Norma Internacional de Auditoría 200

Objetivos Generales del Auditor Independiente y Conducción de Una Auditoría, de Acuerdo con las Normas Internacionales de Auditoría

Introducción

Esta norma de auditoría expone las responsabilidades del auditor independiente al momento de llevar a cabo una auditoría de estados financieros basándose en las normas internacionales. Expone los objetivos generales del auditor independiente y explica la naturaleza y el alcance de la auditoría diseñada para cumplir dichos objetivos. Asimismo se presentan los requisitos estableciendo las responsabilidades generales del auditor independiente para cumplir con la norma.

Es importante mencionar que las normas son elaboradas para contextos de auditorías de estados financieros realizadas por un auditor. Estas pueden ser adaptadas cuando sea necesario, para otra información financiera histórica, sin embargo es responsabilidad del auditor asegurar el cumplimiento de las obligaciones legales, de regulación o profesionales relevantes.

El propósito de una auditoría es aumentar el grado de confianza de los presuntos usuarios en los estados financieros. Los estados financieros son elaborados por la administración de la envidad, la cual ejerce su juicio al hacer estimaciones contables, seleccionar y aplicar las políticas contables apropiadas. La auditoría se conduce con la premisa de que la administración reconoce y entiende las responsabilidades fundamentales para la realización de esta de acuerdo con las normas, sin imponer responsabilidades. Es necesario que el auditor obtenga el acuerdo de la administración, basándose en esta premisa, como condición del desarrollo de la auditoría.

Para la elaboración de los estados financieros se debe identificar un marco de referencia de información financiera aplicable e incluir una descripción adecuada del mismo. Es por esto que el auditor expresa una opinión sobre si los estados financieros están preparados en todos los aspectos importantes de acuerdo al marco de referencia de información financiera aplicable. Dicha opinión establece si los estados financieros son razonables o dan un punto de vista verdadero y razonable de acuerdo con el marco de referencia. La opinión del auditor no asegura la viabilidad futura de la entidad ni la eficacia o efectividad de la administración de la entidad; cuando se requiere opinión sobre estos aspectos se debe realizar por separado y como trabajo adicional siguiendo las normas internacionales de auditoría relevantes.

Las normas y los requisitos éticos aplicables permiten al auditor establecer su opinión, la cual depende del marco de referencia de información financiera aplicable y cualquier ley o regulación relevante. Al momento que el auditor acepta el trabajo de auditoría, está aceptando la responsabilidad de actuar a favor del interés público, cumpliendo no solo las necesidades de su cliente, sino acogiéndose a los requisitos establecidos en el Código de Ética para contadores profesionales, el cual establece los principios fundamentales de ética profesional relevantes al auditor cuando conduce una auditoría, estos principios son:

  • Integridad: El auditor debe ser sincero y honesto en todas las relaciones profesionales y de negocios.
  • Objetividad: El auditor no debe permitir que favoritismos o conflictos de interés influyan en sus juicios profesionales.
  • Competencia profesional y debido cuidado: El auditor debe mantener sus habilidades y conocimientos profesionales en el nivel apropiado y actualizados para prestar un servicio de calidad y competente, de acuerdo a las legislaciones o regulaciones vigentes.
  • Confidencialidad: El auditor debe respetar la confidencialidad de la información obtenida como resultado de su trabajo, y no debe revelar la información a terceros que no cuenten con la debida autorización.
  • Conducta profesional: El auditor debe cumplir con los reglamentos y leyes relevantes, así como rechazar cualquier acción que desacredite a la profesión.

Cuando los estados financieros son de interés público, el auditor debe ser independiente de la entidad, lo que salvaguarda la capacidad del auditor para su opinión sin que lo afecten influencias que podrían comprometer dicha opinión. La Norma Internacional de Control de calidad es la responsable de hacer cumplir estos requerimientos, y asegurar un desarrollo adecuado de la auditoría.

