Origen y evolución de le economía de los Recursos Naturales y del Medio Ambiente.

INTRODUCCION

Al introducir este trabajo que trata sobre un pequeño resumen de la ley 64-00, que esta ley trata sobre el medio ambiente y recursos naturales. Donde la ley tiene por objeto establecer las normas para la conservación, protección, mejoramiento y restauración del medio ambiente y los recursos naturales, asegurando su uso sostenible. También vamos a tratar Origen y Evolución de la Economía de los Recursos Naturales y del Medio Ambiente.

Origen y evolución de le economía de los Recursos Naturales y del Medio Ambiente.

La economía de los recursos naturales y del medio ambiente es una subdisciplina relativamente reciente del ámbito de la Economía Aplicada y su desarrollo se sitúa en las décadas de 1960-1970, paralela al nacimiento de los movimientos ambientalistas o ecologistas en los países mas desarrollados.

La economía de los Recursos Naturales y del medio ambiente pretende aplicar conceptos y principios económicos a la gestión de los recursos naturales y problemas ambientales. Hasta la aparición de la Economía Ambiental, la economía se ocupaba de los procesos de producción y consumo, de las relaciones entre ambos y del contexto en el que estas tenían lugar los mercados.

En primer lugar, las sucesivas crisis de los precios del petróleo despiertan y alimentan la reflexión colectiva sobre el problema del agotamiento de los recursos naturales, de forma más acuciente en el caso de los recursos energéticos no renovable.

En segundo lugar, comienza a hacerse cada vez mas patentes los efectos de la industrialización y del crecimiento económico incontrolados, a través del deterioro progresivo del paisaje o de graves episodios de contaminación del aire y del agua, con efectos sobre la salud humana y de otras especies.

En tercer lugar, el crecimiento acelerado de la población en los países menos industrializados se traduce en una mayor presión sobre los recursos, lo que conlleva un agravamiento de los niveles de pobreza, pero también el riesgo de extinción de especies y la desaparición progresiva de recursos fundamentales para el equilibrio ecológico planetario, como por ejemplo las selvas o pulmones del planeta.

Sin embargo, es en la década de 1970 cuando el pensamiento económico sobre el medio ambiente observa un desarrollo acelerado y una conformación plena como un marco conceptual diferenciado.

Evolución de la función de los recursos ambientales en el pensamiento económico

En torno a los problemas ambientales en la economía tiene como ejes centrales la acumulación de recursos naturales y el problema de la población, de los cuales tanto la escuela mercantilista, como los fisiócratas y la escuela clásica se hacen eco.

La evolución de las ideas económicas tiene su conformación clásica en la Riqueza de las Naciones de Adam Smith, publicada en 1776. El descubrimiento aportado por esta obra fue la idea de que la búsqueda del interés individual, junto a la racionalización del trabajo y la expansión continuada del mercado, son los propulsores del crecimiento económico y de la mejora en el bienestar humano. Adam Smith, como primer exponente de la escuela clásica, estaba poco preocupado por los limites de los recursos naturales o de la tierra para satisfacer las necesidades humanas, debido a la percepción de que existía una gran cantidad de tierra aun no cultivada que podía servir para la sustentación de la población.

Jonh Stuart Mill (1848) fue unos de los primeros economistas que se preocupo por la conservación de la biodiversidad y la imposibilidad, desde el punto de vista de bienestar, de convertir todo el capital natural en capital producido por el hombre. En cuanto a la gestión de los recursos naturales, Mill fue pionero en ideas que hoy forman parte de los modelos económicos mas comunes, atribuyéndosele la aportación de las siguientes hipótesis (Fiasher (1981)): 1- los costes de extracción crecen a medida que se agota el recurso; 2-el incremento de los costes de extracción se amortiguara por el cambio técnico; 3- el stock de tierra tiene valor no solo por lo que puede producir sino también por la belleza natural de los paisajes y ecosistemas.

Los puntos de diferenciación entre la Economía Ecológica y el planteamiento neoclásico se encuentran en la prioridad dada al estudio de la equidad y a la distribución inicial de los derechos y recursos. La economía ecológica no recurre a una escala de valores única expresada en un solo numerario. Por el contrario, la economía ecológica abarca la economía convencional neoclásica de los recursos y el medio ambiente y va mas allá, al incorporar la evolución física de los impactos ambientales de la economía humana. Por la tanto, la economía ecológica no es una rama o subdisciplina de la economía, sino, mas bien, otra manera de denominar a la ecología humana.

