FINALIDADES DE LA ÉTICA

Definicion la palabra Ética

La ética es la rama de la filosofía que se ocupa del estudio racional de la moral, la virtud, el deber, la felicidad y el buen vivir. Requiere la reflexión y la argumentación. El estudio de la ética se remonta a los orígenes mismos de la filosofía en la Antigua Grecia, y su desarrollo histórico ha sido amplio y variado. La ética estudia qué es lo moral, cómo se justifica racionalmente un sistema moral, y cómo se ha de aplicar posteriormente a nivel individual y a nivel social. En la vida cotidiana constituye una reflexión sobre el hecho moral, busca las razones que justifican la adopción de un sistema moral u otro.

Una doctrina ética elabora y verifica afirmaciones o juicios determinados. Una sentencia ética, juicio moral o declaración normativa es una afirmación que contendrá términos tales como “bueno”, “malo”, “correcto”, “incorrecto”, “obligatorio”, “permitido”, etc., referidos a una acción, una decisión o incluso también las intenciones de quien actúa o decide algo. Cuando se emplean sentencias éticas se está valorando moralmente a personas, situaciones, cosas o acciones. Se establecen juicios morales cuando, por ejemplo, se dice: “Ese hombre es malo”, “no se debe matar”, etc. En estas declaraciones aparecen los términos “malo”, “no se debe”, etc., que implican valoraciones de tipo moral. La palabra ética proviene del latín ethĭcus, y este del griego antiguo ἠθικός o, transcrito a nuestro alfabeto, êthicós. Según algunos autores, es correcto diferenciar êthos, que significa ‘carácter’, de ethos, que significa ‘costumbre’, pues “ética” se sigue de aquel sentido y no es éste.

Definicion de Moral

La moral o moralidad (del latín mos, moris, “Costumbre” son las reglas o normas por las que se rige el comportamiento o la conducta de un ser humano en relación a la sociedad (normas sociales), así mismo, y a todo lo que lo rodea. Otra perspectiva la define como el conocimiento de lo que el ser humano debe hacer y/o evitar para conservar estabilidad social. El término «moral» tiene un sentido opuesto al de «inmoral» (contra la moral) y «amoral» (sin moral). La existencia de acciones y actividades susceptibles de valoración moral se fundamenta en el ser humano como sujeto de actos voluntarios. Abarca la acción de las personas en todas sus manifestaciones, además de que permite la introducción y referencia de los valores.

Los conceptos y creencias sobre moralidad llegan a ser considerados y codificados de acuerdo a una cultura, religión, grupo, u otro esquema de ideas, que tienen como función la regulación del comportamiento de sus miembros.

La conformidad con dichas codificaciones también puede ser conocida como moral y se considera que la sociedad depende del uso generalizado de ésta para su existencia. Hay diversas definiciones y concepciones de lo que en realidad significa la moralidad, y esto ha sido tema de discusión y debate a través del tiempo. Múltiples opiniones concuerdan en que el término representa aquello que permite distinguir entre el bien y el mal de los actos, mientras que otros dicen que son sólo las costumbres las que se evalúan virtuosas o perniciosas.

Objetivos de la Ética.

  • Reconocer y valorar la especificidad del ser humano como ser capaz para darse a si mismo principios racionales que orienten su vida, individual y colectivamente.
  • Identificar y analizar críticamente los problemas morales, valores y proyectos éticos de la comunidad donde se pertenece.
  • Reconocer y analizar cuestiones relativas a los valores morales fundamentales en función de la vida personal, colectiva como joven.
  • Mostrar actitudes de tolerancia y respeto hacia otras opciones éticas, desde juicios y valoraciones de autonomía moral.
  • Mostrar actitudes de rechazo hacia todo tipo de injusticia, corrupción, guerra, crímenes, secuestro, etc. Mostrando compromiso con los proyectos éticos y morales.
  • Elaborar juicios morales de valor reconociendo el problema de la justificación de normas, valores y principios de actuación.
  • Debatir de forma racional, con respeto y abierta acerca de problemas éticos, valorando siempre el dialogo, como medio para la superación de conflictos.
  • Ejercitarse, meditar e imaginar cómo tomar medidas para resolver o paliar problemas morales.
  • Desarrollo de la capacidad de elaborar juicios moral.

La personalidad y la Ética.

