Analisis Del Facismo

El fascismo es una ideología y un movimiento político que surgió en la Europa de entreguerras (1918-1939) creado por Benito Mussolini. El término proviene del italiano fascio (‘haz, fasces’), y éste a su vez del latín fasces (plural de fascis).

El proyecto político del fascismo es instaurar un corporativismo estatal totalitario y una economía dirigiste,

mientras su base intelectual plantea la sumisión de la razón a la voluntad y la acción, aplicando un nacionalismo fuertemente identitario con componentes victimitas o revanchistas que conducen a la violencia ya sea de las masas adoctrinadas o de las corporaciones de seguridad del régimen contra los que el estado define como enemigos por medio de un eficaz aparato de propaganda, aunado a un componente social interclasista, y una negación a ubicarse en el espectro político (izquierdas o derechas), lo que no impide que habitualmente diferentes enfoques ideológicos proporcionen diferentes visiones del fascismo.

Los ejemplos más comunes, se dan en la historiografía, la politología y otras ciencias sociales de orientación marxista, al ubicar al fascismo en la extrema derecha, vinculándolo con la plutocracia, e identificándolo.

OBJETIVOS

Objetivo general:

Analizar el fascismo

Objetivos específicos:

  •  Comprender la historia del fascismo
  •  Observar las características del fascismo
  • Tener un concepto claro de su concepto DEL FASCISMO

La palabra fascista tiene una connotación negativa. durante y posteriormente a la segunda guerra mundial era utilizada a modo de insulto para quienes iban en contra de los derechos del pueblo o tenían alguna idea a favor del comercio por muy mínima que esta fuera. Pero de dónde nace y por qué surge el fascismo, lo hablaremos a continuación.

El fascismo es “un sistema político que trata de llevar acabo un encuadramiento unitario de una sociedad en crisis dentro de una dimensión dinámica y trágica promoviendo la movilización de masas por medio de la identificación de las reivindicaciones nacionales”.

Manuel Ossorio nos dice “es un sistema de gobierno implantado en Italia de 1922 a 1943, que mantuvo la doctrina de la supremacía del estado sobre el individuo, prácticamente eliminado de todo Derecho, salvo al que en cada momento quisiera reconocerlo el partido fascista usurpador del Gobierno o más bien el omnipotente amo del estado, (Duce), que el lema fascista fuese: “todo dentro del estado, nada contra el estado, nada fuera del estado” y como el estado no era otra cosa que la organización fascista y su jefe, fácilmente se comprende que el régimen halla representado tan sólo una tiranía política, pese al revestimiento de “ corporativismo” que se le quiso dar y al megalómano y espectacular intento imperialista, al que puso fin la derrota de los países totalitarios del triángulo Alemania Japón Italia por los aliados .

En definitiva, como expresiones del totalitarismo, tanto el fascismo español, el nazismo alemán y el comunismo ruso, no eran otra cosa que regímenes opuestos a la libertad, a la democracia y al estado de derecho.

OTRAS DEFINICIONES DE FASCISTA

Obtener una definición exacta de lo que es el fascismo es cuanto menos complicado, ya que existen diferentes posturas de acuerdo a lo que vendría siendo esta ideología y lo que se espera de ella. Por esto encontraremos las siguientes posturas:

Benito Mussolini: fue el creador del fascismo, fue dictador en entreguerras de Italia (1918-1939). Él creo una doctrina que salió publicada en la enciclopedia de dicho país casi acabando el período de guerra (1932). Se considera que su definición es la original, pero aún así ha generado desacuerdos. Mussolini considera que el Estado debe ser totalitario para guiar el actuar hacia el desarrollo del pueblo. Además, tiene un trasfondo religioso que debe ser comprendido para poder llegar a las entrañas del fascismo.

Ramiro Ledesma Ramos: el primer teórico que habló sobre esta ideología en España. Habla acerca de las estrategias que tiene el fascismo para luchar contra el individualismo y el marxismo (comunismo). Asimismo, indica que el fascismo no es sólo de un país, sino que debe ser considerado de manera mundial.

CARACTERÍSTICAS GENERALES

El fascismo se consolidó en los países caracterizados por una aceleración del proceso de movilidad social, por el predominio de una economía latifundista por la falta de superación de una crisis económica, por un proceso de crisis y de transformación de los valores morales tradicionales, por una crisis del sistema parlamentario, en algunos casos, y presidencialista, en otros casos.

El fascismo creó el mito del jefe: en un régimen político de masas, en una movilización continua de éstas y de una relación de jefe masa sin intermediarios, basados en el sistema de partido único y de la milicia de partido, realizando a través de un régimen policiaco y un total control de las fuentes de información; de un revolucionarismo verbal y un conservadorismo sustancial, mitigado por una serie de concesiones sociales de tipo asistencial del intento de una nueva clase dirigente la creación de una pequeña y mediana burguesía, de una tendencia a la expansión de la iniciativa pública de transición en la dirección económica de los capitalistas y de los empresarios a los altos funcionarios del estado y el control de la política económica la adopción por parte del estado de mediador en los problemas laborales y por una orientación autárquica.

HISTORIA DEL FASCISMO

El fascismo apareció en 1919 con la creación por parte de Musollini de los Fascios (miembros de la ideología nacionalista ultraconservadora que comenzó a tomar fuerza a finales del siglo XIX) italianos de combate, milicias formadas por los llamado camisas negras (camisas negras fue una forma por parte de musollini de invitar jóvenes a su idea), que iniciándose en un vago programa socializante, se orientaron hacia los presupuestos tradicionales de la extrema derecha nacionalista.

En 1919, Benito Mussolini canalizó el descontento popular y fundó el Partito Nazionale Fascista (PNF), caracterizado por su oposición a las ideologías políticas liberales y al comunismo.

La alta burguesía italiana utilizó a los fascistas para desarticular los movimientos obreros organizados y Mussolini fue reuniendo partidarios, hasta que, en octubre de 1922, obligó al rey de Italia, Víctor Manuel III, a entregarle el poder, que detentó con el título de Duce (caudillo), la llegada al poder, además se vio fuertemente apoyada por los descontentos sociales existentes en Italia, que se encontraba empobrecida a causa de la primera guerra mundial, Benito consagró su victoria tras la célebre marcha de roma.

El fascismo es un organizador de la tensión. La tensión es su combustible. Ésta le permite mantener la movilización permanente de las masas bajo una disciplina de tipo más bélico que militar.

En 1929, Gregor Strasser proclama “Nosotros llevamos adelante una política de catástrofe, porque solo la catástrofe es decir el derrumbe del sistema liberal nos allanará el camino para la construcción del nuevo edificio que llamaremos Nacional- socialismo”. Un periódico nazista decía: “desarrollamos el caos porque lo dominaremos” y en 1925 Benito Mussollini plantea el dilema: “Guerra o revolución “.

En algunos países el fascismo es creado por una persona: Adolfo Hitler en Alemania; después de la firma del Tratado de Versalles y en otras ocasiones como en Italia lo instituye el Rey Víctor Manuel III y el Duche: Benito Mussollini.

En Filipinas se establece con el líder guerrillero Ferdinando Marcos y con Imelda Marcos y en Argentina con el General Juan Domingo perón y Eva Duarte Perón pierde el poder cuando procede en contra de la Iglesia Católica y se enfrenta a la casta militar; llamada despectivamente por los argentinos: “milicos” Craso error de Juan Domingo Perón y de su movimiento: “Justicialismo”.