Resumen De La LEY 64-00

La Constitución Dominicana en su artículo ocho “reconoce como finalidad principal del Estado la protección efectiva de los derechos de la persona humana y el mantenimiento de los medios que le permitan perfeccionarse progresivamente dentro de un orden de libertad individual y de justicia social, compatible con el orden público, el bienestar general y los derechos de todos”.

Otro artículo constitucional que hace referencia a asuntos relacionados con el Medio Ambiente es el artículo 103 en el cual se establece: “Los yacimientos mineros pertenecen al Estado y solo podrán ser explotados por particulares en virtud de las concepciones o los contratos que se otorguen en las condiciones que determine la ley”.

Como forma de hacer mas claro este articulo constitucional, la ley 64-00 asigna como rectora de las políticas medio-ambientales y de recursos natrales a la Secretaria de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales.
Promulgada el 18 de agosto del año 2000, es una ley de carácter general que establece principios y preceptos básicos para la protección del medio ambiente y los recursos naturales.

En su artículo 17 la Ley General de Medio Ambiente y Recursos Naturales establece: “Se crea la Secretaría de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales como Organismo Rector de la gestión del medio ambiente, los ecosistemas y de los recursos naturales, para que cumpla con las atribuciones que de conformidad con la legislación ambiental en general, corresponden al Estado, con el fin de alcanzar el desarrollo sostenible”.

La ley consta de 15 considerando.

El Titulo Uno, “De los Principios Fundamentales, Objetivos y definiciones Básicas” consta de cuatro capítulos y 26 artículos (el Capítulo cuatro esta dividido en cuatro secciones). En esta se parte se presentan los fines de la ley y sedan definiciones algunos terminologías de acuerdo con este instrumento legal.

Esta parte contiene la creación de la Secretaria de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales; El Consejo Nacional de Medio Ambiente y Recursos Naturales y, el Sistema Nacional de Gestión Ambiental y Recursos Naturales.

El Título Dos, “De los Instrumentos para la Gestión del Medio Ambiente y los Recursos Naturales”, tiene Once Capítulos y 50 artículos. En el se trata de la planificación, del Ordenamiento del Territorio, de las Emergencias Ambientales, se crea el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, entre otros.

En el Título Tres, “De la Protección y la Calidad del Medio Ambiente”, hay Siete Capítulos y 36 artículos, los cuales tratan: Normas Generales, de la Contaminación de las Aguas, De los Asentamientos Humanos y la Contaminación Sónica, entre otros temas.

El Título Cuatro “De los Recursos Naturales”, contiene Siete capítulos y 48 artículos, en los cuales se tratan los temas: De las Normas Comunes, De las Aguas, De la Diversidad Biológica, De los Recursos Mineros y otros.
En el Título Cinco,”De las competencias, Responsabilidad y Sanciones en Materia Administrativa y Judicial”, contiene seis Capítulos y 22 artículos, en donde contiene lo relacionado con: De la Procuraduría para la Defensa del Medio Ambiente y los Recursos Naturales (que la Crea), De las Competencias y Sanciones Administrativas, De la Responsabilidad Civil y otros.

El Título Seis, “De las Disposiciones Generales y Finales”, contiene Poscapítulos y 16 artículos, de los cuales Uno es transitorio, y versa sobre los temas: De las Disposiciones Generales y De las Disposiciones Finales.
Por medio de esta ley muchas instituciones que eran parte de otras secretarias de estado o funcionaban deforma independiente pasaron a formar parte de la estructura de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales, como la Dirección Nacional de Parques, la Dirección General Forestal, el Instituto Dominicano de Recursos Hidráulicos, entre otros.

También en modifica algunas leyes para que en el caso, por ejemplo diga, INDRHI, pase a decir Secretaria de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Relación de la Ley 64-00 con algunos Instrumentos de Derechos Humanos

El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales adoptado por la Asamblea General de la ONU en 1966 en su artículo uno acápite dos expresa “Para el logro de sus fines, todos los pueblos pueden dispones libremente de sus riquezas y recursos naturales, sin perjuicio de las obligaciones que se derivan de la cooperación económica internacional basada en el principio de beneficio recíproco, así como del derecho internacional. En ningún caso podrá privarse a un pueblo de sus propios medios de subsistencia.”

En el artículo doce en su acápite dos incisos B establece: “El mejoramiento en todos sus aspectos del trabajo y del medio ambiente;”

El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos adoptado por la Asamblea General de la ONU en 1966 en su artículo uno acápite dos se expresa en iguales términos.