En un principio la ética del carácter constaba de un seguimiento de pasos para el éxito, que este dependía del carácter, atributos como: la humildad, la justicia, paciencia, simplicidad, esfuerzo, valor, etc. Sin embargo poco después acataron que el hecho de tener éxito significaba de algo meramente más que carácter, sino que intervenía también la personalidad, llamado ética de la personalidad.

Se cree que la ética de la personalidades el camino correcto para el éxito; hoy en día se manifiesta que se necesita de habilidades, relaciones, amistades públicas, de un buen trabajo, de ser reconocido, de tener una excelente imagen antela sociedad, de ser muy positivo, de ser casi perfecto para ser feliz.

Es verdad que esto es meramente superficial pero no quiere decir que no te ayude o que este mal, pero no es lo primordial, porque al contrario de que te sientas a gusto contigo mismo, de que sientas que esa persona es en realidad tú, no es así, más que nada la mayoría sigue esta faceta, o máscara para sacar provecho, o para sus intereses personales, o pocos muy sinceramente porque así lo desean. Cualquiera que sea el caso, el punto es que esto no es lo más importante para ser feliz, sino ser tú mismo, desarrollar tu propia personalidad, no una personalidad que todo mundo acepte, no una personalidad al que toda la sociedad acepte, o para que tus amigos te valoren y te integren. El hecho es que para llegar al éxito antes debes de saber quién eres en realidad, cuál es tu personalidad interna, tu yo interior, como eres naturalmente.

Principales características de la Ética.

La ética que es ciencia, dentro del ámbito de la filosofía, tiende a determinar la significación de la vida humana, obliga al estudio, a la investigación y al razonamiento sobre la biología moral, en cuanto al hombre se refiere. Estas circunstancias nos conducen a tocar los amplios campos de la historia, la filosofía en sus variados aspectos, la sicología, etc. La ética está en relación con el hombre, por ser energía de la personalidad humana, que es generadora del progreso y la civilización. La ética es deber y obligación de la moralidad, conforme la voz interior del individuo que razona, lo que nos demuestra que es la base del saber y la voluntad humana. Las Principales característica de la Ética son:

  • Teórica o General: Por tener sus conocimientos especulativos puramente racionales, sobre el criterio o norma de la moral
  • Práctica o Especial: Por estudiar los medios particulares, las virtudes, los deberes, etc.
  • Ciencia Filosófica: Que actúa en el plano de los valores y la controversia.
  • Forma de Conciencia: Se ocupa de algo muy abstracto “el debe ser”.
  • Establece principios universales: Busca formular explicaciones teóricas generales, aplicables en toda sociedad y todo tiempo.
  • Enfoca la moral como fenómeno: Toma en cuenta los valores, sean estos positivos o negativos, en cada época.
  • Orienta el Comportamiento Moral: Señala las normas adecuadas de la convivencia.

La Ética aplicada a la profesión.

Este tema lo interpreto como los valores que un profesional debe tener al momento de estar ejerciendo su profesión, debe contar con el valor moral que tendrá para mantener el bien común. En esto se debe poner a prueba no su inteligencia, si no su voluntad, y comprender la responsabilidad. Tener responsabilidad y valores bien definidos nos habla del tipo de formación que se nos dio en la universidad, y dependiendo de los tipos de maestros que nos tocan a lo largo de la carrera.

La ética en la profesión puede variar desde no robar en una organización si se te hace fácil, hasta hasta por ejemplo en algunas empresas o buenos puestos de gobierno, pasan a buenos puestos con buenos sueldos sin presentar para ellos, o sin sacar la calificación solicitada para que se pueda estar en un puesto con una responsabilidad así, y este hecho de que pasan directo es por porque recibe dinero a cambio del favor o porque son hijos de personas importantes en la organización.

Cada profesional debe tener responsabilidad moral como persona, muchas de las veces la lealtad y el valor son factor importante para que puedas sobresalir en la empresa, generalmente las personas de alto rango buscan este perfil en las personas para que pueda sobrellevar una empresa, ya que, las personal. Generalmente, por el trato y el poder que se les da a las personas cuando son jefes de una organización, lo buscan con valores sobresalientes, y calidad de estudio notable, por el mismo hecho que el poder que se les da. Por lo tanto podríamos decir que este valor es fundamental para el éxito.

La Moraletica.

