FORMAS DE PRODUCCIÓN POR EPOCAS

FORMA DE PRODUCCIÓN EN LA ÉPOCA PRIMITIVA

De acuerdo a las investigaciones científicas, la humanidad existe desde hace aproximadamente un millón de años.

La mayor parte de este periodo corresponde a la época del régimen de la comunidad primitiva Un tiempo relativamente corto de la existencia de la humanidad, los cinco o siete mil años, forman parte del periodo historia escrita En esta época primitiva el hombre comienza a fabricar instrumentos de trabajo, que va perfeccionando paulatinamente; aparecen las fuerzas productivas y entre los hombres se establecen relaciones de producción.

Los primeros instrumentos de trabajo eran simples palos y piedras de bordes afilados que se recogían tal como los ofrecía la naturaleza. En lo sucesivo, el hombre primitivo pasa gradualmente a Ka modificación de esos objetos naturales y comienza a fabricar instrumentos de una forma definida, mediante procedimientos pesados con anterioridad. Y estos instrumentos le sirven mucho mejor que los palos y piedras recogidos al azar.

Durante el proceso de labor conjunta, el hombre fue percibiendo con creciente intensidad la necesidad de la comunicación con los demás. El trabajo despertó la conciencia del hombre y la razón humana, y esto le condujo a la aparición del Lenguaje

Los primeros aspectos fundamentales de las actividades productivas de los hombres primitivos, o sea las primeras formas de economía, constituían en la búsqueda conjunta de alimentos, en la caza colectiva y en la pesca. El mayor progreso del hombre primitivo, en el esfuerzo por dominar las fuerzas de la naturaleza, fue el descubrimiento de la Manera de hacer fuego, con lo cual el hombre inicio la utilización de los enormes recursos energéticos de la tierra.

Par el incremento de las fuerzas productivas de la sociedad primitiva, represento un momento crucial la fabricación de instrumentos complejos de trabajo y de lucha. Aparecieron las puntas de flecha de piedra, las trampas para cazar animales, los anzuelos y los arpones para la pesca. Se hacer cuevas y chozas y se construyen depósitos para guardar las reservas de alimentos. El acontecimiento más notable de este periodo fue la invención del arco y la flecha.

Paulatinamente se va realizando la transición de la economía primitiva de los hombres (en la que solamente se dedicaban a la recogida de alimentos, a la caza, y a la apropiación de los productos que la naturaleza ofrecía), a la agricultura y a la ganadería. Con el cultivo de plantas y con la cría de animales domésticos, el hombre comienza a transformar la naturaleza mediante el trabajo. Aparecen los primeros medios de locomoción: los caminos, los carros de bueyes, los trineos, las barcas, la vela y comienza el riego artificial de la tierra.

En consonancia con el incremento en la producción la antigua forma orgánica de la sociedad primitiva cedió su lugar a una organización más perfecta de la producción social, aunque en esta sociedad primitiva aún no había un poder estatal, puesto que la existencia de este presupone la división de la sociedad en clases, u esta. En la comunidad primitiva, aún no ha hecho su aparición en una forma definida.

Entre los hombres primitivos, la primera forma de organización del trabajo fue la cooperación simple, la cual creaba una fuerza productiva mayor que la simple sima de las unidades individuales que la integraban. Con este trabajo común, se crearon relaciones de producción, las primeras de la historia humana, no tuvieron como base la propiedad social de los medios de producción lo que permitía que todos los hombres tuvieran una idéntica posición en el proceso de producción.

La propiedad de la tierra, revestía especial importancia para el desarrollo de la producción de la comunidad primitiva, ya que era el medio fundamental de producción, ya como lugar de caza, ya como terreno cultivado pro los agricultores, o ya como pastizal al servicio de los ganaderos.

El bajo nivel de las fuerzas productivas, la insuficiente perfección de los instrumentos de trabajo, la poca productividad del mismo y la propiedad social de los medios de producción y de los frutos de esta. Determinaron el carácter igualitario de las relaciones de distribución.

Los productos de trabajo eran todavía poco y apenas bastaban para cubrir las necesidades más relevantes de los hombres primitivos.

En aquella época no había un lugar para las desigualdades en la distribución de los productos, ya que ello hubiera conducido a la muerte de parte de la comunidad, lo cual habría reducido la vitalidad de la colectividad entera, peligrando la vida de todos.

Por tanto, cada miembro de la comunidad primitiva no podía existir ni satisfacer sus necesidades individualmente, su ¿no que sobrevivía gracias al trabajo conjunto de la colectividad entera. Hasta una época determinada las relaciones de producción de la sociedad primitiva estuvieron en concordancia con el carácter de las fuerzas productivas.

