Ministerio de la Mujer

INTRODUCCIÓN

El Ministerio de la Mujer ha venido a brindar una mano amiga a la población femenina de la República Dominicana, procura proteger a la población femenina a través de la instauración de leyes y beneficios que se gestionan a través de su dependencia.

Algo que ha tomando muy enserio este Ministerio es el combate a los feminicidios, desde mediados de la década de los ochenta, dentro del movimiento feminista y de mujeres organizadas e independientes, se comenzó a utilizar el término feminicidio para señalar los asesinatos de mujeres a manos de sus compañeros, tiempo que corresponde a la aparición del concepto en el mundo. Hasta el día de hoy, no se ha cuestionado esta terminología y sigue siendo utilizada en el movimiento social de mujeres, con algunas referencias en la prensa cuando se trata de entrevistas a feministas. De acuerdo a Patología Forense, unas 175 personas perdieron la vida en hechos violentos durante el pasado mes de julio, incrementándose en un 6% los fallecimientos con relación al mes anterior que reportaba 160 muertes. De estos crímenes, el 21.14%, es decir 37, fueron mujeres, lo que elevaría el incremento de los feminicidios, mantenido en un 10 a 12% del total de homicidios en el país.

El Ministerio de la Mujer juega un papel fundamental en la sociedad moderna protegiendo al sexo femenino de las diversas injusticias que incuban en una sociedad machista en muchos aspectos, cada vez más el Ministerio diversifica sus funciones y busca brindar mayor protección a través de la gestión de medidas más justas.

BREVE RESEÑA HISTORIA

El Ministerio de la Mujer, creado por la Ley No. 86-99, es el organismo rector responsable de establecer las normas y coordinar la ejecución de políticas, planes y programas a nivel sectorial, interministerial y con la sociedad civil, dirigidos a lograr la equidad de género y el pleno ejercicio de la ciudadanía por parte de las mujeres. Además de sus atribuciones normativas y rectoras en el ámbito nacional del Estado en materia de género, el Ministerio da seguimiento a los compromisos internacionales suscritos por el país, promueve cambios de actitudes, valores y comportamientos que posibiliten la equidad de género y la construcción de una cultura de paz y se articula con la sociedad civil.´

El Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) fue creado mediante la Ley 29 del 1 de agosto de 2005.La razón de ser de este Ministerio y sus proyecciones están plasmadas en su Visión y Misión, así como en las consecuentes características de su nueva Organización.

Su aparición institucional ha sido producto del reordenamiento de lo que fuera en su momento, el Ministerio de la Juventud, la Mujer, la Niñez y la Familia (MINJUMNFA: noviembre de 1997 – julio de 2005). Este proceso de reorganización tuvo aspectos fundamentales de carácter conceptual, jurídico, organizacional e institucional, abarcando su duración desde inicios de septiembre de 2004 hasta fines de julio de 2005.

Ello significó la revisión de paradigmas actuales relativos a la institucionalidad de una cartera ministerial dedicada al Desarrollo Social, la articulación de sinergias al interior del Estado, consultas con distintos sectores de la Sociedad Civil, revisión de experiencias foráneas en dicha materia y la armonización necesaria con la perspectiva social de la Administración Gubernamental en el período correspondiente.

Etapa antecesora del mides:

El Ministerio de la Juventud, la Mujer, la Niñez y la Familia, tuvo su aparición formal con la Ley N° 42 del 19 de noviembre de1997 (pdf) y el contexto de su creación estuvo ligado a la convergencia de varias circunstancias en el Panamá de varias décadas atrás.

A inicios de 1998 fueron llevadas a cabo las primeras estructuraciones organizacionales del MINJUMNFA al crearse las Direcciones Operativas de: Familia, Niñez, Juventud, Personas con Discapacidad, Promoción Social y Acción Comunitaria y Adultos Mayores. Gran parte de esta iniciativa tuvo como marco un proceso general de modernización del Estado que había sido puesto en marcha a fines de 1994.