Objetivos

El objetivo del auditor es expresar su opinión sobre los estados financieros; como base para la opinión del auditor, las normas requieren que el auditor obtenga una seguridad razonable, con un alto nivel de seguridad y suficiente evidencia para reducir el riesgo de auditoría, sobre si los estados financieros, como un todo, están libres de representaciones erróneas debido a fraude o error. Sin embargo no hay un nivel absoluto de seguridad, debido a que la evidencia en la que se basa el auditor puede ser más persuasiva que conclusiva.

El auditor maneja un grado de importancia relativa durante la auditoría identificando los efectos de las representaciones erróneas identificadas y representaciones no corregidas en la auditoría. Estas representaciones erróneas pueden considerarse de importancia relativa si influyen en las decisiones económicas que tomaran los usuarios basándose en los estados financieros. Debido a que el auditor maneja los estados financieros como un todo, no es responsable de detectar representaciones erróneas que no sean de importancia relevante para los estados financieros como un todo. Es importante mencionar que el auditor no puede reducir el riesgo de auditoría a cero ni obtener absoluta seguridad de que los estados financieros estén completamente libres de representación errónea de importancia relativa, debido a que hay limitaciones inherentes de una auditoría que pueden surgir de la naturaleza de la información financiera y procedimientos de auditoría, y de la necesidad de desarrollar la auditoría en un periodo razonable de tiempo a un costo razonable. Es por esto que es necesario que el auditor planee la auditoría para desarrollarla efectivamente, enfocándose a las posibles áreas de las que se espera encontrar representación errónea de importancia relativa, obteniendo así un porcentaje mayor de seguridad razonable. Por esta razón, las normas internacionales de auditoría requieren que el auditor:

  • Ejerza su juicio profesional y mantenga un escepticismo profesional durante la planeación y desarrollo de la auditoría, para reducir el riesgo de pasar por alto circunstancias inusuales o sobre generalizar. El auditor desarrolla la auditoría basándose en la confiabilidad de la información, en caso de que exista duda sobre dicha confiabilidad o existan indicios de posible fraude, el auditor debe hacer una investigación adicional y determinar que modificaciones a los procesos de auditoría son necesarias.
  • Identifique y evalúe riesgos de representación errónea de importancia relativa, ya sea debido a fraude o error, basándose en el entendimiento de la entidad, su entorno y control interno.
  • Obtenga suficiente evidencia apropiada de auditoría sobre si las representaciones erróneas de importancia relativa existen, a través del diseño e implementación de respuestas apropiadas a riesgos evaluados.
  • Establezca una opinión sobre los estados financieros basándose en conclusiones obtenidas de la evidencia de la auditoría.
  • Dictamine sobre los estados financieros y comunique de acuerdo con los resultados obtenidos. En caso de que no se pueda obtener seguridad razonable y el dictamen de la auditoría sea insuficiente para fines de información a los presuntos usuarios de los estados financieros, se requiere que el auditor se abstenga de opinión o se retire del trabajo, cuando sea posible bajo las leyes o regulaciones aplicables. Otras responsabilidades del auditor pueden ser establecidas por las normas internacionales de auditoría o leyes o regulaciones aplicables.

Es importante mencionar que los objetivos de la auditoría son los mismos independientemente del tamaño y complejidad de la entidad, la diferencia es la planificación y ejecución de la auditoría de acuerdo a la entidad y sus necesidades.

Definiciones

Las normas internacionales de auditoría manejan conceptos, que se hacen necesarios de clarificar para el desarrollo apropiado de la auditoría y aplicación de las normas. A continuación se presentan los términos principales utilizados para fines de las normas internacionales de Auditoría.

