LOS PRIMEROS EXPERIMENTOS JURÍDICOS

Cerrado el primer capítulo de la colonización con la llegada a La Española del Gobernador Nicolás de Ovando (1501) y su numerosa comitiva, empezó la etapa de instuticionalización jurídica de la Colonia. Los Reyes mostraron desde un principio el deseo de reglamentar detalladamente las materias concernientes al gobierno, la economía, la religión, el comercio y la vida pública y privada tanto de los aborígenes como de los colonizadores.

El Gobierno de La Española

Nicolás de Ovando fue nombrado Gobernador de La Española y demás tierras descubiertas y por descubrir en Las Indias, por Real Cédula del 3 de septiembre de 1501 y recibió amplísimos poderes. Los poderes del Gobernador Ovando fueron de orden administrativo, militar y fiscal, pero además fue designado juez de apelación para las decisiones de los Alcaldes.

Los Órganos de Gobierno en España

Al principio, los mismos Reyes Católicos dictaban todas las disposiciones sobre los territorios que se iban descubriendo, a veces a través de sus principales consejeros, Fonseca y Conchillo. Luego, en 1503, se creó la Casa de Contratación, radicada en Sevilla, a quien se le dio la exclusividad para el tráfico marítimo y envío de las flotas y naves que salieran para todas las tierras recién descubiertas. El Consejo Real de Castilla, especie de parlamento medieval del Reino, pero que en la época del descubrimiento tenía funciones más bien consultivas, quedó al principio apoderado de los recursos de alzada sobre las decisiones y sentencias de la Casa de Contratación, teniendo asimismo encargo de preparar la legislación para toda Castillas y sus colonias, así como asesorar a los monarcas sobre los asuntos y preguntas que se sometían a los Reyes, tanto para problemas del reino de Castilla como para Indias.

El Régimen Municipal

En nuestra Isla la primera ciudad fundada fue La Isabela, la cual se cree tuvo su municipio con Alcalde y Regidores. Pero el abandono de esta población y su sustitución como capital de la Isla en 1496 por la ciudad de Nueva Isabela (luego Santo Domingo) hizo trasladar a ésta este primer Ayuntamiento. Pronto, para 1501, las ciudades de Santo Domingo, Concepción de La Vega y Santiago tuvieron sus autoridades locales, designadas por sus popios vecinos.

La Encomienda

Al principio, como vimos ya. Colón autorizó (1496) que los españoles utilizaran indios para su servicio personal y para sus factorías agrícolas o mineras. También el tributo en oro que debían pagar los indios se convirtió en trabajo personal al Rey. Desde 1500, por una Real Cédula, se dispuso que los indios fuesen “vasallos libres” de la Corona de Castilla y sólo pudiesen esclavi¬zarse cuando fuesen tomados prisioneros en “justa guerra”.

La Esclavitud

Hemos visto que este régimen era común en España. Se caía en esta servidumbre por captura en guerras, por apresamiento de piratas y en caso de los moros que se quedaron viviendo en las regiones reconquistadas. Al regreso de su primer viaje, Colón llevó a España algunos indios capturados en La Española. En el segundo viaje retomó con un lote que fue vendido en el mercado de esclavos de Sevilla sin que en este caso pudiera justificarse una esclavitud bajo las formas previstas por las normas jurídicas de la época.

La Iglesia

En la España de Fernando e Isabel, la Iglesia Católica estaba fuertemente aliada con la monarquía. La jerarquía católica era bastante independiente del Papado, pero no era autónoma. Por el contrario, estaba sometida a los lincamientos políticos de los Reyes Castellanos. A través del llamado “Real Patronato”, los Reyes Castellanos gobernaron a la Iglesia Católica Española como a cualquier otro sector interno del reino, excepto quizás en lo que a doctrina se refería.