En octubre de 1994 se convocó a las organizaciones de mujeres para un proceso de consulta. A partir de este evento, las representaciones de este movimiento logran que en 1995 se creara, al interior del Ministerio de Trabajo y Bienestar Social, la Dirección Nacional de la Mujer, teniendo como fundamento legal para ello el Decreto Ejecutivo N° 77 del 30 de agosto de 1995 y que posteriormente pasará al Ministerio de la Juventud, la Mujer, la Niñez y la Familia. Poco antes, también había sido constituido el Consejo Nacional de la Mujer, tal y como da cuenta el Decreto Ejecutivo No. 70 del 27 de julio de 1995.

Esta Dirección contaba con el apoyo del Movimiento Organizado de Mujeres, el cual se planteó como una necesidad central ser interlocutor del Estado Panameño para la ejecución del Plan Nacional Mujer y Desarrollo, así como lograr financiamiento para el Programa de Promoción de la Igualdad de Oportunidades en Panamá, auspiciado por la Unión Europea (1999 – 2002). Por lo tanto, fue ésta una de las primeras Direcciones que en el año 1999 tenía sus objetivos y políticas definidas.

En 1999, la Dirección Nacional de la Mujer y su equipo técnico concentró sus esfuerzos en la capacitación en género en las esferas más altas del Gobierno Nacional, así como en la divulgación del Primer Plan Nacional Mujer y Desarrollo. De igual modo, potenció la divulgación y formulación de normas e instrumentos jurídicos de especial interés para las mujeres y la elaboración de datos desagregados por sexo. Asimismo, se logra la aprobación de la Ley N° 4 de 29 de enero de 1999 “Por la cual se instituye la Igualdad de Oportunidades para las Mujeres” y el Primer y Segundo Plan de Igualdad de Oportunidades para las mujeres.

Por otra parte, en el MINJUMNFA, la Dirección Nacional de Niñez tenía diversos programas que fueron heredados de la Dirección Nacional de Bienestar Social tales como: Hogares Sustitutos, Centro de Orientación Infantil, Instituciones de Protección a la Niñez y Adolescencia y un Departamento de Investigación y Divulgación.

En este caso, la Dirección coordinaba dichos programas con las instancias correspondientes a fin de que se garantizara el bienestar de niños, niñas y adolescentes en coordinación con instancias jurídicas del Órgano Judicial. Ya en el año 2001, se aprueba la Ley N° 18 del 2 de mayo de 2001, “que modifica, subroga y adiciona artículos al Código de la Familia, sobre adopciones y dicta otras disposiciones” y se dispone la creación de una Dirección Nacional de Adopciones, independiente de la Dirección de Niñez.

En el año 2003, se elabora el Plan Nacional de Niñez y Adolescencia y la Situación de la Niñez y Adolescencia como expresión directa de una política pública hacia este enorme e importante grupo etario de nuestra población. Igualmente, se instala el Centro de Información de Niñez y Adolescencia, conjuntamente con el Instituto Interamericano del Niño (IIN) con sede en Uruguay.

A partir del año 2000, el Ministerio asume la responsabilidad de la atención de menores en edad en riesgo social, tal como lo establece el Código de la Familia. En este sentido, crea el programa de Atención al Maltrato Infantil, que tiene como objetivo la atención de niños, niñas y adolescentes en riesgo social. Igualmente, se encarga de las Casa Hogares, que antes fueran administradas por el Órgano Judicial. Por efecto de la aprobación de la Ley N° 40 sobre Responsabilidad Penal para Adolescentes, asumió también los Centros de Cumplimiento para Menores en conflicto con la Ley.

En el año 1999 la Dirección de Adultos Mayores atendía los casos de denuncias de maltrato, abandono, indigencia, problema de salud y alcoholismo de este grupo poblacional que se encontraban en riesgo. En el 2003, se formula la Política Nacional a favor de las personas Adultas Mayores. Una de las funciones de la Dirección es la evaluación y supervisión de los Hogares o Albergues para este grupo poblacional, en virtud del Decreto N° 3 del 28 de enero de 1999, en el que se establecen Normas y Disposiciones para la Apertura y el Funcionamiento de las Instituciones de Protección Familiar Subsidiadas y Privadas.

En el caso de la Dirección Nacional de la Familia, sus funciones estuvieron orientadas básicamente a la promoción de todas las acciones plasmadas en el Código de la Familia, especialmente en materia de divulgación de los derechos y deberes que tiene el grupo familiar, así como orientaciones socioeconómicas y legales.