  • Marco de referencia de información financiera aplicable: Es el marco de referencia adoptado por la administración de la entidad, o en su defecto por quienes estén encargados de la elaboración de los estados financieros, que sea aceptable de acuerdo a la naturaleza de la entidad y objetivo de los estados financieros o requerido por la ley o regulación. Un marco de referencia de información financiera es establecido por organizaciones autorizadas y reconocidas que establecen normas, o por requisitos de legislación o regulación. Además el marco de referencia puede abarcar otras fuentes, como lo son el entorno legal y ético, publicaciones sobre temas contables, prácticas generales o literatura contable. Algunos marcos de referencia son de presentación razonable y se refieren a un marco que requiere cumplimiento con los requisitos del marco referencia, y puede ser necesario que la administración proporcione revelaciones más allá de las requeridas en el marco de referencia o se desvíe de un requisito para lograr una presentación razonable de los estados financieros. Esto se puede presentar solo en extremas circunstancias. Cuando no se reconoce que se deben realizar estos procedimientos se denomina Marco de referencia de cumplimiento.
  • Los requisitos del marco de referencia determinan la forma y contenido de los estados financieros, e incorporan suficientes principios que pueden servir de base para desarrollar y aplicar políticas de contabilidad que sean uniformes al marco de referencia. En cuanto al contenido de los estados financieros, la mayoría de los marcos de referencia solicitan información sobre la posición financiera, desempeño financiero y flujo de efectivo de la entidad, soportándola con hoja de balance, un estado de resultados, estado de cambios en capital, estado de flujo de efectivo y notas relacionadas. En algunos casos el marco de referencia solo requiere un estado financiero y notas relacionadas.
  • Evidencia de auditoría: Información usada por el auditor para establecer sus conclusiones, en las que se basa para expresar su opinión. La evidencia de auditoría incluye los registros contables que fundamentan los estados financieros y otra información. La evidencia debe ser suficiente y apropiada, asegurando su relevancia y confiabilidad para dar soporte a las conclusiones que fundamentan la opinión del auditor. La confiabilidad de la evidencia depende de su fuente, naturaleza y circunstancias en que se obtuvo.
  • Riesgo de auditoría: Es el riesgo de que el auditor exprese una opinión inapropiada de la auditoría cuando los estados financieros están representados de una manera errónea de importancia relativa. Esta es una función de los riegos de representación errónea y detección de errores. La valoración de los riesgos de basa en procedimientos de auditoría para obtener la información y evidencia necesaria, y es asunto de juicio profesional del auditor.
  • Auditor: Es la persona o grupo de personas capacitadas y experimentadas que se designan por una autoridad competente para revisar, evaluar y examinar los estados financieros de una entidad, y dictaminar sobre estos realizando las observaciones y recomendaciones pertinentes. El auditor es responsable de la conducción de la auditoría. Los términos socio de trabajo o firma se usan cuando las normas lo disponen.
  • Riesgo de detección: Es el riesgo de que los procedimientos desarrollados por el auditor para reducir el riesgo de auditoría, no detecten representaciones erróneas que podrían ser de importancia relativa, ya sean individuales o en agregado con otras representaciones erróneas. Es por lo tanto, una función de efectividad de un procedimiento de auditoría y su aplicación. Para cumplir a cabalidad con esta efectividad, el auditor debe desarrollar una planeación adecuada, asignar personal apropiado, supervisar y revisar el trabajo de auditoría, y ejercer su juicio profesional y escepticismo profesional.
  • Estados financieros: Es una representación estructurada de la información financiera histórica, que presentan los recursos económicos u obligaciones de una entidad en un período determinado de acuerdo con un marco de referencia de información financiera. Incluyen notas que hacen referencia a las políticas de contabilidad importantes y otra información aclaratoria. El término puede referirse a un paquete completo de estados financieros o a un solo estado financiero.
  • Información histórica financiera: Es la información financiera de una entidad, derivada de su sistema de contabilidad sobre eventos, circunstancias o condiciones económicas presentadas en periodos específicos en el pasado.
  • Administración: Persona o grupo de personas con responsabilidades ejecutivas encargadas de dirigir las operaciones de una entidad, como los son la organización, dirección y control de los recursos de la entidad, con el fin de obtener el máximo beneficio posible, ya sea económico o social, de acuerdo a los fines de la entidad.
