PRINCIPALES AGROINDUSTRIAS EN REPÚBLICA DOMINICANA

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Breve Reseña Histórica:

Se puede mencionar que la Agroindustria en la República Dominicana, surge a principio del siglo pasado con el desarrollo de las industrias azucarera, procesadora de cacao, manufacturera de tabaco y procesadora de café, las cuales se constituyen en los renglones tradicionales del sector.

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Desde comienzos de la década de los 30’s y hasta finales de los 70’s, la industria azucarera se consideró como la “columna vertebral” de la economía dominicana, cuya producción estuvo destinada fundamentalmente a la exportación. Hasta la muerte del General Rafael Leónidas Trujillo, quien gobernó el país durante treinta y un años (1930-1961), casi la totalidad del azúcar producido era de su propiedad, el General era dueño de doce de los 16 ingenios azucareros existentes. Cuando desaparece Trujillo, se crea el Consejo Estatal del Azúcar (CEA), que llega a ser en su momento uno de los más grandes complejos agroindustriales azucareros del mundo, el que alcanzó a producir más de un millón de toneladas de azúcar en 1974; en la actualidad la producción de azúcar en República Dominicana no sobrepasa 500.000 toneladas anuales.

PRINCIPALES PRODUCTOS PROCESADOS EN NUESTRO PAÍS

Cacao:

Por su parte la industria procesadora de cacao es una de las actividades agroindustriales con más tradición en el país; con una operación y desarrollo continuados desde 1927. Surge con la finalidad de procesar el cacao de producción local, facilitando el consumo masivo como producto complementario en la dieta alimenticia de los dominicanos. En sus 77 años de existencia y evolución, el cacao se ha visto sometido a una permanente práctica de mejora en su producción, en la calidad de la presentación de sus productos terminados y en su estrategia de comercialización. Lo anterior tanto para el mercado local como para el de exportación, habiendo participado de este último desde 1936.

Café:

La siembra, recolección y transformación del café, ha estado vinculada a la economía de los dominicanos y del país desde tiempos que parecieran ya remotos, a través del tiempo siempre ha estado presente en grandes y pequeñas haciendas ocupando renglón de preferencia entre los productos de mayor consumo y exportación del país. No obstante, aunque hoy se exporta café verde como café tostado, el volumen y valor dejó de ser relevante, frente a los de otra gran cantidad de productos agroindustriales o simplemente manufacturados.

Agroindustrias no tradicionales:

Las demás agroindustrias, aquellas denominadas no tradicionales, se encuentran representadas principalmente por las dedicadas a la producción de alimentos: molinería, productos de origen pecuario, procesamiento de frutas, aceites vegetales, bebidas, alimentos para animales, etc., cuya producción se destina básicamente al consumo local. Tales manufacturas emergen en República Dominicana a principio de la década de los 70, precisamente cuando comienza a declinar la industria azucarera.

Las no tradicionales fueron impulsadas mediante la Ley 409 del 11 de enero de 1982, relacionada con la Promoción, Incentivos y Protección a la Agroindustria.

Agroindustrial-Vino:

Ley que vino a complementar la 299 de 1968, de Incentivos Industriales, que otorgaba beneficios fiscales a la industria en general. Por medio de la Ley 409 se otorgaban beneficios fiscales especiales a las empresas agroindustriales que utilizaran principalmente insumos nacionales y cuyo capital fuera mayoritariamente nacional. Estos incentivos consistían en exoneraciones del pago de impuesto de importación de materias primas y maquinaria, desde un 50% hasta 100%, según la clasificación de la empresa. Tales leyes de incentivos estuvieron vigentes hasta finales de la década de los 90’s, cuando fue creado en el país un nuevo Código Arancelario.

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">