EVOLUCIÓN Y EVALUACIÓN DE LA ECONOMÍA EN LA REPUBLICA DOMINICANA PERIODO 1997-2007

La economía dominicana medida por la evolución del producto interno bruto (PIB) en términos reales registro un crecimiento de 2.0% en el año 2004, lo que constituye una clara señal del proceso de recuperación que se registra desde mediano de año. Esto se evidencia en el crecimiento de 1.4% del PIB en el periodo enero-septiembre y de 3.3% en el periodo octubre-diciembre. Estos resultados contrastan con la caída que registro el año pasado de 1.9%.

Este comportamiento ha sido el resultado de una serie de factores, entre los cuales se destacan la implementación de una rigurosa política monetaria y el fortalecimiento de vez, estos factores fueron determinantes en la recuperación de la confianza de los agentes económicos, lo que se registren importantes cambios de tendencia en el comportamiento de algunas variables macroeconómicas claves, como la tasa de inflación, de cambio y de interés.

Durante el año 2004, el índice de precios al consumidor registro una tasa de inflación anual de 28.74%. Lo que significa una drástica caída si se compara con la inflación anualizada medida a junio del 2004 cuando se situó en 60.35%.

El nivel de inflación alcanzando en le año realizada muy inferir a la proyección 45% realizada hasta mediados de año, tanto por el Fondo Monetario Internacional (FMI) como por esta institución para el Programa Monetario y Financiero (PMF).

Los grupos de mayores contribuciones orden de importación relativa, fueron alimentos, bebidas y tabaco, y transporte que en conjunto aportaron alrededor del 50% de la variación del índice general por su alta ponderación dentro de la canasta familiar.

INFLACIÓN

La República Dominicana es un país en vías de desarrollo de ingreso medio, dependiendo, principalmente, de la agricultura, comercio, servicios y, especialmente, turismo. Aunque el sector servicios ha sobrepasado a la agricultura como el principal proveedor de empleos (debido, sobre todo, al auge y crecimiento del turismo y las Zonas Francas), la agricultura todavía se mantiene como el sector más importante en términos de consumo doméstico y está en segundo lugar (detrás de la minería) en términos de exportación. El turismo aporta más de US$ 3.000 millones al año. Zonas Francas y turismo son los sectores de mayor crecimiento. Remesas de dominicanos viviendo en los Estados Unidos se estiman en unos US$ 2.000 millones por año. La República Dominicana es la octava economía más grande de América Latina después de Brasil, México, Argentina, Venezuela, Colombia, Chile y Perú.

En diciembre de 1996, el entonces se presento un paquete de reformas – incluyendo la devaluación del peso, reducción en las tarifas de importación e incremento en el precio de los combustibles – en un intento de crear una economía orientada al mercado que pueda competir internacionalmente.

Entre 2000 y 2004, el gobierno introdujo cambios que impactaron a la economía dominicana. Relegación de reformas que estaban en curso, desaceleración de la oferta exportable (algo que ya había comenzado en el anterior gobierno de Fernández), y sobre todo, la crisis cambiaria y bancaria (el tercer banco y grupo financiero del país: el BANINTER; y dos grupos financieros bancos más, conocieron una quiebra que ascendió a cerca del 15-20% del PIB anual), unido a la corrupción administrativa generalizada y asociada a estas quiebras, y debido a la acentuación de la crisis del sector eléctrico, compendian un cambio de naturaleza nunca vista en la economía dominicana. La manitud de la crisis hizo colapsar sectores completos de la economía, y se estima, que entre un 12 a un 15% de la población pasó de ser pobre a muy pobre o indigente. Esto significa cerca de 2 millones de personas.

El producto Interno Bruto tuvo un crecimiento promedio de 8,4%. La inflación acumulada del 97 al 2000 fue de 30,31%, la tasa del dólar al 31 de agosto del año 2000 se cotizaba para la venta a 16.05 pesos por un dólar.

AÑO 2003

La República Dominicana experimentó un gran crecimiento económico en los 90 hasta una recesión económica en efecto de los fraudes bancarios (más de 89.000 millones de pesos, equivalentes a US$4.900 millones), destacándose el fraude del Banco Intercontinental (BANINTER), (RD$55.000 millones, equivalentes a US$3.100 millones), y una fuga de capitales de las reservas internacionales del Banco Central Dominicano.

