DEL DERECHO EN GENERAL

El hombre se halla dotado de una voluntad libre que le permite desenvolver sus facultades naturales. Pero, en sociedad, esa libertad esta forzosamente limitada por el respeto a la libertad de los otros. De aquí dimana la necesidad de reglas que garanticen a cada miembro del cuerpo social, en idéntica forma, el ejercicio de su actividad. La teoría de estros principios constituye el derecho, en su más amplia acepción. La palabra derecho proviene, en efecto, de dirigiere, e implica una regla de conducta. Considerando de esta manera el derecho es el conjunto de reglas que rigen las relaciones sociales.

DEL DERECHO ROMANO EN GENERAL Y SU UTILIDAD

El derecho romano es el conjunto de los principios de derecho que han regido a la sociedad romana en las diversas épocas de su existencia, desde su origen hasta la muerte del emperador Justiniano.

Después de haber formado durante varios siglos la legislación de una gran parte de Francia, no es ya susceptible de aplicación desde la promulgación del Código Civil. A pesar de esto, su estudio no ha cesado de constituir con justo titulo el fundamento de toda educación jurídica verdaderamente digna de este nombre. Esto no significa que se haya dejado de discutir su utilidad, sobre todo en estos últimos tiempos. Para ciertas personas que no aprecian las cosas más que por su utilidad practica e inmediata, este derecho caduco y anticuado constituye una asignación inútil, suya enseñanza convendría suprimir como un último resto de la escolástica medieval. Pero se ha dicho, frecuentemente con razón, que el derecho romano ha recibido siempre de los que le ignoran, los mas violentos ataques, mientras que los espíritus mas selectos han sido siempre sus ardientes y convencidos defensores.

El derecho romano debe se estudiado como un modulo. Los monumentos que de el poseemos no encierran solamente leyes, son también y sobre todo las aplicaciones hechas por los jurisconsultos, las cuales se distinguen por una lógica notable y por una gran fineza de análisis y de deducción. No podría ofrecerse, por ello, ejemplos más perfectos de interpretación jurídica a quienes comienzan el estudio del derecho.

Esta perfección no debe sorpredernos. Los romanos tuvieron, efectivamente, una aptitud especial para el derecho, así como los griegos la tuvieron para la filosofía. Si se agrega que el imperio romano abarco en su dominación a todo el mundo civilizado, que sus jurisconsultos tenían los orígenes mas diversos, se comprende fácilmente que poseía de mas culto. De ahí que, uno de nuestros antiguos autores, cristal escuela, la inteligencia jurídica se forma y se desarrolla. El espíritu adquiere cualidades de precisión y de claridad que facilitan singularmente el estudio de las legislaciones modernas.

DIVISIONES Y FUENTES DEL DERECHO ROMANO

El derecho se divide en dos grandes partes: el derecho público y el derecho privado, jus publicum y jus privatum.

Derecho Público

El Derecho Publico comprende el gobierno del Estado; la organización de las magistraturas; la del culto y sacerdocio, llamada también jus sacrum; asimismo regula las relaciones de los ciudadanos con los poderes públicos.

Derecho Privado

Tiene por objeto las relaciones entre los particulares. El derecho privado se subdivide en derecho natural, derecho de gentes y derecho civil.

Fuentes del derecho

Se impone distinguir las fuentes del derecho escrito y las del derecho no escrito.

El derecho escrito tiene los orígenes siguientes:

1. Las leyes o decisiones votadas por el público, en los comicios, a propuesta de un magistrado senador. Se termino por aplicar también esta calificación a los plebiscitos.

2. Los plebiscitos, o decisiones de la plebe en los concila plebis, a propuesta de un tribuno.

3. Los senadocuonsultos o decisiones votadas por el Senado.

4. Las constituciones imperiales que emanen de la voluntad del emperador.

5. Los edictos de los magistrados, es decir, las reglas de derecho que los magistrados encargados, de la justicia civil, especialmente los pretores, publicaban en sus edictos al entrar en funciones.

6. Las respuestas de los prudentes, o dictámenes de los jurisconsultos.

No obstante, solo a partir del reinado de Adriano es cuando los edictos codificados en el edicto perpetuo y las respuestas de los prudentes, bajo ciertas condiciones, pueden ser contados entre las fuentes del derecho escrito.

El derecho no escrito no tiene más que una fuente: la costumbre.

Todas estas fuentes no han contribuido simultáneamente a formar el derecho romano. Nutriendo en épocas diversas, según el estado social y la organización del poder legislativos. Es, pues, necesario hacer brevemente la historia de ese derecho, es decir, ver en suma como el derecho romano ha nacido, como se ha desarrollado, y cual ha sido su destino.