EL ALCOHOLISMO EN REPÚBLICA DOMINICANA.

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

LA SITUACIÓN DEL ALCOHOLISMO EN REPÚBLICA DOMINICANA.

República Dominicana tiene una cultura «tóxica con respecto al alcohol, ya que está presente en todo tipo de celebraciones, asuntos de negocios, etc.: se bebe por el éxito y por el fracaso.

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

El alcoholismo es una enfermedad NO voluntaria: la persona no se da cuenta cuándo va desarrollando la enfermedad, la enfermedad vence a la voluntad, aunque la persona puede consumir sin llegar a desarrollar la enfermedad. El enfermo es impotente ante esta enfermedad.

Por su cronicidad el consumo de alcohol sigue cuatro etapas

  • USO. Inicia el consumo de la sustancia.
  • HÁBITO. Aún no es alcohólico pero la utiliza frecuentemente.
  • ABUSO. Se empieza a perder el control, empieza a vivir las consecuencias.
  • DEPENDENCIA. Busca el placer y se encuentra con el dolor.
  • Por su progresividad

Cada vez va a necesitar más cantidad de alcohol, porque se incrementa su tolerancia para alcanzar el efecto deseado. Aumenta la frecuencia del consumo y experimenta las consecuencias que se viven.

Según un estudio realizado por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), presentado en la Asamblea Mundial de la Salud, en Ginebra, Suiza la República Dominicana es el segundo país en consumo per cápita de alcohol con 8,1 litros por año, en primer lugar se encuentra Venezuela con 8,9 litros mientras que Brasil queda en un tercero con 6,9, y Colombia en cuarto con 6,3 litros.

LEYES DOMINICANAS QUE REGULAN LAS BEBIDAS ALCOHÓLICAS.

La Ley 42-01, Ley General de Salud, trata sobre el consumo de bebidas espirituosas en el Capítulo VI, “De las Bebidas Alcohólicas”:

Artículo 123.

En el envase de cervezas y bebidas alcohólicas destinadas al consumo nacional deberá figurar la siguiente leyenda: “el consumo de alcohol perjudica la salud”, escrita con letra fácilmente legible y en colores contrastantes. Esta disposición es extensiva a toda publicidad realizada a través de medios de comunicación de cualquier naturaleza.

La Ley 87-01, Ley de Seguridad Social, no guarda relación con los temas relacionados con el expendio, consumo, regulación o tratamiento de las personas producto del exceso de las bebidas alcohólicas;

La Ley 241, Ley de Tránsito, en el Título IV, Accidentes. El Artículo 49 trata sobre las medidas coercitivas solicitadas por el fiscal en los casos de accidentes cuando se determina que la persona involucrada en el mismo se encontraba bajo los efectos del alcohol.

A continuación citaremos los artículos de la Ley General de Salud de la República Dominicana, (Ley 42-01), que hacen mención del consumo de alcohol.

Las acciones contra el alcoholismo.

Algunas de las medidas que se han tomando en cuenta en contra del alcoholismo es la promulgación del artículo 123 de la Ley General de Salud no. 42-01 se expone lo siguiente:

Art. 123.- En el envase de cervezas y bebidas alcohólicas destinadas al consumo nacional deberá figurar la siguiente leyenda: “El consumo de alcohol perjudica la salud”, escrita con letra fácilmente legible y en colores contrastantes. Esta disposición es extensiva a toda publicidad realizada a través de medios de comunicación de cualquier naturaleza.

HISTORIA DEL RON EN LA REPÚBLICA DOMINICANA

Hablar del ron en República Dominicana es como referirse a cualquier producto de primera necesidad. El ron desde mediado del siglo pasado hasta principio de la última década del mismo, fue la bebida espirituosa por excelencia del dominicano, por qué fue? Sencillo; la globalización y la apertura de mercado a whiskey importados legal o ilegalmente absorbió en gran medida este mercado que lo único que lo mantenía cautivo eran los precios. Las importaciones y establecimiento en el país de grandes marcas de whiskey permitieron que los precios fuesen asequibles a los consumidores de ron, los cuales por prestigio y calidad empezaron a emigrar, a mucho pesar de que los productores de ron venían mejorando y reaccionando a los desafíos que esto representaba. El ron era lo más asequible que tenía la poderosa clase media dominicana, poderosa en coger fuetazos y aguantar, no para hacer valer su poder económico, social, productivo, etc.; pero eso es otro tema.

Para hablar de ron se debe de hablar de marcas tales como: Bermúdez, primera licorera establecida formal en el país en 1852, Brugal que 36 años después formo su firma licorera en 1888, Barceló quien se estableció en 1929, Siboney, Macorix (Pedro Justo Carrión, ahora forma parte de las empresas de Brugal & Cía.) y más recientemente Don Rhon (Vinícola Del Norte fundada en 1962).

A continuación se presenta la clasificación del añejamiento la cual varía según el productor. En algunos países está reglamentado pero se considera importante guardarlo en barricas para darle nobleza al producto. La clasificación es la siguiente:

  • De 18 a 36 meses: ron blanco, light, carta plata o silver label.
  • De 5 años: ron rubio, dorado, etiqueta de oro.
  • De 7 años: Ron añejo.
  • De 10 a más años: ron extra añejo.

Y lo que hace característico cada sabor de la marca es la diferentes mezcla que se hacen de acuerdo al añejamiento, por eso no todos los rones saben iguales, la barrica también juega un papel importantísimo en el espíritu y sabor del ron. Bueno, vamos a lo que nos compete, el proceso de mercadeo de dos de las principales marcas (Barceló & Brugal) y por qué la líder que era Bermúdez se fue relegando a un tercer plano entrada la década de los 80’s y revive un poco a finales de los 90’s.

Ya la estrategia que funciono por más de 2 décadas para todas las casas licoreras, la del promotor al cual le daban varias cajas de ron y este se movía por los diferentes barrios de la ciudad canjeándolo por cualquier marca que se estuviese bebiendo, donde quiera que se le veía era recibido como al Presidente de la República, sobre todo los viernes por la noches y sábados cerca del mediodía. Uno de los más celebres de estos personajes fue Rafael Corporán De Los Santos y el Sombrerú Tito Campusano. Esta línea de promoción tenía necesariamente y obligatoriamente que cambiar ya estábamos más expuestos y definido en los gustos y preferencias como consumidores. Bermúdez desde mediados de los 70’s se valió de una de las figuras más destacadas, el Hightlander (en referencia a la serie del inmortal) Cuquin Victoria, porque fíjense que ese señor ha estado en todo, el repunte de la marca fue innegable y la consolidaba en un sólido primer lugar en ventas e imagen.

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">