El déficit total llegó cerca de los US$7.000 millones (RD$125.000 millones); representando cerca más de un tercio del PIB del 2002. Añadiéndose a esto surgió una especulación respecto a los índices reales, que sobrepasó un 130% en el 2003 respecto la moneda nacional, debiéndose esta a una fuga de más de 1.500 millones de dólares (aumentando el déficit de medio circulante a cerca de 5.500 millones), y una inflación cerca del 42%; comprimiendo más aún el PIB del 2003, que finalmente decreció un 1%. Fue la Crisis Bancaria más imponente del 2003, y considerando las proporciones de las demás, respecto al PIB, esta crisis amparó el mayor fraude bancario en la historia contemporánea.

AÑO 2004

Fue un año de cierta inestabilidad económica, el IPC o Índices de Precios al Consumidor llegaron a niveles históricos para aquel momento (Sept-2005, IPC-histórico), la devaluación llegó al tope con un 300% del margen de Enero del 2003 y la inflación acumulada anual llegó a un devastador 55%.

En este año se expande la convicción de conveniar con los EEUU un Tratado de Libre Comercio con la República Dominicana, conocido internacionalmente como CAFTA-RD (por sus siglas en inglés), y por otra parte el Fondo Monetario Internacional prometió al gobierno de Hipólito Mejía garantías para un acuerdo bilateral para el desembolso de bonos millonarios en alivio del déficit de más de US$7.000 millones en el año 2003, por un monto cercano a los US$1.000 millones.

El año 2005 ha sido de carácter enigmático para muchos analistas de la crisis dominicana, principalmente por el estatus del IPC sobre la paridad del mercado cambiario, donde el IPC ha escalado cifras récords cuando la principal moneda para el intercambio comercial interno o externo (el dólar vs. $RD) se ha sincerizado en un -50% de su valor de un año atrás (Récords del IPC en este caso se refieren a cifras de todos los tiempos alcanzadas en el año 2005). Este hecho infiere una sobrevaluación de la moneda dominicana relativa a la inflación acumulada desde el inicio de la crisis y sin la presencia de algún descenso considerable en esta última (en el presente año donde el peso dominicano se expone aparentemente estable) que en efecto conlleva a una economía de paridad adquisitiva desproporcionada para el consumidor en general.

Hoy en día y en base al IPC se estima que la tasa del dólar debería ubicarse entre los 42 y 45 pesos dominicanos frente al dólar o incluso una cifra mayor, no obstante actualmente se acopla dentro del margen promedio de 33,00 (en ascenso) pesos por dólar, esta última en efecto a la alza uniformemente comprendida en mes de octubre, pero aun con esta alza del dólar frente al peso dominicano muchos analistas creen que aún no ha comenzado a sincerizarse la moneda (la razón es el IPC que no cede).

La relación entre el IPC y el mercado cambiario sugiere actualmente que la economía poseía más fluidez en el mandato del presidente Hipólito Mejía, mientras que en el mandato de Leonel Fernández presentan una solidez en términos que según economistas y empresarios no son de mucha longevidad y confiabilidad por el desequilibrio que existe en dicha relación.

Actualmente existe una polémica auspiciada por los sectores hoteleros y turísticos en general, por las recomendaciones del FMI, por economistas de alto prestigio, por los empresarios por la escaza competitividad en efecto al alto IPC o costos de producción para participar en buenas condiciones en el DR-CAFTA, entre otros; para que el peso dominicano se ubique en una tasa de 37 o 38 pesos por dólar.

 Inflación Agosto 2000 3.07%

 Inflación 2000 9.02%

 Inflación Agosto 2004 51.84%

 Inflación 2004 28.74%

 Inflación 2005 7.44%, menos el efecto pet. 3.73%

 Inflación 2006 5.00%, menos el efecto pet. 4.44%

 Inflación Ene-Jul 2007 4.65%, menos el efecto pet. 2.11%

TASA DE CAMBIO

La tasa promedio de cambio para transacciones de compras de divisas en los mercados bancarios y extrabancario en los meses de enero a septiembre de 1998 fueron de RD$14.95/UD$1.00 y RD$15.03/US$1.00, respectivamente para un aumento en ese mismo orden, de 5.5% y 5.3%, con relación a igual periodo de 1997.