  • Representación errónea: Es la diferencia entre un aspecto reportado en un estado financiero y lo requerido por el marco de referencia de información financiera aplicable. Estas representaciones pueden originarse por error o fraude. Cuando el auditor expresa su opinión sobre los estados financieros, las representaciones erróneas pueden también incluir ajustes de cantidades, clasificaciones, presentaciones o revelaciones, que a juicio del auditor pueden ser necesarios para que los estados financieros se presenten razonablemente o den un punto de vista verdadero y razonable.
  • Premisa: Está relacionada a las responsabilidades de la administración, o de quienes estén a cargo, sobre la cual se conduce una auditoría. Dicha administración tiene el conocimiento y entendimiento de la responsabilidad de preparar los estados financieros de acuerdo al marco de referencia de información financiera aplicable, incluyendo su presentación razonable, y el control interno que la administración determine necesario para la elaboración de estados financieros libres de representaciones erróneas, debidas a fraude o error. Además tiene la responsabilidad de proporcionar al auditor el acceso a toda la información relevante y adicional para la elaboración de todos los estados financieros, así como el acceso a las personas que el auditor determine necesario para obtener evidencia de la auditoría.
  • Juicio profesional: Es la aplicación del entrenamiento, conocimiento y experiencia en contextos proporcionados por las normas de auditoría, contabilidad y ética; en la toma de decisiones apropiadas sobre los cursos de acción de las auditorías para lograr juicios razonables. Estas decisiones tienen significado sobre importancia relativa, riesgos de auditoría, naturaleza de los procedimientos de auditoría, la evaluación de la evidencia y juicios de la administración al aplicar el marco de referencia, y comunicación de conclusiones con base en la evidencia obtenida. Esto con el fin de realizar una auditoría apropiada y aplicar los principios de auditoría y contabilidad relevantes.
  • Escepticismo profesional: Actitud de cuestionarse, estar atento a condiciones que pueden indicar una posible representación errónea debido a fraude o error, y evaluar críticamente la evidencia de auditoría. Esto incluye estar alerta a evidencia que contradice otra evidencia obtenida durante la auditoría, información que cuestiona la confiabilidad de documentos o indica posible fraude, y circunstancias que demandan la necesidad de procedimientos de auditoría adicionales a los requeridos por las normas, considerando la suficiencia y propiedad de la evidencia de auditoría obtenida.
  • Seguridad Razonable: Alto nivel de seguridad, no absoluta, que permite al auditor tener una base sólida para dictaminar sobre los estados financieros.
  • Riesgo de representación errónea de importancia relativa: Riesgo de que los estados financieros muestren una representación errónea de importancia relativa antes de una auditoría. Los riesgos de representación errónea se pueden presentar en dos niveles, a nivel general del estado financiero, representaciones erróneas relacionadas al estado financiero como un todo. Y a nivel aseveración para transacciones, saldos de cuenta y revelaciones, que se valoran para determinar la naturaleza, oportunidad y extensión de procedimientos de auditoría adicionales para obtener suficiente evidencia apropiada de auditoría. Estos riesgos pueden ser inherentes o de control. El riesgo inherente es la susceptibilidad de una aseveración sobre una transacción, saldo de cuenta, o revelación de una representación errónea de importancia relativa considerada antes de cualquier control. Y el riesgo de control es el riesgo de que una representación errónea que ocurra en una aseveración sobre una transacción, saldo de cuenta, o revelación y que pueda ser de importancia relativa, no se detecte o corrija a tiempo por los controles internos de la entidad. El riesgo de control es una función de efectividad del diseño, implementación y mantenimiento del control interno por la administración para atender riesgos que amenazan el logro de los objetivos de la entidad relevantes a los estados financieros. Este control puede solo reducir pero no eliminar los riesgos de representación errónea de importancia relativa.
  • Encargados del gobierno corporativo: La persona u organización (personal de administración, miembros del consejo, administrados-dueño) con la responsabilidad de supervisar la dirección estratégica de la entidad y obligaciones relacionadas a la rendición de cuentas de la entidad, lo que incluye supervisar el proceso de información financiera.