En los artículos tres, cuatro y 145 de la Ley General de Medio Ambiente tienen relación con estos párrafos del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de las Naciones Unidas.

“Los recursos naturales de la tierra, incluidos, el aire, el agua, la tierra, la flora y la fauna y especialmente muestras representativas de los ecosistemas naturales, deben preservarse en beneficio de las generaciones presentes y futuras mediante una cuidadosa planificación u ordenación, según convenga”.

Este Principio se Relaciona con el Articulo Uno de la 64-22, el cual establece:

“La presente Ley tiene por objeto establecer las normas para la conservación, protección, mejoramiento, y restauración del medio ambiente y los recursos naturales, asegurando un uso sostenible”.

Debe mantenerse y, siempre que sea posible, restaurarse o mejorarse la capacidad de la tierra para producir recursos vitales renovables.

El articulo cinco de la Ley 64-00 establece: “Es responsabilidad del Estado, la sociedad, y de cada habitante del país proteger, conserva, mejorar, restaurar y hacer un uso sostenible de de los recursos naturales y del medio ambiente, y eliminar los patrones reproducción y consumo no sostenible”.

El hombre tiene la responsabilidad especial de preservar y administrar juiciosamente el patrimonio de la flora y la fauna silvestre y su hábitat, que se encuentren actualmente en grave peligro por una combinación de factores adversos. En consecuencia, al planificar el desarrollo económico debe atribuirse importancia a la conservación de la naturaleza, incluidas la flora y fauna silvestre.”

Este principio guarda vinculación con el artículo 28 de la Ley que expresa: “La planificación del desarrollo nacional, regional y provincial del país deberá la dimensión ambiental por medio de un proceso dinámico, permanente, participativo y concertado entre las diferentes entidades involucradas en la gestión ambiental”.

De igual forma existe cierto parecido en los textos de los principios Cuatro, siete, 13, 15, 17, 19 y 20 con los artículos del 28 al 37, 86, 7, 32, 30 al 32, 56 y 59 respectivamente del la Ley General de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

La Declaración de Río Sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo mejor conocida como Cumbre de la Tierra y la Ley 64-00.

Esta declaración, que consta de 27 principios, guarda cierta relación con la Ley General de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Republica Dominicana en algunos articulados.

Por ejemplo, el principio 3 de la declaración cita: “El derecho al desarrollo debe ejercerse en forma tal que responda equitativamente a las necesidades de desarrollo y ambientales y no podrá considerarse en forma aislada”
Mientras, la Ley 64-00 en su artículo 3 deja claro: “Los recursos naturales y el medio ambiente son patrimonio común de la nación y un elemento esencial para el desarrollo sostenible del país”

Otro principio, el 13, establece: “Los Estados deberán desarrollar la legislación nacional relativa a la responsabilidad y la indemnización respecto de las victimas de la contaminación y otros daños ambientales. Los Estados deberán cooperar asimismo de manera expedita y mas decidida en la elaboración de nuevas leyes internacionales sobre responsabilidad e indemnización por los efectos adversos de los daños ambientales causados por las actividades realizadas dentro de su jurisdicción, o bajo su control, en zonas situadas fuera de su jurisdicción”.

En el artículo 169 de la Ley 64-00 se establece: “Sin perjuicio de las sanciones que señale la ley, todo el que cause daño al medio ambiente o a los recursos naturales, tendrá responsabilidad objetiva por los daños que pueda ocasionar, de conformidad con la presente ley y las disposiciones legales complementarias. Asimismo estará obligado a repararlo materialmente, a su costo, si ello fuere posible, e indemnizarlo conforme a la ley”.

También el articulo 172 versa sobre esta temática: “Cuando en la comisión del hecho participasen dos o mas personas, estas serán responsables solidariamente de la totalidad de los daños y perjuicios económicos causados. En el caso de personas jurídicas, la responsabilidad prevista en este artículo se establecerá cuando los órganos de dirección o administración de la misma hayan autorizado las acciones que causaron el daño”.

Los principios uno, dos, cuatro, siete, ocho, 11, 14, 16 y 17, guardan cierta vinculación con los artículos seis, cinco, siete, diez, 13 y 15, uno, acápite cinco articulo 175, 174 y 45 acápite 1, y artículos del 38 al 41 de la ley respectivamente.