En el transcurso de los primeros nueve meses del año 2000 la tasa de cambio se ha mantenido relativamente estable, alcanzando promedios en los mercados bancarios y extrabancario de RD$16.23/UD$ y RD$16.21/US$, respectivamente, lo que significo un aumento en ese mismo orden de 1.8% y 2.1% con relación al año 1999.

Comportamiento de los últimos años:

 Agosto 2000 RD$16.18 por dólar

 Agosto 2004 RD$46.11 por dólar

 Diciembre 2004 RD$29.25 por dólar

 15 de Agosto 2007 RD$33.04 por dólar

PRODUCTO INTERNO BRUTO

Durante el periodo Enero-Septiembre de 1998, el Producto Interno Bruto (PIB), registro un crecimiento de 6.8%, en términos reales, con relación a igual periodo del año 1997 manteniendo la tendencia creciente registrada durante los últimos cinco años.

Este comportamiento ha sido el resultado del dinamismo que mantiene la mayoría de las actividades productivas, tanto de bienes como de servicios, dentro de las que se destacan: comunicaciones, electricidad y agua, industria (excluyendo el azúcar), transporte, comercio y construcción, cuyos crecimientos estuvieron por encima del resultado total del PIB. Cabe señalar, sin embargo, que la economía pudo haber alcanzado un crecimiento mayor, si no hubiese sido afectada por el paso del huracán Georges, ocurrido el día 22 de Septiembre del presente año.

Es importante mencionar que de acuerdo al comportamiento histórico del PIB, durante Enero- Septiembre, en circunstancias normales, se realiza alrededor del 70% del valor agregado que se genera a lo largo del año, por lo cual los efectos del paso del huracán Georges sobre los flujos de la economía cuantificados a través de este indicador se reflejaron de manera parcial en algunas actividades al cierre del mes de Septiembre y en mayor medida incidirán durante el ultimo trimestre del año y en el 1999. Cabe señalar, que las perdidas significativas producidas por el huracán Georges se registraron en los stocks de la economía. De acuerdo a cifras suministradas por las empresas e instituciones que conforman la muestra de las diferentes actividades económicas, durante el periodo Enero-Septiembre del año 2000, el Producto Interno Bruto (PIB) real, creció en 9.5%, tasa que resulta superior al 7.8% registrado en igual periodo del año anterior.

Los principales factores que contribuyeron al alcance de este incremento fueron: mayor disponibilidad de insumos de origen nacional e importado, aumento de la demanda externa e interna, mejores cotizaciones de algunos productos en los mercados internacionales, expansión de la capacidad instalada combinada con un mayor uso de la existente y reorganización de los procesos productivos en algunas empresas industriales, sobre todo en las capitalizadas y arrendadas, lo cual se reflejo en un aumento en las importaciones de bienes de capital.

COMPORTAMIENTO DEL PRODUCTO INTERNO BRUTO EN LOS ÚLTIMOS AÑOS

 Crecimiento Agosto 2000 11.7%

 Crecimiento 2000 7.1%

 Crecimiento Agosto 2004 -0.2%

 Crecimiento 2004 2.0%

 Crecimiento 2005 9.5%

 Crecimiento 2006 10.7%

 Crecimiento Ene – Jun 2007 7.9%
Estos resultados reiteran que la tendencia de la economía dominicana en los últimos años ha sido impulsada por el dinamismo del sector nacional y la inversión extranjera en actividades lideres como son el turismo, las zonas francas, las telecomunicaciones y la construcción, a las cuales se han sumado las manufacturas locales, el comercio, el transporte y la generación de energía.

EXPORTACIONES

Las exportaciones de bienes han decrecido respecto a las importaciones de bienes, con una relación de 0.59 en el segundo trimestre de 2006 (0.69 en el segundo trimestre de 2005). Sin embargo, el desempeño de las exportaciones de servicios, liderado por los ingresos provenientes del turismo, ha sido tan favorable en los últimos trimestres que ha permitido alcanzar niveles superiores a los anteriores a la crisis para la relación exportaciones a importaciones de bienes y servicios.

De esta manera, el nivel de las exportaciones de bienes y servicios permite reducir la presión de la demanda por importaciones en la cuenta corriente. El principal motor de las exportaciones de bienes lo constituyen las exportaciones de zonas francas, representando un 72% del total de esta categoría de exportación para el segundo trimestre de 2006, mientras las exportaciones nacionales representaron el porcentaje restante.