A pesar de las controversias existentes entre los métodos de análisis y las posibles soluciones, en la actualidad la Economía del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales se encamina hacia una visión cada vez mas sincrética e integradora de las diversas técnicas de análisis, guiada por la necesidad de aportar soluciones a los retos que presentan las interacciones entre el medio ambiente y la economía en un contexto de creciente incertidumbre.

La Economía de los Recursos Naturales trataría de la gestión de los recursos naturales, tanto no renovables como renovables, intentando resolver conflictos entre usos alternativos y con el objetivo de alcanzar la pauta optima de agotamiento, en el primer caso, o la sostenibilidad en su uso en el segundo.

La Economía del Medio Ambiente trataría temas relacionados con la función del medio ambiente como receptor y asimilador de residuos, es decir, como sustentador de ciertos procesos bióticos y abióticos de recuperación de subproductos derivados de los procesos de producción y consumo.

La económica de contaminación se basa en la existencia de algún daño físico de los residuos al medio ambiente y de una repercusión en el hombre de ese daño. En términos económicos, existe un coste externo o perdida no compensada en el bienestar por ejemplo, incrementos de mortalidad o morbilidad, disminución de placer recreativo, etc. Derivada de la emisión al aire o del vertido al agua o a la tierra de sustancias residuales.

El concepto de eficiencia económica es, por tanto, clave en la gestión de los recursos naturales y ambientales. El punto de partida es el reconocimiento de que los recursos ambientales muestran dos características que justifican la necesidad de aplicar el análisis económico: son escasos y multifuncionales.

Concepto de Valor

Los economistas clásicos y los marxistas, consideraban el valor como la fuerza de trabajo incorporada en los bienes de mercado. Los economistas neoclásicos mencionaban el valor de cambio como reflejo de las preferencias y los costes de producción, e igualando los conceptos de valor y precio.

El precio es solo aquel valor que se refleja en el mercado pero existen otras categorías de valor que no pueden observarse por esta vía. De nuevo, la diferencia entre valor y precio se deriva de la presencia de fallos de mercado y tiene como consecuencia que las decisiones sobre asignación tomadas considerando exclusivamente el mecanismo de precios sean económicamente ineficientes.

Crecimiento Económico y Conservación Ambiental

El crecimiento económico da lugar a efectos contrapuestos sobre el medio natural. En primer lugar, el aumento en la renta per capita tiene lugar a partir de un mayor consumo de materias primas y energía y, por tanto, se generan mas residuos y los problemas ambientales se agudizan. Por otro lado, las mejoras tecnológicas y cambios en las preferencias que acompañan al crecimiento económico pueden dar lugar a que los impactos ambientales relativos del crecimiento sean cada vez menores.

La escasez relativa considera que los recursos son escasos en términos relativos porque dependen de las preferencias sociales, que pueden evolucionar hacia conductas y consumos ambientalmente mas respetuosos; porque en muchos casos existen otros bienes que pueden funcionar como sustantivos y satisfacer las mismas demandas; y porque la capacidad de satisfacer necesidades a partir de los recursos disponibles varia debido a los avances tecnológicos.

El Modelo IPAT

EL modelo IPAT parte del supuesto de que los determinantes más inmediatos del impacto ambiental son el tamaño poblacional y el impacto ambiental de cada individuo. Este impacto ambiental per capita depende, a su vez, del nivel de consumo y de la tecnología de producción de estos bienes de consumo. La relación que establece la sociedad con los recursos naturales y ambientales se explica, por tanto, mediante la interacción de estos tres componentes.

I = P X A X T

Donde I es el impacto ambiental, P es el tamaño de la población, A es la renta o el consumo per capita en unidades monetarias, y T es la tecnología, entendida como la cantidad de recursos utilizados y residuos generados por unidad de producción.

CONCLUSION

Finalizamos este breve trabajo con la clara formulación de que en la ley 64-00 los recursos naturales y el medio ambiente son patrimonio común de la nación y un elemento esencial para el desarrollo sostenible del país. En cambio la Economía de los Recursos Naturales y del Medio Ambiente pretende aplicar conceptos y principios económicos a la gestión de los recursos naturales y problemas ambientales.