LAS SOCIEDADES COMERCIALES EN LA REPUBLICA DOMINICANA

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

La forma más común de sociedad comercial en la República Dominicana es la “Compañía por Acciones” (C. por A.), también llamada “Sociedad Anónima”(S.A.). El Código de Comercio de la República Dominicana reconoce otros dos tipos de sociedades comerciales: las compañías en nombre colectivo y la compañía en comandita (Art. 19), pero ambas han caído en desuso por sus desventajas respecto de las sociedades anónimas.

EL PROCESO DE CONSTITUCIÓN

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

El Código de Comercio establece como requisito para la formación de una compañía por acciones que el número de accionistas alcance a siete (Art. 56). En la práctica, como la mayoría de las empresas pequeñas no tienen esa cantidad de socios, los bufetes de abogados tienen a disposición de sus clientes accionistas simbólicos, que se hacen figurar como propietarios de varias acciones en la sociedad, cuando en realidad son “prestanombres” de los verdaderos socios.

Salvo casos excepcionales, una persona o sociedad extranjera, aunque no fuese residente legal o no estuviese domiciliada en país, puede ser accionista de una sociedad dominicana. El único requisito es su inscripción en el Registro Nacional de Contribuyentes (RNC).

SOCIEDAD COLECTIVA COMERCIAL

El contrato de constitución es solemne, se forma y prueba por escritura pública, cuyo extracto se debe inscribir en el Registro de Comercio de Chile y se publica en el Diario Oficial.

Las menciones esenciales son: el nombre completo de los socios pues es un contrato que se celebra en atención de las personas y el domicilio social pues este determinará la competencia del Conservador de Bienes Raíces, de los Tribunales de Justicia, y la nacionalidad de la sociedad para definir la legislación aplicable.
Los socios responden en forma solidaria de las obligaciones sociales contraídas bajo la razón social, es decir, se puede perseguir a cualquier socio para el cumplimiento de una obligación social.

Sociedad de Responsabilidad Limitada

Son sociedades de personas en que los socios responden hasta el monto de sus aportes.
La sociedad de responsabilidad limitada sea civil o comercial es siempre solemne, debe constar en escritura pública, cuyo extracto debe inscribirse en el Registro de Comercio y publicarse en el Diario Oficial. Las modificaciones sociales son todos actos que deben cumplir las mismas formalidades de la constitución. En lo no previsto por la ley que trata las sociedades de responsabilidad limitada se rigen supletoriamente por las normas de la sociedad colectiva contempladas en el Código Civil y en el Código de Comercio.

De acuerdo a la ley y a las instrucciones del SII, las sociedades comerciales descritas constituyen personas jurídicas que deben obtener RUT y hacer Inicio de Actividades, en forma simultanea, a través del Formulario 4415, pues son susceptibles de ser sujetos de impuestos en razón de las actividades y negocios que realizan.

Sociedad en Comandita

En este tipo de sociedad existen dos clases de socios: los gestores que son los únicos que tienen la facultad de administración, y los comanditarios que son los socios pasivos o capitalistas.

A su vez hay dos tipos de sociedades en comanditas: Sociedad En Comandita Simple, en que los comanditarios tienen derecho en la sociedad como en las sociedades colectivas, y la Sociedad En Comandita por Acciones en que se emiten acciones que representan los derechos de los socios al igual que en la anónimas.

Sociedad Anónima

Es definida en la ley, como una persona jurídica formada por la reunión de un fondo común, suministrado por accionistas responsables sólo por sus respectivos aportes y administrada por un directorio integrado por miembros esencialmente revocables.

La sociedad anónima tiene las mismas características que las otras sociedades: es una persona jurídica, sus socios accionistas aportan dinero o bienes estimados en dinero, persigue fines de lucro, las pérdidas las soporta el fondo constituido por los accionistas, pero se distinguen de las demás pues los derechos de los socios están representados por acciones que constan en un título. La administración se efectuá por 2 órganos colegiados la junta de accionistas y el directorio, el cual designa un gerente. Los derechos de los socios son representados en acciones de libre cesibilidad. Estas sociedades son siempre comerciales, aun cuando se formen para fines civiles. La sociedad anónima es de carácter solemne, tanto en su constitución, modificación y disolución, pues se forma y prueba por escritura pública, cuyo extracto se inscribe en el Registro de Comercio y se publica en el Diario Oficial.

Las sociedades anónimas pueden ser abiertas o cerradas. Las primeras son aquellas que pueden ofrecer públicamente sus acciones, para lo cual deben inscribirse en el Registro de Valores dentro de los 60 días desde su formación, quedando sujetas a la fiscalización de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS).