La aparición y el perfeccionamiento de la producción de herramientas metálicas desempeñaron un importante papel en el ulterior incremento de las fuerzas productivas de la sociedad primitiva.

La agricultura empieza a desarrollarse (arado con reja de hierro, abonos, rotación de cultivos, horticultura, nuevas herramientas: azadón, etc.), y bici a bici comienza una gradual separación de la ganadería, que pasa a formar una rama económica independiente. Las tribus ganaderas se apartan de las demás. Ahora unas tribus se dedican principalmente a la agricultura y otras a la cría de ganado. El trabajo empieza a diferenciarse y a especializarse más y más, es decir aparece

LA DIVISIÓN SOCIAL DEL TRABAJO.

El auge de la productividad del trabajo, cada vez más especializado en virtud del desarrollo de su división social, permite que se obtenga una cantidad de productos superior a la necesaria para satisfacer las necesidades de los miembros de la comunidad. Se forman, poco a poco, algunos excedentes de productos. La jornada de trabajo de los miembros de la comunidad se divide ahora en tiempo necesario y tiempo excedente.

Durante el tiempo necesario, los trabajadores elaboran una cantidad de productos que bastan para cubrir las necesidades de la comunidad en general y cada individuo en particular. Durante el tiempo excedente de la jornada se crean excedente de productos por encima de lo que necesita la comunidad.

Así aparece el TRABAJO EXCEDENTE y el PRODUCTO EXCEDENTE. O plus producto, fenómenos nuevos en la visa económica de la sociedad.

La división social de trabajo y el surgimiento del producto adicional determinan la aparición de un nuevo fenómeno de la vida económica: EL CAMBIO. Aquellas tribus que se dedicaban sobre todo a la cría de ganado necesitaban productos de la agricultura y por el contrario, a los agricultores les interesaban los de la ganadería. Así que surge la necesidad de intercambiar productos entre tribus pastoras y las que se dedicaban a la agricultura.

Existe ya la posibilidad material de realizar este intercambio, puesto que las tribus pastoras disponen de excedentes de productos ganaderos: carne, pieles, derivados de la leche; y los agricultores poseen excedentes de cereales, y otros productos de la tierra.

A medida que se intensifica la producción social, se desarrollan junto a la agricultura y la ganadería, otras variedades de la actividad productiva del hombre. Entre las comodidades sobre todo en aquellas que han pasado a la vida sedentaria, progresan las industrias artesanas: la alfarería, la fundición, el arte textil. La complejidad, cada vez mayor, de estas actividades no permite simultanear cualquiera de las industrias artesanas con las faenas del campo o con el pastoreo

En el seno de la comunidad surgen hombres especializados en ciertos oficios. El trabajo de las artesanías queda separado de los agricultores y ganaderos Además de los productos agrícolas y ganaderos, comienzan a intercambiarse los artículos de artesanía: lanzas, espadas, escudos, ropas, etc.

El crecimiento de las fuerzas productivas de la sociedad, el aumento de la división social del trabajo y la expansión de intercambio comercial derivado de ellas, suscitaron profundas y radicales modificaciones en el régimen económico de la sociedad primitiva, con ello, poco tiempo después a su desintegración

Habiéndose agotado las posibilidades de la propiedad colectiva, como base económica de la producción social. El ulterior desarrollo tenía que asentarse en la producción individual.

La creciente división del trabajo y la individualización de la producción requería una forma de relaciones que estimulase el interés material de los individuos por perfeccionar los instrumentos de trabajo y por aumentar la producción. Esta forma de relaciones de producción constituyo la Propiedad Privada.

En la aparición y evolución de las relaciones sociales de producción privada tuvo singular importancia el intercambio de mercancías

Simultáneamente al intercambio y a la propiedad privada dentro de la comunidad primitiva surge el nuevo modo de producción el Esclavismo.

FORMA DE PRODUCCIÓN EN LA ÉPOCA ESCLAVISTA

La esclavitud fue la primera forma de sociedad clasista, nacida como resultado de la desintegración del régimen esclavista
Fue el incremento de la producción de bienes materiales el que motivo la transición de la sociedad primitiva a la esclavitud, la cual implicaba la división de la sociedad en clases y la existencia de la explotación de los hombres, lo cual establecía un tipo de relaciones sociales en que los poseedores de los medios de producción se apropiaban del fruto de otros hombres que no eran dueños de los medios de producción.