La Dirección Nacional de Juventud, desde 1999 atiende aquellos adolescentes y jóvenes de 15 años en riesgo social. Con relación a la participación de la sociedad civil, se cuenta desde 1998 con el Consejo Nacional de Juventud, el cual está conformado por organizaciones juveniles y constituye una instancia exclusiva para recomendar las políticas públicas de Juventud al Estado Panameño.

En el 2004 se aprueba la política Pública de Juventud de Panamá, como resultado de la participación, consulta y concertación con las Juventudes y otros actores estratégicos del Estado y la Sociedad Civil.

En 1999, la Dirección Nacional de Personas con Discapacidad atendía a las personas menores en riesgo social. Adicionalmente, se crea la Ley N° 42 del 27 de agosto de 1999, denominada: “Equiparación de Oportunidades para las Personas con Discapacidad” y se promueve la divulgación de dicha Ley. En ese mismo año, fue creado el Consejo Nacional del Menor con Discapacidad y su Secretaría Técnica. Sin embargo sólo funcionó durante el período 1998-1999. Posteriormente, se hizo la reglamentación de la Ley mediante Decreto Ejecutivo N° 88 de 12 noviembre de 2002.

Actualmente, se cuenta con el Comité Técnico Asesor como ente consultor para modificar, adecuar y recomendar en materia de accesibilidad, la promoción de las personas con discapacidad en su acceso a lugares públicos y de servicios, eliminado barreras que obstaculizan su movilidad.

La Dirección Nacional de Promoción Social y Acción Comunitaria ha sido una de las Direcciones Operativas que más se ha proyectado directamente hacia las comunidades a través de los gobiernos locales: realizando actividades socioculturales, desarrollando proyectos de autogestión y promoción de los programas y servicios del Ministerio, impulsados por el resto de las Direcciones. A partir de 2005, esta Dirección ha sido reforzada con el personal técnico de la Dirección Nacional de Familia, básicamente del área de Trabajo Social, a fin de poder cumplir con las líneas estratégicas de intervención en el nivel local y con enfoque territorial.

Los Consejos Nacionales de: Familia, Mujer, Juventud, Personas Adultas Mayores y del Menor con Discapacidad, fueron creados a partir del período 1995 a 1999, con excepción del Consejo Nacional de la Niñez y la Adolescencia que se creó en el año 2004. Dichos consejos, están integrados por representantes de la Sociedad Civil y del Estado. Por Decreto Ejecutivo N° 31 de 16 de abril de 2001 se crea el Consejo Consultivo del Sistema Nacional de Capacitación en Género.

El Gobierno Nacional, y una mayoría parlamentaria a favor del proyecto de transformación del MINJUMNFA en MIDES, se dio el cierre de un ciclo institucional y la apertura de otro, centrado ahora en el concepto de Desarrollo Social. Esto ha generado nuevos enfoques en las competencias y jurisdicciones del Ministerio y nuevos roles rectores en el Gabinete Social y por ende, en el Estado.

ORGANIGRAMA

organigrama-ministerio-de-la-mujer
BASE LEGAL

Instaurada mediante la Ley No. 86-99 que crea la Secretaría de Estado de la Mujer, el 11 de agosto de 1999, G.O. 10022. Decreto 56-10 que crea el Ministerio de la Mujer. Ley 137-03 de Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas. Ley 24-97 de la Violencia Intrafamiliar. Ley 88-03 que instituye las Casas de Acogida o Refugios.

OBJETIVOS GENERALES Y OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Establecer las normas y coordinar la ejecución de políticas, planes y programas a escala sectorial, interministerial, nacional e internacional y con la sociedad civil, dirigidos a lograr la equidad de género y el pleno ejercicio de la ciudadanía por las mujeres. Investigar, evaluar y estudiar los aspectos demográficos referentes a la problemática de la mujer en el ámbito nacional, a fin de caracterizarla en grupos de acuerdo a la naturaleza del problema, y mantener información actualizada de la misma. Recomendar al Poder Ejecutivo la política a seguir para la adopción de planes dirigidos a mejorar las condiciones socioeconómicas de la mujer. Aprobar los planes y programas que le sean sometidos por las unidades que integran la organización o por las demás instituciones que desarrollan planes específicos dirigidos a recuperar, proteger y desarrollar a la mujer dominicana.