Al evaluar el desempeño de las exportaciones de zonas francas netas de importaciones correspondientes a dicho sector, se observa que éstas han seguido una tendencia ascendente, hasta el cierre de 2005.

Para el primer trimestre de 2006, sin embargo, las exportaciones netas caen hasta situarse en US$440.7 millones, lo cual podría atribuirse a factores coyunturales de la industria, debido a que para el último trimestre de 2005 estas exportaciones habían crecido considerablemente. En efecto, en el segundo trimestre de 2006, se registró un incremento de las exportaciones netas de zonas francas, alcanzando un nivel de US$513.7 millones. No obstante, dicho nivel resulta inferior al registrado en igual período del año anterior (US$549.9 millones).

Como porcentaje del total de exportaciones de bienes, las exportaciones de zonas francas reducen su participación desde 77% en el segundo trimestre de 2005, hasta 72% en el segundo trimestre de 2006. Estos resultados señalan una tendencia decreciente con respecto a los niveles superiores a 80% evidenciados hasta el año 2003. Lo anterior se constituye en una señal de que las exportaciones de zonas francas han perdido dinamismo en los últimos períodos, mientras que el crecimiento en las exportaciones nacionales ha presentado un desempeño bastante estable.

2007

En el 2007 las exportaciones tuvieron un valor de US$ 2,256.81 millones en comparación con US$ 1,535.83 millones exportados en igual período del año 2006.

Para el año 2007 se concretó el mayor valor en la historia de las exportaciones nacionales y en ese período por vez primera se cruza la frontera de los dos mil millones en las exportaciones de productos tradicionales, minerales y no tradicionales.

Según las cifras preliminares presentadas al Consejo Directivo del CEI-RD, para el periodo enero-diciembre del 2007, la Inversión Extranjera, ascendió a un monto superior a los US$1,400 Millones, duplicando las cifras alcanzadas en el año 2003, y representando éste el más alto crecimiento registrado en la inversión extranjera directa en el país.

La Inversión Extranjera Directa proyectada para enero-diciembre del 2007 representa un crecimiento de 18.3% comparado con el mismo periodo del año anterior, cuando su monto llego a los US$1,183 millones, con elevados montos de inversión extranjera principalmente en los sectores de bienes raíces, turismo y telecomunicaciones.

RESERVAS INTERNACIONALES

Al finalizar el mes de Septiembre de 1998, El Banco Central continúo manteniendo un nivel de reservas brutas estable, ascendiendo las mismas a US$530.3 millones con tendencia a la recuperación respecto a los meses anteriores. A esa fecha, las reservas brutas habían experimentado una caída de solo US$25.2 millones respecto al nivel al cierre del año 1997.

Al finalizar el mes de Septiembre del 2000, las reservas internacionales brutas y netas del Banco Central eran de US$615.7 y US$217.9 millones, respectivamente. Con relación a septiembre de 1999 se observa una perdida de reservas brutas de US$214.4 millones y de 19.4% en la netas.

Esta perdida de reservas fue consecuencia del incremento de la factura petrolera que es cubierta con divisas del Banco Central. Dicho aumento represento US$475.5 millones adicionales con respecto a igual periodo de 1999. De igual forma incidió en estos resultados el aumento de un 38.1% que se produjo en el pago de la deuda externa con relación a enero-septiembre del 1999.

TASA DE DESEMPLEO

El informe “Sobre la Realidad del Empleo” señala que la tasa de ocupación, que resulta de la relación de la población ocupada (PO) y la población en edad de trabajar (PET), aumentó de 47.0% a 47.2% de octubre 2006 a abril del 2007, la cual se tradujo en la inserción de 59,141 nuevos ocupados al mercado laboral. Los ingresos reales promedios de los trabajadores dominicanos crecieron en un 22.3% Indica que es importante destacar que los empleos generados (59,141) a abril de 2007, sumados al aumento acumulado de 286,636 ocupados registrados de octubre 2004 a octubre 2006, arrojan un total de 345,777 nuevos empleos creados durante el período octubre 2004-abril 2007.

“Este resultado parecería indicar que el objetivo programático de crear 400,000 nuevos puestos en la presente gestión gubernamental se cumpliría con holgura”, afirma.