La esclavitud representaba un modo de obligar coercitivamente a trabajar a los esclavos; estos eran propiedad de los dueños de los medios de producción (esclavistas), y eran utilizados en las haciendas de estos para obtener todo el producto posible. En ese momento la esclavitud representaba un avance extraordinario en el desarrollo de la humanidad.

Durante la época de esclavitud, los instrumentos metálicos de trabajo se emplearon en una escala cada vez mayor. En la agricultura se perfeccionaron los métodos de cultivo y la cría de ganado. Acrecentándose la productividad.

El creciente desarrollo de la división social del trabajo trajo un aumento de intercambio comercial. El intercambio de las mercancías iba adquiriendo más y más difusión. El incremento de las relaciones mercantiles de esa época se caracteriza por la aparición de un nuevo e importantísimo factor la vida económica y social:

EL DINERO

Entre diversos pueblos el dinero representaban distintas mercancías transformaciones y cambios, pasaron a desempeñar la función del dinero una de las mercancías particulares aptas por sus cualidades naturales, para esta función social. Estos fueron los metales, entre los que termino imponiéndose el ORO.

La aparición de la moneda metálica e incluso la acuñación fue resultado del progreso de las fuerzas productivas y el intercambio comercial, de mejoramiento de la extracción y de la elaboración de los metales, del perfeccionamiento de las industrias.

La aparición del dinero impulso el desarrollo de una rama económica: EL COMERCIO Surgió la necesidad de un intermediario entre los productores de mercancías, que hasta entonces intervenían en el intercambio como vendedores, y los compradores. Y este papel intermediario comenzó a desempeñar hombres dedicados exclusivamente a ello LOS MERCADERES.

Como resultado del incremento de las industrias y del cambio surgieron LAS CIUDADES que, poco a poco, se convirtieron en centros artesanos y comerciales. En Ellas creció con bastante rapidez la riqueza material y se concentró una población considerable.

Al extenderse más y más, las relaciones monetario-comerciales contribuyeron altamente a la desintegración de la propiedad comunal, y la consolidación de la propiedad privada. Esta se reafirmó definitivamente y se convirtió en el fundamento económico del modo esclavista de producción.

Poco a poco, siguiendo el camino de los instrumentos de producción, del ganado y de los esclavos, la tierra también se transformó en propiedad privada y se convierte en mercancía.

El medio principal de apropiación y de concentración de la riqueza y de la mano de obra de los esclavos fueron guerras de rapiña y saqueo, las cuales terminaron por convertirse en un negocio que proporcionaba prisioneros y valores materiales.

Al dividirse la sociedad en clases, aparece LA POLÍTICA como forma de relación entre esas clases, y con ella aparece EL ESTADO ESCLAVISTA, que no era más que un sistema de órganos coercitivos destinados a salvaguardar los intereses de los esclavistas, asegurar la inmunidad de la propiedad privada de estos potentados, a contribuir al desarrollo ulterior de la esclavitud.

Los estados esclavistas más antiguos a finales del cuarto milenio AC en Mesopotania y Egipto, pero el régimen esclavista llego a ser apogeo en la antigua Grecia, y posteriormente en Roma.

En la sociedad esclavista, las ramas fundamentales de bienes materiales eran la agricultura a, la ganadería y las industrias estrechamente vinculadas a la agricultura. Los diversos numerosos instrumentos de trabajo empleados en la época de la esclavitud testifican el considerable auge y perfeccionamiento de la producción material, respecto a la época precedente.

La aplicación del trabajo del esclavo en gran escala creo premisas materiales para el desarrollo de algunas ciencias naturales y humanísticas como por ejemplo: las matemáticas, la física, la astronomía, la mecánica, la medicina y la filosofía, floreciendo así mismo la literatura, el teatro, la escultura y la arquitectura.

Este ascenso de las fuerzas productivas fue fruto no solo de la labor de los productores libres: Campesinos y artesanos, pero aunque el trabajo de los productores libres desempeño cierto papel que nunca paso de ser secundario.

En consonancia con el estado de las fuerzas productivas de aquella época, se consolidaron relaciones productivas esclavistas que, en su forma más desarrollada eran relaciones de propiedad privada, relaciones de desigualdad, de opresión y de explotación basadas en el hecho de que todos los medios de producción y los propios trabajadores (esclavos), eran propiedad absoluta de los esclavistas, los cuales les podían tratar a sus esclavos como un objeto cualquiera, o como una bestia de carga, con derecho a venderlos, comprarlos, e incluso darles muerte.

