Quien Se Ha Llevado Mi Queso

La historia de este libro se desarrolla en un país lejano en el que vivían cuatro personajes, dos de ellos eran ratones, y se llamaban Oliendo y Corriendo,los otros dos eran personitas, seres del tamaño de los ratones, sus nombres eran Kif y Kof. Todos corrían por un laberinto en busca del queso con que se alimentaban y que los hacía felices.

Un día encontraron en un lugar de un laberinto, un cuarto lleno de queso, donde todos quedaron sorprendidos, todos los días los ratones y los hombrecitos se levantaban temprano para ir a comerse el queso. Pero cada día los hombrecitos se levantaban más tarde porque creían que el queso les iba a durar para siempre, nunca revisaban cuanto queso quedaba, una mañana, al llegar al cuarto, se dieron cuenta de que el queso había desaparecido, los hombrecitos estuvieron pensando en quien o como había desaparecido el queso, dudaban de los ratones, quienes no se quedaron a ver qué había pasado con el queso quienes se fueron en busca de otro lugar que tuviera queso.

En cambio los hombrecitos se quedaron en el cuarto vacio al que una vez llamaron central quesera, cada vez se debilitaban más. Hasta que un día uno de ellos decidió buscar de otro lugar donde encontrara queso. Y el otro decidió quedarse porque no quería aceptar la realidad y tenía miedo de salir del cuarto.

Tras una larga búsqueda el ratón valiente que se enfrentó al cambio y decidió salir en busca de otra central quesera, fue encontrando señales de que en otro lugar del laberinto había más queso, hasta que por fin, encontró un cuarto repleto de queso y se encontró con oli y corri, los ratone que ya llevaban un buen de tiempo en ese lugar. A veces pensaba en su amigo, a quien le dejo mensajes en las paredes para que siguiera el camino por donde el paso, imaginaba si se había quedado en aquel cuarto o si decidió salir en busca de nuevo queso o se quedaría allí esperando si el queso aparecía de la nada.

Este hombrecito aprendió la lección, todos los días iba verificando el queso, si había poco o cuanto había.Y cada día se iba a recorrer más allá del laberinto para saber donde había más queso.

En resumen todas las personas estamos en un constante cambio, el que trabaja por mucho tiempo en una empresa así le vaya mal, tal vez le da miedo cambiar a otro trabajo pensando que no le irá bien, prefieren seguir en esa rutina, en su centro de confort por temor al cambio,es normal ya que a todos les da miedo cambiar ya sea de escuela, de amigos, de casa, de ciudad, etc.

La moraleja de este libro es que cada día que pasa, debemos confiar en lo que queremos hacer y no dejar de luchar por cualquier cambio que hay en la vida, siempre con optimismo y confianza, además a que debemos aceptar que en la vida el mundo esta en constante cambio cada día y hay que adaptarnos a ese cambio con rapidez, no podemos sentarnos a pensar en lo que teníamos antes.