VALUACION

El valor de cualquier activo es el valor presente de todos los flujos de efectivo futuros que se espera proporcione durante el periodo de tiempo relevante.

2.- Es decir, el valor del activo se determina al descontar los flujos de efectivo esperados usando un rendimiento requerido acorde con el riesgo del activo

VALUACIONES DE ACTIVOS.

Se tiene un activo financiero que promete n flujos netos de efectivo a lo largo de su vida. Proceso que relaciona el riesgo y el rendimiento de un activo para determinar su valor razonable. Influyen en el valor del activo tres factores principales:

  • Flujos de efectivo
  • Momento en que ocurren los flujos
  • Rendimiento requerido (en función del riesgo suponiendo certeza de que se generarán estos flujos.

La valuación de activos financieros se hace usando uno o más de estos métodos o modelos:

  • Modelos de valuación absolutos: determinan el valor estimando los flujos de fondos futuros previstos del activo descontado a su valor actual conocido como Método Flujos de Fondos Descontados (DCF por su sigla en inglés).
  • Modelos de valuación relativos: determinan el valor basado en los precios de mercado de activos similares.
  • Modelos de valuación de Opciones: se utiliza para ciertos tipos de activos financieros derivados (ej.: warrants, opciones sobre acciones, opciones sobre otra clase de activos, futuros, etc.) son modelos complejos del valor actual. El método más común para la valoración de opciones comunes es el modelo.

VALUACIÓN DE UN BONO:

El precio de un bono al igual que el de cualquier instrumento se define como el valor actual o valor presente de los futuros flujos de fondos esperados de dicho instrumento descontados a una determinada tasa de rendimiento. Por lo tanto para valuar el precio de un bono se requieren dos elementos:

  1. Estimar el flujo de fondos esperados, que en el caso de los bonos, es el flujo de intereses y la devolución del capital.
  2. Estimar la tasa de descuento apropiada que en el caso de los bonos resulta de la investigación de la tasa de rendimiento ofrecida por bonos comprables en el mercado. Por bonos comparables se entiende bonos de la misma calidad crediticia y del mismo plazo promedio (en realidad con la misma duración, término que se explicará luego).

MODELOS DE VALUACIÓN DE ACCIONES

El problema en la valuación no es que no existen suficientes modelos para valuar un activo sino que hay demasiados, por lo que elegir el modelo correcto a usar es muy importante.

Los analistas usan una extensa gama de modelos para valuar activos en la práctica, simples y sofisticados.

Estos modelos muchas veces hacen supuestos muy diferentes, pero comparten características en común. En este libro, se han clasificado los modelos en cuatro grandes grupos:

3. El primero de ellos es la valuación basada en los activos. Es de tipo contable, y se valúa una firma en función del valor que poseen sus activos en el presente. Se verán más adelantes tres casos.

4. El segundo de ellos es, a nuestro entender, el más importante, y se realiza a través del descuento de flujos de fondos, en inglés Discounted Cash-Flow, o DCF. en el que el valor de un activo se deriva del valor presente de los flujos de caja futuros que se espera que genere. En forma simplificada, existen dos tipos de valuación, una para toda la firma y otra para el capital accionario exclusivamente. En este segundo caso, la versión más acotada reemplaza los flujos de caja para el capital accionario por los dividendos: es el llamado Modelo de

Descuento de Dividendos, o DDM.

Estos modelos pueden ser categorizados sobre la base de supuestos acerca del crecimiento de la firma y de los flujos de caja en Modelos de Crecimiento Estable, de Dos Etapas o de Tres Etapas. Pueden avaluarse asimismo flujos de caja total (DCF tradicional) o bien excedentes (EVA).

5. El tercer grupo es la valuación relativa o a través del uso de múltiplos, es decir observando el precio de activos comparables en relación a alguna variable en común como ganancias, flujos de caja, valor libro o ventas. Asimismo, puede compararse el valor de la firma o bien del capital accionario.

6. El cuarto y último grupo de modelos usan métodos de fijación de precios a través del uso de opciones. Cuando una firma tiene la alternativa de realizar una inversión, puede valerse del método de valuación por opciones. Es el caso, por ejemplo, de una firma joven que tiene que decidir expandirse a mercados potenciales o bien de una empresa madura que tiene que tomar la decisión de explotar -o no- un yacimiento de recursos naturales. También puede usarse en el caso de existir la opción de liquidar empresas endeudadas en una situación económico-financiera comprometida.

Estos son esencialmente los cuatro métodos de valuación, con sus distintas variantes, que veremos más adelante. Sin embargo, existe otra técnica de valuación muy usada en la práctica, especialmente para grandes conglomerados (holdings), que consiste en valuar las distintas empresas subsidiarias o vinculadas a través de métodos de valuación distintos, por lo que podría considerarse una combinación de los métodos anteriores.

VALUACIÓN DE ACTIVOS REALES

Las empresas crean valor principalmente a través de la inversión y gestión de sus activos reales. Una tarea fundamental para la gerencia de finanzas es la correcta valorización de sus proyectos de inversión. Para ello deberá determinar los flujos de caja esperados del proyecto y descontarlos a una tasa de descuento que represente adecuadamente el costo de oportunidad de los fondos. Esto implica no sólo determinar las tasas asociadas a los distintos plazos, sino también la capacidad de estimar los premios por riesgo adecuados dependiendo de la naturaleza del proyecto. Una complicación adicional en este proceso es determinar la gestión óptima de la inversión (cuándo expandir el proyecto o cuándo abandonarlo) y, antes incluso de haber iniciado la inversión, determinar el momento óptimo para realizarla.

VALUACIÓN DE EMPRESAS

Realizar una correcta valuación de empresas depende en gran parte de la confiabilidad de la información financiera de la compañía. En las empresas con emisión pública de acciones los Estados Financieros o Estados Contables son revisados por contadores públicos y supervisados por el ente control estatal respectivo (en Argentina la Comisión Nacional de Valores). En tanto las compañías privadas no tienen ese Ñ-.

“La información financiera inexacta puede conducir a la sobre o infravaloración. Por estas.[Ñ razones, en una adquisición, el comprador suele ordenar una Auditoría de compra o “Due Dilligence” para validar las informaciones provistas por el vendedor.”

Los estados financieros se preparan de acuerdo con las normas contables vigentes en cada país (USGAAP en los Estados Unidos, Normas Contables Profesionales de la F.A.C.P.C.E. en la Argentina, etc.) y expresan los valores de los activos a su valor de costo o reposición.

La valuación de empresas es un proceso complejo que comprende una serie de etapas que los analistas encargados de la realización deben completar, a saber:

  • Conocer la empresa y su cultura.
  • Conocer al management de la empresa.
  • Conocer el negocio y su entorno.
  • Prever el futuro del sector y de la compañía.

Una vez cumplidas las etapas antedichas, se está en condiciones de obtener la valoración de la empresa en cuestión. La valuación no es una ciencia exacta, no existe un único valor para una compañía, sino un rango de posibles valores.