Capitulo II Control Interno Libro “Auditoria para la administración” Autor: Genaro Soriano Guzmán

Capítulo II. Control Interno

Control interno es un proceso, ejecutado por el consejo de directores, la administración y otro personal de una entidad, diseñado para proporcionar seguridad razonable con miras a la consecución de objetivos en la efectividad y eficiencia de las operaciones, confiabilidad en la información financiera y cumplimiento de las leyes y regulaciones aplicables.

Dentro del amplio alcance que hemos establecido para el control de las entidades, hay un concepto que ha sido grandemente difundido. Nos referimos al concepto *Control Interno*. Es el concepto de control desde la óptica del contador. El contador es un profesional que trabaja con las empresas y organizaciones en calidad de contador gerencial, auditor interno, contralor, gerente financiero, planificador, entre otras, y todas esas funciones le han obligado a estudiar el control de las entidades como base para poder servir mejor.

En 1949, una comisión del instituto americano de contadores públicos produjo definición más acabada que sobre control interno existía a la fecha. Esta comisión definió el control interno como ‘’El plan de organización y todos los métodos y procedimientos que en forma coordinada se adoptan en un negocio para la protección de sus activos, la obtención de información correcta y segura, la promoción de la eficiencia de operación y la adhesión a las políticas trazadas por la dirección’’.

Un ligero análisis de la definición plantea que el control interno tiene los siguientes objetivos:

  • La protección de los activos.
  • La obtención de información correcta y segura.
  • La promoción de la eficiencia de operaciones.
  • La adhesión del personal a las políticas.

Para alcanzar los objetivos previamente detallados, el control interno requiere de determinados componentes o elementos:

Organización: La organización es el primer elemento de control interno. Se observa en esta fase: el esquema organizacional, el organigrama de la entidad.
Procedimientos: El segundo elemento del sistema de control lo constituyen los procedimientos. Ellos actúan sobre la estructura organizativa, asegurando que los principios y normas se aplican adecuadamente.

Personal: El personal es el elemento que actúa en la organización, ocupa los puestos que conforman la organización, dirige, coordina, opera, custodia, registra, y demás. Para que el sistema sea adecuado, el elemento humano debe ser idóneo, por lo cual, es sometidos a una serie de procesos para su selección por la empresa.

Supervisión: Posiblemente una organización puede operar adecuadamente con la existencia de los tres elementos mencionados anteriormente. Pero lo más probable es que se observe un deterioro progresivo en sus aspectos organizativos, en su sistematización en el desempeño de su personal, si no cuenta con una supervisión bien dirigida. La supervisión o auditoría interna debe actuar en todos los niveles de la organización revisando y evaluando las políticas, normas y procedimientos.

Nuevos elementos del control interno

En el año 1987}, la comisión de auditoría del AICPA se refirió al control interno señalando que este era una estructura sentada en tres elementos:

Ambiente de Control. Representa el efecto de varios factores en establecer, realizar o mitigar la efectividad de procedimientos y políticas específicos. Tales factores incluyen:

  1. Filosofía y estilo de operación
  2. Estructura organizativa
  3. Funcionamiento del consejo de administración y sus comités, en particular, el comité de auditoría.
  4. Métodos de control administrativo para supervisar y dar seguimiento al desempeño, incluyendo auditoría interna.
  5. Políticas y prácticas de personal.
  6. Diferentes influencias externas que afectan las operaciones de una entidad, tales como exámenes de organismos reguladores y bancarios.

Sistema Contable. Incluye los métodos y registros establecidos para identificar, reunir, analizar, clasificar, registrar e informar las transacciones de una entidad, así como mantener la contabilización del activo y el pasivo que le son relativo.

Procedimiento de Control. Son aquellos procedimientos y políticas adicionales al Ambiente de Control y al Sistema Contable, establecidos por la gerencia para proporcionar una seguridad razonable en el sentido de poder lograr los objetivos específicos de la entidad. Tales procedimientos en términos generales, se refieren a:

  1. Autorización de transacciones
  2. Segregación de funciones
  3. Diseño y uso de documentos y registros apropiados
  4. Dispositivos de seguridad y control de acceso a archivos de datos
  5. Arqueos, conciliaciones, comprobaciones, inspecciones y otras medidas de control independiente.

Componentes del control interno

Los componentes de control interno tal como lo sugiere COSO 1992, son cinco: ambiente de control, valoración de riesgo, actividades de control, información y comunicación y, monitoreo.

  • Ambiente de Control.
  • Valoración de riesgos.
  • Actividades de Control.
  • Información y Comunicación
  • Monitoreo