La tasa de interes

INTRODUCCIÓN

El dinero prestado a una tasa de interés fue una práctica común en los más remotos pueblos de la antigüedad, pero no siempre fue reconocido como un hecho legal. Es más, durante la Edad Media el cobro de interés era considerado como inmoral.

Posteriormente y a medida que el dinero se acumulaba a manos de los usureros y prestamistas, quienes financiaban muchas actividades comerciales e industriales, la filosofía tuvo que dar paso a los hechos y se empezó a aceptar el cobro de un precio por el uso del dinero como un hecho lícito.

La investigación que a continuación se desarrolla, trata principalmente el concepto de tasa de interés, sus diferentes modalidades, tales como la tasa de interés activa, pasiva, preferencial, real y externa. Así como también la tasa de referencia del Banco Central, conocida como la tasa de política monetaria (TPM), TPM Overnight, TPM Lombarda, qué sucede cuando la tasa de interés aumenta o disminuye, entre otros.

¿Qué es la Tasa de Interés?

Es la valoración del costo que implica la posesión de dinero producto de un crédito. Beneficio que causa una operación, en cierto plazo, y que se expresa porcentualmente respecto al capital que lo produce. Es el precio que se paga por el uso de fondos prestables.

La tasa de interés, tipo de interés o precio del dinero, en economía, es la cantidad que se abona en una unidad de tiempo por cada unidad de capital invertido. También puede decirse que es el interés de una unidad de moneda en una unidad de tiempo o el rendimiento de la unidad de capital en la unidad de tiempo.
También se define como el monto de dinero que corresponde a un porcentaje de una operación monetaria.

¿Cuál es el organismo encargado de fijar la tasa de interés?
La tasa de interés fijada por el banco central de cada país para préstamos (del Estado) a los otros bancos o para los préstamos entre los bancos (la tasa interbancaria). Esta tasa corresponde a la política macroeconómica del país (generalmente es fijada a fin de promover el crecimiento económico y la estabilidad financiera).

Factores determinantes de la tasa de interés.

El mercado, en el que se negocian valores tales como bonos, acciones, futuros, etc., por efecto de la oferta y la demanda, fija para cada clase de activos un tipo de interés que depende de factores tales como:

  •  Las expectativas existentes sobre la tasa de inflación y, en su caso, de la deflación.
  • El riesgo asociado al tipo de activo: los inversores exigen un tipo de interés mayor como contrapartida por asumir mayores riesgos.
  • La preferencia por la liquidez: cuanto menos líquido sea el activo, mayor compensación exigirán los inversores. Por este motivo los inversores suelen exigir retribuciones mayores por inversiones a mayor plazo.

¿Cómo influye la tasa de interés en la economía?

La tasa de interés, expresada en porcentajes, representa un balance entre el riesgo y la posible ganancia (oportunidad) de la utilización de una suma de dinero en una situación y tiempo determinado. En este sentido, la tasa de interés es el precio del dinero, el cual se debe pagar/cobrar por tomarlo prestado/cederlo en préstamo en una situación determinada. Si las tasas de interés fueran las mismas tanto para depósitos en bonos del Estado, cuentas bancarias a largo plazo e inversiones en un nuevo tipo de industria, nadie invertiría en acciones o realizaría depósitos en un banco.

Tanto la industria como el banco pueden ir a la bancarrota, un país no. Por otra parte, el riesgo de la inversión en una empresa determinada es mayor que el riesgo de un banco. Por lo tanto la tasa de interés será menor para bonos del Estado que para depósitos a largo plazo en un banco privado, la que a su vez será menor que los posibles intereses ganados en una inversión industrial.

Si una persona, empresa o gobierno requiere de dinero para adquirir bienes o financiar sus operaciones, es probable que solicite un préstamo. El interés que se pague sobre el dinero solicitado será el costo que tendrá que pagar por ese servicio. Como en cualquier producto, se cumple la ley de la oferta y la demanda: mientras más fácil sea conseguir dinero (mayor oferta, mayor liquidez), la tasa de interés será más baja; por el contrario, si no hay suficiente dinero para prestar, la tasa será más alta.

Diferentes Modalidades de la tasa de interés

Tasa de Interés Activa o de Colocación

Es la tasa de interés que reciben los intermediarios financieros de los demandantes por los préstamos otorgados. Es decir, la que te cobra el banco por el dinero que te presta.

Tasa de Interés Pasiva o de Captación

Es la tasa de interés que pagan los intermediarios financieros a los oferentes de recursos por el dinero captado. Es decir, la que te paga el banco por tus depósitos.

