Medios Empleados para Regular el Comercio a Nivel Internacional

Principales medios que se emplean para restringir y regular el comercio a nivel internacional.

Se considera como restricciones comerciales a todas aquellas situaciones y disposiciones que obstaculizan el intercambio de productos y/o servicios en un mercado determinado. Aunque por lo regular solo se mencionan como barreras aquellas que dependen de la decisión de autoridad del gobierno de algún país, es necesario tomar en cuenta otros elementos que también pueden dificultar nuestra operación en mercados extranjeros, por ejemplo las barreras físicas que dificultan al acceso a ciertos mercados, como accidentes geográficos o falta de infraestructura en comunicaciones, o bien factores sociales, culturales y económicos que pueden hacerlo menos atractivo o incluso peligroso, especialmente cuando estos dan como resultado inestabilidad social y económica o cuando determinan valores, usos y costumbres de población que antemano se sabe que serán un obstáculo para la comercialización y aceptación del producto que parte del consumidor.

Para corregir los desequilibrios de la balanza de pagos, los gobiernos tratarán, lógicamente, de fomentar las exportaciones. Pero para ello, en algunos casos, utilizaran medidas perjudiciales para el resto de los países, que pueden provocar reacciones indeseables.

Las principales barreras para el acceso a mercados internacionales comprenden temas del tipo arancelario y no arancelario. Entre los principales están: los aranceles, cuotas de importación, permisos de importación, normas técnicas, exceso de reglamentaciones, depósitos monetarios para importar, sistemas cambiarios múltiples, subsidios locales del gobierno, embargos, favorecer compras locales, monedas no convertibles, elevados costos financieros de importación, falta de transparencia en la mecánica de importación, legislación sanitaria y fitosanitaria, regulaciones ambientales, requisitos de empaque y etiquetado, regulaciones de toxicidad, leyes e impuestos antidumping (impuestos compensatorios) y establecimiento de precios oficiales
Los contingentes son barreras cuantitativas: el gobierno establece un límite a la cantidad de producto otorgando licencias de importación de forma restringida.

Los aranceles

Son barreras impositivas: el gobierno establece una tasa aduanera provocando una subida en el precio de venta interior del producto importado con lo que su demanda disminuirá.

Las barreras administrativas

Son muy diversas, desde trámites aduaneros complejos que retrasan y encarecen los movimientos de mercancías, hasta sofisticadas normas sanitarias y de calidad que, al ser diferentes de las del resto del mundo, impidan la venta en el interior a los productos que no hayan sido fabricados expresamente para el país.

Los acuerdos internacionales para derribar estas barreras no servirán de nada si no hay una voluntad liberalizadora clara y firme. La imaginación de los dirigentes políticos podrá siempre descubrir nuevos métodos “no prohibidos” de dificultar las importaciones. La barrera más reciente y sofisticada de las ideadas hasta ahora son las auto restricciones concertadas como las acordadas entre los Estados Unidos y el Japón en virtud de las cuales éste último país limita voluntariamente la cantidad de productos que envía a los americanos. Los instrumentos de fomento a la exportación son de varios tipos: comerciales, financieros y fiscales.

Los gobiernos prestan apoyo comercial a sus exportadores ofreciéndoles facilidades administrativas, servicios de información y asesoramiento e incluso promocionando directamente los productos originados en el país mediante publicidad, exposiciones y ferias internacionales.

Las ayudas financieras a la exportación

Son principalmente los préstamos y créditos a la exportación, frecuentemente con tipos de interés muy bajo, y los seguros gubernamentales que cubren los riesgos empresariales incluso el riesgo derivado de perturbaciones políticas o bélicas. Entre las ayudas financieras hay que incluir las medidas de tipo monetario que actúan sobre el tipo de cambio haciendo que los productos nacionales resultan más baratos en el extranjero.

Los instrumentos fiscales consisten en las desgravaciones fiscales, la devolución de impuestos y las subvenciones directas. Estos instrumentos son los menos aceptados internacionalmente ya que pueden conducir a situaciones de dumping, a que el producto se venda en el extranjero a un precio inferior al nacional e incluso a precios inferiores a su coste.

