Plan de Comercio Electronico

MARCO TEÓRICO CONCEPTUAL Y CONTEXTUAL

Concepto de Comercio Electrónico

El comercio electrónico consiste en la compra y venta de productos o de servicios a través de medios electrónicos, tales como Internet y otras redes informáticas. Originalmente el término se aplicaba a la realización de transacciones mediante medios electrónicos tales como el Intercambio electrónico de datos, sin embargo con el advenimiento de la Internet y la World Wide Web a mediados de los años 90 comenzó a referirse principalmente a la venta de bienes y servicios a través de Internet, usando como forma de pago medios electrónicos, tales como las tarjetas de crédito.

Antecedentes Históricos del Comercio Electrónico

El comercio electrónico tiene su origen en 1920, año en el que Estados Unidos vio surgir las ventas por catálogo, este sistema de distribución ofrecía bienes y servicios mediante fotos ilustrativas del producto a venderse, hecho que posibilitó a cientos de tiendas la oportunidad de llegar a zonas rurales y públicos que no habían sido alcanzados. Este proceso de comprar y vender mediante el ofrecimiento de revistas tomó mayor impulso con la aparición de las tarjetas de crédito (1914, con mayor fuerza después de la segunda guerra mundial en 1950, donde se empezaron a aceptar en diferentes entidades comerciales) y la confianza ofrecida por los clientes.

En los últimos decenios del siglo XIX empresas comerciales como Montgomery Ward y luego Sears iniciaron la venta por catálogo en los Estados Unidos. Este sistema de venta, revolucionario para la época, consiste en un catálogo con fotos ilustrativas de los productos a vender. Este permitió a las empresas captar nuevos segmentos de mercado que no estaban siendo atendidos. Además, otro punto importante a tener en cuenta es que los potenciales compradores pueden escoger los productos en la tranquilidad de sus hogares, sin la asistencia o presión, según sea el caso, de un vendedor. La venta por catálogo tomó mayor impulso con la aparición de las tarjetas de crédito; además de determinar un tipo de relación de mayor anonimato entre el cliente y el vendedor.

La práctica del comercio electrónico comenzó a principios de 1970, con novedosas aplicaciones como la transferencia de fondos monetarios. Después apareció el intercambio de datos vía electrónica, que produjo una expiación en el comercio electrónico, dando lugar a otros tipos de procesos comerciales. Todos estos procesos permitieron que pequeñas empresas pudieran aumentar su nivel de competitividad implementando el comercio electrónico en sus actividades diarias. Debido a esto el comercio en línea se ha expandido muy rápidamente gracias a los millones de consumidores potenciales a los que se puede llegar a través de este medio.

A principio de los años 1970, aparecieron las primeras relaciones comerciales que utilizaban una computadora para transmitir datos, tales como órdenes de compra y facturas. Este tipo de intercambio de información, si bien no estandarizado, trajo aparejadas mejoras de los procesos de fabricación en el ámbito privado, entre empresas de un mismo sector.

A mediados de 1980, con la ayuda de la televisión, surgió una nueva forma de venta por catálogo, también llamada venta directa. De esta manera, los productos son mostrados con mayor realismo, y con la dinámica de que pueden ser exhibidos resaltando sus características. La venta directa se concreta mediante un teléfono y usualmente con pagos de tarjetas de crédito.

En 1995 los países integrantes del G7/G8 crearon la iniciativa Un Mercado Global para PYMEs, con el propósito de acelerar el uso del comercio electrónico entre las empresas de todo el mundo.

Importancia del Comercio Electrónico

El avance de las Tecnologías de la Información y Comunicación llevaron a que nuestra vida cotidiana sea producto de un cambio profundo, en el cual nos pasamos todo el tiempo Conectados a la Red estemos donde estemos, contando con Plataformas Web viables para dicha acción y pudiendo realizar cada vez más acciones en torno a un Mundo Virtual en el que ya no solo lo utilizamos para la Navegación Web, sino también para todas nuestras actividades diarias.

En este nuevo entorno virtual tenemos una comunicación constante con otras personas mediante la llegada de las Redes Sociales, donde podemos compartir inclusive Contenidos Multimedia y hasta poder disfrutar de Juegos En Línea en grupo, o bien ejecutar distintas Aplicaciones Web, y también tenemos participación en sitios web de Creación Propia, como el diseño de sitios de tipo Blog o Álbumes Fotográficos, pero también encontramos soluciones para nuestras necesidades.

En este último grupo encontramos los sitios que ofrecen una Plataforma E-Commerce, siendo cada vez más los que deciden emplearla como un nexo entre el Cliente y Proveedor sin necesidad de salir de casa, consistiendo básicamente en una Tienda Virtual donde podemos navegar y visualizar un Catálogo Virtual, realizar distintas consultas de precios y posteriormente pasar a Comprar un Producto, todo ello sin necesidad de salir de casa, ya que también se ofrece Envío a Domicilio.

También llamado Comercio Electrónico, esta modalidad está cada vez incorporándose a más plataformas web, contando con la comodidad de poder gestionar el Medio de Pago, o bien realizando un pago automático mediante el uso de Tarjetas de Crédito, y en los últimos tiempos se ha dado importancia también a la utilización de Sistemas de Dinero Virtual como lo es el caso de aquellas compañías que pagan por la utilización de Publicidades Web, siendo seguramente el más conocido de todos el de Pay Pal o bien DineroMail.

Clasificación o Tipos de Comercio Electrónico

B2C: Es el comercio entre una empresa minorista y sus clientes. Un sitio web que te permita ordenar al ‘por menor’, pagar tus productos y recibirlos en el destino indicado. Es el modelo al que regularmente nos referimos cuando hablamos de ‘tienda virtual’. Puede referirse a productos o servicios.

B2B: Es el comercio entre una empresa y otra. En este tipo de comercio no interviene el consumidor final. Puede referirse, por ejemplo, al sistema de órdenes en línea de un distribuidor para que sus clientes (empresas minoristas) le coloquen los pedidos.
G2C o G2B: Mejor conocido en nuestro país como ‘Gobierno Electrónico’, aquí se clasifican todas las transacciones realizadas vía internet, tanto por personas físicas como por empresas, para pagar sus obligaciones y trámites al gobierno. Es el caso del pago del marbete (placa) a través del sitio web de la DGII (www.dgii.gob.do).

C2C: Es el comercio entre dos consumidores finales, arbitrado por una empresa que provee la red para facilitar la transacción. Es el caso de sitios como www.corotos.com.do, www.emarket.com.do, entre otros. La empresa que opera el sitio web provee una plataforma que facilita la oferta, promoción y demanda de bienes y servicios.

B2E: Se refiere a sitios web donde se realizan transacciones comerciales entre una empresa y sus socios, revendedores o afiliados. Es el caso de las ventas por catálogo, clubes de compra, etc. Muy similar en funcionalidad al B2C, pero quienes adquieren los productos no lo hacen para consumo final sino para reventa. Este grupo también abarca posibles transacciones entre una empresa y sus empleados para la coordinación de entrenamientos, compra de equipos/maquinarias/materiales de segunda o de medio-uso, etc.

Además de estos 5 grupos, hay quienes agregan otros tipos de comercio electrónico, como son

P2P (entre consumidores, sin intermediario) o C2B (grupos de clientes unidos para lograr mejores condiciones de la empresa que les suple).