Económicamente el régimen esclavista se basaba en la violencia que representaba obligar físicamente a los esclavos a realizar un trabajo forzado, y en la apropiación de los frutos de su labor por los esclavistas.

La división de la sociedad en dos clases fundamentales (esclavos y esclavistas) fue originada por el desarrollo de la división social del trabajo, la cual básicamente consistía en trabajo manual e intelectual. Hacia el trabajo manual el esclavo, mientras que la labor intelectual era privilegio de los señores, que vivían a costa del producto excedente o plus producto creado por el duro esfuerzo físico de los esclavos.

En cuanto a las relaciones de distribución, los esclavistas disponían a su antojo del plus producto e incluso de una parte del producto necesario creado por los esclavos.

Además de satisfacer directamente las necesidades personales de los señores, el producto excedente se destinaba para cubrir necesidades sociales: mantenimiento del estado y de las fuerzas armadas, fomento de la ciencia, de la instrucción, de la medicina, de la cultura en general y de la propia producción.

Lo que percibían los esclavos era lo mínimo para poder sobrevivir y carecían de todo derecho político- jurídico es decir eran tratado como objetos o animales no como personas.

Paralelamente al incremento de la producción y del comercio progresó la circulación monetaria. El dinero ya no solo es un equivalente general y un medio de circulación, sino un medio de apropiación del fruto del trabajo ajeno. Es decir que el dinero comienza a convertirse en CAPITAL, Las formas históricas primicias del capital radican el comercio y en la usura
El desarrollo de la producción esclavista permitió la aparición de un nuevo e importante fenómeno de la vida económica: LAS COLONIAS Estas eran poblaciones en territorios conquistado recién descubiertos como resultado de las expediciones bélico – mercantiles.

Como las colonias pasaron a ser fuentes permanentes de adquisición de esclavos, su papel en la vida de la sociedad esclavista fue extraordinario.

El modo de producción esclavista impero en la vida económico – social de la humanidad a lo largo de tres o cuatro mil años, el esclavismo fue un gran paso adelante en el avance gradual de la sociedad. Hasta un determinado momento las relaciones productivas estuvieron en concordancia con las fuerzas productivas, pero fueron quedándose rezagadas con respecto a las fuerzas productivas se convirtieron poco a poco, en una traba para ellas.

El conflicto entre las relaciones de producción y el carácter de las fuerzas productivas maduro de tal manera que se crearon las premisas para reemplazar el modo de producción esclavista por otro más progresivo: El modo de producción feudal. Las principales características económicas que permitieron el advenimiento del modo de producción feudal en reemplazo del modo de producción esclavista fueron:

  • Primero la creación de la gran propiedad territorios
  • Segundo la transformación de los productores directos en siervos, dependientes de los señores feudales.

La gran propiedad latifundista, cimiento económico del régimen de producción feudal, se creó debido a que, al disgregarse el régimen esclavista, los diversos tipos de propiedad territorial pasaron a manos de la aristocracia seglar y eclesiástica, que iba feudal izándose, y a la cual pertenecían los jefes de los estados que se formaban, sus allegados, los gobernadores civiles y jefes militares. En determinados casos, las parcelas campesinas pasaron a manos de labradores mas pudientes los cuales ampliaron sus tierras a expensas de los vecinos arruinados.

Dentro de la sociedad feudal, las fuerzas productivas se caracterizaban por la supremacía de la agricultura sobre la industria y, en relación con esto, del campo sobre la ciudad, fenómeno que perduro hasta el fin de la épica feudal.

Consolidado el régimen feudal, progresaron todas las ramas de la agricultura, perfeccionándose los instrumentos de producción y los métodos de cultivo de la tierra.

El mejoramiento de los aperos ejerció influencia decisiva en el avance de las labores agrícolas. Una de las principales manifestaciones de este perfeccionamiento fue la mejor técnica de la fundición y de la elaboración del hierro, que trajo consigo la difusión de diversos tipos de arados y de otros instrumentos de metal. Por entonces se inventó el molino de viento y se perfecciono el de agua, así como la prensa para la uva y algunos otros dispositivos y mecanismos.

En virtud del progreso de los instrumentos de labor, la economía agrícola se elevó a un nivel superior bajo el feudalismo, se fue imponiendo poco a poco la votación de cultivos, aparecieron nuevas ramas de la horticultura y de la fruticultura, la viticultura y la oleicultura. Se registro un notable auge de la ganadería, particularmente de la cría de caballar, circunstancia esta última vinculada a las actividades militares de los señores feudales.