Si no existieran barreras a las importaciones ni ayudas artificiales a las exportaciones, los movimientos internacionales de bienes y servicios se producirían exclusivamente por razones de precio y calidad. Esa es, en el fondo, la única forma sostenible de mejorar la posición internacional y la relación real de intercambio de un país: conseguir producir con mayor eficacia, más calidad, a menor coste. Y para ello lo que hay que hacer es mejorar la organización productiva, la formación de los trabajadores y la tecnología.

Los pensadores clásicos (Adam Smith, David Ricardo, John Stuart Mill), estuvieron en contra de las restricciones al comercio internacional; argumentaban que las barreras creaban distorsiones en el sistema económico y al final.

Se entiende por barreras no arancelarias las “leyes, regulaciones, políticas o prácticas de un país que restringen el acceso de productos importados a su mercado”. Por ende, incluyen tanto normas legales como procedimientos administrativos no basados en medidas explícitas, sino en directivas informales de instituciones y gobiernos.

Los acuerdos de ordenación de mercado son restricciones voluntarias y unilaterales tomadas por países exportadores tras un proceso de negociación con los gobiernos de los países potencialmente importadores.

La forma más común es la restricción al volumen a la exportación, aunque similar a las cuotas de importación, tiene unos efectos menos perniciosos, ya que el coste de la restricción se convierte en una transferencia al país exportador.

Subsidios a la producción

Una forma de proteger la producción nacional consiste en lugar de gravar las importaciones con arancel, se establece una subvención a la producción nacional, haciéndola más competitiva frente a la exterior.
Las subvenciones a la exportación que funcionan como un dumping, que en principio perjudica claramente al país exportador y beneficia a sus competidores. La única finalidad que puede tratar esta subvención es lograr la desaparición de las industrias de los restantes países y convertirse en único oferente a nivel mundial.

Control de cambios

Un mecanismo de protección no arancelaria constituye el establecimiento de restricciones a las divisas disponibles con las que se realizan el pago de las importaciones. Una variante supone el establecimiento de varios tipos de cambios distintos, para cada producto o mercancía que se quiera importar o exportar. Todas ellas suponen unas trabas al comercio internacional.

Cuota de importación

Es una restricción directa a la cantidad de un bien que puede importarse a un país. Por lo general, esta restricción se opera con la expedición de licencias de importación a grupos de particulares o empresas.

Existe un híbrido común entre las cuotas y los aranceles, conocido como el arancel-cuota en el que se aplica un arancel más bajo a las importaciones que no superan cierta cuota, lo que no sucede con las que la superan.

La variante de la cuota de importación es la limitación voluntaria de las exportaciones (LVE), que es una cuota al comercio impuesta por el país exportador, por lo general, a solicitud del gobierno del país importador. Los productores extranjeros aceptan las LVE porque temen que de no aceptarlas ocurran como represalias aranceles o cuotas más dañinas.

Las políticas informales o administrativas

Son reglas burocráticas que dificultan la entrada de las importaciones a un país. Por ejemplo, a Japón, Holanda no exporta tulipanes debido a que los inspectores de aduanas revisan cada bulbo partiéndolo verticalmente por la mitad. Como las anteriores políticas, los instrumentos administrativos benefician a los productores y perjudican a los consumidores, a los que se les niega el acceso a productos extranjeros de mayor calidad.

Políticas contra el Dumping

Se define como la venta de bienes en un mercado extranjero a un menor precio de lo que cuesta producirlos, o como la venta de bienes en un mercado extranjero en menos del valor “justo”.

Parte del dumping puede ser resultado de los depredadores, que son los productores que aprovechan las utilidades sustanciales de sus mercados nacionales para, subsidiar los precios en un mercado extranjero, con la idea de sacar de ese mercado a los competidores locales.

Las políticas contra el dumping pretenden castigar a las empresas extranjeras que se dedican a esta práctica, para proteger a los productores nacionales de la competencia extranjera injusta. Estas políticas incluyen unos aranceles compensatorios que pueden ser cuantiosos y estar vigentes hasta cinco años.

Otros tipos de barreras

  • Establecimiento de controles sanitarios, fitosanitarias o medioambientales.
  • Controles y trámites administrativos.
  • Controles de embalajes, etiquetados o calidad técnica.

