POLÍTICA ECONÓMICA A CORTO PLAZO Y ANÁLISIS COYUNTURAL

La economía, y con ella las principales variables económicas, esta fluctuando permanentemente; una veces atraviesa fases de debilidad mientras que otros de muestras de un fuerte dinamismo. A primera vista, dotados de cierta regularidad, denominados ciclos, que son susceptibles de interpretación económica.

Los ciclos económicos reflejan la apariencia recurrente de fases de ascenso y descenso en la evolución de las variables. Estas fases se repiten cada cierto número de años, aunque no de forma totalmente regular ni con igual intensidad.

EL CICLO ECONÓMICO CONYUNTURAL

Suele entenderse por ciclo económico conyuntural a las fluctuaciones observadas en la actividad económica, medidas normalmente a través del PIB en forma de una sucesión más o menos regular en el tiempo de fases ascendentes o de aceleración y de fases descendentes o de desaceleración en torno al crecimiento potencial. La senda de crecimiento potencial representa el aumento que experimentaría el PIB en el caso de pleno empleo aquella situación de ocupación máxima compatibilidad con una tasa de inflación estable. A su vez, el PIB potencial puede aumentar por un aumento por un aumento en la cantidad de recursos físicos y tecnológicos.

Entre los distintos tipos de ciclos que figuran en los estudios económicos, el que realmente resulta relevante para el análisis y la política de conyuntura es el ciclo conyuntural, también denominado ciclo breve, de las existencia o de los negocios –business cycle- W. C. Mitchell fundador del NBER en 1920 es uno de los autores que ha tenido mayor impacto en el análisis y cuantificación de estos ciclos.

Lo que mejor distingue a este tipo de ciclos es posiblemente, el hecho de que se originan como consecuencia de expansiones y contracciones en la demanda agregada. Por el contrario, la oferta no se desplaza con facilidad en el corto plazo, puesto que depende de factores estructurales, dependiendo de la proximidad o alejamiento del pleno empleo. Pese a lo anterior, no hay que olvidar que aunque la oferta no determina la posición cíclica de la economía si contribuye a conformar su situación real en cada momento, puesto que esta viene generada por la conjunción de factores coyunturales y estructurales.

LA POLÍTICA DE COYUNTURA

La situación optima para una economía seria aquella que permitiera obtener el máximo crecimiento de la producción compatible con una brecha de la producción nula, pues tanto una brecha positiva como negativa plantean inconveniente económicos bajo crecimiento y desempleo en el primer caso y aumento de las presiones inflacionistas en el segundo.

El cometido de la política conyuntural es, precisamente, aproximar las economía a su senda de crecimiento potencial, o lo que igual, mitigar el ciclo conyuntural, afectando a factores económicos que se mueven principalmente en el corto plazo. Por ello, también recibe esta política otro calificativos como política anticiclica o política de estabilización.

La política de conyuntura tiene pues, como objetivo genérico, mitigar las fluctuaciones cíclicas de la economía, de forma que se consiga obtener en todo momento al máximo crecimiento manteniendo la estabilidad la estabilidad económica. Lo anterior se concreta a través de la fijación de unos objetivos en materia de crecimiento económico a corto plazo, estabilidad de precios, pleno empleo y equilibrio externo objetivo.

EL ANÁLISIS DE COYUNTURA: COMETIDOS BÁSICOS Y ELEMENTOS EMPLEADOS EN SU ELABORACIÓN

El término “análisis de conyuntura” hace referencia a aquellos trabajos que se centran en el estudio de la evolución más reciente y de la situación actual de las variables económicas, así como de sus perspectivas a corto plazo. Este tipo de análisis puede referirse a realidades económicas diversas: un país, una empresa un sector, una región, etc…aunque desde el punto de vista de la política económica, el que se centra en el conjunto global de una economía es el más relevante.

Concretando más, el análisis de coyuntura se le pueden asignar los siguientes cometidos básicos:

  • Realizar una cuantificación y evaluación de la situación presente de un fenómeno económico, a partir de sus aspectos esenciales.
  • Proyectar el futuro a corto plazo en cada momento, comparándola con las apreciaciones anteriores.
  • Señalar las causas que conducen a la situación diagnosticada y estables vínculos con otras variables.

TÉCNICAS DE TRATAMIENTO DE LA INFORMACIÓN

Construcción de modelos

Los modelos explican cómo se generan los valores de uno o varios fenómenos. Estos pueden ser de dos tipos: si explican el comportamiento de una sola variable y en función exclusiva de su propio pasado el modelo de univariante y necesariamente uniecuacional; si, por el contrario, se utiliza información sobre variables, ya sea para explicar una sola de ellas, ya que para explicar el comportamiento de más de una, el modelo es multivariante uniecuacional en el primer caso y multiecuacional en el segundo.

Un modelo bien elaborado proporciona el conyunturalista una visión del fenómeno en el que está interesado más completa de la que tendría en caso de conocer del mismo, puesto que permitiría entender su dinámica de una forma sistemática y sobre bases objetivos científicas.

Tratar de determinar cómo se han generado los valores de una variable es posible en la medida en que casi todas las series económicas siguen un patrón de comportamiento dotado de cierta regularidad lo que es explotado con fines predictivos y explicativos.