencia consciente, todavía no hemos interiorizado los detalles que tenemos que tener en cuenta pero si le prestamos atención a la actividad podemos realizarla con éxito.

Ahora ya somos capaces de dar en la diana una vez que nos concentramos y tenemos en cuenta el peso del dardo y la manera en la que estamos colocando los dedos.

CUARTA ETAPA DEL PROCESO DE APRENDIZAJE: COMPETENCIA INCONSCIENTE

Ésta es la última etapa del proceso de aprendizaje. Una vez que dominamos cómo hacer algo empezamos a automatizar el proceso, a medida que practicamos vamos interiorizando y memorizando los pasos que tenemos que seguir hasta conseguir el objetivo deseado. Cada vez necesitamos estar menos atentos a los detalles pues los hemos ido memorizando a base de practicar.

En nuestro ejemplo, ahora agarrar los dardos colocando los dedos bien es muy fácil, eres capaz de saber cómo debes agarrarlo y con qué fuerza y en qué dirección apuntar para acercarte a la diana lo máximo posible. Quizá no ganes la partida de dardos, pero desde luego ahora sabrás jugar a los dardos en el futuro.

Como aprende el consumidor

Motivación: Es importante para la teoría del aprendizaje. La motivación se basa en las necesidades y metas. La motivación actúa como estimulo para el aprendizaje. Por ejemplo, los jugadores que desean llegar a ser buenos jugadores de tenis están motivados a aprender lo mas que pueda acerca de ese deporte y a practicarlo siempre que tengan la ocasión. Por ello quizá busquen información sobre precios, calidad, y las características de las raquetas de tenis, en cuanto ´´aprendan“ que una buena raqueta es fundamental para jugar a un buen nivel.

Si los motivos sirven para estimular el aprendizaje, las señales son los estímulos que dan direcciones a esos motivos. El anuncio de un club de tenis puede constituir una buena señal para los aficionados a ese deporte, quienes de inmediato pueden ´´reconocer“ que acudir a algunos de esos lugares es una forma concentrada de mejorar su juego mientras disfrutan las vacaciones. El anuncio es la señal, o estimulo, que sugiere una manera específica de satisfacer un motivo importante.

Incrementa la probabilidad de que una respuesta especifica se presente en el futuro como resultado de ciertas señales o estímulos específicos. Por ejemplo un producto con un proceso de tres fases para el cuidado de la piel facial con base en tres productos (es decir, señales). El anuncio es didáctico y fue diseñado para generar el aprendizaje del consumidor. Si un adolecente se entera de que la rutina de limpieza basada en los tres productos alivia el acné, es probable que continúe comprando y usando tales producto. El aprendizaje se ha producido mediante el reforzamiento positivo , ya que el sistema facial cumplió con las expectativas.

DEFINICIÓN DE PERCEPCIÓN

La noción de percepción deriva del término latino perceptio y describe tanto a la acción como a la consecuencia de percibir (es decir, de tener la capacidad para recibir mediante los sentidos las imágenes, impresiones o sensaciones externas, o comprender y conocer algo).

Antes de definir este concepto diremos que para conocer el mundo interior o exterior necesitamos realizar un proceso de decodificación de los mensajes que se reciben a través de todo el cuerpo. Se define como percepción al proceso cognoscitivo a través del cual las personas son capaces de comprender su entorno y actuar en consecuencia a los impulsos que reciben; se trata de entender y organización los estímulos generados por el ambiente y darles un sentido.

Proceso Perceptual

  • Estímulos Sensoriales:
  • Imágenes
  • Sonidos
  • Olores
  • Sabores
  • Texturas

Receptores Sensoriales:

  • Ojos
  • Oídos
  • Nariz
  • Boca
  • Piel

Todo este proceso Influye en la:

Exposición—— Atención——-Interpretación

Los productos y los mensajes comerciales con frecuencia atraen nuestros sentidos; pero no recibimos influencia de la mayoría de ellos.

Recibimos estímulos externos o información sensorial a través de varios canales. Podemos ver una valla publicitaria, escuchar la música de un anuncio, sentir la suavidad de un suéter, probar un nuevo sabor de helado u oler una chamarra de piel.