Psicologia De La Motivacion

¿Qué es el Rol?

El rol social es un concepto sociológico que hace referencia a las pautas de conducta que la sociedad impone y espera de un individuo (actor social) en una situación determinada. El rol tiene la función de separar lo que somos (identidad) de lo que representamos (rol). Los roles, por tanto, son creaciones sociales, la forma como se relacionan los individuos y las instituciones, que también son otra creación social. Las principales instituciones son la familia, la educación, la religión, la política (el estado) y la economía. Estas instituciones sociales poseen unas normas implícitas (unas pautas de comportamiento) que los individuos aceptan y asimilan, ya que si no siguen estas pautas, pueden ser rechazados o, incluso, expulsados del grupo. e conoce como rol social al conjunto de comportamientos y normas que una persona, como actor social, adquiere y aprehende de acuerdo a estatus en la sociedad. Se trata, por lo tanto, de una conducta esperada según el nivel social y cultural.

¿Qué es la personalidad?

La personalidad es un constructo psicológico, que se refiere a un conjunto dinámico de características psíquicas de una persona, a la organización interior que determina que los individuos actúen de manera diferente ante una determinada circunstancia. El concepto puede definirse también como el patrón de actitudes, pensamientos, sentimientos y repertorio conductual que caracteriza a una persona, y que tiene una cierta persistencia y estabilidad a lo largo de su vida de modo tal que las manifestaciones de ese patrón en las diferentes situaciones posee algún grado de predictibilidad.

La personalidad puede sintetizarse como el conjunto de características o patrón de sentimientos, emociones y pensamientos ligados al comportamiento, es decir, los pensamientos, sentimientos, actitudes, hábitos y la conducta de cada individuo, que persiste a lo largo del tiempo frente a distintas situaciones distinguiendo a un individuo de cualquier otro haciéndolo diferente a los demás.

¿Qué son las emociones?

Las emociones son reacciones psicofisiológicas que representan modos de adaptación a ciertos estímulos del individuo cuando percibe un objeto, persona, lugar, suceso, o recuerdo importante. Psicológicamente, las emociones alteran la atención, hacen subir de rango ciertas conductas guía de respuestas del individuo y activan redes asociativas relevantes en la memoria. Para identificar las emociones, lo primero que se ha de hacer, es conocer lo que se está sintiendo, y elegir entre cuatro emociones básicas: ira, tristeza, felicidad y ansiedad.

Cuando hayas reconocido y comprendido tus propias emociones, así como la de tus oponentes, debes de tener en cuenta los siguientes aspectos, para aprender a manejar tus emociones:

  •  Trata de determinar y de entender el origen de los sentimientos, ya sea en tus respuestas o en la de tu oponente.
  •  Habla de tus sentimientos y de los de tu oponente; no trates de negarlos o reprimirlos, habla directamente de lo que estás sintiendo en ese momento.
  •  Expresa tus sentimientos de una manera no conflictiva, mediante el uso de mensajes, como “me siento enojado porque….”, en vez de “Tú me hiciste enojar por….”.; explica tus sentimientos sin acusar a nadie, porque si eliges el segundo mensaje, centrarás la culpa en Reconocer los sentimientos de tu oponente como legítimos, ya que son tan reales y válidos como los tuyos; además es una manera de liberar esos sentimientos, para ocuparse de las cuestiones de fondo..
  •  No reacciones a los estallidos emocionales, trata de controlar tus sentimientos; debes de escuchar y entender la fuerza de los sentimientos de quien habla, pero no reacciones emocionalmente a los tuyos, ya que es probable que haya una escalada de emociones y, por consiguiente un conflicto en su conjunto.
  •  Trata de mantener la calma, y si es necesario abandona temporalmente la habitación, para pensar y calmarte, y así planificar una respuesta eficaz, en lugar de reaccionar de forma automática, que puede hacer que la situación empeore.
  •  Usa gestos simbólicos, como disculpas, e incluso apretones de manos, ya que pueden ser muy útiles para expresar respeto y desactivar las emociones negativas.
  •  el oponente, haciendo que de una respuesta defensiva u hostil.

¿Cuál es el rol de la personalidad y el manejo de las emociones en la motivación?

La motivación y la emoción contribuyen a dar dirección a la conducta. Los motivos son necesidades o deseos internos específicos que activan a un organismo y dirigen su comportamiento a una meta y está relacionada con diversos conceptos psicológicos como el control de impulsos (capacidad de resistencia a la frustración, de aplazar la gratificación), la inhibición de pensamientos negativos (para afrontar con éxito retos vitales). Las emociones son experiencias de sentimientos como miedo, alegría o sorpresa que también subyacen a la conducta.

Ambas se relacionan de una manera muy cercana ya que una motivación o un impulso por conseguir o logra una meta específica, puede manifestar diferentes emociones en un individuo tanto negativas como positivas.

La personalidad consta de unos cuantos motivos generales. Todas las personas tienen o pueden tener esos motivos. Esos motivos actúan, de modo consciente o inconsciente, a través de procesos mentales generando una influencia intrapsíquica en el comportamiento de las personas. Según el tipo de personalidad que posea el individuo este tendrá diferentes impulsos o motivaciones que lo muevan a lograr y obtener lo que necesitan. Cada persona buscara diferentes formas te conseguir lo deseado.

Todos los miembros del grupo desempeñan un papel. Conjunto de patrones esperados de comportamiento que se atribuyen a alguien que ocupa una posición determinada en una unidad social.

Se nos requiere que actuemos en diversos papeles, tanto en nuestros puestos como fuera de ellos. Uno de los aspectos principales es darse cuenta del papel que desempeña una persona. A todos se nos requiere que actuemos en diversos papeles y nuestro comportamiento varía de acuerdo con el papel que estemos desempeñando y dependiendo de esto cada uno tiene diferentes necesidades y actuara de manera diferente, esto también se relaciona con el tipo de personalidad y cada uno de estos factores contribuyen a que la personas busquen la forma de saciar sus necesidades personales de crecimiento. En fin la motivación es personal e independiente en cada individuo, cada situación que se presente será abarcada teniendo en cuenta la personalidad y las emociones que se encuentran latentes en ese determinado momento, estas también nos ayudaran adaptarnos a cada circunstancia según sea necesario.

Hay emociones tan fuertes como la ansiedad que impulsan a las personas a hacer todo lo necesario y más para lograr fines deseados, esto se podría entender como un tipo de impulso interno que mueve que maneja el comportamiento o la conducta, teniendo claro que ese reto será asumido por cada persona de una manera diferente dependiendo el tipo de personalidad de cada quien.