Requisitos

El auditor debe cumplir con los requisitos establecidos por las normas internacionales de auditoría relevantes al momento de planear y desempeñar una auditoría, estos requisitos soportan cada objetivo del auditor. Es por esto que el auditor debe entender las normas internacionales completamente y por ende entender sus objetivos y aplicar sus requisitos de modo apropiado y así presentar su dictamen de la auditoría. El auditor debe cumplir con cada requisito, a menos que la norma internacional de auditoría no sea relevante en las circunstancias dadas. En estos casos el auditor puede juzgar necesario desviarse de un requisito de la norma, para lo cual deberá llevar a cabo procedimientos de auditoría alternativos para lograr el objetivo del requisito. Si el objetivo de la norma no puede lograrse, el auditor debe evaluar si esto impide alcanzar los objetivos generales de la auditoría, modificando así la opinión del auditor o solicitando el retiro del trabajo, cuando es posible, lo que requiere presentar documentación de acuerdo con la norma internacional de auditoría 230.

A continuación se presentan los requisitos:

  • Requisitos éticos relacionados a una auditoría de estados financieros: El auditor está sujeto a requisitos éticos relevantes y pertinentes a independencia, relacionados a auditorías de estados financieros. Estos requisitos están comprendidos en el Código de Ética para contadores profesionales, presentados con antelación en el presente documento, que expone los principios fundamentales relevantes al auditor al momento de conducir la auditoría, incluyendo los relacionados a la independencia del auditor para salvaguardar su capacidad al momento de establecer su opinión influencias, permitiéndole ser objetivo y actuar con integridad, manteniendo una actitud de escepticismo profesional.
  • Escepticismo profesional: Para obtener una seguridad razonable, el auditor debe mantener una actitud de escepticismo profesional durante toda la auditoría, teniendo una posición crítica y evaluativa sobre la evidencia de la auditoría, para identificar su validez y estar alerta a evidencia que pueda contradecir la veracidad de los documentos o representaciones de la administración. Esta actitud le permite al auditor reducir el riesgo de pasar por alto circunstancias sospechosas o condiciones que puedan indicar posible fraude.
  • Juicio profesional: El auditor debe aplicar los conocimientos técnicos y experiencia relevantes para seleccionar posibles cursos de acción dentro de la auditoría, para ejercer correctamente su profesión y realizar de una manera apropiada la auditoría. Los entrenamientos, conocimientos y experiencia del auditor le permiten desarrollan competencias necesaria para lograr juicios razonables. El juicio profesional es indispensable al momento de evaluar la evidencia de auditoría, determinar la importancia relativa y riesgos de auditoría, y dictaminar sobre los estados financieros.
  • Suficiente evidencia apropiada de auditoría y riesgo de auditoría: Una parte importante del trabajo del auditor es obtener y evaluar evidencia de auditoría, lo que le permite soportar su opinión y dictamen de la auditoría. El auditor puede obtener estas evidencias de diferentes fuentes, como auditorías previas, procedimientos de control de calidad, registros contables, e incluso la falta de información se convierte en evidencia, cuando por ejemplo la administración se niega a proporcionar documentos o información requerida.
  • El auditor debe tener una base para la identificación y valoración de riesgos de representación errónea de importancia relativa.
  • Conducción de una auditoría de acuerdo a las Normas Internacionales de Auditoría para alcanzar los objetivos propuestos, y cumplir con los requisitos tanto de las normas internacionales, como los legales o de regulación vigentes. Cuando se trata de auditorías del sector publico las responsabilidades del auditor pueden verse afectadas debido a las obligaciones de la entidad del sector publico