Funciones de la Junta Monetaria de República Dominicana

  • Establecer el encaje legal aplicable a los bancos comerciales y demás entidades del sistema bancario nacional.
  • Fijar las tasas máximas de interés descuentos y comisiones que podrán cobrar o reconocer los bancos sobre las distintas clases de operaciones activas y pasivas de las entidades del sistema.
  • Autorizar la emisión de títulos de valores; autorizar la concesión de facilidades crediticias del Banco Central a los bancos comerciales, a las sociedades financieras de empresas que promueven el desarrollo económico y al Banco Agrícola.
  • Autorizar la formalización de obligaciones en moneda extranjera por parte de las entidades públicas y privadas.
  • Aprueba el Presupuesto Anual de Ingresos y Egresos de dicha institución.
  • Autoriza la apertura de nuevos bancos comerciales, sociedades financieras y de préstamos de menor cuantía en el territorio nacional.
  • Autoriza la impresión de billetes y la acuñación de monedas divisionarias, autoriza la incineración de billetes del Banco Central, dicta el Reglamento del Banco Central y sus modificaciones.

El Banco de república dominicana:

Es una entidad pública con personalidad jurídica propia, esté esta exento de impuestos, tasa o contribuciones ya sean nacionales o municipales. Tiene por función ejecutar las políticas monetarias, cambiarias y financieras, de acuerdo con el programa monetario aprobado por la Junta Monetaria y mediante el uso de instrumentos establecidos. Corresponde a este la supervisión y liquidación final de los sistemas de pagos, así como del mercado interbancario.

Perspectivas de Inflación de República Dominicana

Las proyecciones más recientes sugieren que la inflación promedio se ubicaría en 1.7% en 2016, mientras que la inflación interanual a diciembre alcanzaría cerca de 1.0%. Según estas proyecciones, la inflación convergería a la meta más paulatinamente, en comparación con los pronósticos anteriores, recuperándose hasta alrededor de 3.3% anual en 2017. Esto es explicado por una menor incidencia del rubro de alimentos y bebidas, así como por la duración del choque de petróleo por un tiempo mayor al previsto.Asimismo, las proyecciones contemplan una recuperación de la inflación subyacente, en la medida en que se disipan los efectos de segunda vuelta inducidos por el choque de oferta. En efecto, la inflación subyacente alcanzaría 1.9% en 2016 y 3.5% en 2017. En consonancia, el componente transable de la inflación tendería a estabilizarse, conforme se recuperen los precios del petróleo.