Código de Ética

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Primero que todo debemos definir que es Ética y conocer un poco de sus fundamentos, pero desde la perspectiva de varios autores que hablan de la misma. Conoceremos la IFAC, su estructura, el Número de miembros, sus comités, haremos énfasis en el Comité de Ética, compararemos el código de Ética Actual de La IFAC con LA LEY 43 DE 1990. conoceremos sus diferencias y similitudes 

Existen diversos tipos de ética, como lo son: “ética de virtudes, epicureismo, estoicismo, neoplatonismo, ética kantiana o del deber, utilitarismo, ética del superhombre, ética marxista, ética cristiana”, estas divisiones son de acuerdo al pensamiento o conocimiento del autor, veamos entonces algunos conceptos de ética vistos desde el punto de vista de algunos autores. “la ética en su aspecto de tratado moral, estudia la naturaleza metafísica del error, a fin de que la mente humana pueda liberarse de él” Spinoza se refiere a las afecciones del hombre y de acuerdo a éstas su actuación frente a la ética, dependiendo de la afección en la que se encuentre será su ética, es decir, si nuestra afección es la del rencor esta hará entonces que nuestra ética sea diferente a si nos encontramos en un estado de goce. 

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Aunque son grandes las discusiones frente a las afirmaciones de Spinoza por su apoyo en lo real como lo verdaderamente racional, además de resaltar su creencia en Dios como la única sustancia o causa de toda realidad es un significado de ética que trata puntos muy importantes del ser.

Otros autores afirmarán entonces que la ética es la conciencia real, es objetiva decide si es bueno o malo, Existe una valoración y esta no debe centrarse en sólo valorar, debe además tener criterio para separar entonces lo bueno de lo malo “Criterio de semejanza, lo que sea como yo es bueno, lo contrario es malo”.

Al referirnos a la ética es necesario separarla de la moral aunque estas sean similares etimológicamente hablando ya que ética proviene del griego ethos, moral proviene del latín mos, con igual significado costumbre; pero la moral es el conjunto de reglas que esta dispuesto en la sociedad “bueno” “malo”, entre ellas se encuentran: económicas, religiosas, educacionales, etc.
Y la ética viene a posesionarse en un nivel más elevado para pasar a ser la filosofía de la moral entendiéndose como el deber, seguir por el bueno y evitar lo contrario. “la ética no crea la moral. Se encuentra con ella y la estudia” .

Es menester aclarar que de acuerdo al nivel económico o social se diferencia igualmente la ética, es importante afirmar que las personas de un mismo nivel económico tienden a tener similares conceptos o demostraciones de ética, por sus condiciones comunes; éste hecho considerado como axiomático no es aceptado por gran parte de autores, pero es difícil generalizar como lo sugieren algunos, evitando fronteras transpuestas por las condiciones económicas y sociales que lleven a la ética más allá, traspasando los muros impuestos por la misma sociedad.

Código de ética del contador público

Código De Ética Profesional:

Las normas de las Éticas profesionales buscan normar el buen desempeño de los Contadores Públicos y se aplican a los miembros de los colegios profesionales del país.

Este código norma la conducta del Contador Público en el ejercicio de su función, cual fuera dependiente e independiente; así como también la conducta con sus colegas.

Dentro de las normas generales del ejercicio profesional menciona que el Contador Público deberá actuar con propiedad y buena fe, manteniendo el honor, la dignidad y la capacidad profesional, observando las reglas del código de ética profesional más elevadas en todos sus actos.

El Contador Público no podrá hacer declaraciones públicas en contra de la institución, ni participar de actos que sean lesivos a la profesión.

El Contador Público no podrá expresar su opinión sobre sus informes financieros, dictámenes, declaraciones juradas, etc., refrendados con su firma. No podrá retener información de sus clientes sean libros o documentaciones, sea cual fuere la causa, por tratarse de una apropiación indebida.

El Contador Público tiene la obligación de guardar el secreto profesional, es decir, el de no revelar por ningún motivo los hechos, datos o circunstancias de los que tenga conocimiento en el ejercicio de su profesión, excepto por las informaciones que obligan las disposiciones legales.

Tampoco podrá beneficiarse haciendo uso de la información que obtenga en el ejercicio de la profesión ni podrá divulgar a otras personas con el mismo fin; no podrá revelar datos que identifiquen a las personas o negocios a menos que se le autorice.

El Contador Público en el desempeño de su función debe mantener independencia de criterio, no dejándose llevar por sentimientos, ni susceptibilidades ofreciendo así el mayor grado de objetividad e imparcialidad donde se desempeñe basándose en hechos debidamente comprobables en aplicación de los principios y las normas contables de contabilidad y de auditoria y también las técnicas contables aprobadas por la profesión en los congresos nacionales e internacionales.