Tasa de Interés Preferencial

Es la tasa de interés más baja del mercado y que, haciendo honor a su nombre, se otorga a los clientes preferenciales. Éstos son los que por su gran solvencia, elevados niveles y regularidad de ingresos y flujos de efectivo, inmejorable record crediticio y perspectivas de crecimiento, implican el menor riesgo para las entidades financieras.

Por ejemplo: crédito regional selectivo, crédito a pequeños comerciantes, crédito a ejidatarios, crédito a nuevos clientes, crédito a miembros de alguna sociedad o asociación, entre otros.

Tasa de Interés Real

El tipo de interés real es la rentabilidad nominal o tasa de interés de un activo descontando la pérdida de valor del dinero a causa de la inflación. Su valor aproximado puede obtenerse restando al tipo de interés nominal y la tasa de inflación.1 Pero solo si la tasa de inflación no es demasiado grande, el tipo de interés real será aproximadamente el tipo nominal menos la inflación; en caso contrario hay que tener en cuenta los tipos de interés y la inflación en cada período.

Tasa de Interés Externa

Es el precio que se paga por el uso de Capital externo. Se expresa en porcentaje anual, y es establecido por los países o instituciones que otorgan los recursos monetarios y financieros.

La Tasa de Referencia del Banco Central

El principal objetivo de la política monetaria del Banco Central de la República Dominicana (BCRD) es la estabilidad de precios, según lo establece la Ley Monetaria y Financiera 183-02 y la Constitución Dominicana.
Esquema de Política Monetaria

El BCRD utiliza un Esquema de Metas de Inflación (EMI) como estrategia de política monetaria. La adopción de un EMI implica un fuerte compromiso por parte de las autoridades monetarias en alcanzar una meta explícita de tasa de inflación, dentro de un horizonte de política específico.

  • Meta de Inflación: Para el año 2017, y como medida de largo plazo, se ha establecido una meta de 4.0%, con un rango de tolerancia de ± 1.0%, definida en función de la variación interanual del Índice de Precios al Consumidor (IPC).
  • Instrumento de Política Monetaria: El BCRD utiliza una Tasa de Política Monetaria (TPM) como tasa de referencia para las operaciones de expansión y contracción al plazo de un día hábil. Para afectar el nivel de la tasa de interés interbancaria, el BCRD realiza intervenciones diarias que resultan de la subasta de Letras del BCRD y/o Reportos (REPOS) a un día, con rendimientos equivalentes a la TPM ± 150 puntos básicos.
    Proceso de Toma de Decisiones

Las decisiones respecto al nivel de la TPM y su corredor son tomadas por el Gobernador del Banco Central y los miembros del Comité de Operaciones de Mercado Abierto (COMA), en la Reunión de Política Monetaria celebrada en la última semana de cada mes.

En estas reuniones, los participantes analizan el comportamiento de los principales indicadores macroeconómicos, tanto internacionales como nacionales, en la medida que éstas representen un riesgo al nivel de inflación proyectado, que resultan de los modelos de pronóstico y las perspectivas de corto y mediano plazo para las diferentes variables.

Luego de considerar todas las informaciones disponibles, se genera un debate sobre la postura de política monetaria que garantice el cumplimiento de la meta de inflación en el horizonte de política y se toma una decisión sobre la TPM.

Política de Comunicación

Al final de cada Reunión de Política Monetaria, el BCRD emite un comunicado de prensa, en el cual informa al público la decisión adoptada y expone los principales argumentos que la apoyan. Adicionalmente, el BCRD publica semestralmente el Informe de Política Monetaria (IPoM), que contiene un análisis detallado de las condiciones externas e internas observadas durante este período y las proyecciones de las variables macroeconómicas más importantes con un balance de riesgos sobre el nivel de precios.
El Banco Central, a partir del mes de febrero, introdujo cambios en el manejo de la política monetaria de corto plazo con nuevas tasas y mecanismos que contribuirán a eficientizar el proceso de manejo de liquidez del mercado.

Anteriormente, la política monetaria estaba basada en dos tasas de interés, la Overnight y la Lombarda.

La Tasa Overnight

También conocida como tasa de depósitos remunerados de corto plazo, era la tasa que el Banco Central le pagaba a las instituciones financieras por el exceso de liquidez que era depositado diariamente en el BC. Esta tasa, desde finales del año pasado, era de 5% anual.

La Tasa Lombarda

Era la tasa a la que los bancos comerciales y demás instituciones financieras podían tomar fondos prestados del Banco Central, a un costo de 7% anual. Entre la tasa Overnight y la tasa Lombarda fluctúa la tasa interbancaria, que es aquella que utilizan los bancos para prestarse fondos entre sí.
Una de las nuevas medidas dispuestas por la Junta Monetaria es sustituir ambas tasas por una tasa de interés única llamada Tasa de Interés de Política Monetaria (TMP). Esta tasa servirá de referencia para las facilidades permanentes de liquidez, tanto de contracción como de expansión monetaria, que realice la institución con las entidades financieras.