Efecto sobre un arancel sobre la oferta y demanda relativa.

Los aranceles a las importaciones no suelen aplicarse para perjudicar las relaciones con los países socios comerciales, estas intervenciones gubernamentales cuando se aplican, lo hacen para promover industrias consideradas cruciales de la economías, distribución renta por razones relacionadas con la balanza de pagos.

Los efectos que provocan los aranceles

  1. El efecto fiscal supone un incremento de la recaudación del Estado y en los productos con demandas inelásticas (demanda de productos indispensables), mayor será la recaudación fiscal, ejemplo de ello son los aranceles a la importación de la gasolina. Los recursos que se generan por esta vía cada vez tienen una menor importancia relativa, dentro de los ingresos del Estado de los países industrializados, mientras que tienen una mayor importancia cuantitativa en los ingresos de los países en vía de desarrollo.
  2. Disminución de las importaciones, del consumo de los productos sometidos al arancel y mejora de la posición de la balanza comercial de los países.
  3. Aumento del precio de los productos objeto de arancel en el mercado nacional, es por tanto negativo para el consumidor. Además de impulsar al país utilizar recursos ineficientemente sacrificando la producción y especialización en los bienes donde existen ventajas comparativas.
  4. Aumento de la producción nacional de bienes con arancel, La imposición de un arancel tiene dos caras, por un lado, sirve de protección al permitirle a las empresas instaladas crecer exentas de la competencia del mercado internacional, y por otro lado, un exceso de protección puede producir que el protegido elabore un producto en condiciones de ineficiencia por cuanto, esta producción se obtiene al amparo del arancel y a costes por encima de los internacionales, desviando recursos que se utilizarían para producir otros bienes con mayores ventajas competitivas.

Efectos de las cuotas a la importación y las restricciones voluntarias a las exportaciones.

La restricción cuantitativa es la cuota o contingente que un gobierno impone al volumen máximo a importar de un bien durante un año. También se dan las restricciones voluntarias a la exportación (RVE) son acuerdos entre dos gobiernos en el que el gobierno del país exportador acepta restringir el volumen de sus propias exportaciones. Es decir se cita el volumen máximo a importar, pero se hace de manera negociada o voluntaria, con el consentimiento de los gobiernos exportadores hacia el mercado de los gobiernos importadores. En el contexto actual donde se firman constantemente tratados de libre comercio, estas restricciones tienen su impacto en la economía de los países subdesarrollados porque los países desarrollados ponen limitantes a sus exportaciones, disminuyendo sus márgenes de ganancias. Al fijarse la cantidad máxima a importar, se origina una escasez de los productos restringidos, lo que provoca una subida de precio en el mercado nacional; porque los productores en el mercado internacional le venden el bien a un precio superior al lineal.

Como ocurre con todos los instrumentos de las políticas comerciales, las cuotas y las LVE no benefician a los consumidores debido a que incrementan el precio de los bienes importados, benefician a los productores porque limitan la competencia foránea y además, si un sector interno no tiene la capacidad para satisfacer la demanda, una cuota de importación aumenta los precios tanto del bien importado, como del que se produce en el país.

Las utilidades adicionales que perciben los productores cuando la oferta se limita artificialmente mediante una cuota de importación se conocen como las rentas de las cuotas. Como los precios de los bienes se incrementan, los sectores presionan al gobierno para poder mantener dichas utilidades.

Un requisito de contenido local es la obligación de que una fracción específica de un bien se produzca dentro de país. Este requisito se expresa en términos físicos, es decir, un porcentaje determinado y puntual de cierto artículo debe fabricarse dentro del país.

Esta herramienta es utilizada sobre todo en países desarrollados que buscan la manufactura local de algunos componentes, proteger sus fuentes de trabajo e industrias de la competencia foránea.

  • Subsidios y sus efectos a las importaciones.