Tras el desarrollo y la intensificación de la agricultura, empiezan a renacer y a crecer paulatinamente las industrias, al unísono con la agricultura, perfeccionándose los instrumentos de trabajo de los artesanos, mejorando los procedimientos de elaboración de las materias primas y se acelera el progreso de especialización de los oficios. La separación de las industrias artesanas de la agricultura represento uno de los momentos más cruciales de la época feudal y en la división social del trabajo, lo cual tuvo su exponente expresivo en la creación de las ciudades feudales, en la separación de la ciudad y el campo.

Al carácter y al nivel de las fuerzas productivas de la sociedad feudal correspondían las relaciones feudales de producción radicaba en la propiedad de los medios de producción

Las relaciones de propiedad constituían el rasgo principal y determinante de la producción, como lo que caracteriza al feudalismo es el predomino de la agricultura sobre las industrias, la propiedad del medio fundamental de la producción- la tierra – adquiría excepcional trascendencia para la vida económica de la sociedad

Un elemento característico del régimen feudal era el monopolio de los grandes propietarios sobre la tierra; así como los productores directos o sea los campesinos, carecían de toda propiedad territorial. Cada señor feudal recibía la tierra de manos de otro señor feudal siempre y cuando adquiriese determinados compromisos: se comprometía a servirle, a participar en sus campañas bélicas y a ayudarle con los medios pecuniarios si llegaba el caso.

El fraccionamiento político de los estados feudales tiene su origen en la desmembración de la propiedad feudal en los países europeos.

La mayor parte de la tierra, propiedad de los señores feudales se componía por numerosas parcelas que los propietarios otorgaban en usufructo perpetuo a los campesinos, lo que permitía a estos mantener su economía en las pequeñas haciendas individuales

Por consiguiente, durante la época feudal el productor no es dueño de la tierra, sino el usuario que se limita a cultivarla
Paralelamente a la producción feudal también existía la propiedad individual productos directores directos, campesinos y artesanos

Por su parte las relaciones sociales imperantes bajo el modo de producción feudal son relaciones establecidas por una clase jerárquica, y el sistema de dependencia de los productores directos (campesinos y artesanos), respecto de los señores feudales. Estas relaciones se pueden definir como RELACIONES DE DEPENDENCIA PERSONAL.
Aquí, el hombre independiente prácticamente ha desaparecido; todo el mundo vive sojuzgado: siervos y señores, vasallos y señores feudales, seglares y eclesiásticos.

El trabajo excedente de los campesinos, que cultivaban la hacienda del señor feudal, o el plus producto creado en la propiedad de aquellos, pero aprovechado por el señor, valiéndose de las relaciones de dependencia personal, forman parte de la llamada RENTA FEUDAL DE SUELDO.

La renta feudal de sueldo, representaba un conjunto de tributos que los campesinos pagaban al terrateniente, los tributos y los impuestos absorbían el trabajo excedente del campesino que por depender del señor feudal, se veía obligado a entregarle todo el fruto de su trabajo por encima del mínimo necesario para la subsistencia de su familia y para la producción de su economía.
Durante el periodo de auge del feudalismo, la renta de sueldo tenía tres aspectos fundamentales:

PRESTACIÓN PERSONAL

Cuando impera la prestación personal, el campesino trabaja, con sus propios aperes tres días por semana o aún más, en la hacienda del señor feudal y el resto de días lo dedicaba al cultivo de su propia economía.

En la mayoría de caso el campesino le quedaba poquísimo de tiempo para cultivar su parcela

Como el labriego tenía que dedicar tanto tiempo a trabajar en la hacienda del señor., consagraba a la suya las noches y los domingos, pero solo cuando cultivaba su tierra tenía su interés en elevar su rendimiento, por el contrario durante la prestación personal el campesino carecía de estímulo con tal motivo los señores feudales tenían vigilante que obligaban a los siervos a trabajar sin descanso.

La prestación personal es la forma más simple y más primitiva de las rentas.

A lo largo de ulterior desarrollo de la sociedad feudal la prestación personal fue sustituida por la renta en especie RENTA EN ESPECIE.

Con este sistema de renta, el campesino está obligado a suministrar regularmente al señor feudal una determinada cantidad de trigo, de ganado, de aves, y otros artículos agrícolas.

Con el sistema de la renta en especie el campesino empleaba su trabajo, tanto necesario como excedente, a su libre albedrío, el productor dispone de mucho más espacio para su iniciativa, para obtener más productos de los que el necesita y los que debe entregar al señor feudal como tributo.