INTERPRETACIÓN DE LA REALIDAD

El Ministerio de la mujer ha recibido diversas modificaciones a fin de adecuarla a los nuevos tiempo, la mujer en la sociedad Dominicana ha experimentado mejoras considerables en su haber, a pesar de eso sigue siendo víctima de muchas atrocidades por lo que queda muchos trabajo por hacer, las leyes no son suficiente, se necesita un trabajo extenso que modifique la conducta general y brinde un sentido de igualdad en donde la capacidad y la conducta sea el factor que rija nuestra sociedad.

Algo importante es que el Ministerio no ha sido estático sino que se mantiene constantemente ampliando sus horizontes e implementando nuevas medidas a fin de que sus funciones se expandan y de esta manera brindar un mejor servicio a todo el pueblo Dominicano. El trabajo hecho hasta ahora ha funcionado ya que se observa un mayor grado de conciencia sobre lo importante que es vivir en una sociedad en el que la mujer sea respetada y la igualdad y el respecto sea lo que mueva el carácter humano en las diversas realidades cotidianas.

CONCLUSIÓN

Sin lugar a dudas el Ministerio de la Mujer se ha constituido cada vez más en una pieza fundamental de la sociedad Dominicana, allí se vela por el bienestar de la población femenina y en ocasiones de la niñez, el Ministerio ha cobrado gran fuerza en los últimos años por su defensa regia contra la violencia que se experimenta en gran parte de la sociedad Dominicana los llamados feminicidios. A partir de la promulgación de la ley 24-97, se introduce en el derecho penal dominicano la tipificación de la violencia contra la mujer, sin embargo, los índices de violencia de género nos muestran fallas en el sistema, producto de que la aplicación de esta legislación se hace difícil por la falta de mecanismos efectivos dentro de la sociedad y del sistema de derecho.

La violencia contra las mujeres se constituye en un elemento importante del sistema patriarcal, conforma la base del mensaje de socialización en la masculinidad y se manifiesta desde las maneras más sutiles hasta el asesinato de mujeres o feminicidio. El 27 de enero de 1997, con la promulgación de la Ley 24-97, la República Dominicana se sitúa entre los países de la región y del mundo que han modificado las legislaciones para favorecer a las mujeres y al igual que ellos, integra al sistema de derecho nacional la visibilización del tema de la violencia de género. Además, en ese mismo año se introdujeron otras leyes de acción afirmativa, como la de cuotas y la de reforma agraria que otorga la posibilidad de título de propiedad parcelera a las mujeres.

Por lo anteriormente expuesto el Ministerio de la Mujer debe seguir brindando un servicio ejemplar a la sociedad Dominicana a través de la igualdad de género en producirá de una sociedad más justa para todos.

RECOMENDACIONES

Al Ministerio de la Mujer se le debe seguir dotando de recurso para que pueda seguir desempeñando una labor ejemplar tal y como lo ha venido haciendo hasta ahora. Aunque se debe evaluar muy bien sus funciones para evitar que incurra como otras entidades en actos de corrupción, para esto se necesitaría realizar efectivas auditorias y colocar personas con un moral bien establecida al igual que una ética eficiente que permita realizar sus funciones de la manera más adecuada.

BIBLIOGRAFÍA

Pagina Web del Ministerio de la Mujer:
http://www.mujer.gob.do/politicas-publicas/objetivos.html

CEPEDA, Zobeyda y POLA, María Jesús. 1999. Posibilidades desde la Ley 24-97 contra la violencia intrafamiliar. Guías Legales para uso de las Personas Prestatarias de Servicios y Atención a Mujeres Sobrevivientes de Violencia de Género. Primera parte. Editada por PROFAMILIA.

COLLADO D. Y NUÑEZ N. 1998. “Estudio Jurídico de la Situación Actual de la Mujer Dominicana”, Memoria Final para optar por el título de Licenciadas en Derecho, PUCMM. Santiago.

KAUFMAN, Michael. (1989). Hombres placer, poder y cambio. Editora Taller. Santo Domingo.