Las Garantias

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Se denominan garantías personales a aquellas formas de amparar el cumplimiento obligacional, donde una o más personas se presentan para responder conjunta o solidariamente con el deudor por el pago de la deuda. Se denominan fiadores o avalistas, y las instituciones que crean estas figuras jurídicas, no son garantías reales, pues no hay ningún bien específico destinado a ser ejecutado en caso de que el deudor no cumpla con lo que se obligó, sino que es todo el patrimonio del garante, el afectado.

Tienen como aspecto negativo que si el deudor y el fiador resultaran insolventes, el cobro sería utópico, y solo se podría trabar contra ellos una inhibición general de bienes.

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Consisten en la intervención de un tercero, el Fiador, que asegura el cumplimiento. Sólo existe una Garantía Personal “La Fianza”, que es una Garantía Convencional.

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">