Aquí aparecen y se desarrollan las posibilidades de una diferenciación económica, es decir la desintegración de los campesinos dentro del régimen feudal, la renta en especie es la que tuvo más preponderancia y adquirió mayor desarrollo.

En la siguiente fase el feudalismo adquiere mayor difusión de las relaciones mercantiles – monetarias lo que obligó a cambiar la manera de entregar tributos a los señores feudales RENTA EN DINERO.

La cual tiene la forma de tributo monetario aquí el productor directo paga a su terrateniente, en vez de producto, su precio correspondiente. No basta pues que solo le quede producto en forma natural; sino que es necesario adoptar la forma de dinero.

En virtud del aumento de la productividad suscitado por el afianzamiento del nuevo régimen feudal, se crearon poblados de artesanos en torno a los castillos feudales y a los monasterios, otras ciudades formaron el ensancharse las grandes aldeas
Poco a poco el aumento de la productividad del trabajo artesano, este pasa a ser cada vez mas rentable. Los terratenientes feudales comienzas a comprar con creciente frecuencia en la ciudad artículos de artesanía, ya que los que producen los siervos, que trabajan en las haciendas no satisfacen las necesidades de la aristocracia feudal.

Los ciudadanos pagaban tributos a los dueños de la tierra en que se hallaba la ciudad, una serie de tributos y tenían que acatar la su autoridad y la de sus tribunales. Paulatinamente, las villas o ciudades fueron robusteciéndose en el sentido económico y, por consiguiente, también en el político

Apoyándose de las ciudades, sus habitantes entraban en lucha contra los señores feudales cuya autoridad dependían.
Poco a poco las ciudades iban consiguiendo su independencia, su derecho a administrarse, a crear sus propios tribunales y acuñar su moneda y recaudar impuestos.

Principalmente las ciudades se componían de artesanos y comerciantes en muchas de ellas hallaban asilo aquellos siervos que huían de las haciendas de los terratenientes. Por aquel entonces se decía “el aire de la ciudad hace libre al hombre. El aumento de la competencia entre los artesanos, la rivalidad de estos con los siervos fugitivos que acudían a las ciudades y a la necesidad de reforzar la lucha contra la explotación y las arbitrariedades de los señores, obligo a los artesanos a agruparse en GREMIOS.

Uno de los efectos de la sucesiva división social del trabajo fue la aparición del COMERCIANTE.

Esto fue de singular trascendencia para acelerar el ascenso económico a las ciudades.

ORGANIZACIÓN FEUDAL

El feudalismo se dividía en dos clases fundamentales:

  • Señores feudales
  • Campesinos siervos

Organizados como clase dominante, los terratenientes feudales detentaban todo el poder político de eso tiempo y constituía la NOBLEZA estamento más privilegiado de la sociedad. El segundo estamento lo constituía el CLERO, que también ocupaba una situación privilegiada y poseía dilatadas extensiones de tierra.

Al pie de la escalera se encontraban los SIERVOS, dependientes de los señores y explotados por ellos.

También en las ciudades se observaba una diferenciación social.
La mayor parte de la población se colonia de artesanos y comerciantes.

Entre los artesanos se diferenciaban maestros, los oficiales, los aprendices, y los peones. En las ciudades emancipadas de la tutela feudal ocupaban la posición dominante los mercaderes ricos, los usureros, los grandes propietarios de inmuebles y los maestros gremiales enriquecidos que su mayoría, habían estado al frente de la dirección del gremio. Los maestros ordinarios integran la PLEBE URBANA

Entre los distintos grupos sociales tenían una encarnizada lucha de clases que a veces se llegaba al enfrentamiento armado.
Entre las instituciones políticas que integraban la superestructura del feudalismo desempeñaba el papel más relevante. El estado feudal de explotación feudal, reduciendo a la obediencia a los productores directos, explotados por los señores feudales.

Conforme avanzo la técnica, las relaciones de producción del régimen feudal comenzaron a rezagarse de las fuerzas productivas a convertirse en una traba para ellas. Entraron en conflicto las fuerzas productivas y las relaciones de producción y así que se crearon premisas para una profunda revolución económico social que reemplazaría el modo de producción feudal de producción por otro más progresivo el capitalismo.