El Contador Público debe tener presente que su actuación profesional conduce a tomar decisiones que repercuten hacia terceros, por lo que al emitir sus opiniones debe hacerlo con independencia de criterio.

En cuanto a la relación entre colegas el Contador Público podrá asociarse con otros colegas para el ejercicio profesional, de acuerdo a los dispositivos vigentes; no pudiendo ser socio de más de una Sociedad de Contadores Públicos.

El Contador Público deberá abstenerse de hacer juicios, de emitir opiniones o comentarios sobre la intervención profesional de otro colega.

En las sociedades de profesionales sólo podrán suscribir o refrendar informes y estados financieros quienes poseen título de Contador Público otorgado por una Universidad Peruana o revalidado en ella y debidamente colegiado e inscrita en la sociedad y registro que le corresponda.

El Contador Público podrá ejercer su actividad tanto: en forma dependiente e independiente; cuando asume el compromiso de prestar sus servicios debe determinar el monto de sus honorarios, tomando como referencia, así como la responsabilidad que asume, la importancia de la empresa y otros factores, de tal manera que dicha base no resulte lesiva a la dignidad profesional.

El Contador Publico en la docencia universitaria tiene la obligación de trasmitir los conocimientos actualizados de la profesión y las normas de conducta preparados por el Código de Ética Profesional.

Ética y Sistema de Ética

Principios Éticos:

Los filósofos han intentado determinar la bondad en la conducta de acuerdo con dos principios fundamentales y han considerado algunos tipos de conducta buenos en sí mismos o buenos porque se adaptan a un modelo moral concreto. El primero implica un valor final o summum bonum, deseable en sí mismo y no sólo como un medio para alcanzar un fin. En la historia de la ética hay tres modelos de conducta principales, cada uno de los cuales ha sido propuesto por varios grupos o individuos como el bien más elevado: la felicidad o placer; el deber, la virtud o la obligación y la perfección, el más completo desarrollo de las potencialidades humanas. Dependiendo del marco social, la autoridad invocada para una buena conducta es la voluntad de una deidad, el modelo de la naturaleza o el dominio de la razón. Cuando la voluntad de una deidad es la autoridad, la obediencia a los mandamientos divinos o a los textos bíblicos supone la pauta de conducta aceptada. Si el modelo de autoridad es la naturaleza, la pauta es la conformidad con las cualidades atribuidas a la naturaleza humana. Cuando rige la razón, se espera que la conducta moral resulte del pensamiento racional.

Prudencia, Placer o Poder:

Algunas veces los principios elegidos no tienen especificado su valor último, en la creencia de que tal determinación es imposible. Esa filosofía ética iguala la satisfacción en la vida con prudencia, placer o poder, pero se deduce ante todo de la creencia en la doctrina ética de la realización natural humana como el bien último.

Una persona que carece de motivación para tener una preferencia puede resignarse a aceptar todas las costumbres y por ello puede elaborar una filosofía de la prudencia. Esa persona vive, de esta forma, de conformidad con la conducta moral de la época y de la sociedad.

El hedonismo es la filosofía que enseña que el bien más elevado es el placer. El hedonista tiene que decidir entre los placeres más duraderos y los placeres más intensos, si los placeres presentes tienen que ser negados en nombre de un bienestar global y si los placeres mentales son preferibles a los placeres físicos.

Una filosofía en la que el logro más elevado es el poder puede ser resultado de una competición. Como cada victoria tiende a elevar el nivel de la competición, el final lógico de una filosofía semejante es un poder ilimitado o absoluto. Los que buscan el poder pueden no aceptar las reglas éticas marcadas por la costumbre y, en cambio, conformar otras normas y regirse por otros criterios que les ayuden a obtener el triunfo. Pueden intentar convencer a los demás de que son morales en el sentido aceptado del término, para enmascarar sus deseos de conseguir poder y tener la recompensa habitual de la moralidad.

Historia

Desde que los hombres viven en comunidad, la regulación moral de la conducta ha sido necesaria para el bienestar colectivo. Aunque los distintos sistemas morales se establecían sobre pautas arbitrarias de conducta, evolucionaron a veces de forma irracional, a partir de que se violaran los tabúes religiosos o de conductas que primero fueron hábito y luego costumbre, o asimismo de leyes impuestas por líderes para prevenir desequilibrios en el seno de la tribu. Incluso las grandes civilizaciones clásicas egipcia y sumeria desarrollaron éticas no sistematizadas, cuyas máximas y preceptos eran impuestos por líderes seculares como Ptahhotep, y estaban mezclados con una religión estricta que afectaba a la conducta de cada egipcio o cada sumerio. En la China clásica las máximas de Confucio fueron aceptadas como código moral.

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">