Es el conjunto de aplicar conjuntamente la moral y la ética a la profesión, para constituir lo que se han dado en llamar moraletica (moral-ética). La una y la otra dos ciencias y de encontradas, para formar una sola, por su gran afinidad deontológica, o lo que es lo mismo, la estructura formada por el tratado de los deberes y derechos.

También se podría definir como aquella parte de la filosofía que explica con espíritu homogéneo las diferencias superficiales y las semejanzas profundas que hay entre moral y ética, cuando del territorio cultural se trata.

Eso quiere decir que lo normativo hilo riguroso: son también sus elementos de acción. De lo dicho resulta que la moral ética es, en definitiva: el instrumento humanista para la búsqueda de la buena conducta del hombre mediante leyes y normas conducente a latitud.

La Moral es algo que radical en los más profundo de los seres humanos es lo que hacemos por convicción propia sí que nadie sobre la tierra no dicte una norma, solo nuestra conciencia en los más profundo de nuestro ser.

La Ética son reglas impuestas por la sociedad en la cual vivimos y debemos cumplir al pie de la letra, porque de no hacerlo podríamos ser castigados por la ley de los hombres quienes así lo han establecido.

Obligación moral.

La obligación moral se define como la presión que ejerce la razón sobre la voluntad, enfrente de un valor. Por ello, está lejos de ser una presión originada en la autoridad, o en la sociedad, o en el inconsciente, o en el miedo al castigo. La obligación moral no es la obligación que se siente por la presión externa, ni mucho menos ese tipo de acción psíquica originada por el inconsciente.

Cuando una persona capta un valor con su inteligencia, se ve solicitada por dicho valor, y entonces la inteligencia propone a la voluntad la realización de tal valor. Pero la inteligencia presiona suavemente, sin suprimir el libre albedrío; simplemente ve una necesidad objetiva y como tal la propone a la voluntad para su realización. Se trata pues, de una exigencia propia de la razón, fundamentada en un valor objetivo, pero nacida en lo más íntimo y elevado de cada hombre: su propia razón. Por lo tanto la obligación moral es autónoma y no incompatible con el libre albedrío. La base de la obligación, tal como se explicó, es la razón frente a un valor. Por esto se dice que el fundamento próximo de la obligación moral es el valor. Y no solo en el plano subjetivo, sino que también en el plano objetivo, ya que, la ley es la expresión de un valor originada en la razón. Esta misma ley la cualidad de producir en el sujeto, que se guía por su recta razón, el sentimiento de obligación. A esto se le llama obligatoriedad de la ley, propiedad típica y que se deduce a partir del valor expresado por ella. En otras palabras: el hombre, con su razón, trasciende al plano de los hechos y percibe el valor de las leyes, con esto el mismo se impone una obligación o exigencia de tipo racional, sin menospreciar su libre albedrío y su autonomía. Esta es la fundamentación inmediata de la obligación moral.

La Moral y su función, ciencia de hecho y de Derecho.

La relación entre «hecho» y «Derecho» es compleja. La necesidad de distinguir para poder comprender y explicar mejor la realidad de su relación, condujo a que aquello que en principio no debía ser más que una diferenciación con efectos expositivos y didácticos, se convirtiese en la única manera de entender esta relación en la Teoría, y así también sus expresiones prácticas. Es por ello que la relación entre «hecho» y «Derecho» se presenta hoy enmarañada por criterios y categorías vacías, que no hacen otra cosa sino justificar y ensanchar el abismo que ha ocasionado aquella división entre el «ser» y el «deber ser», y a las que los estudiosos acuden por inercia científica cada vez que afrontan algún tema relacionado con la hermenéutica jurídica -ya sea cuando lo tratan de forma específica, como cuando interpretan el sentido concreto de una norma-.

Es cierto que el uso de clasificaciones, distinciones, matizaciones, etc., ayuda a comprender mejor el objeto que se examina cuando éste reviste ciertos grados de complejidad y admite el examen analítico. Pero no lo es menos que, en disciplinas como la nuestra, en la que existe una connivencia de tantos y tan variados elementos que ayudan a conformar su objeto -el cual además se nos muestra de manera contingente en el horizonte de su temporalidad estas distinciones nunca nos pueden hacer perder de vista el que, si bien pueden ayudar a presentarnos el núcleo conceptual fijo de la figura o institución que se trate, está en sus lindes se nos ofrecerá siempre, por su misma naturaleza, de manera reverberante.