FORMA DE PRODUCCIÓN EN LA ÉPOCA FEUDAL

La producción capitalista fue surgiendo en el seno del feudalismo en forma de talleres, basados en la amplia utilización de trabajo asalariado de los operarios

La consolidación de modo de producción capitalista necesito de dos premisas fundamentales:

a) La existencia de una masa de indigentes, libres en el sentido personal, pero al mismo tiempo, carentes de medios de producción y de subsistencia y, por consiguiente, obligados a contratarse como obreros en las empresas capitalistas
b) La acumulación de los medios pecuniarios indispensables para fundar grandes empresas capitalista

FUNDAMENTO FILOSÓFICO

El capitalismo tiene su fundamento filosófico en los siguientes principios:

CREENCIA EN EL PROGRESO

El capitalismo cree que el ser humano beberá obtener, el día de mañana, un éxito mayo que el día de hoy
El capitalismo concibe el avance de la sociedad en la historia, de una manera optimista: siempre se debe avanzas de menos a más
El capitalismo cree en el progreso, y tiene confianza en conseguirlo

Individualismo. El capitalismo es la interpretación individualista de la naturaleza humana, y de la sociedad. Al individuo se le interpreta como único sentido y vehículo del acontecer universal

Las ideas de Rousseau se tradujeron en el capitalismo en la exacerbación del individuo.
Para Proudhom “el ideal debe ser la libertad ilimitada del individuo”
Toda actividad humana concibe como resultado de LA INICIATIVA PRIVADA; DEL ESPÍRITU EMPRESARIAL del individuo.
Por tanto, el individualismo trae como consecuencia LA PROPIEDAD PRIVADA

MATERIALISMO

En el capitalismo los valores materiales les privan sobre los valores espirituales. Todo hombre se mueve por afán de lucro, el progreso de la sociedad reside en el progreso del individuo, y en el éxito de este radica en la acumulación de capital

NATURALISMO

El capitalismo acepta que todos los procesos y fenómenos de la naturaleza son buenos. La naturaleza es en si buena, por lo tanto, todo lo que exija (ley de selección natural), necesariamente tiene que ser bueno. En este sentido, el progreso depende de los individuos más talentosos.

De acuerdo a las leyes naturales, los medios de producción deben estar en manos de esos individuos talentosos progresistas, y del mismo, la plusvalía le corresponde, por derecho natural, y le debe pertenecer a esos individuos talentosos propietarios de los medios de producción

LIBERTAD ABSOLUTA

El capitalismo proclama el “hacer, dejar pasar” por tanto, dentro de la ley de la oferta y la demanda predica:

  • La libre empresa
  • El libre mercado
  • La libre oferta
  • La libre producción
  • El libre juego de los intereses individuales
  • La libre competencia (Motor de progreso)
  • La libertad de trabajo
  • La libertad de contrato
  • La libertad de importación y exportación
  • La libertad de movimiento de capitales

EL ESTADO EN FUNCIÓN DEL CAPITAL

Para el capitalismo el estado debe ser un gendarme cuyo papel es posibilitar el efectivo desenvolvimiento de la INICIATIVA PRIVADA

TRABAJO = MERCANCÍA

Para el capitalismo, el trabajo es una mercancía, más en el mercado. Esto trae como consecuencia la explotación del hombre por el hombre

LA ECONOMÍA = DIVORCIADA DE LA ÉTICA

El éxito del capitalismo no debe ser frenado por ninguna atadora que pueda plantear la ética por tanto “El hombre es un lobo para el hombre”

***CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES DE LA ECONOMÍA CAPITALISTA***

-Separación entre el capital y el trabajo
-Separación entre el trabajador y los medios de producción
-Predominio del capital sobre el trabajo
-Primacía del bien privado sobre el bien común
-Predominio de los valores económicos sobre los valores humanos

FORMA DE PRODUCCIÓN CAPITALISTA

es uno de los modos de producción que Marx definió como estados de la evolución de la historia económica definidos por un determinado nivel de desarrollo de las fuerzas productivas y una forma particular de relaciones de producción. Es el siguiente al modo de producción capital-monetario y, en la predicción del futuro que implica las tesis marxistas, su lógica interna le conducirá a su desaparición y sustitución por un modo de producción socialista.

