La Educacion Ambiental

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

La educación ambiental es un proceso permanente de carácter interdisciplinario destinado a la formación de una ciudadanía que forme valores, aclare conceptos y desarrolle las habilidades y las actitudes necesarias para una convivencia armónica entre los seres humanos, su cultura y su medio biofísico circundante. Ésta debe ser entendida como el proceso educativo, en sus diversos niveles, a través de la transmisión de conocimientos y de la enseñanza de conceptos modernos de protección ambiental, orientados a la comprensión y toma de conciencia de los problemas ambientales, debiendo incorporar la integración de valores y el desarrollo de hábitos y conductas que tiendan a prevenirlos y resolverlos. (Ley Nº 19.300, de Bases Generales del Medio Ambiente, Art 6°).

El objetivo principal de la Educación Ambiental es entender el desarrollo sustentable como el proceso de mejoramiento sostenido y equitativo de la calidad de vida de las personas, fundado en medidas apropiadas de conservación y protección del medio ambiente, de manera de no comprometer las expectativas de las generaciones actuales y futuras.

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

BREVE HISTORIA DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL.

En la década de los 70 surge lo que hoy denominamos el origen de la Educación Ambiental. A partir de esta década comenzaron a celebrarse diversos congresos, de los que vamos a destacar alguno de ellos debido a su relevancia:

La primera gran reunión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con temática ambiental fue la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano, la cual se llevó a cabo en la capital sueca, Estocolmo, en el año 1972. Los temas principales fueron dos, el desarrollo sostenible y la protección al medio ambiente.

Fruto de esta conferencia se proclamaron 26 principios donde se defienden derechos tan fundamentales como los siguientes:

  • Disfrutar y proteger el medio ambiente.
  • Preservar los recursos naturales y usar responsablemente las fuentes de energía no renovables.
  • Las políticas ambientales de todos los Estados, al igual que la ciencia y la tecnología deberán estar encaminadas a favorecer el medio ambiente.
  • La educación será una herramienta para sensibilizar a la ciudadanía.
  • Eliminación de las armas nucleares.

En Belgrado, capital de la antigua Yugoslavia, en el año 1975 se celebró otro congreso que finalizó con la llamada Carta de Belgrado. En ella se establecieron las metas y objetivos de la educación ambiental.
En Tbilisi en el año 1977, se hizo un llamamiento a los Estados Miembros para que desarrollaran políticas ambientales en sus programas.

Ya en el año 1987, en la capital rusa se llevó a cabo el Congreso Internacional de Educación y Formación sobre el Medio Ambiente de Moscú.

En este congreso se definió la Educación Ambiental como:

“Un proceso permanente en el cual los individuos y las comunidades adquieren conciencia de su medio y aprenden los conocimientos, los valores, las destrezas, la experiencia y también la determinación que les capacite para actuar, individual y colectivamente, en la resolución de los problemas ambientales presentes y futuros”.

A finales de la década de los 80 se presentó el informe Brundtland, elaborado para la ONU. En este informe se utilizó por primera vez el concepto de desarrollo sostenible, definido como aquel que satisface las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de las futuras generaciones.

Este término fue retomado como eje central en los debates de la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro, celebrada en 1992, y desde este momento se consolidó como idea fundamental que inspira los nuevos modelos de desarrollo propuestos desde la Educación Ambiental.

Ya en el año 2002 se celebró la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible en Johannesburgo (Sudáfrica), tuvo como tema principal el desarrollo sostenible teniendo un enfoque integrador, de modo que fusionó el concepto de medio ambiente y el de desarrollo de los pueblos con tres elementos fundamentales: el social, el económico y el natural.

El desarrollo sostenible estuvo valorado desde una perspectiva en la cual la cooperación internacional es un factor clave pues las políticas ambientales de una nación influyen irremediablemente en el resto de pueblos y regiones.

¿CUÁLES SON LOS COMPONENTES DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL?

Se puede pensar que la educación ambiental consiste de cuatro niveles diferentes. El primer nivel es

I. fundamentos ecológicos: Este nivel incluye la instrucción sobre ecología básica, ciencia de los sistemas de la Tierra, geología, meteorología, geografía física, botánica, biología, química, física, etc. El propósito de este nivel de instrucción es dar al alumno informaciones sobre los sistemas terrestres de soporte vital. Estos sistemas de soporte vital son como las reglas de un juego. Suponga que Ud. desea aprender a jugar un juego. Una de las primeras tareas que necesita hacer es aprender las reglas del juego. En muchos aspectos, la vida es un juego que estamos jugando. Los científicos han descubierto muchas reglas ecológicas de la vida pero, con frecuencia, se descubren nuevas reglas. Por desgracia, muchas personas no comprenden muchas de estas reglas ecológicas de la vida. Muchas conductas humanas y decisiones de desarrollo parecen violar a muchas de ellas. Una razón importante por la cual se creó el campo conocido como educación ambiental es la percepción de que las sociedades humanas se estaban desarrollando de maneras que rompían las reglas. Se pensó que si a la gente se le pudiera enseñar las reglas, entonces ellas jugarían el juego por las reglas.

El segundo nivel de la EA incluye

II. concienciación conceptual: De cómo las acciones individuales y de grupo pueden influenciar la relación entre calidad de vida humana y la condición del ambiente. Es decir, no es suficiente que uno comprenda los sistemas de soporte vital (reglas) del planeta; también uno debe comprender cómo las acciones humanas afectan las reglas y cómo el conocimiento de estas reglas pueden ayudar a guiar las conductas humanas.

El tercer componente de la EA es

III. la investigación y evaluación de problemas: Esto implica aprender a investigar y evaluar problemas ambientales. Debido a que hay demasiados casos de personas que han interpretado de forma incorrecta o sin exactitud asuntos ambientales, muchas personas se encuentran confundidas acerca de cual es el comportamiento más responsable ambientalmente. Por ejemplo, ¿es mejor para el ambiente usar pañales de tela que pañales desechables? ¿Es mejor hacer que sus compras la pongan en un bolsa de papel o en una plástica? La recuperación energética de recursos desechados, ¿es ambientalmente responsable o no? Muy pocas veces las respuestas a tales preguntas son sencillas. La mayoría de las veces, las circunstancias y condiciones específicas complican las respuestas a tales preguntas y solamente pueden comprenderse luego de considerar cuidadosamente muchas informaciones.

El componente final de la EA es

IV. la capacidad de acción: Este componente enfatiza el dotar al alumno con las habilidades necesarias para participar productivamente en la solución de problemas ambientales presentes y la prevención de problemas ambientales futuros. También se encarga de ayudar a los alumnos a que comprendan que, frecuentemente, no existe una persona, agencia u organización responsable de los problemas ambientales.

Los problemas ambientales son frecuentemente causados por las sociedades humanas, las cuales son colectividades de individuos. Por lo tanto, los individuos resultan ser las causas primarias de muchos problemas, y la solución a los problemas probablemente será el individuo (actuando colectivamente).

El propósito de la EA es dotar los individuos con:

  • El conocimiento necesario para comprender los problemas ambientales.
  • Las oportunidades para desarrollar las habilidades necesarias para investigar y evaluar la información disponible sobre los problemas.
  • Las oportunidades para desarrollar las capacidades necesarias para ser activo e involucrarse en la resolución de problemas presentes y la prevención de problemas futuros; y, lo que quizás sea más importante.
  • Las oportunidades para desarrollar las habilidades para enseñar a otros a que hagan lo mismo.

src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">