Desarrollo histórico de la Moral.

Moral Prehistórica Responde a la necesidad del hombre de cambiar su naturaleza instintiva por naturaleza social

  • El más fuerte cuida del más débil
  • Todos vivían en común
  • Se desarrolla la valentía como un rasgo bueno y la cobardía como malo • El más fuerte cuida al más débil
  • Todos trabajaban por el mismo fin
  • Todo era igual para todos Se desarrolla la valentía como rasgo bueno y la cobardía como algo malo

Moral Esclavista Surgen las luchas por el poder y los esclavos son privados de la moral.

  • Hay Mayor Producción Material
  • El Hombre Comienza A Luchar Por Su Libertad
  • Se Comienza A Crear Conciencia Moral En Los Esclavos
  • Agricultores, Ganaderos, Artesanos,Guerreros y Sacerdotes Aparecen las divisiones sociales y el Hombre esclavo comienza a querer su libertad

Conceptos de responsabilidad

La responsabilidad es un valor que está en la conciencia de la persona, que le permite reflexionar, administrar, orientar y valorar las consecuencias de sus actos, siempre en el plano de lo moral.

Una vez que pasa al plano ético (puesta en práctica), se establece la magnitud de dichas acciones y de cómo afrontarlas de la manera más positiva e integral.

La persona responsable es aquella que actúa conscientemente siendo él la causa directa o indirecta de un hecho ocurrido. Está obligado a responder por alguna cosa o alguna persona. También es el que cumple con sus obligaciones o que pone cuidado y atención en lo que hace o decide. En el ámbito penal, culpable de alguna cosa, acto o delito. En otro contexto, es la persona que tiene a su cargo la dirección en una actividad.

La palabra responsabilidad proviene del latín responsum, que es una forma de ser considerado sujeto de una deuda u obligación.

En la tradición kantiana, la responsabilidad es la virtud individual de concebir libre y conscientemente los máximos actos posibles universalizables de nuestra conducta. Para Hans Jonas, en cambio, la responsabilidad es una virtud social que se configura bajo la forma de un imperativo que, siguiendo formalmente al imperativo categórico kantiano, ordena: “obra de tal modo que los efectos de tu acción sean compatibles con la permanencia de una vida humana auténtica en la Tierra”. Dicho imperativo se conoce como el principio de responsabilidad.

Vocación.

La vocación es la inclinación a cualquier estado, carrera o profesión. El término proviene del latín “vocatio” y, para los religiosos, es la inspiración con que Dios llama a algún estado. Por eso el concepto también se utiliza como sinónimo de llamamiento o convocación. A nivel general, la vocación aparece relacionada con los anhelos y con aquello que resulta inspirador para cada sujeto. Se supone que la vocación concuerda con los gustos, los intereses y las aptitudes de la persona.

En la VOCACIÓN está la curiosidad y el placer por la realización de la tarea misma y no sólo por sus logros (GUSTO); se te ocurren cosas nuevas o puntos de vista diferentes a los ya existentes en esto, te animas a especular, a hacer hipótesis, sientes una seguridad intuitiva que de alguna manera saldrás adelante con esto y quisieras hacerlo a tu manera (APTITUD). Sientes que esto es muy necesario para los demás o para la Vida. (ENTREGA).

La vocación (del latín: vocāre; llamar) es el deseo de emprender una carrera, profesión o cualquier otra actividad cuando todavía no se han adquirido todas las aptitudes o conocimientos necesarios.

Según el cristianismo, es un llamado o destino que se tiene en esta vida. La vocación de los laicos consiste en buscar el reino de Dios al involucrarse en asuntos temporales y dirigirlos de acuerdo a la voluntad de Dios. En las vocaciones católicas religiosas y sacerdotales están dedicadas al servicio de la Iglesia como el sacramento universal de salvación.

Profesión. y la etica

Las profesiones son ocupaciones que requieren de conocimiento especializado, formación profesional (capacitación educativa de diferente nivel -básica, media o superior- según cada caso), control sobre el contenido del trabajo, autorregulación (organización propia mediante colegios profesionales, sindicatos o gremios), espíritu de servicio a la comunidad (altruismo), y elevadas normas éticas (deontología profesional). Una profesión es una actividad especializada del trabajo dentro de la sociedad. A quien la ejerce se le denomina profesional.La naturaleza de la ocupación y la forma de ejercerla que tiene cada profesional es el desempeño de la práctica profesional. La disciplina profesional se preocupa del desarrollo del conocimiento, enriqueciendo la profesión y profundizando el sustento teórico de la práctica.