La definición marxista del modo de producción capitalista se centra en el establecimiento de unas relaciones de producción basadas socialmente en la existencia de proletarios que no poseen medios de producción ya que pertenecen a los capitalistas, con los que realizan un contrato de trabajo, mediante el cual venden su fuerza de trabajo, que es la única propiedad que tienen, a cambio de un salario, como única manera de conseguir los medios necesarios para su subsistencia. Es el capitalista el que organiza la producción, que en su aspecto técnico está determinada por un nivel de desarrollo económico propio de la época industrial, en que el capital ha adquirido el predominio sobre la tierra, que era la fuerza productiva dominante en los modos de producción anteriores esclavismo y feudalismo. La clave de la concepción marxista del capitalismo está en los conceptos de alienación (el hecho de que el proceso y el producto del trabajo devienen ajenos al trabajador); y de plusvalía, o sea, el valor incorporado por el trabajador asalariado al producto que excede en el valor que representa el salario teoría del valor trabajo. En esa diferencia de valor estriba para Marx el beneficio del capitalista, puesto que es éste el que realiza el valor de lo producido mediante la venta en el mercado, que genera un precio que ha de ser superior al costo de producción si es que la actividad económica ha sido exitosa.

Características

El modo de producción capitalista se caracteriza por la propiedad privada de los medios de producción, la extracción de la plusvalía creada en la producción por una clase de propietarios privados referido como la explotación, trabajo asalariado, y la distribución tanto de bienes de capital y de consumo bienes en una economía principalmente basada en el mercado referida como la producción de mercancías.

Un modo de producción en alemán: Produktionsweise significa simplemente “la forma distintiva de la producción”, que podría definirse en términos de la forma en que está socialmente organizado y qué tipo de tecnologías y herramientas se utilizan. En el marco del modo de producción capitalista:

  • Tanto las entradas y salidas de la producción son principalmente de propiedad privada, los bienes y servicios adquiridos en el mercado un precio.
  • La producción se lleva a cabo para el intercambio y la circulación en el mercado, con el objetivo de obtener un ingreso neto se benefician de ella.
  • Los dueños de los medios de producción (capitalistas) son la clase dominante burguesía que obtienen sus ingresos a partir del producto excedente producido por los trabajadores y se han apropiado libremente por los capitalistas.
  • Una característica definitoria del capitalismo es la dependencia en el trabajo asalariado para un gran segmento de la población; específicamente, la clase obrera proletariado no son propietarios de capital y tiene que vivir con la venta de su fuerza de trabajo a cambio de un salario.

La situación del trabajador

La apariencia libre del contrato entre capitalista y trabajador que según la teoría liberal habría de ser individual y sin interferencias de negociación colectiva de sindicatos o legislación protectora del Estado apenas enmascara la presión a la que está sometido éste por la existencia de un ejército industrial de reserva, que es como Marx denomina a los desempleados que están dispuestos a sustituirle. No es original de Marx, sino de Ricardo y otros pensadores liberales Ferdinand Lassalle, la idea de que el funcionamiento libre del mercado somete a los salarios a una ley de bronce que impide que asciendan más allá del límite de la subsistencia. Los proletarios deben de cuidar ellos mismos de la reproducción de la fuerza de trabajo o si no mueren con sus discípulos

Las crisis capitalistas

La crítica marxista al capitalismo sostiene que este modo de producción contiene contradicciones inherentes que provocan las crisis cíclicas. Karl Marx, en su obra El Capital, fundamenta esta opinión aduciendo que cada vez es más difícil para el capitalista valorizar su capital. Las relaciones de competencia a las que está sujeto el capitalista, obligan a éste a implementar de manera constante y creciente una nueva y mejor maquinaria para incrementar la productividad del trabajo y, de esta forma, vender sus mercancías a precio más bajo que sus competidores directos. De este modo, disminuye el componente trabajo vivo la contratación de trabajadores dando lugar a lo que Marx denomina “ejercito industrial de reserva” es decir, una considerable parte de la clase obrera que queda a la espera de un trabajo. Esta espera forzosa que impone el capitalismo a la clase obrera, hace que este “ejercito industrial de reserva” se convierta, por un lado, en una importante masa de pobres e indigentes, y, por otro lado, en causa de la imposibilidad de que el salario ascienda rápidamente debido al excedente de oferta de fuerza de trabajo.

CONCLUSIÓN

Citando a Marx y su libro del Marxismo, modo de producción es como estados de la evolución de la historia económica definidos por un determinado nivel de desarrollo de las fuerzas productivas y una forma particular de relaciones de producción. El modo de producción sería la forma de sociedad en su conjunto, constituida por la infraestructura o estructura económica y por la superestructura política, jurídica, religiosa e ideológica. La superestructura y la sociedad en su conjunto estarían asentadas sobre la estructura económica, en particular sobre las relaciones de producción.

BIBLIOGRAFÍA

• Karl Marx, Das Kapital
• Erich Farl, Capitalism”. Vol. 2, No. 1, 1973.
• Anwar Shaikh, “Capital as a Social Relation”
• Fernand Braudel, Civilization and Capitalism.