FACTORES QUE INCIDEN EN EL DESARROLLO DE LA AUDIENCIA PRELIMINAR

Convocatoria.

Según el Art. del Código Procesal Penal, refiriéndose a la convocatoria, cuando se presente la acusación, el secretario notifica a las partes e informa al ministerio ponga a disposición de las partes los elementos de prueba reunidos durante la investigación, quienes pueden examinarlos en el plazo común de cinco días. Por el mismo acto, convoca a las partes a una audiencia oral y pública, que debe realizarse dentro de un plazo no menor de diez días ni mayor de veinte.

Defensa:

Dentro de los cinco días de notificado, el imputado puede:

  •  Objetar el requerimiento que haya formulado el ministerio público o el querellante, por defectos formales o sustanciales.
  • Oponer las excepciones previstas en este código, cuando no hayan sido planteadas con anterioridad o se funden en hechos nuevos.
  • Solicitar la suspensión condicional del procedimiento.
  • Solicitar que se dicte auto de no ha lugar a la apertura a juicio.
  • Solicitar la sustitución o cese de una medida de coerción.
  • Solicitar la aplicación del procedimiento abreviado.
  • Ofrecer la prueba para el juicio, conforme a las exigencias señaladas para la acusación.
  • Plantear cualquier otra cuestión que permita una mejor preparación del juicio.

Dentro del mismo plazo, el imputado debe ofrecer los medios de prueba necesarios para resolver las cuestiones propias de la audiencia preliminar. El secretario dispone todo lo necesario para la organización y el desarrollo de la audiencia y la producción de la prueba.

 Desarrollo de la Audiencia Preliminar.

El día señalado se realiza la audiencia con la asistencia obligatoria del ministerio público, el imputado, el defensor y el querellante. Las ausencias del ministerio público y del defensor son subsanadas de inmediato, en el último caso, nombrando un defensor público o permitiendo su reemplazo. El juez invita al imputado para que declare en su defensa, dispone la producción de la prueba y otorga tiempo suficiente para que cada parte fundamente sus pretensiones. El juez vela especialmente para que en la audiencia preliminar no se pretenda resolver cuestiones que son propias del juicio.

Si no es posible realizar la audiencia por ausencia del imputado, el juez fija nuevo día y hora y dispone todo lo necesario para evitar su suspensión. A solicitud del ministerio público o del querellante, el juez puede ordenar el arresto.

En cuanto sean aplicables, rigen las reglas del juicio, adaptadas a la sencillez de la audiencia preliminar. De esta audiencia se elabora un acta.

Resolución:

Inmediatamente después de finalizada la audiencia, el juez resuelve todas las cuestiones planteadas y, en su caso:

  •  Admite total o parcialmente la acusación del ministerio público o del querellante, y ordena la apertura a juicio.
  • Rechaza la acusación del ministerio público o del querellante y dicta auto de no ha lugar a la apertura a juicio.
  • Ordena la suspensión condicional del procedimiento; Resuelve conforme un procedimiento abreviado.
  • Ordena la corrección de los vicios formales de la acusación del ministerio público o del querellante.
  • Impone, renueva, sustituye o hace cesar las medidas de coerción.
  • Aprueba los acuerdos a los que lleguen las partes respecto de la acción civil resarcitoria y ordena todo lo necesario para ejecutar lo acordado; La lectura de la resolución vale como notificación.

Presupuesto para Apertura a Juicio.

El auto de apertura a juicio se puede dictar con base en la acusación del ministerio público o la del querellante. Cuando existe una contradicción manifiesta entre ambas acusaciones, el juez indica la disparidad a fin de que el ministerio público y el querellante las adecuen a un criterio unitario.

El juez dicta auto de apertura a juicio cuando considera que la acusación tiene fundamentos suficientes para justificar la probabilidad de una condena. La resolución por la cual el juez ordena la apertura a juicio contiene:

  •  Admisión total de la acusación.
  • La determinación precisa de los hechos por los que se abre el juicio y de las personas imputadas, cuando el juez sólo admite parcialmente la acusación.
  • Modificaciones en la calificación jurídica, cuando se aparte de la acusación.
  • Identificación de las partes admitidas.
  • Imposición, renovación, sustitución o cese de las medidas de coerción, disponiendo en su caso, la libertad del imputado en forma inmediata.
  • Intimación a las partes para que en el plazo común de cinco días, comparezcan ante el tribunal de juicio y señalen el lugar para las notificaciones.

Esta resolución no es susceptible de ningún recurso. Efectuadas las notificaciones correspondientes, y dentro de las cuarenta y ocho horas siguientes, el secretario remite la acusación y el auto de apertura a juicio a la secretaría del tribunal de juicio correspondiente.

Auto de No Ha Lugar.

El procedimiento preparatorio concluye con la resolución dictada por el juez en la audiencia preliminar, mediante la cual puede admitir y fijar los límites de la acusación, ordenar la suspensión condicional del procedimiento o aplicar un procedimiento abreviado, entre otras disposiciones.

El juez puede también dictar auto de no ha lugar cuando el hecho no se realizó o no fue cometido por el imputado, la acción penal se ha extinguido, el hecho no constituye un tipo penal, concurre un hecho justificativo o la persona no puede ser considerada penalmente responsable o los elementos de prueba resulten insuficientes para fundamentar la acusación y no exista razonablemente la posibilidad de incorporar nuevos elementos.

El auto de no ha lugar concluye el procedimiento respecto al imputado en cuyo favor se dicte, hace cesar las medidas de coerción impuestas e impide una nueva persecución penal por el mismo hecho. Esta resolución es apelable.