La profesión es una actividad especializada del trabajo, que requiere de habilidades, de conocimiento especializado y de formación profesional, el cual se logra durante un periodo de educación y entrenamiento que depende del contexto económico, social y cultural en el que surge y se desarrolla. La elección de la profesión es uno de los retos más importantes que las personas enfrentan al terminar los estudios secundarios. Este momento de la vida se vive con tensión, ansiedad, angustia, confusión ante el miedo a elegir una carrera equivocada y la inseguridad que genera el cambio. En ocasiones no se valora la importancia de tomar una decisión respecto a la elección profesional, de ahí que adolescentes, jóvenes y adultos estudien carreras que no les gustan, ejerzan profesiones en medio de sentimientos de frustración o deserten de carreas porque no se relacionan con sus intereses, habilidades, motivaciones o con su vocación.

Moralidad.

La moral o moralidad (del latín mos, moris, ‘costumbre’ son las reglas o normas por las que se rige el comportamiento o la conducta de un ser humano en relación a la sociedad (normas sociales), así mismo, y a todo lo que lo rodea. Otra perspectiva la define como el conocimiento de lo que el ser humano debe hacer y/o evitar para conservar estabilidad social. El término «moral» tiene un sentido opuesto al de «inmoral» (contra la moral) y «amoral» (sin moral). La existencia de acciones y actividades susceptibles de valoración moral se fundamenta en el ser humano como sujeto de actos voluntarios. Abarca la acción de las personas en todas sus manifestaciones, además de que permite la introducción y referencia de los valores.

Los conceptos y creencias sobre moralidad llegan a ser considerados y codificados de acuerdo a una cultura, religión, grupo, u otro esquema de ideas, que tienen como función la regulación del comportamiento de sus miembros. La conformidad con dichas codificaciones también puede ser conocida como moral y se considera que la sociedad depende del uso generalizado de ésta para su existencia.

Hay diversas definiciones y concepciones de lo que en realidad significa la moralidad, y esto ha sido tema de discusión y debate a través del tiempo. Múltiples opiniones concuerdan en que el término representa aquello que permite distinguir entre el bien y el mal2 de los actos, mientras que otros dicen que son sólo las costumbres las que se evalúan virtuosas o perniciosas.

Concepto de lo bueno y de lo malo.

Según la definición de bueno: El bien es el valor otorgado a una acción de un individuo, es una inclinación natural a fomentar lo deseable, motivado por una comprensión del entorno, de las personas y por lo tanto, podemos definir el mal como la falta de bondad, cuando las personas realizan algo que considera dañino la persona afectada. Pero hoy en día es imposible que alguien nos dicte que es bueno y malo pera cada uno, ya que esto es subjetivo, puesto que para cada persona la definición o percepción de que un acto sea malo o bueno será distinta según su experiencia pasadas o propia convicción. Aunque cabe mencionar que existen cierto acto s que bien podrían ser catalogados de manera general en bueno o malo en primera instancia, como ejemplo se puede mencionar las facciones que hacen las personas al ver imágenes de mutilaciones o sangrientas que sin saber si es de un sacrificio que ellos creen bueno o si es una situación violenta de asesinato se horrorizan al verlas.

Dentro de México como sociedad existen diferentes perspectivas de lo que es bondad o maldad, cada individuo dará una definición propia de este término según sus experiencias de vida o la enseñanza que allá tenido durante su vida. A esto viene entonces la conciencia moral de cada persona y la ética, que bien la primera en síntesis; es también conciencia de la libertad, conciencia de que no todas las posibilidades de elección son igualmente valiosas La misma palabra que usamos para referirnos a ella ya nos da una pista: estar consciente significa darse cuenta de lo que ocurre alrededor. La conciencia es una forma de conocimiento o de percepción y por lo tanto darle un juicio.

Concepto de obligatoriedad.