Según la encuenta, el dinámico crecimiento de los nuevos puestos de trabajo se registrado en las principales actividades económicas dentro del PIB, como son las industrias manufactureras, incluyendo zonas francas (3,079), electricidad, gas y agua (3,992), construcción (5,658), comercio (7,356), hoteles, bares y restaurantes (4,770).

Mientras que las áreas de transporte y comunicaciones aportaron (7,763), intermediación financiera (4,874), otros servicios (20,307) y demás actividades económicas (1,342).

Indica que por otro lado, ha sido preocupante la situación que viene atravesando la industria textil en el sector de las zonas francas, principalmente por el ingreso de China y demás países asiáticos a la Organización Mundial del Comercio, y por la eliminación del Acuerdo sobre Textiles y Vestidos (ATV) a partir de enero 2005, que eliminó las cuotas de exportación hacia el mercado de Estados Unidos.

El sector ha sido afectado también por la indexación de los salarios producto del efecto combinado inflación-devaluación ocurrida a raíz de la crisis económica 2003-2004, además de otros factores internos (aumento del costo de la energía eléctrica y el transporte terrestre y corrección tasa de cambio).

DEUDA EXTERNA

A finales de 2000 la deuda externa ascendía a 3,384.8 millones de dólares. En ese momento el gobierno defendía la tesis de que Rep. Dom. Era uno de los países menos endeudado de América latina. Con esa justificación se hicieron dos emisiones de bonos soberanos por un monto conjunto de 1,100 millones de dólares, además de otros préstamos con bancos internacionales privados y organismos multilaterales. A finales del 2001 el monto de la deuda era de 4,137.3 millones de dólares, de los cuales el 28% era con la banca privada y el resto con entidades multilaterales y otras naciones.

La deuda con la banca privada registró un importante aumento con relación al 2000, cuando era 18.9% lo que rompe con la tendencia registrada en el ultimo lustro. Este incremento es considerado una importante causa del elevado servicio de la deuda en dólares lo que fue incrementado con la segunda emisión de bonos soberano por 600 millones de dólares en Enero de 2003.

Para el 2003 se ha registrado un incremento de la deuda interna causado por el pago de los interés de los certificados financieros que el Banco Central que emitió para rescatar a tres bancos quebrados, atrasos con suplidores del Estado y la compra de las Edes. Por otra parte, la comisión que rindió el informe al FMI, del impacto que tiene la compra de las Edes, concluyó en que esa operación aumenta la deuda publica interna y externa en US$692,6 millones, lo que la deuda en términos de porcentaje aumentó en un 47.9%. Las proyecciones para la deuda externa hacia el termino del 2004, esta sobre los 7,300 millones de dólares.

IMPORTACIONES

Los principales productos importados incluyen derivados de petróleo (18,9%), otros bienes de consumo (11,1%), petróleo crudo (8,2%), bienes de consumo duradero (6,6%), otros bienes de capital (5,3%), insumos intermedios (5,2%), productos alimenticios (4,9%), repuestos (4,0%), para la industria (3,7%), fundición de hierro y acero (3,1%), maíz a granel (2,8%), productos medicinales y farmacéuticos (2,7%).

RENTA PERCAPITA

República Dominicana ocupa el puesto 84 en la lista de países por orden de PIB per cápita dentro del FMI.

El PIB nominal Per Cápita no sirve para comparar la riqueza relativa entre los países, porque las fluctuaciones de las divisas crean una ilusión monetaria en la que influye la valoración de la moneda local frente al dólar.

Por esa razón, los economistas recomiendan usar PIB Per Cápita en paridad de poder adquisitivo (PPA). Este indicativo fue introducido en 1990 por el FMI para comparar de una manera práctica el nivel de vida entre distintos países, atendiendo al costo de la vida en cada nación.

En el caso del PIB per cápita PPA, en República Dominicana crecerá este año -según el FMI- un 5.6 %, situándose en el lugar 75. Por encima estaría Costa Rica en el puesto 64 (US$11,606) y por debajo Panamá en el lugar 80 (US$8,389), Colombia en el puesto 83 (US$8091), China en el 89 (US$7,598) y Venezuela en el 92 (US$7,166). La inflación crecerá este año entre un 5% y un 6%, según el BC. El BC informó que el ingreso per cápita en RD a diciembre de 2005 era de US$3,762, y en la misma fecha de 2006 fue de US$3,876.