CORRIENTES FILOSÓFICAS

Historia de la filosofía occidental de más de 2500 años, desde la antigua Grecia hasta nuestros días. A lo largo de ese tiempo, hubo una enorme cantidad de filósofos y movimientos filosóficos, demasiado numerosos para ser mencionados aquí. Lo que sigue es una mera caracterización de los distintos períodos de la historia de la filosofía occidental, incluyendo una mención a las principales figuras y CORRIENTES DE CADA ÉPOCA.

Filosofía antigua:

La filosofía antigua es la filosofía que se desarrolló en el mundo grecorromano desde el siglo VI AEC hasta la decadencia del Imperio Romano, en el siglo IV EC. En general se la divide en cuatro períodos: el de la filosofía presocrática, el de Platón, el de Aristóteles, y el período post-aristotélico o helenístico. A veces se agrega un quinto período que comprende a los filósofos cristianos y neoplatonistas. Los dos autores más importantes de la filosofía antigua, en términos de su influencia posterior, fueron Platón y Aristóteles.

La cultura griega, al igual que todas las culturas de su entorno, contaba con una gran cantidad de narraciones míticas para explicar el por qué de los fenómenos naturales y de las instituciones humanas. Una de las preocupaciones de los filósofos griegos fue la de encontrar una alternativa a estas explicaciones míticas, a saber, una explicación racional, económica y unificada. Otras cuestiones muy debatidas fueron: la retórica y la buena argumentación; la virtud; la justicia y su relación con los diferentes sistemas políticos; el problema gnoseológico de reconciliar el cambio constante del universo con la posibilidad del conocimiento inmutable; y la naturaleza de las entidades no sensibles como los números, los universales, los dioses y los elementos últimos de la naturaleza.

Con su crítica a las creencias heredadas y el apoyo en la razón y la argumentación, este período estableció el carácter de toda la filosofía posterior.

Filosofía medieval:

La filosofía medieval es la filosofía de Europa y Oriente Medio durante lo que hoy se llama el Medioevo o la Edad Media, que se extiende aproximadamente desde la caida del Imperio Romano hasta el Renacimiento. La filosofía medieval se caracteriza en parte por el redescubrimiento de la filosofía griega clásica y la filosofía helenística, y en parte por la necesidad de responder a cuestiones teológicas y de integrar las doctrinas sagradas (cristianas, judías e islámicas) con el aprendizaje secular.

Algunos problemas centrales en este período fueron la relación entre la fe y la razón, la existencia y unidad de Dios, el objeto de la teología y la metafísica, los problemas del conocimiento, de los universales y de la individuación.

Filósofos importantes de este período incluyen a los filósofos musulmanes Al-Farabi, Avempace, Averroes y Avicenna, al filósofo judío Maimónides, y a los filósofos cristianos Erígena, Abelardo, Anselmo, Bacon, Tomás de Aquino, Duns Scoto y Guillermo de Ockham.

Filosofía moderna clásica (siglos XVII y XVIII):

La filosofía moderna temprana se caracterizó por reconocer plenamente la preeminencia de la gnoseología por sobre la metafísica,[cita requerida] argumentando que antes de intentar conocer lo que hay, es prudente conocer lo que se puede conocer.

Las principales corrientes de esta época fueron, por lo tanto, corrientes gnoseológicas. El racionalismo enfatizaba el papel de la razón en la adquisición del conocimiento, y sus principales exponentes fueron René Descartes, Baruch Spinoza y Gottfried Leibniz. El empirismo, en cambio, sostenía que la fuente principal del conocimiento es la experiencia, y se lo asocia principalmente con John Locke, David Hume y George Berkeley.
En 1781, Immanuel Kant publicó su famosa Crítica de la razón pura, donde rechaza ambas posturas y propone una alternativa. Según Kant, si bien todo nuestro conocimiento empieza con la experiencia, no todo se origina de ella, pues existen ciertas estructuras del sujeto que anteceden a toda experiencia, en tanto son las condiciones que la hacen posible. Esta postura inspiró lo que luego se llamó el idealismo alemán.
Filosofía moderna tardía (siglo XIX):

Generalmente se considera que después de la filosofía de Immanuel Kant, se inició otra etapa en la filosofía, en gran parte definida por ser una reacción a Kant. Este período empezó con el desarrollo del idealismo alemán (principalmente Fichte, Schelling y Hegel), pero siguió con una cantidad de otros movimientos:

  • El neokantismo consideraba que Hegel implicaba una desviación indebida del pensamiento de Kant, a quien seguían.
  • Kierkegaard y Nietzsche, muy críticos de Hegel, sentaron las bases para la filosofía existencialista.
  • El positivismo se tomó protagonismo de la mano de Auguste Comte.
  • En la ética, Jeremy Bentham y John Stuart Mill elaboraron el utilitarismo, deudor en parte del positivismo.
  • Karl Marx y Friedrich Engels invirtieron la filosofía hegeliana y propusieron el materialismo dialéctico.
  • En Estados Unidos, Peirce y William James iniciaron la escuela del pragmatismo.
  • Por el final del siglo, Edmund Husserl creó la escuela de la fenomenología.
  • El trabajo de Gottlob Frege en lógica matemática proveyó las herramientas para lo que después habría de ser la filosofía analítica.

Filosofía contemporánea:

La filosofía de la primera mitad del siglo XX estuvo dividida en dos corrientes principales: por un lado la filosofía analítica, asociada a filósofos como Frege, Russell, Wittgenstein y los integrantes del Círculo de Viena. Por el otro, la filosofía continental, dominada por autores como Husserl, Heidegger y Sartre.

Pasada la mitad del siglo, empezaron a surgir nuevas figuras importantes en ambas corrientes, por ejemplo Quine, Richard Rorty, John Searle y Donald Davidson en la filosofía analítica, y Michel Foucault, Jacques Derrida y Gilles Deleuze en la filosofía continental.