Doctrina

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Doctrina, un término que proviene del latín doctrīna, es el conjunto de enseñanzas que se basa en un sistema de creencias. Se trata de los principios existentes sobre una materia determinada, por lo general con pretensión de validez universal. Por ejemplo: “La doctrina cristiana postula la existencia de un Dios que es Padre, Hijo y Espíritu Santo”, “La propiedad privada es contraria a la doctrina socialista y debe ser abolida de nuestra sociedad”.

La noción de doctrina también está vinculada al cuerpo de un dogma (formado por proposiciones ciertas e innegables) y a los principios legislativos. La enseñanza de doctrinas y dogmas se conoce como adoctrinación, un término que suele ser utilizado en sentido negativo para hacer referencia a la reeducación de personas en un contexto donde no se da espacio a la pluralidad de opiniones o la libre búsqueda del conocimiento. Los regímenes totalitarios y las sectas se encargan de adoctrinar a los súbditos.
Esto muestra una diferencia entre la adoctrinación (que busca imponer las doctrinas) y la educación (que quiere instruir a la persona para que esté en condiciones de analizar los conocimientos y determinar por su cuenta la validez de las informaciones).

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

De esta manera, a través de esa máxima se impidió que el terrorista Henri Parot, miembro de la banda terrorista ETA al que se le imputó el asesinato de un total de 82 personas, fuera puesto en libertad precisamente en el año 2006.

Esa normativa legal, que en 2008 fue ratificada por el Tribunal Constitucional de España, ha sido calificada por el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo como una violación de dichos derechos en dos puntos concretos. De ahí que haya instado al gobierno español a modificar aquellos puntos y a poner en libertad a la terrorista Inés del Río Prada que, en base a los mismos, tendría que haber salido de la cárcel después de haber tenido redención de penas por años de trabajo o de estudio durante sus años en prisión. Y es que así lo establecía el Código Penal de 1973.

No obstante, el gobierno español ha dejado perfectamente claro no sólo que no va a dejar en libertad a dicha delincuente y asesina por riesgo de fuga sino que además va a recurrir ante la Gran Sala del citado Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">