La obligatoriedad es la “Cualidad de obligatorio” que tienen algunas cosas, mientras que una obligación es ‘aquello que alguien está obligado a hacer’, esto es, lo apropiado es hablar de la obligatoriedad de algo y la obligación de alguien, pero no de la obligatoriedad de alguien de hacer algo.

Sin embargo, en los medios de comunicación pueden encontrarse frases como «El juez ha dejado en libertad sin fianza, pero con la obligatoriedad de presentarse cada 15 días en el juzgado, a los tres porteros de un pub de Lérida» o «Las novedades incorporadas este año para obtener este premio son la obligatoriedad del municipio de cumplir con la normativa europea».

De acuerdo con las definiciones del Diccionario académico de obligatoriedad y obligación, las personas y organismos tienen obligaciones, mientras que las cosas pueden caracterizarse por su obligatoriedad.

Así pues, en los ejemplos anteriores lo apropiado habría sido escribir «El juez ha dejado en libertad sin fianza, pero con la obligación de presentarse cada 15 días en el juzgado, a los tres porteros de un pub de Lérida» y «Las novedades incorporadas este año para obtener este premio son la obligación del municipio de cumplir con la normativa europea».

Obligatoriedad sí está bien empleado en frases como «La obligatoriedad del casco complica la vida a los sistemas públicos de alquiler» o «El texto establece la obligatoriedad de esta ley para todos los ciudadanos».

Concepto de justicia.

La justicia (del latín iustitĭa) es la concepción que cada época y civilización tiene acerca del sentido de sus normas jurídicas. Es un valor determinado como bien común por la sociedad. Nació de la necesidad de mantener la armonía entre sus integrantes. Es el conjunto de pautas y criterios que establecen un marco adecuado para las relaciones entre personas e instituciones, autorizando, prohibiendo y permitiendo acciones específicas en la interacción de individuos e instituciones.

Con respecto a los fundamentos de la justicia este conjunto de criterios o reglas tiene un fundamento cultural y en la mayoría de sociedades modernas, un fundamento formal, que intervienen dentro del mismo concepto y que son explicados de la siguiente manera:

El fundamento cultural se basa en un consenso amplio en los individuos de una sociedad sobre lo bueno y lo malo, y otros aspectos prácticos de cómo deben organizarse las relaciones entre personas. Se supone que en toda sociedad humana, la mayoría de sus miembros tienen una concepción de lo justo, y se considera una virtud social el actuar de acuerdo con esa concepción.

El fundamento formal es el codificado formalmente en varias disposiciones escritas, que son aplicadas por jueces y personas especialmente designadas, que tratan de ser imparciales con respecto a los miembros e instituciones de la sociedad y los conflictos que aparezcan en sus relaciones.

Dolor moral.

Cuando se habla de dolor moral, en realidad no está hablándose de una emoción específica, sino de varias. Seguramente que habrá una, que es la más importante; pero que no alcanzaría para producir el estado que acarrea el dolor moral; se necesitan de las otras para completar el cuadro. Por esto es que, bajo éste título, no vamos a analizar alguna emoción en particular, sino la convergencia de ellas para iniciar los síntomas y la afección que provoca este estado. Algunas de las emociones que son parte del cuadro, las hemos visto; otras aún no. Comencemos comprendiendo qué es el dolor moral. Como se dijo es la sumatoria de varias emociones; afecta principalmente el estado de ánimo; a diferencia del dolor sensorial, orgánico, físico; éste duele en la conciencia, en la psique y mantiene a la persona marginada; o, mejor dicho, raleada por los demás, produciendo la marginad. A veces, por lo que muchos ven como algún notable defecto físico (nariz grande, obesidad, calvicie, amaneramiento, renquera, etc.); así la persona que constantemente es objeto de chanzas y bromas, es probable que alcance el estado del dolor moral.

Una gran mayoría de ancianos (de verdad un altísimo porcentaje) lo tiene y lo siente de forma permanente; por la burocracia oficial, en la asistencia médica y, lo que es peor, muchas veces, es la propia familia que se lo hace sentir. No vamos a decir que los familiares golpean a los ancianos (esto podría producir el dolor físico, los moretones o sangrados); pero hay “cachetazos psicológicos”, acosos y abusos que lastiman y producen dolor en la psique. Y es que el anciano, cuyo pensamiento y cuerpo se han hecho lentos, no puede vivir al ritmo de quienes no están en esa franja de edad.