EL HOMBRE INTRASLANTE

LA DISTANCIA HUMANA:

El hombre existe durante sí mismo. En ningún momento llega ser todo lo que él es y todo lo que puede ser mientras está en la tierra nunca se iguala consigo mismo.

El hombre concreto tiene cuatro rasgos, que son:

1. Dista de su mejor ser.

2. Es consciente de esa distancia.

3. Se cuestiona y sufre por ella.

4. Anhela superarla.

De ahí el hombre real nunca es el mismo que él quiere mismo que él quiere ser y se cuestiona repetidamente.
“EXTRAÑEZA DE ESA INTRADISTANCIA”

Pascal: “El hombre sobrepasa infinitamente al hombre. Ve al hombre limitado, conociendo sus propios límites, trasciende y rebasa. De estar lejos es como si no hubiera llegado”.

INTRADISTANCIA Y FILOSOFÍA

“El tiene que reflexionar sobre sí mismo, verse lanzado una y otra vez. Sobre el misterio de su propia intradistancia”, dijo un poeta. Estas mis ansias, podré, siempre va en aumento; yo siempre quiero más, yo nunca estoy contento. Es un signo de interrogación para sí mismo, puesto que a un tiempo es y no es.

“El sueño del hombre es un mundo mejor”. En toda persona inquieta lo que quiere es un mundo mejor, continuamente renovarse. Es una de sus mayores inquietudes.

PRINCIPALES SIGNOS CLAROS

Podemos decir, son el dolor, la tristeza, la culpa.

  •  Dolor: En nuestro mundo se sufre de muchas cosas. Ejemplo enfermedad.
  • Tristeza: El hombre con su conciencia es siempre testigo mudo, pero muy elocuente, de la intradistancia humana. La tristeza se caracteriza por una falta de luz, por todas las partes del alma. La luz actúa despertando y desarrollando.
  • Culpa: El esfuerzo dividido de una parte de mí contra otra, cuando sentimos que ha triunfado la parte mala, la culpa y el arrepentimiento son señales inconfundibles.

SIGNOS Y REFLEJOS CASI INADVERTIDOS DE LA INTRADISTANCIA:

Son preguntas que uno se hace sin apenas advertirlas. El amor por los cuentos de hada. El hombre escapa de la realidad dolorosa.

LA INESTABILIDAD:

Ese rasgo de inquietud caracteriza a todos los hombres, porque desean cambiar de casa, de vestidos.

DESEO DE GOZAR LA VIDA:

Experimentar emociones fuertes y no llevar la vida corriente y normal. El hombre es lo que es, disgusto de eso, antes que nada tiene que ser un buscador intelectual.