LA FRUSTRACIÓN y EL CONFLICTO

LA FRUSTRACIÓN y EL CONFLICTO

La conducta del hombre está determinada por tres elementos:” motivos, necesidades y el medio ambiente.

Los motivos son los impulsos que mueven a actuar. Son (as causas que nos inducen a realizar una acción. Las necesidades dependen del estado del individuo en relación con lo que le es útil para su desarrollo. Motivos y necesidades son de índole interna.

Medio ambiente es todo lo que rodea a un individuo y que de una forma u otra influye en su conducta. El medio ambiente es de índole externo.

Cuando existe una adaptación entre lo que el individuo desea y lo que el medio puede darle, entonces podemos decir que esa persona vive con menos conflictos. Si su adaptación es parcial, la Apersona reflejará una situación conflictiva, exhibiendo una perturbación de su comportamiento. Es normal en las personas cierto grade de desadaptacion y conflicto, pero cuando la desadaptacion es demasiado fuerte y marcada, entonces la persona es considerada como de comportamiento anormal.

Las personas que tienen menos conflictos son aquellas que logran organizar sus necesidades conforme las posibles respuestas (pe les pueda ofrecer el medio, es algo similar al movimiento económico de la oferta y la demanda; si usted se crea más necesidades de las que realmente puede satisfacer, es lógico que se desestabilizará y como consecuencia surgirán las frustraciones.

Cuando en el proceso de adaptación NECESIDAD-SATISFACCION no surge ninguna dificultad u obstáculo, el individuo experimenta satisfacciones y logros, sintiéndose realizado; por el contrario, cuando para satisfacer esas necesidades aparecen muchas dificultades, entonces van surgiendo las privaciones; sin embargo, el individuo normal no se cruza de brazos y se acomoda a la privación, sino que genera mecanismos de búsqueda y presión, haciendo diligencias (insiste, persevera) para conseguir el objetivo. Mientras más gestiones se hagan mayores serán las posibilidades de éxito.

CAUSAS DEL CONFLICTO

Todas las situaciones humanas tienen su causa que la; generan; en el conflicto hay cuatro causas, que son: Los HECHOS, LOS MÉTODOS, LOS OBJETIVOS O METAS y lo: VALORES, o sea: lo que se hace, cómo se hace, lo que se quiere y cómo se piensa.

FRUSTRACIÓN. Cuando una persona desea algo (necesidad) y no puede satisfacerlo (obstáculo) se genera una situación de frustración. Todos tenemos una tolerancia a ciertas frustraciones, pero no todos sabemos salvar esas dificultades.

Existen personas que a la más mínima dificultad se envuelven en una gran frustración; sin embargo, no debe ser así, ya que la intensidad de la frustración estará en función de la intensidad de la insatisfacción resultante.

Existen dos maneras de reaccionar frente a una situación ‘ frustrante: LA AGRESIÓN Y LA HUIDA,

Cuando el individuo siente frustración, cae en un estado de ansiedad y agitación, de ahí que utilice la agresión como método de ataque directo al obstáculo que está bloqueando su objetivo y otras veces se vuelca sobre personas que son totalmente ajenas a la situación. Muchas veces esta agresividad es positiva porque el Individuo redobla su capacidad de esfuerzo, se exige más y pone menos excusas para lograr su meta. Persevera, insiste, se afana y es muy probable que logre su objetivo.

En otras ocasiones, cuando la agresión va dirigida contra personas indefensas o ajenas al obstáculo, la misma es totalmente negativa.

LA HUIDA. Ocurre cuando el individuo se ve iimposibilitado de solucionar su conflicto. Para disminuir su frustración huye de la situación, es decir, la abandona, es cuando se dice: “Voy a dejar eso”, “no voy a insistir más”, “parece que no me conviene”, es precisamente cuando se abandona el terreno, y conjuntamente con él, el objetivo.

Naturalmente, tanto la postura de agresión, como la de huida, generan ansiedad, porque ninguna de las dos buscan las causas ni se deciden a atacarla y sólo tratan de disminuirla al máximo. Para ello*el Individuo sé defiende, utilizando lo que conocemos en psicología como mecanismos de defensa.’

MECANISMOS DÉ DEFENSA

Mecanismos de defensa son todas aquellas conductas que tienen como común denominador el autoengafio: Estos se presentan de dos formas: rechazo o negación y camuflaje o disfraz.

La gente los utiliza porque a medida que se va desarrollando la personalidad, se valla aprendiendo nuevos métodos que le permiten .descargar sus impulsos y así puede adaptarse a la realidad, reduciendo su grado de ansiedad frente a cualquier situación frustrante o conflictiva.