Tratándose de entidades bancarias, éstas son fiscalizadas por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras. Las sociedades anónimas cerradas no pueden hacer oferta pública de sus acciones, salvo que se sometan voluntariamente a la fiscalización de la SVS. En cualquier caso, las sociedades anónimas abiertas podrán pasar a ser cerradas por acuerdo de la junta de accionistas, dejando de estar inscritas en el registro de Valores y no quedando sometidas a la Fiscalización de Superintendencia de Valores y Seguros. La ley no exige un capital mínimo para su constitución, salvo en el caso de sociedades anónimas especiales como el caso de los bancos o compañías de seguros.

La palabra sociedad (Lato sensu), la usamos para designar una agrupación de personas que persiguen un propósito común. Aquellos otras agrupaciones cuyos propósitos so distintos (recreativos, religiosos, culturales, etc.) se denominan en el lenguaje del derecho “Asociaciones”, y quedan desde luego excluidos del estudio que vamos a realizar.

Según el Art. 1832 del código civil, la sociedad es un contrato por el cual dos o más personas convienen poner cualquier cosa en común, con el mero objeto de partir el beneficio que pueda resultar de ello.

Esta definición es criticable, pues no indica uno de los elementos esenciales del contrato de sociedad, el cual consiste en la obligación para los socios de repartirse, además del beneficio la pérdida sufrida a consecuencia de los negocios social, no favorable a la sociedad.

Sociedad – contrato y sociedad – persona

En estas dos acepciones de la palabra sociedad; designamos con ella el contrato que liga a los socios (Sociedad – contrato, digamos), ya en la entidad autónoma constituida por esos socios (sociedad – persona).
La primera de estas dos últimas apreciaciones, que es la que se ha tomado en cuenta en el Art. 1832 C. Civil, arriba trascrito contiene tanto a las sociedades civiles como comerciales. La segunda solo debe aplicarse a estos últimos, no obstante emplearlos el código civil en cuanto a los primeros en algunos de los artículos (Art. 1845 a 1852).

CLASIFICACIÓN DE LAS SOCIEDADES

El código civil en su Artículo 1835, divide las sociedades en “universales o particulares”.

Las primeras comprenden las de “todos los bienes presentes” y las segundas son aquellas que “no se aplican sino cosas determinadas, o a su uso, o a los frutos que las mismas producen”. (Art. 1841). A esta últimas pertenecen las sociedades comerciales.

CONSTITUCIÓN DE LAS SOCIEDADES. REGLAS COMUNES Y REGLAS DE FORMA Y FONDO.

En toda sociedad, por ser un contrato que no se limita al interés de las partes que la integran, sino que se extiende al de los terceros a formar negocios con ella, su constitución está subordinada a condiciones de fondo y condiciones de forma.

Acerca de las condiciones de fondo, ya nos hemos extendido anteriormente.

Las de forma son: 1) la redacción de un acto escrito, y 2) ciertas formalidades de publicidad.

El acto escrito – prueba. El artículo 39 del código de comercio dispones que “las compañías en nombre colectivo o en comandita deben comprobarse con escrituras públicas, o con documentos bajo firma privada, conformándose, en este último caso, el Art. 1325 del código civil”.

El acto constitutivo de las sociedades recibe el nombre de estatutos, y más comúnmente, cuando se trata de sociedades por acciones.

Las de fondo, son reglas que atañen a la existencia misma del contrato.

DISOLUCIÓN DE LAS SOCIEDADES

Causas comunes de las disoluciones de todas las sociedades.Dice el Art. 1865 C. civil 1) por la terminación del tiempo porque fue contratada, 2) `por la extinción de la cosa o por haberse consumado la negociación, 3) por la muerte de cualquiera de los asociados,

4) por la interdicción declarada a la insolvencia que uno solo o muchos manifiestan de no estar más en sociedad. De estas causas, solo dos pueden llamarse normales; la primera y la segunda.

Efecto de la disolución.

El consentimiento de todos los socios, la quiebra de uno de estos, la función y la resolución judicial.

Liquidación o partición

El conjunto de operaciones de índole diversa que es preciso realizar generalmente, antes de proceder a la partición entre los socios, de lo que resta del activo social una vez pagadas todas las deudas, o para determinar la cuota con que cada socio responsable deberá contribuir a las pérdidas o la proporción en que cada acreedor figurará en el prorrateo del activo, cuan ha habido pérdidas y no hay socio responsable o esto son insolventes.

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">