Económicamente, un subsidio se aplica para estimular artificialmente el consumo o la producción de un bien, producto o servicio, y tiene su origen en la intención del Estado alcanzar metas sociales o para favorecer a determinadas personas, actividades o zonas de un país, aunque su finalidad principal es evitar que posibles aumentos lleguen a los consumidores finales de los productos, bienes o servicios, y así proteger la economía nacional. Un subsidio es la diferencia entre el precio real (mayor) de un bien, producto o servicio en el centro de producción y el precio real (menor) cobrado al consumidor en el mercado. En el subsidio directo se paga una parte a algunos consumidores. En el mejor de los casos, este subsidio aparece dentro de la factura como una rebaja al precio normal, señalando quién lo paga y cuál es la base del cálculo. Es importante que un subsidio cubra el ciento por ciento de los productos y bienes cuya importación ha sido sustituida por la producción nacional en lo que respecta a unidades; y en lo que se refiere a valores, el subsidio debe cubrir el excedente de lo que se invertiría en su importación para evitar su carestía y escasez, y que el remedio de fomentar la producción nacional sea peor que la enfermedad de seguir importando a precios altos.

Políticas antidumping, administrativas y el reglamento de la OMC para regular el comercio.

Dumping (o competencia desleal resumida más a un concepto más sencillo y habitual) el cual consiste en vender un producto a un precio inferior al coste incurrido para producirlo, con el objetivo de competir de forma mucho más eficaz en el mercado.

Tal y como se establece en el Acuerdo General sobre Comercio y Aranceles existe dumping cuando las ventas se realizan a precios inferiores a los fijados por la misma empresa en el propio mercado, cuando esos precios son distintos a los de los diversos mercados de exportación o cuando son inferiores al precio de fábrica.

El antidumping

El antidumping es aquella serie de medidas de defensa comercial que se llevan a término cuando un suministrador extranjero practica precios inferiores a los que aplica en su propio país (dumping). Es necesario recordar que la investigación sobre posibles situaciones de dumping se inicia tras el requerimiento de la empresa que se crea afectada y procederá a la investigación sobre la posible situación de dumping la

Comisión Europea que es quien deberá dictaminar si existe o no tal situación.

Una vez realizada la investigación preliminar si se considera que existe la situación de dumping perjudicial para alguna industria de la propia UE la Comisión podrá proponer unos derechos antidumping definitivos.

Estos sólo podrán adoptarse por el Consejo de Ministros y por mayoría simple de Estados miembros a favor de la propuesta. Los derechos definitivos se aplican habitualmente por un periodo de 5 años y su establecimiento se publicará como Reglamento (CE ) del Consejo en el Diario Oficial de la UE.

Recursos

La legislación que afecta a estos conceptos de dumping y antidumping y las consiguientes medidas que se puedan tomar por parte de la Comisión aparecen en los siguientes reglamentos:

  • Reglamento (CE) nº 1225/2009 del Consejo de 30 de noviembre de 2009
  • Reglamento (UE) 476-2015 del Parlamento Europeo y del Consejo de 11 de marzo de 2015.pdf
  • Reglamento (UE) 477-2015 del Parlamento Europeo y del Consejo de 11 de marzo de 2015.pdf

La Organización Mundial de Comercio es la entidad rectora de las relaciones comerciales en el mundo. Nace a mediados de los años noventa y es el resultado de las negociaciones de la conocida Ronda Uruguay. Es la sucesora del Acuerdo General de Aranceles y Comercio GATT, supera su carácter provisional y se constituye en un organismo internacional permanente. Su principal objetivo es la regulación del comercio mundial.

Establece orden y disciplina en el mercado internacional, debido a que contempla acuerdos denominados multilaterales, que son vinculantes; es decir, de obligatorio cumplimiento de los países miembros; son acuerdos permanentes y absolutos. Regula también el comercio de servicios y la propiedad intelectual. Los textos de creación de la OMC expresan la intención institucional de que el comercio mundial sea un comercio sin discriminación. Las disposiciones de la “cláusula de la nación más favorecida” y el “trato nacional” van en esa dirección. La primera incluye la obligación de hacer extensiva al resto de países miembros cualquier ventaja que uno de ellos otorgue a una determinada mercancía o servicio. El trato nacional, por su parte, tiende a dar el mismo tratamiento a las mercancías de importación en comparación con las producidas localmente por los países miembros.