Ejemplo de mecanismos de defensa podrían ser estas situaciones:

1.- Una persona .que no puede adquirir algo, dice: “al fin y al cabo yo no quería eso”. Un estudiante reprobado dice: “el profesor es incapaz y además tiene un mal método”.
2.- Una persona a quien no le hayan dado un ascenso lo justifica diciendo,”mejor que no me lo dieran, porque los cargos elevados producen más ansiedad que beneficios”.
3.- Cuando se habla de algo que nos hiere, se dice: “cambiemos el tema”.
4.- Cuando se tiene un jefe gruñón y colérico, normalmente el empleado desplaza su agresividad, que no la puede descargar en el jefe, hacia su esposa e hijos.

Los principales mecanismos de defensa son: los de supresión, desplazamiento, regresión, proyección, identificación, fantasía, negación y el de compensación. Enrique Cerda, en su libro “Una Psicología de Hoy”, clasifica la frustración estrés tipos:

1. Frustración por demora
2. Frustración por impedimento
3. Frustración por conflicto

Frustración por demora. Es normal que se demore la aparición de una respuesta ya sea por unos breves instantes o por mucho tiempo.

Ejemplo de esta frustración la tenemos cuando solicitamos un servicio en un restaurante y el camarero se dilata en traernos la orden.

Otro ejemplo clásico es cuando una persona espera a otra que se retrasa en acudir a la cita, Generalmente, la persona que se retrasa justifica su demora usando un mecanismo de defensa (en este caso una excusa.)

Frustración por impedimento. Encontramos en la vida miles de impedimentos u obstáculos que se interponen al logro de nuestros objetivos. Las normas de disciplina a veces representan un impedimento. A mayor dificultad mayor frustración.

Dificultades y obstáculos siempre habrá, lo importante es saber salvarlos siendo siempre optimistas.

Frustración por conflicto: Este consiste en que a un mismo tiempo se nos presentan dos o más estímulos que no podemos realizar a la vez por su incompatibilidad, pero que si se pre¬sentan por separado, podríamos responder o atender.

Estos se dan en diferentes situaciones que veremos a con¬tinuación:

1.- Conflicto por atracción-atracción: Estamos ante una al¬ternativa positiva con dos estímulos de igual atractivo para nosotros. Ejemplo: tener la misma oportunidad de viajar a dos países con el mismo interés turístico y que deseamos conocer.

2.-Conflicto por evitación-evitacion. Aquí los dos estímulos son desagradables. Rechazamos uno, pero nos encontramos con el otro, Ejemplo: un joven esposo que espera su primer hijo, a la esposa se le presenta un problema en el parto: el módico le dice: tiene que elegir entre el niño o la madre. El esposo contesta: lo mejor sería salvarlos a los dos. Surge entonces la vacilación. Este conflicto genera depresión.

3.- Conflicto por atracción-evitación: Es el más difícil de resolver; se presenta una alternativa sumamente atractiva, pero ésta tiene una parte negativa. Ejemplo: nos ofrecen un buen puesto de trabajo (el que habíamos deseado siempre) pero esta ocupado por un gran amigo, a quien van a cancelar ¿Qué decidir? Este conflicto genera preocupaciones y sentimientos de culpa.
Las frustraciones tienen consecuencias:

a. Negativas
b. Positivas

a) Las negativas. Frente a situaciones de conflictos y de frustraciones, los individuos reaccionan con coraje, rabia, irritabilidad y agresión. Esto se hace cada vez más negativo en lanío el individuo no sepa superar estos momentos de agresividad y haga de ello una constante en su vida. Ya dijimos que los conflictos y frustraciones generan ansiedad.

Un exceso de frustración puede producir perturbaciones emocionales tornándose a veces graves e intensas hasta el extremo de desestabilizar la propia personalidad.

Las positivas: Una persona frustrada aprende siempre algo
de la situación frustrante, porque generalmente ante esa situación se han ensayado varias respuestas hasta encontrar la adecuada. Estas respuestas pueden convertirse en armas de ataque para futuras situaciones de la misma naturaleza.

También se puede aprender a evitar que se repita la misma situación. Se dice que en base a frustraciones es que el individuo logra llegar a su mayor producción y que la carencia de frustración lleva al individuo a la inactividad y a la falta de motivación.

Gracias a las frustraciones aprendemos y ponemos en marcha nuestros mejores esfuerzos. Por ejemplo: un niño hijo de padres desposeídos económicamente se sentirá frustrado al no tener juguetes, pero cuando se vaya haciendo adulto, tendrá que generar grandes esfuerzos para poder adquirir, no ya juguetes, sino otras cosas que son propias de la vida adulta. Este joven de seguro será un luchador en la vida.