MC DONAL’S EXPERIENCIA

Empezamos con una pequeña introducción de la historia de esta exitosa empresa llamada McDonald’s, viendo la importancia de la implementación y la constante innovación en los productos como estrategia, además vimos la estructura o jerarquización de los empleados como base de un adecuado control y organización en la empresa.

La visita de la cocina de McDonald’s comienza cuando nos colocan una red para el cabello para recorrer todos los rincones de la cocina de este establecimiento. La visita es completamente controlada.

La visita comienza por el área de lavado, una zona donde se exige que todos los empleados se laven las manos cada cierto lapso durante su turno; cada vez que operan una zona diferente, después de comer y dos veces antes y después de ir al baño. Prácticamente todo el tiempo.

En esta zona también está la máquina de los refrescos que se sirven en el restaurante, el pequeño espacio que se les ofrece a los empleados para comer y un mueble en el que dejan que algunos jitomates maduren hasta alcanzar el color deseado cuando llegan muy amarillos al restaurante.

Detrás del área de lavado descubro un cuarto lleno de cajas donde se suelen almacenar vasos, popotes, envolturas y trastes desechables usados para los diferentes alimentos en el menú del restaurante.

Luego entramos a un refrigerador donde se mantienen congelados la mayoría de los alimentos: papas a la francesa, hamburguesas para Big Mac, Cuarto de Libra, Angus, Nuggets y otros alimentos de pollo y res. Algunos de estos alimentos provienen de otros países, esto se hace con el fin de mantener el mismo sabor en todos los establecimientos del mundo.

Cada alimento está separado y sellado para evitar putrefacción, por otro lado, existe otro refrigerador donde se guardan las verduras para las ensaladas y hamburguesas. Casi todo lo que encuentro está sellado. Ya en el área de cocina, descubro cómo se preparan las hamburguesas, desde que salen del congelador hasta que llegan al plato del consumidor. Todo es automatizado.