La otra medida introducida por la Junta Monetaria es la realización de subastas diarias de expansión y contracción también referenciadas a la TPM. Dependiendo de las condiciones de liquidez del mercado, si el Banco Central necesita contraer, por ejemplo, en RD$5,000 millones la cantidad de dinero de la economía, realizará una subasta de Letras entre todas las entidades que deseen participar, y la tasa de rendimiento máxima será la TPM.

Estas subastas, en teoría, deberían reducir el costo de los intereses pagados por el Banco Central, debido a que los ganadores serán aquellas entidades que estén dispuestas a competir por las tasas más bajas para lograr una adjudicación.

¿Qué ocurre si se aumenta la tasa de interés?

Al subir la tasa de interés, entre otros muchos efectos, el más importante y de mayor impacto para el sector empresarial y para la economía, es el incremento de los créditos, de suerte que las empresas verán incrementado el costo de su financiación y sus costos en general, redundando esto en una menor rentabilidad e inclusive en una pérdida de mercado para algunas de ellas.

Como aspecto positivo, se podría rescatar el incremento del ahorro que se puede presentar, porque la gente dejará de consumir, y en cambio preferirá ahorrar puesto que el subir la tasa de interés, la remuneración por sus ahorros se incrementará también, pero esto obviamente en detrimento del consumo, puesto que este ahorro no obedece a un mayor ingreso de la gente sino a un menor consumo.
Al resentirse el consumo como consecuencia del encarecimiento del dinero, la inflación puede ceder, consecuencia que se puede considerar positiva, al menos para algunos.

¿Qué ocurre si se disminuye la tasa de interés?

Al bajar la tasa de interés, los que estaban disgustados al subirla, ahora estarán contentos, puesto que el costo del crédito se reducirá, el consumo y a la vez la demanda se incrementará, lo cual favorece directamente a la empresa, y en su conjunto la economía puede experimentar algún crecimiento.

Caso contrario les sucede a los ahorradores que ahora verán cómo sus ahorros no son bien remunerados, por lo que muy posiblemente decidan mejor adquirir bienes aprovechando que los créditos no son tan costosos, lo que unido a sus ahorros, otorga a la gente una gran capacidad de consumo.

El principal efecto negativo de la baja de la tasa de interés, es el eventual incremento de la inflación, puesto que al incrementarse el consumo, la demanda, los precios de los bienes y servicios tienden a subir, y es precisamente por esa razón que el banco de la república ha optado por mantener una tasa de interés relativamente alta.

¿Qué ocurre si la tasa de interés se mantiene invariable?

En este caso, la situación sigue igual y quienes tenían expectativas de mejorar, pues se sentirán frustrados, en especial el sector empresarial que espera aliviar el costo de financiación de capital de trabajo, y al poco estímulo al consumo como consecuencia de no bajar la tasa de interés.

Si la tasa de interés está muy alta, naturalmente que se espera una reducción. Si la tasa está a un nivel medio, equilibrado, seguramente todos estarán más contentos si no se modifican, algo en que nunca parecen coincidir los empresarios y el banco de la república.

El estado está interesado tanto en el control de la inflación como en el crecimiento económico, por lo que siempre estará frente a una eterna contradicción, puesto que si la tasa de interés se baja, la economía podría crecer y la inflación también; y si la tasa de interés se sube la inflación podría ceder pero la economía se puede resentir.

CONCLUSIÓN

Al concluir la presente investigación y de acuerdo a la hipótesis: “La tasa de interés como instrumento de la política monetaria”, podemos afirmar que la misma se acepta por las siguientes razones:

  • De la aplicación de las tasas de interés activas y pasivas se deriva el ahorro y la inversión, de estas variables depende el desarrollo económico del país.
  • La tasa de interés activa en el crédito y la pasiva en el ahorro no es conveniente para los ciudadanos emprendedores e inversionistas que confían en el sistema financiero.
  • Los ahorros en un país constituyen la medida de su capacidad para la inversión, factores importantes para que la economía crezca y genere empleos.

Además, podemos resaltar la relevancia de la existencia de un ente regulador de las tasas de interés en el sistema financiero nacional, ya que afectan a todas las personas naturales y jurídicas del país.

El Banco Central de la Republica Dominicana es el eje principal de este sistema, cuenta con las facultades necesarias para cumplir el rol de agente regulador entregado por el Estado, con sus funciones y atribuciones que persiguen el cumplimiento de las normas exigidas a todas las instituciones financieras que actúan en el Mercado Nacional (privadas o públicas) e Internacional.