Implicaciones del tipo de cambio y el riesgo país en torno a los precios de transferencia

Implicaciones que tiene el tipo de cambio y el riesgo país en torno a los precios de transferencia

Introducción:

De acuerdo con las fracciones IX y XII del artículo 76, adicionados por lo establecido en el artículo 179, numeral 1 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR), los contribuyentes que celebren operaciones con partes relacionadas residentes en el extranjero, así como residentes en territorio nacional, deberán de obtener y conservar la documentación comprobatoria con la que demuestren que sus ingresos acumulables y deducciones autorizadas, fueron pactadas considerando para esas operaciones los precios y montos de contraprestaciones que hubieran utilizado con o entre partes independientes en operaciones comparables.

Efecto cambiario

Aunque hoy en día el tipo de cambio, el cual no ha estabilizado a un nivel específico, incrementaría nuevamente la competitividad del exportador mexicano, existe un efecto de contracción de la demanda de bienes en los mercados internacionales, principalmente EU, que bien podría compensar el efecto positivo de la devaluación para el exportador.

Si evaluamos el efecto del entorno hacia el mercado mexicano, esto es a las subsidiarias de empresas multinacionales distribuidoras o aquellas que utilizan de manera importante insumos del exterior o locales cotizados en monedas distintas al peso, hay que considerar el efecto cambiario.

En la medida que estas empresas adquieran inventarios a un mayor valor con base al nivel actual del tipo de cambio, las comercializadoras tendrán que enfrentar la decisión de incrementar el precio de sus productos a los consumidores, ya afectados por desempleo, lo que pudiera afectar la demanda de sus productos y, por ende, su rentabilidad.

Es por ello que las empresas subsidiarias que realicen actividades de distribución enfrentarán una situación más complicada que los exportadores, al enfrentar problemas relacionados con el costo de los productos y una reducción en la demanda que afectaría sus ingresos. Por ello, al utilizar empresas estadounidenses como comparables, habrá que evaluar ajustes económicos adicionales para considerar el efecto cambiario que se enfrenta por operar en México.

Para convertir la moneda extranjera a la de registro funcional procedemos conforme al párrafo 24 y 25 de la NIF.15.

a) Activos y pasivos al tipo de cambio del cierre.
b) Activos y pasivos no monetarios, y el capital contable, al tipo de cambio histórico.
c) Las partidas no mentarías reconocidas a su valor razonable, utilizando el tipo de cambio histórico a la fecha en la que se determinó dicho valor razonable.
d) Los ingresos, costos y gastos deben de convertirse al tipo de cambio histórico de la fecha de su devengamiento en el estado de resultados, salvo que se originen de partidas no monetarias, en cuyo caso debe utilizarse el tipo de cambio histórico de la partida no monetaria; y e) Las diferencias en cambios que se originan en la conversión de moneda de registro a moneda funcional deben de reconocerse como ingreso o gasto en el estado de resultados de la operación extranjera en el periodo que se originan.

Si las operaciones extranjeras se encuentran en un entorno económico inflacionario, se procederá conforme a los lineamientos que marca el párrafo 33 de las NIFB-15.

a) Los activos y pasivos deben convertirse al tipo de cambio de cierre y el capital contable al tipo de cambio cierre
b) Los ingresos, costos y gastos deben convertirse al tipo de cambio de cierre.
c) Al momento de consolidar o aplicar el método de participación, cualquier variación entre el capital contable de la operación extranjera y la inversión en la operación extranjera, reconocida por la entidad informante, debe de reconocerse en una partida de la utilidad o pérdida integral denominada efecto acumulado por conversión dentro del capital contable de la entidad informante; en los estados financieros consolidados.

Riesgo País

El riesgo país es un tipo de indicador que se aplica sobre, únicamente, los países emergentes. A través de este índice se calcula la posibilidad de que dichos países no cumplan en los términos acordados el pago de su deuda externa.

En consecuencia, a mayor nivel del “Riesgo País” de una nación, mayor es la probabilidad de que la misma ingrese en moratoria de pagos o también conocido como “default”.

El riesgo de incumplimiento de las obligaciones, tiene tres estamentos de generación:

  1. Riesgo Soberano. Lo poseen los acreedores de títulos de estatales
  2. Riesgo de Transferencia. Imposibilidad de pagar el capital, los intereses y los dividendos
  3. Riesgo Genérico. Éxito o fracaso del sector empresarial debido a inestabilidad política, social y económica

Es importante destacar que, el índice en sí, no dice nada. Sólo es útil si lo comparamos con el riesgo país de otra nación o si miramos su evolución y comportamiento a lo largo del tiempo.

Lógicamente, a mayor riesgo país, mayor riesgo de pago, y a mayor riesgo de pago, mayores serán los intereses que generen sus deudas. Esto es así, ya que la tasa de interés incorpora una “prima de riesgo” que varía según los índices.

Referencias

Directrices de Precios de Transferencia para Empresas Multinacionales y Administraciones Tributarias
“PRONTUARIO DE LEYES | Censat”. www.censat.org.gt. Consultado el 2 de septiembre de 2016